El Asesino de Lana Montalban


Cuento original de El Fauno, adaptación de Carlos Quesón

Gladys Narosky  tuvo transcendencia como periodista, con el pseudónimo de Lana Montalbán. Fue una buena conductora de noticieros, terminando cada programa diciendo: “Que las buenas noticias sean las suyas”. Y por un programa de investigación periodista, Edición Plus, de cierta trascendencia en los menemistas años 90. En aquellos tiempos, fue contratada para un papel en Poliladrón, exitosa ficción de Polka.
Toda una carrera intachable, que podría ser respetada incluso por cierta logia de asesinos, todos llamados Carlos, todos patones, todos amantes del Queso, todos con mal de olor de pies, todos inspiradores de relatos. Quizás por ello, aunque por su sex appeal, hubiera sido una buena víctima de Carlos Ignacio Fernández Lobbe, que la hubiera asesinado de buena gana de decenas de cuchillazos, y luego con su estilo de rugbier cheto, le hubiera tirado un Queso y además habría dicho “Queso” en voz alta mientras lo hacía, pero eso no sucedió. Las modelos, seguidas por las acrrices, más que las periodistas, fueron las víctimas preferidas de esos asesinos.


En su rol periodístico, la propia Narosky, perdón Moltalbán, se encargó de hacer informes desmitiendo la existencia de esos asesinos, relegándolos al rol de leyendas urbanas, de mitos creados por la población. Pero Lana Montalbán caería en el lado oscuro. Radicada en Miami, e influida por el odio de la colonia cubana que allí habita, de hecho la mayoría de la población esa ciudad, hacia Fidel Castro, y la Revolución, Montalbán empezó a señalar que el gobierno argentino, elegido en 2019, era una sucursal del castro chavismo.
No vamos a entrar aca en cuestiones políticas, no es el estilo de los Relatos Quesones, que se caracterizan por el pluralismo y la tolerancia de todas las ideas políticas, si diremos que esta periodista llamó a la rebelión popular contra el gobierno argentino, desde la comodidad y el calor de la Florida, alentando manifestaciones con barbijo y llegando a decir que quizás Argentina no merecería ser una democracia.
El Fauno, que aún contaba con mucho crédito con Lady Dumitrescu y la Marquesa de Avila, pues aunque lo usaba, siempre se lo renovaban, se dio cuenta que aún tenía el suficiente para contratar a un asesino, y la tal Moltalbán sería la víctima de este asesinato, de un Queso, como decimos en el Mundo Quesón.


Lana Montalbán, Lana por Lana Turner, Montalbán por Ricardo Montalbán, un nombre demasiado cinematográfico, sin duda, no el vulgar Gladys, propio de una mujer del conurbano, no el simple y popular Carlos, como se llama quien escribe estas líneas. A la Marquesa o a Dumitrescu le hubiera gustado encomendar este Queso al rugbier cheto, a Carlos Ignacio Fernández Lobbe, pero en tiempos de la pandemia esto resulta imposible, debieron acudir entonces al Catálogo de Quesones de la CONCACAF (1).
En esta triste época del Covid 19, Montalbán fue a darse una ducha, viendo la costa del sur de Miami Beach, desde la ventanita del baño. Se estaba bañando tranquilamente cuando empezó a escuchar una fuerte música de reggaetón, para un amante de la buena música, hubiera sido insoportable.
- ¿Qué pasa con el reggaetón? ¿De donde salió? – dijo Montalbán, y salió del baño apresuradamente, semi desnuda, con una toalla encima, y sin cerrar la ducha.
Para sorpresa de Lana, y terror, cuatro mujeres, iguales a María Laura Santillán, la rodearon, y empezaron a someterla a toda clase de torturas.
- ¡Socorro! ¡No puede ser! ¡Santillan ha sido asesinada por ese corredor de autos gallego! (2)
Las Santillanas sometieron a Montalbán a una verdadera violación lésbica, metiendo otra vez adentro de la ducha, ahí la manosearon, toquetearon, chuparon, besaron, le metieron la mano en el culo, en la concha, le metieron palos, fue una tortura sádica y vil, además de someterla a duchazos permanentes.
- ¡Socorro! – empezó a gritar Montalbán - ¡Que termine este infierno!
- Yo lo puedo terminar – una voz de hombre se escuchó en el baño.
- ¿Y tu quien eres, brother? – dijo Montalbán, con una tonada cubana.
- Soy Carlos Arroyo, basquetbolista puertorriqueño, también cantor de reggaetón.


Montalban, se tumbó en el piso, debajo de la ducha, mientras Carlos ponía sus pies encima de ella, el olor a Queso era apestante, muy fuerte, asfixiante, Montalbán quedó como atrapada en aquel juego de pies, oliendo, chupando, besando y lamiendo los pies de Carlos Arroyo.
- Eres un gran Quesón, Carlos Arroyo.
- Soy muy amigo de Carlos Delfino – dijo Carlos Arroyo – asesiné a tantas mujeres como el, aunque el cronista casi no ha contado mis asesinatos, espero lo haga ahora.
Tras eso, Carlos la penetró, esta vez Montalbán disfrutó mucho del sexo, tras la tortura sufrida por las Santillanas, ahora fue todo goce y diversión.
- Gracias Carlos por haberme hecho tan feliz, haré un informe sobre Puerto Rico, pero ojo, que siga siendo un estado libre asociado de los Estados Unidos, boricuas.
- No podrás hacerlo, te asesinaré, Lana – dijo Carlos Arroyo.
- ¡Nooooooooooooooooooooo! – gritó aterrorizada la periodista, al ver al basquetbolista con una hoz en la mano.
- Te asesinaré con esta hoz, símbolo del comunismo, ya que hablas tan mal de Fidel, y los cubanos de aca te contaminaron.
- ¿Eres comunista, Carlos?
- No, si soy boricua, me gusta esta arma porque es la que usan en “Candyman”, una gran saga cinematográfica.


A continuación, el crimen fue feroz y salvaje, Carlos Arroyo la asesinó con la hoz, dándole profundos cortes y tajadas, hasta dejar colgado el cadáver a la ducha.
- Queso – dijo Carlos Arroyo, mientras tiro el Queso sobre el cadáver de Montalbán.
Y el basquetbolista se fue cantando unos reggaetón con las Santillanas, en aquella atmosfera de Miami, donde lo caribeño y lo yanqui se combinan tan bien, bajo el sol de la Florida.
El Fauno se dio por satisfecho al saber que Lana Montalban había sido asesinada. Y decidió ir por más, diciendo a la Marquesa de Avila, en un videochat:
- Y ya que está Carolina Papaleo. Le contestó a Lana Montalban, pero no la soporto.
- No, por ahora no, por respeto a la memoria de su madre, Irma Roy, una gran militante política y diputada. Fue amiga mía en otra época, cuando actuaba en el Teatro Avenida y en el Tronio. ¡Ojos verdes! ¡Verdes como la albahaca! ¡Verdes como el trigo verde, y el verde, verde, verde limón! (Y siguió cantando aquella canción española).
El Fauno aceptó por ahora aquel veredicto de la Marquesa, aunque seguramente volvería a insistir con el asunto cuando fuera necesario. Lo importante, es que Montalbán había sido asesinada. Quizás hubiera preferido a Carlos Valdés como asesino, el colombiano actor de la serie Flash, pero Carlos Arroyo, gran Quesón de Puerto Rico, era quien estaba más cerca de Gladys Narosky (“Lana Montalban”) aquella tarde.


(1) Sigla de “Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol”, en referencia a esa zona geográfica, que incluye a los Estados Unidos
(2) Referencia a Carlos Sainz Junior, hoy corredor de la F1, flamante incorporación de Ferrari

Comentarios

  1. ACA EN MAR DEL PLATA TUVIMOS UN FACHO DE INTENDENTE QUE SE LLAMABA IGUAL QUE ESTE QUESÓN

    ResponderBorrar
  2. este Quesón merece más cuentos, asesinando a mediocres cantantes de esa zona, en el pasado hasta Celia Cruz pudo haber ordenado crímenes, en venganza por ser tan fea, la observación de Sandes es interesante, aunque solo se aplica en los basquetbolistas que se llaman Carlos, yo creo que vos Carlos Quesón debes haber jugado al basquet

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Podría ser El asesino de Martika.

      https://es.wikipedia.org/wiki/Martika

      Cantante, hija de cubanos. Que tuvo éxito con Toy Soldiers.
      https://www.youtube.com/watch?v=LvdLovAaYzM

      Y hace bastante que no se la menciona, así que pudo haber recibido un queso. ¿Que tengo en contra de ella? Nada. Pero Celia Cruz pudo haber pagado porque la maten. Alguien que ha cantado La vida es un carnaval, es capaz de terribles maldades.

      Borrar
  3. tiene el estilo de las minas que suele asesinar Fernández Lobbe, es cierto la observación, se nota que por la cuarentena, al rugbier se le escapó, o estuvo demasiado ocupado con Canosa, Frigerio, Solaro, David, etc

    ResponderBorrar
  4. eso que pone Toombes de Celia Cruz es interesante, pudieron ser crímenes en los noventa, y de Quesones, grandes maestros de la NBA como Charles Barkley y Karl Malone

    ResponderBorrar
  5. Creo que me estoy pasando al lado oscuro, es que las Santillanas son muy tentadoras. Y la mejor forma de salvar a una famosa es desviando la atención hacia otras.
    Y bue, si la Marquesa se opone, no hay nada que hacer.

    Así que Lana Montalbán sabía del asesinato de María Laura Santillán. Y eso que fue remplazada por las Santillanas. Implica que tenía información de los quesones, que tenía cierta complicidad al desmentir la existencia de la logia

    Estuvo bien planteado, las violaciones lésbicas, por parte de las Santillanas, aportan su morbo. Como el de meterla de nuevo en la ducha, para aprovecharse de ella.
    Hubiera quedado bien Carlos Váldez, diciendo:-Le has fallado al periodismo, imitando la frase de Arrow, pero quedó bien.
    Y bien mencionar el sex appeal de Lana Montalbán.

    Un retroqueso, no sería pedido por mí, porque yo no estaba sería El asesino de Liliana López Foresi. Despedida de Telenoche, empieza a saber de una conspiración contra María Laura Santillán, en el tiempo de empezar en Fax. O en Causa Común. Pero saber demasiado puede ser letal.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. en este tiempo el Quesón ideal era Carlos Calvo, un crimen ambientado en 1991, durante el auge de "Amigos son los Amigos"

      Borrar
    2. Puede ser. En ese año comenzó Fax con Nicolás Repeto y María Laura Santillán. En ese mismo año, despidieron a Liliana López Foresi, la sacaron de la conducción de algún noticiero.

      Borrar
  6. Buena idea la de Paul Toombes, incluso podría haber asesinado a las modelos que aparecían en los videoclips. Como las que aparecieron en un par de videos de Robert Palmer, en la segunda mitad de los 80. Puede ser que por esos años. O en los 90, invitándolas a participar nuevamente de un videoclip, pretexto que sea una trampa mortal.

    https://www.youtube.com/watch?v=UrGw_cOgwa8
    https://es.wikipedia.org/wiki/Simply_Irresistible_(canci%C3%B3n)

    https://es.wikipedia.org/wiki/Addicted_to_Love_(canci%C3%B3n)

    ResponderBorrar
  7. Charles Leclerc y Carlos Sainz juntos en Ferrari, esperemos que en breve cometan un buen asesinato juntos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Pero que Carlos Sainz no vuelva a recurrir a una botella de champagne, sino que recurra a otro método letal.

      Leclerc puedo terminar con Virginie Ledoyen.
      https://en.wikipedia.org/wiki/Virginie_Ledoyen

      Violada o casi violada en esta película.

      https://en.wikipedia.org/wiki/The_Backwoods

      ¿Que tengo contra esta actriz? Nada. No sería El Fauno quien la recomienda como víctima.

      Borrar
  8. Carlos Arroyo podría ser o haber sido El asesino de María Ford.
    https://en.wikipedia.org/wiki/Maria_Ford

    Una actriz clase B, de películas de asesinos (todo un dato), monstruos, haciendo rockera, modelo striper, en películas que iban directo a video. A veces haciendo papeles secundarios, sin aparecer en los títulos.

    Hizo escena de acción, en topless, así que podría haber sido un desafío para Carlos Arroyo. ¿Podría fallar Carlos Arroyo?
    https://www.youtube.com/watch?v=MjsMr-3tbWE

    Algo más de material
    https://www.youtube.com/watch?v=zZdu_ySBOAw

    https://www.youtube.com/watch?v=ae9PekoPyEE

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral