El Asesino de Jennifer Lopez

Agradecemos el brillante aporte de "EL FAUNO", 
co-autor de este Relato Quesón


Luego de que Britney Spears fue asesinada por Carlos Baute, cuando su cabeza explotó como en Austin Powers, Lady Dumitrescu se trasladó a Nueva York, una de sus ciudades favoritas en el Mundo. Su lugar de residencia en la “Big Apple” era una vieja casona ubicada en Queens, desde donde veía la isla de Manhattan. 
Dicen que aquella noche, la ilustre rumana y una invitada muy especial brindaron con copas de champagne, la única bebida alcohólica que tomaba Dumitrescu. Se quedaron viendo las noticias del espectáculo, esos informes con onda latina que suelen estar hechos por mexicanos pero en Miami, por canales como Univisión, por ejemplo.
El mundo no sabía que Spears había sido asesinada, y mucho menos que una figura de la talle del venezolano Carlos Baute era el asesino, un Quesón para más datos. 
Para todos había sido una misteriosa desaparición, tras un recital en Zaragoza donde Baute fue telonero. Era mejor que el mundo pensara eso. 
La desaparición de Spears provocó una enorme conmoción a nivel mundial. Se barajaron toda clase de rumores, mitos y leyendas. Se decía por ejemplo que harta de la fama había huído a una isla desierta a iniciar una nueva vida, otros, más fantasiosos, afirmaban que había huido a un planeta lejano o incluso que atrapada en otra dimensión quedo.
El informe de Univisión hizo hincapié en estos rumores, y se habló entonces de una posible reemplazante, Jennifer López. 


La invitada especial, que no era otra que Madonna, estrelló su copa. 
Madonna le dijo, en inglés:
- I love Argentina, because i was Evita (amo Argentina, yo fui Evita).
- I was born in Romania but my favourite country is Argentina (Nací en Rumania, pero mi pais favorito es Argentina) – dijo Dumitrescu.
La noble rumana llamó a Jacinta, una de sus mucamas vampirizadas. Y dijo:
- Tranquila, amiga, ya tengo un destino para ella.
Lo cierto es que un grupo de cantores y cantoras organizó un gran recital callejero en New York, más precisamente en Times Square, bajo el lema “Where’s Britney Spears” (¿Dónde esta Britney Spears) para sacarle una tajada importante al tema de la desaparición. Se anunciaron varias megaestrellas para participar del mismo. 
Dicen que a Donald Trump en su rol de Presidente de los Estados Unidos de América no le hizo ninguna gracia este recital, en su ciudad, aunque la inmensa mayoría de la gente que vivía allí era muy opositora a su gobierno.
Uno de los invitados resultó ser el cantor colombiano Carlos Vives, que recibió una invitación para el festival de R21, la fundación ambientalista de Charly Alberti, el baterista de Soda Stereo. 
La invitación tenía una palabra: “Queso” viniendo de Charly Alberti, Carlos Vives casi no tuvo dudas. Debía cometer un asesinato, una mujer, seguramente una cantora famosa, sería su víctima.



El cantor colombiano, conocido como “el Queso Cantor”, reflexionó sobre la desaparición de Spears:
- Uhhhh… cantó con Baute y después nadie más la vio, esto me huele a “Queso” aunque mejor que la gente piense que se fue a un planeta lejano, ja, ja.
El evento fue algo masivo, había megaestrellas que opacaban a Carlos Vives pero de todas formas el “Queso cantor” fue muy bien recibido, principalmente por los miles de colombianos que viven en New York y se hicieron presente en el evento. Vives decidió no arriesgar su prestigio y para abrir su actuación, empezó con su mayor clásico “La gota fría”.
Me lleva el o me lo llevo yo Pa' que se acabe la vaina Me lleva el o me lo llevo yo  Pa' que se acabe la vaina
Ay! Morales a mi no me lleva Porque no me da la gana Moralito a mi no me lleva  Porque no me da la gana
Mientras los colombianos gritaban “Carlos, Carlos, Carlos, Carlos” sin parar, un grupo de boricuas y puertorriqueños, que eran muchos más, empezaron a gritar:
- ¡Queremos a Jennifer! ¡Queremos a Jennifer! ¡Queremos su culo! ¡Queremos su culo!
Fue ahí cuando comenzaron incidentes entre la barra colombiana y la puertorriqueña, y luego de que un puertorriqueño gritara: “¡Fuera Queso Cantor!  le cayó una barra de Queso encima a Carlos Vives. 


