sábado, 25 de junio de 2016

Carlos Quintana, el “Hacha”


Existe un futbolista alto (1,92 metros) y patón (calza 46) famoso por ser experto en jugar en equipos del ascenso. Su nombre completo es Carlos Gustavo David Quintana y le dicen “el Hacha”…
Adivinen por qué lo llaman de esta manera…
No sabemos dónde fue, quizás fue en Pergamino, o bien Paraná o Córdoba, o quizás ocurrió en las tres ciudades una y otra vez, y quizás en algunas más, pudieron haber sido cuatro, cinco o seis, o vaya uno a saber…
Según me han contado, una noche el tal Carlos Quintana se miró al espejo, se puso guantes negros en sus manos, se vistió con un piloto de color negro, agarró el hacha, y dijo:
- Está noche asesinaré a una mujer.
Pudo haber salido de su casa en ese momento, pero se dio cuenta que le faltaba un detalle importante… el Queso.
Agarró entonces un gran Queso, con grandes agujeros, y otra vez mirando al espejo dijo en voz alta:
- Me llamo Carlos, soy un asesino Quesón, y esta noche asesinaré a una mujer y le tiraré un Queso…


Carlos el Hacha Quintana salió entonces de su casa y pensó…
“Sí, todo bien, asesinaré a una mujer, pero ¿A quién?” y empezó a pensar y tras reflexionar eligió a su víctima…
“Jimena Bonn, ella será mi víctima esta noche”
¿Quién era Jimena Bonn? Una mina de esas que hacen publicidades con gorritas en los partidos de fútbol y en las carreras de turismo por carretera…
Carlos Quintana tocó el timbre en el departamento de Jimena Bonn…
“¿Quién es?” contestó la chica asombrada…
“Carlos Gustavo David Quintana” fue la respuesta del futbolista “también conocido como el Hacha Quintana”.
“¡Qué sorpresa Hacha!” le dijo la chica que obviamente conocía al futbolista “no esperaba recibirte ahora”.
“¿Esperabas a alguien, acaso?”
“Sí” contestó la chica “pero no te preocupes, llegará tarde, podes quedarte un rato, ¿Querés una Copa, Carlos?”
“Dame lo que sea” le contestó Quintana.
“¿Qué es ese paquete, Carlos?”
“Un Queso”
“¿Un Queso? ¿Y para que trajiste un Queso?”
“Para tirarlo encima de tu cadáver cuando termine de partirte a hachazos”
Carlos Quintana entonces levantó el hacha y atacó a la mujer en forma cruel y salvaje. La chica opuso una férrea resistencia pero obviamente apenas pudo hacer algo ante la furia del asesino…
Cuando el asesino finalizó su sanguinaria tarea a hachazo limpio, el futbolista tomó el Queso, ese gran Queso con grandes agujeros, y lo tiró sobre su víctima diciendo en voz alta:
“Queso”.
Carlos el Hacha Quintana abandonó el lugar con total impunidad. Al día siguiente los medios hablaban de un nuevo asesinato de “el Quesón” como llamaban a este criminal extrañó que asesinaba a hachazos a mujeres y les tiraba un Queso…


1 comentario:

  1. ja ja ja muy bueno este cuento del Hacha Quintana y lo del Queso!!! para cagarse de risa!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...