martes, 12 de julio de 2016

Charly y Carlitos, mellizos asesinos


La abogada, la doctora Tamara Torres, recibió a sus dos clientes cuando la jornada laboral estaba finalizando. Se asustó un poco al ver que sus dos clientes eran dos hermanos mellizos, los rugbiers Carlos Gerardo (“Charly”) y Carlos Isaac (“Carlitos”) Lazcano Miranda. Eran dos muchachos muy altos y patones, cada uno medía 1,97 metros y calzaban como cincuenta. Los mellizos estaban vestidos de traje, como para ir a una fiesta, y cubrían sus manos con guantes negros.
- Buenas tardes soy la doctora Tamara Torres.
- Carlos Gerardo Lazcano Miranda.
- Carlos Isaac Lazcano Miranda.
- Vaya, vaya, los dos se llaman Carlos…
- A mí me llaman Charly – aclaró Carlos Gerardo.
- Y a mí Carlitos – completó Carlos Isaac.
- Bueno, señores, soy toda oídos, ¿Qué es lo que necesitan?
- Ante todo le traemos un regalo, un obsequio, espero que le guste – dijo Charly.
Carlitos levantó un enorme paquete, lo apoyó sobre la mesa, y le dijo:
- Espero sea de vuestro agrado.
La abogada abrió el paquete, aunque ya se imaginaba lo que sería, pues sí tiene forma de Queso y olor a Queso, lo más probable es que sea un Queso.
Y efectivamente era un Queso, un enorme y gigantesco Queso Gruyere, con sus agujeros bien voluminosos…
- ¡Un Queso! – dijo la abogada, un tanto extrañada – Bueno, una sorpresa, se lo agradezco.
- Es que somos Quesones – dijo Charly, mientras sacaba un enorme cuchillo – y nos gusta asesinar mujeres como usted.
- A nuestras víctimas les arrojamos un Queso – dijo Carlitos, también con un cuchillo en sus manos – y usted será nuestra próxima víctima.
- ¡Noooooo! – gritó aterrorizada la mujer.
Mientras se arrinconaba y los dos rugbiers la rodeaban, cuchillo en mano, la mujer se resistió como pudo, para nada pudo hacer ante la furia criminal de dos hombres que medían dos metros y calzaban cincuenta. Charly y Carlitos la apuñalaron sin compasión alguna, y fue un auténtico baño de sangre, pues le aplicaron como cuarenta o cincuenta cuchillazos como cada uno. 
Cuando terminaron, los mellizos asesinos tomaron un enorme y gigantesco Queso Gruyere, lo arrojaron sobre la mujer, y dijeron al unísono:
- Queso.


1 comentario:

  1. los mellizos Lazcano Miranda, grandes promesas del rugby tipo 97/98, despues no paso nada

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...