El asesino de Coki Ramírez




Todo fue casual. Dicen que Coki Ramírez estaba casi de casualidad en un lujoso hotel ubicado en un punto intermedio entre Mar del Plata y Villa Gesell. El famoso Hotel “Las Pleyades”. Allí también estaba aquel fin de semana, el rugbier Carlos Ignacio Fernández Lobbe, el Quesón conocido como el rugbier asesino.
Al ver a Coki Ramírez en el hotel, el rugbier no pudo evitar preguntarle al conserje, un muchacho igual a Carlos Tevez, y al que todos llamaban “Carlitos”:
- ¿Es Coki Ramírez?
- Sí, señor Fernández Lobbe, está en el Hotel.
- ¿Se aloja por mucho más tiempo aca?
- Un par de noches más creo.
- Tengo ganas de Quesonearla. ¿Qué opinas?
- Quesoneela, señor Fernández Lobbe, tiene la oportunidad de hacerlo, y sí no lo hace se va a arrepentir, después Carlos Bossio o Carlos Delfino lo hacen, y usted lo va a lamentar.
- Sí, Carlitos, sí, mira Valeria Mazza o Belen Francese… mis amigos Quesones además me van a felicitar.
- ¿Le consigo un Queso grande, señor Lobbe?
- Sí, la horma más grande de Emmental que puedas conseguir… como cuando asesiné a Viviana Canosa o a Soledad Solaro.
- ¿Usted también asesinó a Daniela Cardone, Andrea Frigerio y Dolores Barreiro, no?
- Sí, yo las asesiné, ¿Porqué?
- Quesoneo a unas minas barbaras… no se de que se queja señor Fernández Lobbe… 
- Sí, tenés razón Carlitos… hoy anotó una más a esa lista… Coki Ramírez.
- En un tiempo usted asesinaba a novias o esposas de jugadores de rugby, no?
- Sí, así es, así empecé… 
- Es un gran Quesón.
- Sin duda, lo que ocurre es que Carlos Bossio o Carlos Delfino son dos más que excelentes Quesones, yo soy muy bueno, pero no puedo competir con ellos.


Un rato después, Carlos Ignacio Fernández Lobbe, el rugbier asesino, con su metro 1,95 y su calzado número 48 a cuestas, el mítico segunda línea de Los Pumas, estaba vestido con su indumentaria de rugbier, guantes negros, y un enorme Queso Emmental, tocando la puerta de la habitación de Coki Ramírez.
La mina abrió la puerta, semidesnuda, y se sorprendió al ver al rugbier:
- Hola – le dijo – quien sos?
- ¿No me conoces? Soy el Nacho Fernández Lobbe, Carlos Ignacio es mi nombre verdadero, el legendario segunda línea de los Pumas.
- ¿Todavía jugas al rugby?
- Como jugar, juego, pero ya me retiré de la practica profesional.
- Creo conocerte. Qué olor a Queso que tenés.
- Hace mucho que no me lavo los pies.
- No se que tenes, sexualmente no me atraes nada, pero esos pies, a ver, pasa Nacho…


El rugbier ingresó a la habitación. Lo que ocurrió a continuación lo podeis imaginar… a pedido de Coki, el Quesón se sacó las medias y las zapatillas, la chica quería oler los pies.
- Nunca le olí los pies a nadie.
- Seré el primero.
- La verdad que nunca pensé que iba a pedir esto. Hasta que no te ví nunca me interesaron estas cosas.
- Mis pies huelen a Queso.
- Lo sé. A ver.
Así fue que Nacho puso sus enormes pies talle 48 sobre la cara de Ramírez, que los olio, besó, chupó y lamió. Apestaban. Cualquier mortal no lo hubiera resistido. Pero Coki Ramírez estaba como hechizada y disfrutó de la situación.


También jugaron con el Queso, no sabemos en que consistió dicho juego, pero lo gozaron con intensidad.
Después tuvieron sexo, de manera bastante violenta, casi una violación, como le gustaba a alguien de espíritu salvaje como el rugbier, ella lo disfrutó mucho también, querían que la violaran, y si bien fue una relación consentida y que ella gozó de principio a fin, se pareció mucho a una violación.



- Nunca me imaginé que iba a disfrutar tanto esto – dijo Ramírez – ¿Y ahora?
- Te asesinaré.
Cuchillo en mano, Fernández Lobbe se tiró sobre Coki, apuñalándola salvajemente. Le propinó 67 cuchilladas, con cortes en todo el cuerpo. Al finalizar, le tiró el Queso como suele hacer siempre en estas ocasiones.
- Queso – dijo el rugbier en voz alta.


Luego abandonó la habitación. Rato después, Carlitos, el de la conserjería, el que era igual a Carlos Tevez, le dijo:
- ¿Ya la quesoneo, señor Fernández Lobbe?
- Sí, estuvo muy bueno.
- ¿Y ahora?
- Buscaré alguna nueva víctima, siempre hay otro Queso por tirar…
- Se te ocurre alguna?
- Esta Natacha Jaitt. Calu Rivero…
- Estaban. Me llegaron noticias que Natacha Jaitt fue asesinada por carlos Bossio y Calu Rivero, asesinada por Carlos Delfino. Está en todas las redes sociales.
- Debo viralizar mi crimen entonces. 
- Por supuesto.
- Lo haremos. Me ayudas. No saqué fotos.
- Yo si, sabía que la iba a Quesonear. Y estuve ahí escondido, disfrutando todo. La verdad, señor Fernández Lobbe, es un excelente Quesón.
Y el hashtag #UnQuesoParaCokiRamirez fue tendencia junto a #NachoLobbeQueson y #UnQuesoPorNacho.




Comentarios

  1. yo creia que el queson era Carlos Bosio, hay mas de un queson entonces. esta historia se esta poniendo muy buena

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa