El Asesino de Elizabeth Loaiza y Ariadna Gutiérrez


Antes de la entrega del Queso de Oro, cuestión que ya hemos comentado en un relato anterior (1), ocurrió lo que voy a contaros a continuación. La famosa modelo colombiana Elizabeth Loaiza (2), Miss Colombia y participante de Miss Mundo, regresó de uno de sus viajes y llegó al Aeropuerto Internacional de Bogotá, El Dorado.
Ya había retirado las valijas y se preparaba para salir del aeropuerto, cuando una mujer de unos cincuenta y pico de años, en evidente estado de ebriedad y con olor a alcohol se paró encima de ella y le dijo, en un acento búlgaro:
- ¿Elizabeth Loaiza? Serás una gran modelo pero leí en Wikipedia que intentaste una carrera artística “sin trascendencia alguna”.
- ¿Quién es usted? – dijo la modelo, un tanto asustada al ver a esa extraña mujer, para peor era igual a la Princesa Leia, de Star Wars, la fallecida y siempre recordada Carrie Fischer, lo que la inquieto aún más.
- Soy Leia Stoichkov, la búlgara, la verdadera Leia, la otra la que murió, la Fischer, era la actriz que me interpretó en el cine, era más borracha que yo por eso reventó, pero yo soy la auténtica, je, je.
- Señora, por favor, le pido que no me moleste.



- Yo solo quería ofrecerte una carrera artística importante, solo eso, esta bien, si la desprecias perderás la oportunidad para tu vida.
A Elizabeth eso le llamó la atención, pero dijo:
- Usted esta borracha, voy a llamar a la Policía.
- ¿Qué policía? ¿La colombiana? ¿La que protegía a Pablo Escobar Gaviria? ¿Puedes confiar en esa policía, manejada por narcos y criminales?
La modelo se quedó mirando a Leia, que estaba borracha, pero aún así algo le llamaba la atención.
- Bueno Elizabeth, puedes acompañarme o puedes seguir tu camino. Te prometo una obra relevante, que tal “Mary Poppins”, será tu consagración en el mundo del teatro, obviamente no aquí en Bogotá, estoy hablando de Nueva York, algún teatro de Broadway.



Elizabeth ya no pensó nada más, rato despues estaba en otro avión, de Bogotá a Nueva York, junto a Leia Stoichkov, y en menos que canta un gallo, se encontraba en una residencia de Long Island, en algún lugar perdido de Queens o Brooklyn, quizás cerca de Conney Island.
La modelo colombiana entró a la residencia y para su sorpresa, se encontró allí con el actor Carlos Valdés (3), consagrada figura de la serie “The Flash” donde interpreta al personaje Cisco Ramón / Vibe.
- Seguramente se conocen – dijo Leia – el es Carlos Valdés, ella es Elizabeth Loiaza.
- Un orgullo para toda Colombia una figura como Carlos Valdés – dijo Elizabeth.
- Gracias, pero para mí el colombiano más importante sigue siendo Carlos “el Pibe” Valderrama, es más me llamo Carlos gracias a él, nací en 1989, cuando Colombia regresó a los Mundiales y Atlético Nacional de Medellín ganó su primera Libertadores.
- Pero eres de Cali – le dijo Leia – creía que eres del América.
- Un equipo de perdedores, se cansaron de perder finales.
- ¡Uy, mira quien llegó! – dijo Leia.



En efecto, a la reunión se sumó una nueva figura, la modelo Ariadna Gutiérrez, también colombiana (4), de gran belleza por cierto.
- Escuché lo que decían, yo soy nacida en 1993, el año en que goleamos 5-0 a Argentina, hola mis compatriotas paisas, soy Ariadna Gutierrez.
Los colombianos empezaron a hablar entre ellos, Carlos dijo:
- Menos mal que Leia es búlgara. Si fuera rumana, no le daría ni cinco de bolas, Rumania nos ganó en los Mundiales de 1994 y 1998. Después de eso no jugaron más un puto Mundial, solo nos cagaron a nosotros, íbamos a salir campeones con el “Pibe” Valderrama y otras figuras de nuestro balompié. Hay un odio eterno entre Colombia y Rumania desde entonces.
- Je, je, je, ya lo creo, odio eterno, peor que los árabes y los judíos – río la búlgara mientras abandonaba la habitación – os dejo niños, espero que empiecen a hablar de “Mary Poppins”, será un suceso nunca visto.



