El Asesino de Any Ventura


Esto que voy a contaros ocurrió en el verano de 1999, después de que Carlos Calvo hiciera de “RRDT” y antes de “Drácula”. En RRDT hacía de Rodolfo Rojas, un entrenador de un club del ascenso; en Drácula interpretaba a un profesor universitario que en realidad era un vampiro, y necesitaba asesinar mujeres para alimentar su sangre. Atrás habían quedado los días en que Carlos Calvo hacía de “Carlín” y decía “Es una lucha”.
En aquellos días ocurrió que Pamela Anderson, actriz noventosa y de gran historial en la revista “Playboy” tuvo una fugaz y caótica aparición en Punta del Este, en la República Oriental del Uruguay. Fue el 23 de enero de 1999 para ser más exactos.
Carlos Calvo se encontraba en Mar del Plata, en la temporada de verano, grande fue su sorpresa cuando recibió la visita de Carlos Villagran, sí, el actor mexicano que hacía de “Quico” en “El Chavo del Ocho”.


- ¡Callate, cállate, que me desesperas! – fue la carta de presentación de Villagran ante Calvo, más serio le dijo – Hola Carlos, te necesitamos, mi cuate. Para un Carlos no hay nada mejor que otro Carlos. 
- ¿Necesitarme? Creí que Carlos Bossio estaba liderando el ranking de los Quesones. Hoy estoy alejado de los primeros planos del Mundo Quesón, el que supo liderar hasta el 94 o 95, además voy a hacer una serie sobre “Dracula”, cumpliré la promesa que le hice a Lady Dumitrescu.
- Perfecto eso, Carlos. No hay dudas que es así, el arquero de Estúdiantes demostró ser un gran Quesón, pero esta misión es tuya, Carlos. Se trata de asesinar a Pamela Anderson.
- ¿Pamela Anderson? – expresó asombrado Carlos Calvo - ¿Asesinarla? ¿Yo? Escuche que iba a estar en Punta del Este.
- En realidad es una doble. La verdadera Pamela Anderson no tiene deseo alguno de venir a América del Sur y se quedará en Hawaii. Mandarán un doble para acá, y quieren que esa doble se termine para siempre. Viajarás por la mañana a Punta del Este y regresarás ese mismo día a la noche.
- Acepto. Tiraré ese Queso. Espero que haya una buena paga. Algo me dice que quizás sea uno de mis últimos grandes asesinatos como Quesón. 


Y llegó el 23 de enero. La crónica del Clarín resumió así aquel paso de la supuesta Pamela Anderson por Punta del Este. Todos creyeron que era ella.
“Difícilmente Pamela Anderson olvide los cinco minutos en que quedó rodeada de adolescentes exaltados en una lejana playa sudamericana. Una conferencia de prensa que empezó casi dos horas después de lo pactado, incidentes con palos y escenas de histeria convirtieron su visita en el episodio más convulsionado protagonizado por un famoso en toda la temporada. Sus trotes con un traje de baño rojo por la arena en Baywatch, sus tapas en Playboy, pero -sobre todo- el video casero que profanó la intimidad sexual de su matrimonio con el rockero Tommy Lee, difundido por internet, impulsaron a cientos de curiosos a la cita de la tarde de ayer en el parador Bikini. La turbulencia adolescente que desató su paso playero derivó en la Anderson encerrada en su habitación del Conrad, con los nervios destrozados y amenazando con volver ya mismo a Miami (…).


Tras estar menos de cinco minutos en Bikini, el doble de Pamela Anderson regresó al Conrad. Tenía decidido volver ya mismo a Miami. Pero al regresar a la habitación, y antes de tomar las pastillas para dormir, la falsa Pamela detectó que un hombre estaba en la cama. Un hombre desnudo, alto, patón, de buena presencia, un macho latino. Sí, estamos hablando de él: de Carlos Calvo.
- Who are you? What are you doing? (¿Quien sos, que haces aca?)
- Carlos. Carlos Calvo, a star of Argentine TV (Una estrella de la TV argentina).
En ese mismo momento, los pies de Carlos Calvo se extendieron al rostro de Pamela, esta comenzó a olerlos, besarlos, chuparlos y lamerlos. El olor a Queso era asfixiante, penetrante, tanto que la supuesta Anderson quedó como prendada, se tiró encima de Carlos, y ahora ya no le chupó los pies, sino la pija, estaba entregada a el, como prisionera, extasiada, repleta de gozo; Carlos le chupó las tetas, el culo y la vagina, despues la penetró con furia y salvajismo; a la supuesta Anderson le gustó mucho. Dicen que los sismógrafos que ese día se detectó una especie de sismo en Punta del Este, región del mundo que no se caracteriza por esos fenómenos naturales.
Al terminar el sexo, Carlos Calvo se levantó de la cama, se puso un bóxer negro y los guantes negros en sus manos.


- You are a big macho – dijo la supuesta Anderson – Caaaaarrlooooosssss, like Carlos Monzón. (Sos un gran macho, Carlos, como Carlos Monzón).
- Thank you – le dijo Carlos Calvo en inglés – pero además de ser un macho latino, soy como Carlos Monzón, me llamo Carlos como el, y al igual que Monzón, soy un Quesón.
Carlos Calvo agarró un enorme cuchillo y se puso delante de Anderson, que exclamó aterrorizada.
- Oh, no, you are a serial killer!
- Serial killer sí, pero más que eso, un Queso, y más que un Queso, digamos eso, como Monzón, un Quesón.
Carlos Calvo se tiró sobre la supuesta Anderson cuchillo en mano y comenzó a apuñarla en forma salvaje y feroz, le dio una gran cantidad de cuchilladas, y al terminar, agarró un Queso, si un enorme Queso Gruyere que tenía en su mochila, y lo tiró sobre el cadáver de la supuesta Anderson.
- Queso – dijo Carlos Calvo en voz alta.


El asesino creía haber terminado su misión, satisfecho con el deber cumplido, pero de repente, y para su susto, se abrió la puerta, y apareció la periodista Any Ventura, Carlos Calvo seguía con el cuchillo en mano.
Ventura vio a Carlos Calvo, y no percibió que en la habitación, estaba el cadáver apuñalado de la falsa Anderson.
- ¡Carlos Calvo! ¿Qué haces aca Carlín? ¿Sabes una cosa? ¡Tenes nombre de calle! ¡Empezas en San Telmo y terminas en Boedo, ja, ja! 
Carlos Calvo no contestó, pero ya tenía decidido lo que iba a hacer.
- Un cacho de carne – dijo Ventura – eso es lo que es esta Pamela Anderson, solo un cacho de carne. Así lo voy a decir en “Yo amo a la TV” ya lo grabé.
- Mejor que sea un cacho de carne, podría ser un cacho de Queso como yo, que soy un Queso, pero parezco un hombre, ja, ja – dijo Carlos Calvo, mientras sostenía el cuchillo con sus manos, sin que Ventura lo advirtiera.
- ¿Un cacho de Queso? ¡ja, ja! ¡En todo casos serás un gran pedazo de Queso! ¡Un Quesote! ¡Un Quesón! 
- Efectivamente eso es lo que soy… un Quesón ¡Un Quesón! ¡Un Quesón como Carlos Monzón! ¡Y esto no es una lucha como diría Carlín! ¡Esto es un asesinato!  – sentenció Calvo sobre su propia persona, en un rápido movimiento, levantó el cuchillo, y atacó a Ventura, clavándole el cuchillo en el pecho.
- ¡Nooooooooooooooooooooo! – gritó desesperada Any Ventura, mientras era apuñalada en forma salvaje y feroz.
Con el cuchillo ya clavado en su pecho, ya nada pudo hacer Ventura. Carlos la apuñaló sin piedad alguna, y cuando terminó dejó el cuchillo ensangrentado sobre la mesa, y agarró el Queso, el gigantesco Queso que fue un mudo testigo del asesinato.
- Queso – dijo Carlos Calvo mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de Any Ventura. 


El popular actor abandonó el Hotel Conrad con gran rapidez y se trasladó al precario aeropuerto de Punta del Este, rápidamente regresó a Mar del Plata. Era el 24 de enero de 1999, Carlos disfrutaba de un enorme Queso  Gruyere en el Torreón del Monje, una mujer igual a Any Ventura, lo sorprendió, y apareció ante él.
- ¡Hola Carlos!
- ¡No puede ser! ¡Ayer te asesiné! ¡Te clavé un cuchillo y te tiré un Queso!
- Ja, ja, ja, soy Romualda Dumitrescu, prima de la Doctora Aslan, adoptaré la forma de Any Ventura, y participaré en “Yo amo a la TV” y en un programa del futuro que se denominará “Bendita TV”, ja, ja.
Carlos Calvo respiro aliviado, su rol de Quesón no sufrió ningún riesgo. El asesino se concentró entonces en su nuevo desafío actoral, “Dracula”.
- ¿Qué tal si mi personaje se llama Charles, o Carol, que es Carlos en rumano?
- No, sos un Carlos, que siempre hace de Carlos, mejor esta vez te llamaras “Dreshko” – le dijo la doble de Any Ventura.
Dicen que un ser salido de la nada, extrañamente muy parecido al recordado Luis Sandrini, y con la misma ropa que cuando el popular actor hacía su personaje “Felipe”, le dijo a Carlos Calvo:
- Che pibe, mejor no te metas con Dracula, yo sé porque te lo digo. 
Carlos Calvo lo miró asombrado al ver a alguien igual a Sandrini, y dijo:
- Seguí haciendo de “El Profesor Hippie”.
Carlos siguió comiendo el Queso. El doble de Sandrini es esfumó como si hubiera entrado a otra dimensión. Ya sabemos lo que paso. Carlos se metió con Dracula en aquel 1999, y el resto es historia conocida.



Comentarios

  1. miralo a Carlin queseando a una mina igualita a Pamela Anderson x algo es el queson supremo

    ResponderBorrar
  2. no esta mal... pero algo le falta... no se... que se yo...

    ResponderBorrar
  3. ya que aparece Carlos Villagran los fans de estos relatos pedimos que hagan el cuento donde quesonea a Florinda Meza

    ResponderBorrar
  4. un relato autobiográfico?

    ResponderBorrar
  5. Hay en estos relatos un par de descubrimientos. En esa presentación terminada en incidentes, enviaron a una doble de Pamela Anderson. Que además fue asesinada, lo cual fue encubierto, obviamente para tapar el tema de la doble, algo que no se habría aceptado. Lo queja la posibilidad de quesonear a la verdadera Pamela Anderson, que estuvo en Bailando por un sueño, podría estar en la versión quesona, pudiendo ser ahogada en el Aquadance. Lo que podría estar precedido por los asesinatos de otras actrices de Baywatch, podría ser muertes relacionadas con el agua.

    Que fracaso el de Any Ventura, no tuvo la atención dedicada a las famosas, lo cual implica que no recibió el efecto anestésico, seguro que sintió el dolor. Y se lo merecía por misógina.

    ¿Es otra Dumitrescu o suele usar otros nombres? Interesante lo de remplazar a las famosas eliminadas, está dentro del poder de una vampira. Eso podría ser un factor que haga que necesite sangre para rejuvenecer, tal vez usar ese poder le consuma vitalidad.

    Otra revelación, esa versión de Drácula fue algo prometido a nuestra villa favorita. Interesante dato.
    Yo sospecho que está entre los fans de Game of Thrones. Arya Stark se comporta como una quesona.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Deborah De Corral