Al cantor colombiano no le gustó nada, agarró el Queso y gritó “Ya tendrán el Queso Frío” y se fue del escenario muy ofendido. Mientras se iba se cruzó con Jennifer Lopez, Carlos Vives le dijo:
- El pueblo te reclama. Los puertorriqueños son mayoría. Podemos cantar juntos “Falsas Esperanzas”, de todas tus canciones, es la que más me gusta – dijo Carlos Vives.
- Oh, not Charles, esa canción no es mía, es de Christina Aguilera – contestó Jennifer Lopez pronunciando un mal castellano – Los puertorriqueños me llaman, los mexicanos reclaman a Luis Miguel, los dominicanos piden a Juan Luis Guerra y los panameños a Ruben Blades. Hoy la CONCACAF le ganó a la CONMEBOL. Fuera colombianos, fuera sudacas.
Carlos Vives quedó como un idiota. No supo que contestar. Quedo muy contrariado. Se sentía como un idiota. Todavía tenía la barra de Queso en sus manos, esas que se usan para fiambre. La dejó sobre un mostrador. Carlos empezó a sentir que sus pies empezaban a crecer, que calzaba más de lo habitual, ya calzaba como 47…
- La asesinaré – pensó Carlos Vives, y pensaba regresar al escenario, Queso en mano - Parecerá un accidente, justo aca en Nueva York, la ciudad donde vivía Don Vito Corleone.


Carlos Vives pensó en usar un cable y asesinar a Lopez de una descarga eléctrica. Otro plan que tuvo consistía en darle un balazo disparado desde una “pluma bala”, una forma muy de James Bond, pero impropia de los Quesones. Los Carlos asesinos están acostumbrados a las decapitaciones, los degollamientos, los apuñamientos, las estrangulaciones o las lluvias de balas, despues tiran un Queso sobre sus víctimas. Carlos se disponía al doble método, la pluma bala y la descarga eléctrica, simultáneamente.
El asesino, o sea Carlos Vives, entraba al escenario, en actitud desafiante, pero quizás Jennifer algo sospecho, pues gritó a modo de canción: 
I like to be in America Ok by me in America Everything free in America For a small fee in america
Fue la señal de alarma, los guardaespaldas rodearon a Jennifer Lopez y a Carlos Vives, pero este quedó frente a una chica, patona y tatuada, muy bella… sí era ella… Ravelia Zamas, la más joven de las dos, la que no se parece a Valeria Mazza, era la jefa de los guardaespaldas.
- Por favor señor Carlos Vives no dejaremos a Jennifer sola, ya arriesgo mucho con todo esto. Usted sabe que Britney Spears desapareció de una manera muy misteriosa – le dijo la tatuada Ravelia Zamas y agregó - Está muy paranoica Jennifer Lopez, desde que leyó una fanfiction en que era raptada y violada por unos policías corruptos, estos despues de violarla decenas de veces la entregaron al futbolista colombiano Carlos “el Pibe” Valderrama, que tras violarla la asesinaba de un pelotazo en la cabeza - comentó la peligrosa Ravelia – vamos a un costado señor Vives.
El cantor colombiano se asustó un poco, pues recordó la historia de una asesina serial en Argentina, conocida como “La Matacarlos, la asesina de los Carlos” (1). El susto de Carlos pudo ser terror, al ver que Ravelia, la tatuada, tenía un Queso, en sus manos. Ravelia sacó un puñal. Carlos pensó que lo iba a apuñalar.
- ¡Oh, no! ¡Es una asesina! – pensó Carlos - ¡Como la Matacarlos!
Ravelia agarró el puñal y lo clavó en el Queso, lo miró a Carlos Vives y le dijo:
- ¡Ja, ja, tranquilo Carlos, soy una mensajera, no estoy solo como guardaespaldas de esta idiota. Se lo que pensaste Carlos, soy una asesina, pero no asesinó hombres llamados Carlos, que tengan a Carlos como primer nombre, solo como primer nombre. Al resto sí los amasijo a todos. Los quesoneo, ja, ja.


Carlos Vives se relajó a ver que la inspiradora de El Karma de Ravelia estaba como guardaespaldas. Sabía que era una señal, de los Quesones, lo percibía en el aire, y no se equivocó. Quedo en silencio, duro, escuchando a Ravelia, que le dijo:
- Hay una misión para un Carlos, y dado que Carlos Baute prefirió quedarse en Madrid, y Carlos Rivera en el Distrito Federal de México, ese Carlos sos vos - dijo la asesina, siempre con el Queso que tenía el puñal clavado – ya quisiste asesinarla con la descarga eléctrica, era un método muy pedorro, Carlitos, más pedorro aún era ese plan de la pluma bala. Hubieras sido el hazmerreir de los Quesones, era un plan muy malo, muy malo, como Quesón idiota ya tenemos a Carlos “el Bebe” Contepomi, no necesitamos dos.
- Adivinaste mis pensamientos.
- No fui yo, fue Lady Dumitrescu, que me alertó, vía celular, del pésimo plan que tenías. Si estabas en algún lugar de América del Sur era diferente, pero aca, en los Estados Unidos, los planes deben ser precisos y perfectos.


Podemos ahorrar el diálogo en que Carlos Vives supo de la ancestral tradición de asesinar bellas mujeres, como parte del placer. Había una conspiración contra la diva, planeada por el organizador, parte de la tradición de los Carlos letales.
- Regresa al escenario, Carlos, ve a cantar con Jennifer Lopez.
- Estan los guardaespaldas, no será fácil.
- Hazlo Carlos, lleva este Queso – dijo Ravelia, aunque mientras le daba el Queso se frenó y cambió de planes – no, mejor no, ve al escenario Carlitos, ja, ja.
Jennifer Lopez, mientras tanto era ovacionada por la multitud. Estaba cortada la calle, toda la Séptima Avenida colmada, con gente más alla de la calle 42…
El cantor colombiano entró al escenario. Los cuatro guardaespaldas de la diva intentaron detenerlo, lo rodearon pero Ravelia fue implacable. Como una francotiradora, Ravelia disparó con una ametralladora, una UZI con silenciador…
¡Bang! El primer disparo cayó en la frente de un guardaespaldas, que fue así asesinado, un Queso cayó sobre el cadáver…
¡Bang! Un segundo disparo hizo lo mismo con el segundo guardaespaldas, un Queso cayó encima de el.
¡Bang! Un tercer disparo le atravesó el cuello al tercer guardaespaldas que cayó muerto de inmediato, mientras un Queso caía sobre su cadáver.
¡Bang! Un cuarto disparo cayó sobre el cuarto guardaespaldas, pero el balazo le hirió el hombro, Ravelia no fue tan efectiva como en los anteriores, ¡Bang! Un quinto disparo impacto en el estomago y ¡Bang! Un sexto lo remató con un disparo directo al corazón, ravelia, ahora sí, le tiró el Queso.
Ravelia los asesinó a todos. Implacable, brillante y sanguinaria, como siempre. A los cuatro les tiró un Queso. La multitud ovacionó, creyó que todo era parte del show. Una coreografía magnifica, pues salía humo del escenario.


Comenzaron a cantar una canción. Vives comenzó a cantar “Fruta Fresca” y empezó a bailar en el escenario, Jennifer Lopez, empezó a bailar a su ritmo, tomó el micrófono. La diva estaba exaltada, se notó una química especial entre los dos, se dejó manosear, palpar, se tiró encima de ella, le tocó el culo, le dio un par de patadas en el culo, el gran culo de Jennifer Lopez. 
Delante de todos, con más humo en el escenario y los cuerpos de los guardaespaldas muertos, Carlos Vives se quedó mirando a Jennifer Lopez, se bajó los pantalones, y le mostró la pija:
- ¡Chupame la pija! – le dijo el colombiano - ¡Chupame la verga! ¡Así dicen en Argentina!
Lopez quedó estupefacta, no por el hecho de que Carlos Vives se bajó los pantalones, sino por el tamaño de la pija del colombiano. Desesperada, se tiró al piso y empezó a chuparle la pija a Carlos. La multitud ovacionó a Lopez y a Vives. Más humo salió del escenario.
- Ja, ja, ja You are an idiot, colombian Singer! – le dijo la cantora, que traducido sería “Sos un idiota, cantor colombiano”.
El colombiano no lo podía creer, la tenía rendida a Jennifer Lopez. A continuación puso su enorme pie quesón sobre Jennifer Lopez. Esta se rindió a los pies del colombiano, y empezó a chupárselos, olerlos, lamerlos y besarlos todo el tiempo. El humo seguía saliendo del escenario.
Ya no cantaban “Fruta Fresca”, ahora era “Pa Mayte” de Vives y “On the floor” de Jennifer Lopez. Cantaban y se movían delante de todos. La famosa movió las caderas en forma provocativa, sin dejar de cantar. Más fuerte sonaba “On the floor” y después “Dance again ft. Pitbull”
Ya no fue dueña de si misma. Gimió, se retorció de placer, mientras era el comienzo de “Jenny from the block”. Vives le palmeó las nalgas, lo que hizo gemir a la diva. Que se tendió boca abajo. 



Vives fue hacia el escenario. Vives recordó algo del video y aprovechó para cortar parte de la lencería. Y la sodomizó durante lo que quedaba de la canción. Le metió la pija en el culo, la penetró, con furia y salvajismo. A Jennifer le gustó y decía: “Colombian sexy boy”.
El disfrute de la multitud era total, ya no era Nueva York, parecía ser la “nueva Roma” pues en nada se diferencia al antiguo circo romano. Siguieron varias canciones de Vives y de Lopez, cogieron ante todos y todas.
Luego recuperó la ropa y terminó el recital, que sería grabado en un DVD, en dos versiones, editada y explícita.
- Quiero más - dijo la diva – Queso cantor.
- Dale con eso, dale Queso, eso es lo que quiere - dijo Ravelia - Llevala a su camarín.
- Nada de camarín, esto es Nueva York, this is America, vamos a coger al edificio de las Naciones Unidas, cojamos frente a Wall Street, como si cogiéramos a todo el capitalismo, cojamos ante el Flatiron, el Empire State, y el Puente de Brooklyn. This is America.
- Vamos a mi departamento frente al Central Park.


Dicen que Ravelia hizo las veces de chofer, y condujo a Carlos y a Jennifer al lujoso departamento que esta poseía frente al Central Park, desde allí se veía media Nueva York, con una vista imponente a toda la Quinta Avenida. Era como una habitación de un hotel de lujo. 
- A mí me eligieron la mujer más bella del mundo – dijo Jennifer Lopez.
- Y yo soy Carlos Vives, el Queso Cantor, ja, ja.
Vives puso un pie sobre la diva, que se entregó más intensamente. Usó su sensual boca, para chuparle la pija, revelando que había practicado. Luego se tendió sobre un sofá, para tener sexo convencional, que incluyó succión de pezones. Otra vez, como en el escenario, eran dos máquinas sexuales.
Fue entonces cuando Carlos Vives sacó una cuerda. Una cuerda gruesa y larga. Sorpresivamente, recibió una patada, que le dolió bastante, ya no tenía la resistencia de un rugbier, ni su robustez. Respondió con una patada en las nalgas de la diva, que no tuvieron ningún efecto. El culo de Jennifer era muy grande. Carlos le dio más patadas, a Lopez le gustó.
- Jaja. Estoy entrenada. Vas a fallar, Quesón, Big Cheese - dijo en ese especial español e inglés mezclado.
Furioso, Carlos dijo:
- Haré como mi tocayo y compatriota, Carlos “el Pibe” Valderrama.



Como el gran futbolista colombiano de los 90, Carlos simuló que pateaba un penal, y ¡zas! de una patada la durmió con un golpe en la cara. Carlos fue al baño, abrió las canillas de la bañera, no la ducha, las canillas de la bañera, que se llenó de agua. Con la soga, Carlos ató a Jennifer, que continuaba inconsciente, y la llevó a la bañera, allí la pusó.
Jennifer se despertó en ese momento, se encontró sorprendida al verse en la bañera, y exclamó:
- Oh! What is this?
- Surprise, Jennifer, surprise. Cheese and Water, Jennifer, Queso y Agua, Jennifer.
Carlos tomó a Jennifer y la sumergió en la bañera. Vives le pisó la cabeza, sumergiéndola en el agua. Jennifer López se resistió inútilmente, su cuerpo se retorció, moviendo sugestivamente sus nalgas. Carlos tomó el Queso y lo aplastó sobre la cabeza de Jennifer, que quedó totalmente sumergida en las aguas, el agua le penetraba por la nariz, la boca y los pulmones. Lo ahogó. Toda una visión para Carlos Vives.
Y luego nada. Jennifer López había sido asesinada.
- Queso - dijo Carlos Vives -y le arrojó otra vez el Queso, el mismo Queso, que usó para ahogarla.



Carlos Vives y Ravelia vieron aparecer a una mujer, de belleza sobrenatural. Lady Dumitrescu. Junto a ella estaba Madonna, la otrora reina del Pop, que empezó a cantar “La Isla Bonita”.
- Felicitaciones, han completado una misión conjunta, de un Quesón y una Quesona. Ahora me encargo del paquete – dijo Dumitrescu, mientras Madonna cantaba “La Isla Bonita”.
Lady Dumitrescu se tomó algún tiempo con el bello cuerpo de la famosa, más de lo habitual. Madonna recordó su participación en “El cuerpo del delito” una película noventosa. Y que Jennifer López se levantó de nuevo, vampirizada.
- Hay un pariente lejano que está tan solo, ustedes lo conocen como Orlok, que esta tan solo, alla en los Carpatos, y no me olvido de la Marquesa de Avila, en Valladolid... Y le gustan las famosas.
Vives y Ravelia quedaron juntos, cantando una versión alternativa de Jennifer del Estero.
- Jennifer López. Fuiste Quesoneada. No te salvaron tontos guardaespaldas...
Carlos Santana resolvió incorporar esa canción en un disco que sacó y lo hizo diciendo que era una canción de Lady Dumitrescu.

(1) La Matacarlos (La asesina de los Carlos)

Comentarios

  1. Demasiado a lo James Bond el método de asesinato. Sería bueno no tratar de ser originales con los métodos letales. Aunque sí hubo sexo. Ahí le faltó sodomizarla. Y está claro que la anatomía de la famosa lo intimidó. No se atrevió a darle patadas.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. En resumen, a este relato le faltó algo. Carlos Vives está al nivel de Contempomi. Recomiendo una reescritura, menos James Bond y más de sodomización. ¿Que se destaca en la anatomía de Jennifer López?

      Borrar
    2. me quede sin ideas... y quise sacar un relato rapido, esa es la verdad, creo que se puede mejorar, con algún aporte, queda abierto a una reescritura como ya han sugerido

      Borrar
  2. malo... esperaba algo mejor de Carlos Vives

    ResponderBorrar
  3. quizas este relato merezca una revisión... no me convence

    ResponderBorrar
  4. yo creo que aunque hubiese quedado parecido al relato de Baute, Carlos Vives debió haber secuestrado a Jennifer Lopez (quizás lo del arma pluma puede servir para dormirla y ahí se la lleva), va a donde esta Dumitrescu, y ahí la asesina con un soplete o una manopla, como para usar armas diferentes, despues de darle unas cuantas patadas en el culo, estaría bueno que Lopez también le de unas patadas a Carlos Vives, es una propuesta para mejorar el cuento

    ResponderBorrar
  5. la única solución a este cuento es que una Quesona se encargue de Carlos Vives

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Una opción podría ser que Carlos Vives fracasé, como Ravelia Zamas fracasó con Tinelli. Y sea eliminado por la quesona, la Ravelia tatuada, como guardaespaldas de Jennifer López. Y que la famosa quede para otro relato, un crimen mejor planificado. O quede con vida.

      Borrar
  6. Me parece que es un relato para dejar para más adelante, junto con una nueva versión de El asesino de Kate Moss.
    El relato tiene algunos problemas, como que agrada más Jennifer López que Carlos Vives. Si no es talentosa, es sexy. Hizo ese video con Iggy Azalea. Pero podría no ser un problema, los Carlos pueden ser odiosos.

    Falla la motivación. Está claro que Vives es menos famoso, que podría tocarle un lugar secundario.
    Es raro que una famosa de ese nivel haya quedado tan desprotegida, más después de la desaparición de Britneay Spears. Sobre todo cuando se trata del lema de ese recital masivo. Debería haber guardaespaldas, pagado por la producción. Claro que la famosa podría decirles que la dejen sola, pero podrían no responder a ella.
    Un recital de esa magnitud tiene cámaras por todos lados. En seguida podría descubrirse al asesino.
    Ninguna mención al culo de Jennifer López. Si es más resistente que la potencia de las patadas de Carlos Vives, que no es un rugbier. Y justo en este relato, haya ausencia de sexo anal, error.

    El relato sería mejor:
    -Si se trata de un crimen por encargo, podría ser por pedido de Madonna, quien podría no querer rivales para ser La reina del Pop. Y hasta podría ser una amiga de Lady Dumitrescu. Por lo que podría pagar a una quesona, para que se encargue de los guardaespaldas. Y a otra de las cámaras.

    -Podría ser entregada por la producción. El recital podría ser organizado por R21 (Revolución 21), la fundación de Charly Alberti, para difundir la conciencia ecológica en Latinoamérica. Charly es un quesón, que ya eliminó a Melina Lezcano. Podría usar el asesinato de una estrella, para aprovechar el impacto. Sería una conspiración contra Jennifer López, los guardaespaldas no la protegerían, lás cámaras no registrarían el asesinato. Y en el backstage, le pondrían un afrodisiaco muy potente a las bebidas, que podrían ser auspiciante, así la estrella se entregaría a cualquiera, como Vives. Y sería sodomizada en el escenario, cantando Jenny from the block.
    El sospechoso sería algún ex, que le estaría mandando mensajes. Como Ben Afleck.

    -Un nuevo disco de duetos de Carlos Santana, dejando lo del recital, con Vives y Jennifer López. Luego de la grabación, se permitiría quesonear a la famosa.

    -Alguna variante de lo anterior, con la infaltable Lady Dumitrescu.

    Para finalizar, Carlos Vives podría ser señalado por el asesinato, no se ha demostrado ser muy listo. Y sería exterminado por Carla Guggino. O por la quesona.
    Creo que la mejor manera de matarla sería con estrangulamiento Y que sea congelada y enviada a un museo de los quesones.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Otra muerte posible sería que le sumerja la cara boca abajo, para que se asfixie, mientras está tendida boca abajo. Y sacude todo el cuerpo, especialmente las nalgas. Y hasta podría ser sodomizada un poco más.

      Borrar
    2. En el agua, para que le sumerja en el agua, podría ser en una bañera.

      Borrar
  7. El asesino de Jennifer López.

    Luego de que Britneay Spears fue asesinada, cuando su cabeza explotó como en Austin Powers, Lady Dumitrescuy y su especial invitada brindaron. Y se quedaron viendo las noticias del espectáculo. Entre los rumores sobre la estrella perdida, se habló de una posible remplazante, como Princesa del Pop. Y apareció Jennifer López.
    La invitada, no otra que Madonna, estrelló su copa. La noble rumana llamó a Jacinta, una de sus mucamas vampirizadas. Y dijo:
    -Tranquila, amiga, ya tengo un destino para ella.

    Una semana después, Carlos Vives recibió una invitación para el festival de R21, la fundación ambientalista de Charly Alberti, el baterista de Soda Stereo. Era algo masivo, había megaestrellas que lo opacaban pero fue bien recibido. Hasta hubo aplausos cuando canto La gota fría. Lo molesto fue encontrarse con los guardaespaldas de Jennifer López. Que lo enviaron de mala manera con la guardaespalda asignada. La tatuada Ravelia Zamas.
    -Está muy paranoica, desde que leyó una fanfiction en que era raptada y violada por unos policías corruptos-comentó la peligrosa Ravelia.
    Carlos Vives se relajó a ver que la inspiradora de El Karma de Ravelia estaba como guardaespaldas.
    -Y también estoy como mensajera. Hay una misión para un Carlos-dijo la asesina, mostrando un queso.

    Podemos ahorrar el diálogo en que Carlos Vives supo de la ancestral tradición de asesinar bellas mujeres, como parte del placer. Había una conspiración contra la diva, planeada por el organizador, parte de la tradición de los Carlos letales.
    El cantor colombiano entró al escenario. Los guardaespaldas de la diva intentaron detenerlo, pero Ravelia fue implacable. Comenzaron a cantar una canción. Vives comenzó a cantar “Fruta Fresca” y empezó a bailar en el escenario, Jennifer Lopez, empezó a bailar a su ritmo, tomó el micrófono. La diva estaba exaltada, se notó una química especial entre los dos, se dejó manosear, palpar,
    La famosa movió las caderas en forma provocativa, sin dejar de cantar. Ya no fue dueña de si misma. Gimió, se retorció de placer, mientras era el comienzo de Jenny from the block.Vives le palmeó las nalgas, lo que hizo gemir a la diva. Que se tendió boca abajo.
    Vives fue hacia el escenario. Vives recordó algo del video y aprovechó para cortar parte de la lencería. Y la sodomizó durante lo que quedaba de la canción. Y de varias canciones más.
    Luego recuperó la ropa y terminó el recital, que sería grabado en un DVD, en dos versiones, editada y explícita.
    -Quiero más-dijo la diva.
    -Dale con eso-dijo Ravelia- Llevala a su camarín.

    ResponderBorrar
  8. Más bien parecía una habitación de un hotel de lujo.
    - A mí me eligieron la mujer más bella del mundo – dijo Jennifer Lopez en su mal castellano.
    - Y yo soy Carlos Vives, el Queso Cantor, ja, ja.
    Vives puso un pie sobre la diva, que se entregó más intensamente. Usó su sensual boca, para chuparle la pija, revelando que había practicado. Luego se tendió sobre un sofá, para tener sexo convencional, que incluyó succión de pezones.
    Y entonces Vives sacó una cuerda. Sorpresivamente, recibió una patada, que le dolió, ya no tenía la resistencia de un rugbier, ni su robustez. Respondió con una patada en las nalgas de la diva, que no tuvieron ningún efecto.
    -Jaja. Estoy entrenada. Vas a fallar, quesón-dijo en ese especial español.
    Furioso, Vives la durmió de un golpe en la cara. Y llenó un recipiente con agua. Y lo puso delante de de la diva, que comenzaba a despertarse. Vives le pisó la cabeza, sumergiéndola en el agua. Jennifer López se resistió inútilmente, su cuerpo se retorció, moviendo sugestivamente sus nalgas. Toda una visión para Vives.
    Y luego nada. Jennifer López había sido asesinada.
    -Queso- dijo Carlos Vives-y le arrojó un queso.

    Carlos Vives y Ravelia vieron aparecer a una mujer, de belleza sobrenatural. Lady Dumitrescu.
    -Felicitaciones, han completado una misión conjunta, de un quesón y una quesona. Ahora me encargo del paquete.
    Lady Dumitrescu se tomó algún tiempo con el bello cuerpo de la famosa. Y que Jennifer López se levantó de nuevo, vampirizada.
    -Hay un pariente lejano que está tan solo...Y le gustan las famosas.
    Vives y Ravelia quedaron juntos, cantando una versión alternativa de Jennifer del Estero.
    -Jennifer López.
    Fuiste quesoneada.
    No te salvaron tontos guardaespaldas...


    ResponderBorrar
  9. El asesino de Jennifer López.
    Versión ampliada

    Parte 1

    Carlos Vives recibió una invitación para el festival de R21, la fundación ambientalista de Charly Alberti, el baterista de Soda Stereo. Era algo masivo, había megaestrellas que lo opacaban pero fue bien recibido. Hasta hubo aplausos cuando canto La gota fría. Lo molesto fue encontrarse con los guardaespaldas de Jennifer López.
    -Está muy paranoica, desde que leyó una fanfiction en que era raptada y violada por unos policías corruptos-comentó una mujer tatuada-
    Vives se sobresaltó. Era Ravelia Zamas, la letal protagonista de El Karma de Ravelia, el más vendido best seller.
    -Tranquilo, me contrataron para ser tu guardaespaldas.
    - Que suerte, leí tu libro y pensé....

    -Y también estoy como mensajera. Hay una misión para un Carlos-dijo la asesina, señalando una mesa de quesos.

    Podemos ahorrar el diálogo en que Carlos Vives supo de la ancestral tradición de asesinar bellas mujeres... Y de los sueños que había tenido Carlos Vives, en que raptaba a Jennifer. No se sentía preparado para algo así, así que dejarlo a otro. Había una conspiración contra la diva, planeada por el organizado. Pero Ravelia insistió en darle algunos recursos.
    Fue cuando la famosa lo llamó, para sumarse a su show.
    El cantor colombiano entró al escenario. Vives comenzó a cantar “Fruta Fresca” y empezó a bailar en el escenario, Jennifer Lopez, empezó a bailar a su ritmo, tomó el micrófono. La famosa movió las caderas en forma provocativa, seductoramente. Parecía haber química. Pero ella lo expulsó del escenario, cuando él le reveló el complot. Los guardaespaldas actuaron, pero Ravelia fue implacable.
    Furioso, Vives le disparó un dardo con una cerbatana. Le dio al culo y rebotó. Luego le disparó al cuello.
    Ya no fue dueña de si misma. Gimió, se retorció de placer, mientras era el comienzo de Jenny from the block. Vives le palmeó las nalgas, lo que hizo gemir a la diva. Que se tendió boca abajo.
    Vives le cortó parte la lencería. Y la sodomizó durante lo que quedaba de la canción. Y de varias canciones más.
    Luego Jennifer recuperó la ropa y terminó el recital, que sería grabado en un DVD, en dos versiones, editada y explícita.
    -Quiero más-dijo la diva- en el backstage.
    -Dale con eso-dijo Ravelia- Llevala a su camarín.

    ResponderBorrar
  10. El asesino de Jennifer López
    Parte 2

    Más bien parecía una habitación de un hotel de lujo.
    - A mí me eligieron la mujer más bella del mundo – dijo Jennifer Lopez en su mal castellano.
    - Y yo soy Carlos Vives, el Queso Cantor, ja, ja.
    Vives puso un pie sobre la diva, que se entregó más intensamente. Usó su sensual boca, para chuparle la pija, revelando que había practicado. Luego se tendió sobre un sofá, para tener sexo convencional, que incluyó succión de pezones.
    Y entonces Vives sacó una cuerda. Sorpresivamente, recibió una patada, que le dolió, ya no tenía la resistencia de un rugbier, ni su robustez. Respondió con una patada en las nalgas de la diva, que no tuvieron ningún efecto.
    -Jaja. Estoy entrenada. Vas a fallar, quesón-dijo en ese especial español-
    Furioso, Vives la durmió de un golpe en la cara. Y la tendió boca abajo, completamente desnuda. Parecía estar saciado de sexo, pero fue inevitable abrir las nalgas que habían hecho rebotar un dardo. Y sodomizarla una vez más. Lo que hizo temblar la habitación...
    Satisfecho, llenó un recipiente con agua. Y lo puso delante de de la diva, que comenzaba a despertarse. Jennifer recordó haber tenido sexo en pleno escenario. Pero nadie sabría lo que pensaba de eso.
    Vives le pisó la cabeza, sumergiéndola en el agua. Jennifer López se resistió inútilmente, su cuerpo se retorció, moviendo sugestivamente sus nalgas. Toda una visión para Vives.
    Y luego nada. Jennifer López había sido asesinada.
    -Queso- dijo Carlos Vives-y le arrojó un queso.

    Carlos Vives y Ravelia vieron aparecer a una mujer, de belleza sobrenatural. Lady Dumitrescu.
    -Felicitaciones, han completado una misión conjunta, de un quesón y una quesona. Ahora me encargo del paquete.
    Lady Dumitrescu se tomó algún tiempo con el bello cuerpo de la famosa. Y que Jennifer López se levantó de nuevo, vampirizada.
    -Hay un pariente lejano, ustedes lo conocen como Orlok, que está tan solo...Y le gustan las famosas.
    Vives y Ravelia quedaron juntos, cantando una versión alternativa de Jennifer del Estero.
    -Jennifer López.
    Na na na
    Fuiste quesoneada.
    Na na na...

    ResponderBorrar
  11. muy buena esta nueva versión (la otra era una cagada) felicitaciones al Fauno x el aporte

    ResponderBorrar
  12. ¡Por favor, Quesón, mátame a Lady Gaga!!! Me encantaría si el que la mata es Hulk o alguien "más pior"

    ResponderBorrar
  13. ahora una alianza entre Carlos Baute y Carlos Vives que juntos asesinen a Christina Aguilera

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muy buena idea, aunque hay que planearlo bien, para que quede impune. El método no tiene que ser original como El asesino de Britney Spears, ni considerado El asesino de Jennifer López. Tiene que ser algo cruel, que le duela, un método destructor. Y tal vez no merezca ser vampirizada, que su cuerpo sea bien destruido. Tampoco tengo admiración por esos dos, pero como quesones son efectivos.

      Borrar
  14. la verdad no entiendo como pueden decir que la mina es tan linda... vistosa pero acá hay millones de minas mejores
    estuvieron bien en matarla su música es horrible... puro ruido

    ResponderBorrar
  15. que significa la aparición de Madonna al principio y al final del relato?
    no le encontré sentido...
    salvo que sea una gran proveedora de víctimas para los Quesones...
    parece amiga de la vampiro o...
    es acaso ella una vampira también?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Algo parecido. La muerte de Jennifer López fue como un regalo para Madonna, de su amiga la vampira. Aparte de ser un regalo enviarla en forma vampirizada, para un pariente vampiro.
      Podría serlo.

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa