El Asesino de Adabel Guerrero


Una mañana como cualquier otra en la vida de la bailarina y vedette Adabel Guerrero. Invitada a participar, a cambio de un gran cachet por supuesto, en un exitoso programa de TV donde bailaban famosas, Guerrero iba al primer ensayo. 
Sin embargo, al llegar a su Mini Van, notó que su chofer, el veterano Mister Charles, un señor casi igual al famoso naturalista y biólogo Charles Darwin, no estaba.
- ¡Qué extraño! ¡Don Fulgencio no llegó aún! ¡Y yo sin tener actualizado el registro de conducir!
Un muchacho muy alto, de pies gigantescos, con aspecto de basquetbolista, apareció de repente.
- Buenos días, ¿Usted es la señora Adabel Guerrero?
- Soy yo – respondió la bailarina - ¿Quién es usted?
- Carlos Matías Sandes, es mi nombre, como verá mido dos metros con dos centímetros y calzo cincuenta y dos.
- ¿Qué hace usted aca?
- Vengo a reemplazar a Mister Charles.
- ¿Qué le ocurrió? ¿Esta enfermo?
- Digamos que se va a tomar unas largas vacaciones… quizás incluso no vuelva…
- ¿Me esta insinuando que Mister Charles ha muerto?
- Eso lo dice usted… solo digo que Don Fulgencio ha vivido mucho… 89 años y usted lo seguía explotando como chofer.



- ¿Ochenta y nueve? No sabía que tenía tantos años… siempre me decía que deseaba seguir trabajando y que no tenía aportes para jubilarse.
- Basta de cháchara, Adabel. ¿Desea ir al ensayo, si o no? Hoy por ser el primer día trabajo gratis, si le parece que mi trabajo es eficiente, mañana firmamos el contrato, si claro esta, mi trabajo le resulta convincente.
- Perfecto. Vamos. Hay un nuevo segmento de “BailandoPorUnSueño, dicen que es muy novedoso. Tengo ansias de participar. ¿Le puedo hacer una pregunta?
- Digame.
- Tiene aspecto de basquetbolista.
- Soy basquetbolista. San Lorenzo, Boca, Sionista, Quimsa, Gimnasia de Comodoro Rivadavia, han conocido mis servicios. Llegué a jugar en España, en la selección argentina y hasta se me nombró para ir a la NBA.
- ¿Entonces que hace trabajando de chofer?
- Cosas que tiene la vida. Hay que rebuscárselas.



Guerrero se subió a la Mini Van y Carlos empezó a manejar rumbo al estudio donde se iban a realizar los ensayos. Adabel empezó a verse cada vez más incomoda: un fuerte olor a Queso emanaba de los pies del basquetbolista. Un olor a Queso muy intenso y asfixiante. Tanto que Adabel empezó a sentir sueño, empezó a cerrar los ojos…
La marcha del auto se vio interrumpida varias veces. Primero, un piquete de la Organización Barrios de Pie, después otro piquete, de los Taxistas Enemigos de Uber, después las obras del gobierno de la ciudad para construir un canal tipo Venecia en el trazado de la avenida Independencia, después la marcha del Sindicato de Magos culpando de fraude al mago Emanuel en las última elecciones gremiales, después el piquete de la Asociación Amigos del Tranvía reclamando que regresen los tranvías, el Colectivo Defensor de los Derechos de los Delfines reclamando que los delfines sean considerados sujetos no humanos, etc, etc…
Despues de un largo sueño, producto del olor a Queso que tenía Carlos Sandes, que funcionó como narcotico, Adabel se despertó…
- Maldita sea, no llegamos más – dijo Adabel – Los ensayos iban a empezar a las once. Son la una y pico.
- Bueno, señora Guerrero – le dijo el basquetbolista – tiene los celulares. Seguro hay un grupo de whatssup con las bailarinas de esa chotada de #BailandoPorUnSueño.
- ¡Por supuesto!  ¡Me imagino que a todas les esta pasando lo mismo!
- No avise nada – dijo el basquetbolista – ya llegamos.
- Pero este no es el estudio de #BailandoPorUnSueño.
- Este es otro programa señora Guerrero – dijo Carlos – esto es una versión local de “Celebrity Deathmatch”. 
- Esto no es lo que yo quiero – dijo Guerrero – me voy.
Todavía no se había bajado de la Mini Van, cuando apareció una señora entrada en años, vestida como una reina, que le dijo a Guerrero:
- No se va a ningún lado señora Adabel Guerrero. 
- ¿Dónde estamos? 
- En Buenos Aires. Este es el estadio de Vélez Sarsfield. Ibamos a usar el estadio cubierto de Ferro, pero la gente que vino, de todo el mundo, ha superado nuestras expectativas. Mire, el estadio esta lleno, y hay gente afuera. Parece un recital de los Stones.
- Veo, veo, hay muchísima gente, de todas las edades, razas, generos, religiones, idiomas, todo muy diverso, pero todo esto no deja de ser muy raro.
- Nada raro. ¿Cuánto le pagaban por el bodrio de #BailandoPorUnSueño?
- El cachet es de veinte millones de dólares.
- Aca triplicamos la cifra. Mi nombre es Lady Dumitrescu. Le aseguro señora Guerrero que no se va a arrepentir. Harás honor a tu apellido, hoy te convertirás en una guerrera.