Los tres colombianos, Carlos, Ariadna y Elizabeth, quedaron a solas en una habitación tipo victoriana de aquella antigua mansión, habitada por grandes millonarios de Nueva York desde el siglo XVIII, quizás propiedad de los Rockefeller.
- ¿Qué hacemos acá? – dijo Ariadna – yo no sé ni para que nos trajeron. Todo muy raro. Esa Leia me atrapó en el aeropuerto de Panamá y me trajo para aca.
- A mi lo mismo, pero en el Aeropuerto de Bogotá – dijo Elizabeth.
- A mí no, niñas, yo vivo acá, en los Estados Unidos. Ni en pedo vuelvo a Colombia, orgulloso de ser colombiano sí, pero a Colombia, a vivir, no vuelvo más.
- Eso de que naciste en Cali y eres de Atlético Nacional de Medellín no se lo cree nadie – le dijo Ariadna a Carlos.
- Puedo ser del Deportivo Cali y por eso odiar al América.
La conversación parecía irse a idioteces referidas al fútbol, cuando Ariadna miró al piso y le llamó la atención una cosa…
- ¿Cuánto medís? – le dijo Ariadna a Carlos.
- 1,70 – fue la respuesta del actor de “The Flash”.
- Que pies grandes que tenes para tu altura.
- Sí, es cierto, calzo 45. Bastante, mucho para mi altura.
- Pareces un hobbit, esos personajes de Tolkien que tienen pies grandes.
- ¿Y sí mejor dejamos de hablar idioteces y hacemos un menage a trois? – dijo entonces Carlos.



En ese momento, el actor de The Flash se desnudó ante las dos chicas, y se sentó en una especie de trono, que seguramente usaba el clan Rockefeller. Descalzo, el olor a Queso que despedían sus pies era muy fuerte. Las dos chicas, como movidas por un extraño impulso, comenzaron a desnudarse, y tras quedar desnudas, empezaron a tener una relación lésbica entre ellas, ante la vista de Carlos.
Luego de aquella relación lésbica, Ariadna y Elizabeth se tiraron al piso, y empezaron a chupar los pies de Carlos, olerlos, lamerlos, besarlos. Luego de eso, tuvieron sexo, los tres juntos, en verdadera orgía imposible de describir con palabras, solo diremos que el gozo y el placer los llenó de satisfacciones a los tres. Exhaustas, las dos colombianas quedaron dormidas.
Pasado un rato, una noche entera tal vez, Ariadna abrió los ojos, y miró a su alrededor, se vio sentada en una especie de silla muy dura, tipo medieval, y trato de moverse, pero no pudo hacerlo: estaba atada, y al lado de ella, en iguales condiciones, se encontraba Elizabeth.
- ¿Qué pasa? ¿Qué es todo esto? ¿Qué significa? ¡Socorro! – gritó Ariadna.
- Es la voluntad de Leia, lo siento chicas, pero esta vez perdieron, serán asesinadas, es hora que lo sepan, aunque no podrán contárselo a nadie, soy Carlos Valdés, el Quesón Colombiano, el Quesón de la Sierra Eléctrica.
- ¡Nooooooooooooooooooooooo! – gritaron al unísono las dos modelos.



