El Asesino de Antonella Macchi


Antonella Macchi, la amiga de Pampita, fue a participar de un homenaje que le hicieron a la quesoneada Carolina “Pampita” Ardohain, asesinada a balazos, como es de dominio público, por un Quesón, Carlos “Charlie” Reich para ser exactos. Los periodistas salieron al cruce al verla y ella declaró: “"Trabajar con Will Smith y Margot Robbie fue increíble” entre otras declaraciones, además de resaltar su trabajo en Kuarzo, “Con Amigos así”.
- Algunos dicen que te ves parecida a Carla Romanini – le dijo un fan en medio del homenaje. La fan era igual a la Princesa Leia, de Star Wars.
- Puede ser, ji, ji, ji – río Antonella – pero de ella dicen que es una gran asesina, ja, ja, ja, muy gracioso, ja, ja, ví unos cuentos en Internet donde dice que asesina rugbiers, basquetbolistas, y tipos que se llaman Matías, hasta dicen que asesinó a Santiago Artemis, ese modisto tan gay y tan excéntrico. Y que asesinó a Pablo Giménez, el de Sinema, y hasta que acuchilló a su novio, Emilio Di Marco.
- Nada se sabe de ese modisto desde hace un tiempo, los rumores de que lo asesinaron son muy fuertes, de Pablo tampoco se sabe nada, hasta dicen que vieron varios Pablos al mismo tiempo, y tampoco se sabe nada del tal Emilio, mira si todo eso es cierto -  dijo la Princesa Leia.



Anto prefirió alejarse de Leia, por alguna razón, sintió temor y quedó algo asustada. El homenaje a Pampita continuaba, ahora anunciaron la presencia de un cantor de tangos.
- Durante décadas el tango – dijo Silvio Soldán, que presentaba el homenaje – tuvo un gran Carlos, nuestro Carlos Gardel, el Zorzal, el representante de nuestra música ciudadana, hoy tengo el orgullo de presentar a otro gran Carlos, Carlos Habiague, el Quesón del Tango.
El público aplaudió a Carlos Habiague, que inició su interpretación con el tango “Chorra”, luego siguió “Muñeca brava” y cerró con “Chirusa”, ¿Dedicados a Pampita tal vez?. Lo cierto es que la gente que estaba ovacionó al cantor.
- ¡Un corte, una quebrada y volvemos! ¡Feliz Domingo para la Juventud! – dijo Soldán, dando por finalizada la actuación de Carlos.



Anto no sabía nada de tangos, pero los que cantó Habiague les había resultado un horror, sintió que eran una especie de insultos para Pampita. La chica no dudó en acercarse al cantor, que estaba en una suerte de vestuario improvisado.
- Que tangos tan horribles, Pampita no se merecía esto.
- Los tangos son buenos, sí Pampita era una chirusa, una chorra y una muñeca brava, son así los tangos. Muñeca brava, bien cotizada, Sos del Trianón (del "Trianón de villa Crespo..."), Che, vampiresa, juguete de ocasión...
- Vos te llamas Carlos, como el asesino de Pampita. Soldán dijo que eras un Quesón.
- Mira piba, salí de aca, vine a cantar tangos, no me obligues a hacer otra cosa, salí de aca, piba, percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida.
- Sos un atorrante – dijo Antonella – vos asesinastes a Pampita, estoy segura, voy a matarte.
- Salí de aca, soy un asesino, soy un Quesón, pero yo no la asesiné a la tal Pampita – dijo Carlos Habiague – fue Charlie Reich.



- Fuiste vos – dijo Anto Macchi y lo tiró de los pelos a Carlos, forcejearon, ella intentó rajuñarlo, pero prevaleció la fuerza del Quesón, que le dio un golpe, dejaron casi knock out.
- No me gusta pegarle a las mujeres, los Quesones jamás le pegamos a las mujeres, directamente las asesinamos, pero no tuve alternativa – dijo Carlos, mientras ataba a Antonella Macchi – ahora tengo que asesinarla, no tengo opción, en fin, como el tango “Amablemente”, es mi destino.
Antonella volvió en sí, y se encontró atada, comenzó a gritar desesperada.
- No va a venir nadie, piba, se fueron todos, el homenaje a la mucamita terminó, lamentablemente yo no la asesiné, me hubiera gustado hacerlo, Charlie Reich fue benevolente con los balazos, yo le hubiera dado treinta y siete puñaladas.
- Sos un cerdo asqueroso más que un cantor de tangos.
- ¿Un cerdo? “Piggies” es una canción beatle, nada que ver con el gotan. Y si soy un cerdo, mira lo que este cerdo es capaz de hacer, y más que cerdo soy un Queso, ja, ja.



Y entonces Carlos se tiró encima de la Macchi, y luego de someterla a sus pies, de una manera muy salvaje, la sometió a un sexo todavía más salvaje aún, todo muy breve, pero con una furia muy importante, dejó pasó a la furia y como dice el tango “Y luego, besuqueándole la frente, con gran tranquilidad, amablemente, le fajó treinta y cuatro puñaladas”.
- Queso – dijo Carlos Habiague, tirando el Queso sobre el cadáver de su víctima.
Rato despues el cantor de tangos se fue con total impunidad, y al irse se encontró con Silvio Soldán, y le dijo:
- No lo quería hacer, pero no quedo otra, hubiera sido una buena víctima para Charlie Reich, se la merecía el, por ser el asesino de Pampita, pero bueno. Como dice el tango “De chiquilín te miraba de afuera, como esas cosas que nunca se alcanzan”.
- Que se le va a hacer – dijo Soldán – así es la vida, hoy se coge, y mañana se olvida. Yo siempre quise mandar a asesinar a Silvia Süller, y me encontré que por un pacto de no se que mierda, no se de que Queso, la mina esta protegida por los Quesones, los proveía de víctimas, y en cantidades industriales, decenas, centenas. Mira que injusticia. Que injusticia, que injusticia tan grande. No puede haber tanta maldad.
Y así termina nuestra historia, aunque dicen que las Santillanas se encargaron del cadáver de Macchi, intimidando con Soldán, que aunque era un viejo octogenario, choto y gastado, funcionó muy bien aquella noche con las Santillanas.

Comentarios

  1. POR MAS CUENTOS CON EL GRAN SOLDAN!!!!!!

    ResponderBorrar
  2. bien cuchillero, rancio y malevo el Quesón del Tango

    ResponderBorrar
  3. Futbolero pide más cuentos de Soldan, yo pido más cuentos del Quesón del Tango, lo tenía olvidado Carlos Quesón, menos mal que volvio

    ResponderBorrar
  4. que sanguinario, deberían cantarle "Queso Bravo"

    ResponderBorrar
  5. Silvia Suller protegida por los quesones, esa sí que es una tremenda injusticia. Podría haber convertido a Daniela Cardone en Carla Nadiedone, habría sido una quesona letal. A veces los quesones tienen criterios raros.

    Pero tiene morbo este quesón, le correspondí alguna víctima, sobre todo cuando tuvo a María Laura Santillán y no le tocó asesinarla. Buen recurso de provocar su enojo, con esos tangos, para terminar con ella.

    Podría agregarse que Pampita y Nicole Neumann aparezcan para beber de su cadáver.
    Da morbo para que Nicole y Pampita hayan sido vampirizadas. Que duerman juntas en el mismo ataud, como enemigas íntimas y se alimenten de otras famosas.

    Buena referencia a Carla Romanini.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

La asesina de Fabricio Oberto