La asesina de Guido Zaffora



Una tarde, Ravelia, la Quesona asesina decidió cometer un nuevo asesinato. No tenía pensado hacerlo. Pero tras ver un programa con un imberbe que hacía las veces de opinologo y experto en todo llamado Guido Zaffora, resolvió que era una buena víctima. Quizás no era el modelo de “Quesudos” que a la Quesona le gustara, pero esa noche tenía ganas de asesinarlo y fue hacia el objetivo. Una buena lluvia de balazos y un Queso hacia ese tipo serían un beneficio para la humanidad, sin dudas.



Ravelia Zamas sonrió y dijo:
-         El boludito ese que trabaja en C5N. Una buena víctima, vale la pena asesinarlo. Lo asesinaré con gusto. Un imbécil.
La asesina se dirigió entonces al lugar donde sabía podría asesinar a Guido Zaffora, de acuerdo a la información que había recibido. En ese momento trabaja en C5N, pero la Quesona estaba convencida que lo iba a encontrar en otro lugar.
Guido Zaffora salió de un boliche gay, y comenzó a caminar solo en un estacionamiento. La asesina lo estaba esperando, y en forma tan inesperada como sorpresiva, le interceptó el paso.



Para sus sorpresa, Guido Zaffora vio que de repente, Ravelia Zamas estaba frente a él. Fue entonces cuando dijo:
-         ¡Valeria Mazza!
La asesina dijo entonces el nombre de su futura víctima:
-         Guido Zaffora.
Guido Zaffora tembló al ver frente a él a una asesina con un revolver con silenciador. Era una chica bella y rubia, cuya única prenda era una bikini negra y un par de guantes negros con los que sostenía el revolver, con el que apuntaba a Guido. El muchacho, aterrorizado, no podía ni moverse, y estaba contra la pared.

En el Relato Original, el rostro de Nikita asesinando a Guido Zaffora

La asesina le dijo:
-         Tengo que asesinarte Guido, la verdad que he asesinado a mejores víctimas. No soy Valeria Mazza. Pero soy muy parecida. Te asesinaré. Sos muy pelotudo. Mereces que te tiren un Queso. Seré yo quien lo haga. A muchos les he dado placer sexual, pero a vos no te va a gustar, te voy a evitar el sufrimiento, pero con vos no vale la pena, sos gay, o sea que directamente te voy a asesinar.
Guido apenas pudo hablar pero alcanzó a balbucear:
-         ¿Quién me manda matar?
La asesina respondió:
-        Nadie. Decidí asesinarte. No sos tan importante pibe, ahora tendrás tu Queso.



Guido, sumido en el terror, pudo preguntar:
-         ¿Porqué un Queso?
- Eso no importa, Es un Queso y punto.
Guido quería ganar tiempo de alguna manera, y estaba dispuesto a hacerle más preguntas a la asesina. Comenzó a balbucear una nueva pregunta. Pero la chica, con la frialdad que la caracterizaba, le dijo:
-         Basta de preguntas Guido, tu hora ha llegado.
Guido Zaffora cerró los ojos, esperando el disparo que lo iba a mandar a otro mundo. De repente, se escuchó un sonido, un disparo hecho con silenciador. No hubo más. La asesina tiró el Queso sobre el cadáver de Zaffora diciendo en voz alta:
- Guido Zaffora. #Queso.
Tomó las zapatillas de Zaffora y se fue del lugar. Un nuevo asesinato se había consumado.




La imagen original de "La Asesina de Guido Zaffora", que se popularizó en Google, en un tiempo ponías "Guido Zaffora" y salía esta foto en los primeros resultados



Se ve que a Guido no le gustó...

Comentarios

  1. Ya me hacían falta los asesinatos de El queso. Lástima por la mina. (5*)

    ResponderBorrar
  2. Me atraparon los personajes, entretenido. Me gustó

    ResponderBorrar
  3. como reaccionará a esto Guido Zaffora?

    ResponderBorrar
  4. Lo inquietante es que esta chica mata sin necesidad de motivos. No hay forma de asegurarse de no estar entre sus víctimas.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa