El Asesino de María Eugenia Ritó



María Eugenia Rito tuvo su momento de gloria en los primeros años del 2000, hoy cuando ya pasó los cuarenta años, su nombre ha quedado olvidado en los grandes medios, salvo algunas noticias vinculadas a su consumo de estupefacientes. 
"Ritó ha quedado muy olvidada, es cierto, pero no por todos: la Marquesa de Avila se acordó de ella, y le ofreció un nuevo espectáculo de flamenco y del cante jondo gitano" dijeron en un medio de comunicación.
En efecto, Ritó quedó como principal figura de un espectáculo de música española en un teatrucho de Mar del Plata para la temporada de verano. El mismo se anunció con el título “Suspiros de España”, Ritó se tenía que vestir de andaluza y cantar algunas canciones junto al sexteto “España”.



La primera función fue un éxito fenomenal, gracias a que La Marquesa de Avila regaló entradas a diestra y siniestra, pero la segunda la gente ya bajó a la mitad, y a la tercera, solo se vendieron trece entradas. 
- Hay que salir a la calle y vender el espectáculo – dijo la Marquesa – salgan y canten las canciones. El sexteto “España” y tú.
- Es que el espectáculo es una cagada – le retrucó Ritó – además esto es un teatrucho, debimos haber ido a un teatro mejor.
- ¿Y tu lo iba a alquila’ niña? Si no tiene’ un duro, mi niña, eta’ ma’ pobre que una laucha.
- Usted es una gitana jodida.
- Soy de la raza calé que al mundo dicta sus leyes. Hija de padres gitanos, porque llevo sangre de reyes en la palma de la mano, porqué soy de la razita calé.
- Hay que reconocer que siendo una gitana jodida, esta usted muy buena.
- ¿Qué me esta insinuando mi niña?
- Que es una mujer muy bella, me gustan las mujeres así.



Ritó se sacó la ropa y quedó desnuda ante la Marquesa, que quedó con la boca abierto, Ritó le estaba proponiendo una relación lésbica, la Marquesa, aunque sorprendida, no la desechó, al fin y al cabo le gustaban las alegrías, y esto era una de ellas. Fueron para adelante. La Marquesa de Avila, aunque tenía más de cuatro siglos de edad, se mostraba como una mujer, joven, atractiva, de no más de treinta años, en apariencia era más joven que Ritó. Tocarle las tetas a Ritó fue algo muy placentero para la Marquesa. Fueron para adelante.
- La has besao a Silvina Escudero, pobrecita, después la quesonearon – le dijo la Marquesa.
- ¿Qué es eso de los Quesos Asesinos? Puras habladurías – dijo Ritó.
- Ten respeto.
Al día siguiente, Ritó salió en bolas por las calles subida a un caballo al estilo de Lady Godiva. Aunque el escandalo fue muy grande, el suceso en el teatro tuvo su repercusión. “Suspiros de España” se convirtió en un espectáculo de alto contenido sexual, el sexteto España salía en bolas y tenían sexo en el escenario. Ritó y la Marquesa tenían una relación lésbica y despues entraba Manolete, el personaje del torero, y tenía sexo con las dos. Pero “Manolete” no era un actor, sino alguien del público que salía sorteado entre aquellos que se ofrecían de voluntarios.
La sala ahora estaba llena todas las noches. Una de las noches un fuerte olor a Queso invadió la sala.
- Qué olor a pata – dijo Ritó - ¿Quién no se lavó los pies?
- No es olor a pata – dijo la Marquesa – es olor a Queso, esto parece una quesería.



La Marquesa miró al público, y reconoció al tenista Carlos “Charly” Berlocq, oriundo de Chascomús. La dama española dijo: “Perfecto” y contempló a Ritó. 
La función comenzó, La Marquesa salió al escenario y dijo:
- Seoras y seores, gracia’ por haber venido, pero muchas gracia’ po’ esta’ ente el público a Carlos “Charly” Berlocq, carpeón de la Copa Davis, figura del ATP del Tenis.
El público ovacionó y aplaudió a Charly, que se paró y agradeció el homenaje.
- Toda’ la noshe’ elegimo entre el público a alquien que haga de Manolete, el famoso torero que brilló en la Plaza de Toros de Sevilla y en Las Ventas de Madrid. Pero hoy nadie hará de Manolete, hoy tendremos a Carlete, sí, “Carlete”, invitamos al señor Berlocq al subir al escenario.
Charly se sorprendió, al principio fingió como que se resistía y no iba a subir, pero el público comenzó a gritar, Berlocq entonces se paró y fue al escenario. Lo agarraron los tramoyistas y le pusieron el traje de torero.
- ¡Viva España! – gritó la Marquesa de Avila – Ole tu gracia salerosa, y la gracia de todos los toreros en esta noche tan maja, con toros y pasodobles. ¡Viva Carlillos! ¡Viva Carlote! ¡Viva el gran Carlos Berlocq, el maestro de las Ventas!
Como un torero al ruedo, Berlocq salió al escenario, con una bandeja con un enorme Queso. La Marquesa de Avila se fue del escenario y quedó Ritó con Charly, no sabían que hacer. Charly entonces se sacó los zapatos y quedó descalzo.
- ¡Qué olor a Quessoooooooooooooooo! – grito el público.
- Dame Queso – dijo Ritó.
- Quieres Queso, te daré Queso, mi niña – dijo Carlos.



El tenista, ahora convertido en torero, puso sus pies encima de Ritó, esta empezó a olerlos, besarlos, chuparlos y lamerlos, una y otra vez, sin cansarse.
- Soy bisexual, pero estoy con la quesería – dijo Ritó.
Berlocq se bajó los pantalones y Ritó empezó a chuparle la pija, la fellatio fue muy intensa.
- ¡Oleeeeeeeé! – gritó el publico como si fuese una plaza de toros.
Carlos le tocó las tetas, la concha, le chupó los pezones.
- ¡Viva Carlete! – dijeron en el público - ¡Viva Carlillos!
Después le chupó la concha delante de todos.
- ¡Arriba esa niña y ese niño! – dijo un gitano en el público.
Ritó se tiró al piso en el escenario y ahí Berlocq se la cogió delante de todos, por adelante y por atrás.
- ¡Viva la sangre andaluza! – gritaban en el público.
- Termina como terminan los toreros – dijo la Marquesa de Avila – haz como los matadores, Carlete, Carlote, Carlillos, o como quieras llamarte, Carlos.



Berlocq agarró la capa roja como los toreros, con la montera sobre la cabeza, y Ritó empezó a ser como un toro, Berlocq le hizo el arte de la tauromaquia, y le clavó una banderilla (especie de puñal que le clavan a los toros) en la teta derecha a Ritó, otra en la teta izquierda, otra, con una herida bien profunda en el pecho, otra en el cuello, atravesándolo desde la izquierda, y otra, desde la derecha, una sexta en el estomago, así la fue apuñalando de a poco, la sangre de Ritó se esparcía por todos lados, y finalmente la terminó de asesinar.
- ¡Oleeeeeé! – gritó el público que creía que todo era ficción.
- Queso – dijo Charly mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de Ritó.
El público salió masivamente y agarró en andas a Berlocq, como se agarra a los toreros tras una corrida, al grito:
- ¡Viva Carlote! ¡Viva Carlete! ¡Viva Carlillos! ¡Viva el gran matador Carlos Berlocq!
El público saco a Berlocq, al asesino, triunfante en las calles, como si fuese España. El cadáver de Ritó quedó en el escenario y la Marquesa de Avila se acercó, y dijo:
- ¡Viva España! 
Una vez más, la Marquesa de Avila había triunfado y Carlos Berlocq, que siempre quesoneaba sin intención, pero siempre quesoneaba.

Comentarios

  1. me gusto el cuento... igual esta Ritó es la la Ritó versión 2002 ahora parece que esta regordeta

    ResponderBorrar
  2. no tiene ni pies ni cabeza por eso me encantó

    ResponderBorrar
  3. Por lo que dice el primer comentario, le hicieron un favor a la vedette de baja estatura. La salvaron de la decadencia física.
    Es muy verosimil lo de insinuarse con la Marquesa de Avila, muy verosimil que una famosa bisexual intime con una atractiva vampira, con siglos de experiencia. Como verosimil que el público haya aumentado.
    Lo especial de Rito, que la diferenció de otras famosas, no suplicó por su vida, capaz que ni se dio cuenta de que la estaban matando, tan compenetrada con lo sexual, compenetrada con ser penetrada.
    Que racha de relatos. Y bien logrados relatos.

    Podría haber habido una pelea a lo Celebrity Deathmatch con Mora Godoy, pero este relato están muy bien.
    Mora Godoy podría ser una cómplice del Quesón del tango.

    ResponderBorrar
  4. La Marquesa de Avila tiene pasión por la música.
    Un detalle que habla bien de ella es diciendo tener sangre de reyes no discrimina a Lady Dumitrescu, que es noble por casamiento.
    Detalle curioso es que llamó pobre a Silvina Escudero, en la que estuvo la vampira rumana.

    El asesino de Cristina Pérez.
    La conductora de noticiero podría ser raptada, para ser llevada a un lugar ambientado como el noticiero, ser obligada a dar como noticia su rapto, mientras es asediada por Jowie Campobassi. Podría ser manoseada, pudiendo llegar a ser una violación lesbica, hasta que interviene el quesón.

    Podrían advertirle del peligro, pero lo ignoraría esa advertencia con fastidio. Y así le iría.
    La podrían clonar y enviarle una clon a Rodolfo Barili, conductor y productor del noticiero, la cual se entregaría, sin la histeria de la original. Podría estar Lady Dumitrescu para vampirizarla.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Otra opción sería la faceta actoral de Cristina Pérez. Actuó en una versión de Macbeth.

      La conductora acepta actuar en La muerte de Lady Machbeth (revisar como se escribe Machbeth), una versión muy libre. En esta versión, la tiranía del usurpador del trono de Escocia despierta de resentimiento. En represalia, por las muertes masivas, un personaje seduce a la esposa del tirano, para asesinarla.
      La Pérez acepta sin saber que el papel de las tres brujas es hecho por Lady Dumitrescu, la Marquesa de Avila. Y que la última función tendrá como espectadores a Carlos, Carlas y Ravelia. Y será la ultimoa función de su vida. Roa usará sus pies para hipnotizarla y entregarla a Jowie Campobassi, por él mismo. Y será asesinada, como es usual, lo cual despertará un gran aplauso.
      Habrá un par de clones, una será para Jowie y otra para el noticiero, complaciente con su compañero y productor.

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

La asesina de Fabricio Oberto