domingo, 2 de diciembre de 2012

Quesos en el Rugby



El mundo de rugby, aunque selecto y muchas veces demasiado exclusivo, es pequeño y por eso sus integrantes rara vez son conocidos fuera de su ámbito. Este es el caso de Carlos Alejandro Elder, jugador del equipo “San Albano”. “Charlie” como lo llaman sus amigos es un joven de unos veintidós años que mide 1,91 metros de altura, pesa 92 kilógramos y calza 46 según la medida europea, 13 en la norteamericana.


Como buen jugador de rugby, Carlos Elder es alto, robusto y patón. Hasta aquí ninguna novedad pues la gran mayoría de los jugadores de rugby son altos, robustos y patones. Lo que en cambio unos pocos rugbiers tienen en común es su condición de “Queson”.
¿Qué es un “Queson”? Sin duda, la palabra “Queson” parece hacer referencia a un Queso grande, y en efecto esto es así en parte. Ahora bien, ¿Decir que un rugbier es un Queson significa que un rugbier es un Queso grande?. Bueno, desde un punto de vista metafórico, sí.
Un “Queson” es un asesino de mujeres que se caracteriza por arrojar grandes Quesos a sus víctimas. Los Quesones suelen ser altos y tener pies grandes con olor a Queso, de allí a que sean Quesones. No cualquiera puede ser Queson. Pero Carlos Elder sí podía serlo y en efecto, lo era.



De esta manera, Carlos Elder sigue la tradición de otros jugadores de rugby, también Quesones, como el gran Carlos Ignacio Fernández Lobbe, considerado en el ranking de los Quesones como el Queson n° 2, detrás de Carlos Bossio, el Queson n° 1.
No podemos olvidar tampoco a los mellizos Carlos Gerardo y Carlos Isaac Lazcano Miranda, grandes Quesones. Carlos Elder es alto y patón como dijimos más arriba con su 1,91 metros de altura y su pie número 46. Pero parece petiso si lo ponemos al lado de Carlos Ignacio Fernández Lobbe (1,94 de altura, 50 de calzado) y más aún al lado de los Lazcano Miranda (los mellizos miden 1,98 metros y calzan 50).
Como dijimos, Carlos Elder es Queson. Y como tal asesinaba chicas. A diferencia de Fernández Lobbe, que utiliza cuchillos en sus crímenes, Elder siempre utiliza un revolver calibre 45, largo con silenciador. Con eso asesina a sus víctimas. Suele vestirse en forma elegante con trajes grises y guantes negros para cometer sus asesinatos.


Carlos “Charlie” Elder comenzó su carrera criminal asesinando a una chica en una boutique. La chica llamada Lorena Solimano era vendedora de una boutique y al parecer había sido novia de un rugbier llamado Lucas Ostiglia. Por esta razón, Carlos “Charlie” Elder la eligió como víctima.
Primero, en un auto, espero que la vendedora quedara sola en la boutique. Eran las horas de la siesta, y la mayoría de los negocios estaban cerrados. Pero la boutique permaneció abierta a pesar de que casi no había gente en la calle. Carlos “Charlie” Elder aprovechó para almorzar mientras esperaba. Como buen Queson, el almuerzo consistió en un enorme trozo de Queso Gruyere.
Cuando la chica quedó sola en el local, Carlos se bajó del auto, guardó el revolver en su saco, y sacó una valija. Ingresó a la boutique, y sin mediar palabra, sacó el revolver y disparó sobre la chica. Esta, sorprendida, nada pudo hacer. Seis balazos impactaron en el cuerpo de la chica que murió en forma inmediata. Cuatro balazos en el pecho, dos en la cabeza. Carlos sacó de la valija un Queso Gruyere y lo tiró sobre el cadáver de la víctima. Antes de abandonar el local pronunció en voz alta la palabra “Queso” y se fue.


Ya hablaremos sobre otros crímenes cometidos por Carlos “Charlie” Elder.
Carlos Elder es un jugador de rugby del club San Albano, mide 1,91 metros y calza cuarenta y seis. Sus amigos lo llaman "Charlie" y le gusta comer mucho Queso. Gran parte de su alimentación consiste en Queso. Y Carlos Elder es un gran asesino de mujeres. A veces se pone guantes negros en las manos y con un revolver cuarenta y cinco con silenciador asesina a alguna chica inocente a balazos. Luego le tira un Queso. Por eso, por asesinar mujeres y tirar Quesos, Carlos Elder es un Queson.
En una ocasión Carlos Elder viajaba con una chica en un auto. De golpe, entro por un camino que pasaba en una zona donde no había nada. Y estaciono el auto al costado de la ruta.
Hizo bajar a la chica del auto. "¿Por qué, Carlos?" preguntó la chica. "La goma, hay un problema en las gomas" dijo Carlos Elder.
Y la chica bajó del auto. Carlos Elder aprovechó para ponerse los guantes negros, sacar el revolver con el silenciador, y tambien bajo del auto.
Apunto a la chica con el revolver.
"¿Por qué?" dijo la chica.
"Porque me llamo Carlos" contesto Carlos Elder, y la asesinó disparandole seis balazos. Fue casi un fusilamiento. Tras asesinarla, Carlos Elder le tiro un Queso y se fue.


1 comentario:

  1. El inicio de cuento infantil y otra probada de tu rara obsesión con los quesos que afea todos tus relatos me hace preguntarme si de verdad anhelas ser tomado en serio como escritor. Este asesino patón que tiene una fijación ratonesca (lo digo por lo que un ratón siente por su lactea comida) me parecería más cerca del género humor que del suspenso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...