Lo que ocurrió a continuación fue una auténtica carnicería. Carlos Valdés acercó la sierra eléctrica a las dos chicas y les cortó el cuello, luego les infringió toda clase de heridas, tajos y cortes, hasta que dio por finalizada su tarea.
- Queso – dijo Carlos Valdés mientras tiró un Queso sobre el mutilado cadáver de Ariadna Gutiérrez.
- Queso – dijo Carlos Valdés mientras tiró un Queso sobre el mutilado cadáver de Elizabeth Loaiza.
A continuación la Leia búlgara entró a la habitación y dijo en su idioma:
- добре направен Карлос (Bien hecho Carlos). Eres un gran maestro de la sierra eléctrica.
- Me lo enseñó un gran Quesón, el basquetbolista Charlie Villanueva.
Rato después, Carlos Valdés, el asesino, y Leia Stoichkov se encontraban en el Aeropuerto JFK de Nueva York. La noble búlgara, noble por linaje, descendiente de las viejas dinastías europeas, con antepasados que se remontaban a las Faraones de Egipto, se despidió de Carlos.
- Vuelo a Buenos Aires, donde me encontraré con ella, je, je. Tu te quedarás aquí, en Nueva York.
- Perfecto, señora. Recuerde que el odio eterno entre Colombia y Rumania, Estados Unidos 1994, Francia 1998, uno de los jugadores se llamaba Dumitrescu, Ilie Dumitrescu.
- Lo sé, aunque solo es algo casual, ningún parentesco existe entre esa impostora y ese jugador, je, je, tranquilo Carlos, quizás algún día el cronista de los Quesos tenga que narrar “el asesino de Lady Dumitrescu”, contigo en el rol del asesino, ja, ja.
Leia se subió al avión… ¿Qué pasará a continuación? No lo sabemos… ¿Porqué dice que Lady Dumitrescu es una impostora? ¿Es que acaso quiere asesinar a la noble rumana, por matrimonio y no por linaje?






Comentarios

  1. esta leia es para dumitrescu lo que batman para el joker esperamos el duelo final

    ResponderBorrar
  2. La Niña de Embajadores2 de diciembre de 2019, 01:52

    el uso de la sierra electrica es un buen recurso, igual siendo un personaje de Flash algo del tema de la velocidad se podría mencionar

    ResponderBorrar
  3. Leia esta reclutando asesinos!

    ResponderBorrar
  4. LE GUSTA DE A TRES A ESTE CARLOS SE NOTA QUE ES AMIGO DE FLASH

    ResponderBorrar
  5. Faltó mencionar la rivalidad entre las dos, salvo que haya sido un truco publicitario. Lo que podría ser.
    Estuvo bien la incorporación de este quesón. Interesante que revele un lado oscuro, ocultado por su talento de actor. ¿Quien podría sospechar que ea asesino el actor que interpreta a Cisco Ramón?

    El uso de la motisierra revela extrama crueldad, no es como los estranguladores.

    Yo creo que Leia reprocha a Oana Raluca, el no ser noble por nacimiento. Y además pudo haber sido una espía, por eso ha sido tan efectiva tendiendole trampas a famosas.

    Este quesón podría eliminar a la cosplayer Jessica Nigri, con una motosiera como de Juliette Starling, pero de verdad.

    Que quede claro que estoy con Lady Dumitrescu, una figura fundamental para los blogs. Primero está ella, en la cumbre. Luego Carla Conte y las Santillanas. Y el resto de personajes.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. yo también estoy con Dumitrescu, esa Leia es una forra, a la rumana le conviene tener una rival, va a salir fortalecida

      Borrar
    2. propongo una historia en la que a esa Leia la arreglan con un dinero, ejemplo, que dirija unas películas en la Piruli Filmes, ahí matan a un montón de minas, y que a Dumitrescu no la toquen, que quede claro que no es una impostora, y que es la legítima heredera

      Borrar
    3. Me gusta lo que proponen los comentarios.
      ¿Y si este Carlos fuera un doble agente?
      Podría haber una trampa contra esta Leia, ya se planteó que Lady Dumitrescu sobrevivió a dos guerras mundiales.
      Alguien podría tratar de vengarse por la muerte de alguna famosa. Y equivocarse de vampira.

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Deborah De Corral

El Asesino de Yanina Zilly

El asesino de Viviana Canosa