Adabel Guerrero fue conducida al vestuario, le dieron un traje de guerrera barbara o germánica, una espada de utilería, y le ordenaron que salga por un túnel. Al salir se encontró con un estadio repleto de gente, que vivaba y vociferaba, aunque el lugar era un estadio de fútbol, el Amalfitani, el ambiente parecía más propio del circo romano. Adabel observó todo, estaba en un ring, como una boxeadora, y al observar al palco oficial, vio a Lady Dumitrescu, sentada, exuberante, como una emperatriz de la antigüedad. A su lado, nada más ni nada menos que un ser igual a Marcelo Tinelli, pero vestido de emperador romano.
Al ver a Tinelli, Guerrero se sintió un poco aliviada.
- Menos mal, todo esto es una emisión espectacular de #BailandoPorUnSueño, nada que temer.
- ¡Qué comiencen los Juegos! – dijo Dumitrescu, mientras encendía una especie de antorcha olímpica.
Un locutor anunció:
- Ahora le pelea a muerte entre Adabel Guerrero y Mora Godoy, un clásico entre bailarinas.
Guerrero vio de repente frente a ella a Mora Godoy. 
- Combatiremos a muerte, solo una sobrevivirá, y tu morirás – le dijo Godoy a Guerrero – yo baile con Obama, tengo todo el poder del imperialismo yanqui conmigo, ja, ja.
- ¡A muerte! – gritó Dumitrescu en el palco con el pulgar para abajo.



Mora se acercó y haciendo un paso tanguero, le dio un brutal golpe a Guerrero. Esta reaccionó con el cortito que hacía Karadagian. La respuesta de Godoy fue un piquete de ojos como los que hacía Moe de Los Tres Chiflados. Guerrero apeló a su conocimiento de bailes clásicos y quiso hacer el Baile del Lago de Los Cisnes, y con eso a punto estuvo de vencer a Godoy, pero esta llevó el cabo el movimiento del tango “Sur” y con “San Juan y Boedo, Pompeya, y más alla a la inundación” tumbó a Guerrero que se quedó tendida en el piso.
Al estilo del boxeo, una referee, que era Gladys Fiorimonti, se acercó y empezó a contar… hasta llegar a diez… Guerrero no se levantó.
- ¡Muerte! ¡Muerte! ¡Muerte! ¡Muerte! ¡Muerte! – comenzó a gritar la muchedumbre, donde había gente de todas las clases habidas y por haber.
- ¡Muerte! – ordenó Dumitrescu.
Guerrero tendida en el piso vio que Mora Godoy sacaba una enorme espada, la bailarina clásica resignada esperó su suerte, la tanguera le clavó la espada, pero era… ¡Una espada de juguete! Eso si la espada de juguete expandió una pintura roja que simuló una herida mortal en Guerrero.



No hubo herida alguna, rápidamente un grupo de colaboradores llegó al lugar, y se llevó a Guerrero en una camilla, mientras el pueblo vivaba a Mora Godoy, la gran vencedora, con los honores del Triunfo, tal como se realizaban en la Roma Antigua.
Guerrero quedó tendida en una camilla, muy cansada, en el vestuario. Apareció otra vez el basquetbolista, Carlos Matías Sandes, que le dijo:
- ¿Estas cansada?
- Muy cansada.
- Excelente esto que se le ocurrió a Tinelli. Que programón.
- Sí, parece muy bueno, no me dijeron que esto era así.
Carlos, de repente, elevó su enorme pie derecho talle 52 sobre el rostro de Adabel, un fuerte, intenso, apestante y sofocante olor a Queso, invadió el ambiente. Adabel no lo pudo resistir y se quedó dormida…
Despertó después de un largo rato, abrió los ojos, se encontraba en su habitación…
- ¡Oh, menos mal! ¡Todo fue un sueño! ¡Pero que sueño!
Cansada, como mareada y contrariada, lo primero que hizo al despertarse, sin levantarse de la cama, vio que a un costado, sobre una mesa, había una enorme y gigantesca horma de Queso Gruyere, realmente gigantesca…


- ¿Y ese Queso? ¿Me estaré volviendo loca?
Entonces prendió el Smart… y lo que vio no dejo de sorprenderla…
- ¡Ahora en Videomatch la gran pelea mortal entre Mora Godoy y Adabel Guerrero! ¡El tango contra el baile clásico! ¡El baile del arrabal porteño contra el clásico baile de la aristocracia europea!
- ¡Entonces no fue un sueño! – exclamó Guerrero.
- Claro que no lo fue, todo es verdad, tan verdadero como mis pies, perdón mis Quesos, que huelen a Queso, ¿No te parece? – Carlos Matías Sandes, el basquetbolista, apareció en la habitación – es hora que sepas que soy Carlos Matías Sandes, Basquetbolista, Quesón y Asesino, ja, ja. Yo soy el asesino de Wanda Nara, Vicky Xipolitakis, Gisela Van Lacke, Alina Moine, Laurita Fernández y muchas minas más, ja, ja.
- ¡Oh, no! ¡Basquetbolista, Quesón y Asesino! – dijo Guerrero - ¡Otra vez me vas a someter a tus pies!
- Pero esta vez jugaremos, habrá gozo y placer, te gustará oler mis pies una vez más, espero que no te quedes dormida como las otras veces.
El basquetbolista, que tenía guantes negros, agarró el Queso que había en la mesa y se lo tiró encima a Guerrero.
- Para que compares que Queso tiene más olor a Queso, si ese Queso o este Queso.
A continuación, otra vez puso sus pies sobre el rostro de Guerrero, que seguía en la cama, al principio Guerrero olió, lamió, besó y chupó los pies de Sandes, esta vez no se quedó dormida, seguía despierta, con gran esfuerzo, el basquetbolista se dio cuenta sin embargo que no tenía el efecto hipnótico que si tenía sobre sus otras víctimas. Por las dudas, mientras sometia con sus pies a Guerrero, siempre sostenía el machete con su mano derecha, obviamente, con guantes negros.



Y no se equivocó, de repente, en forma sorpresiva, Guerrero intentó escaparse, Carlos, entonces, que no tenía una soga a mano como en otras ocasiones, no tuvo alternativa: con el machete le infringió un profundo corte a Guerrero en la pierna derecha primero, y otro en la izquierda.
- ¡Mis piernas, no! ¡Mis piernas, no! ¡Ya no podré bailar!
- Ja, ja, le corto la cabeza a las minas que asesinó y vos te preocupas por tus piernas.
Con las piernas sangrantes, Guerrero quedó tendida en la cama, sin poder moverse. Carlos entonces la obligó a que le mostrará el culo, Guerrero lo hizo, entonces la cogió con los pies, fue un momento de mucho disfrute, que curiosamente logró que las piernas dejaran de sangrar.
- ¡Ja, ja, el sexo cura las heridas! – exclamó el asesino.
Entonces la cogió con el Queso, y después por la vagina, con el pene, la habitación se movió como un avión en medio de una tormenta. Guerrero, lejos de sufrir por la experiencia, estaba llena de placer y gozo.
- Quiero más, quiero más – dijo Guerrero.
- Tendrás más – Carlos levantó el machete y esta vez fue directamente a la pierna derecha, cortándosela, el grito de dolor de Guerrero fue indescriptible.
- ¡Mis piernas, no! ¡Mis piernas, no! 
- Ja, ja, ahora la izquierda – le dijo Sandes, más sanguinario que de costumbre, lo cual es mucho decir. Y le cortó la pierna izquierda.
- No quiero sufrir más, no quiero sufrir más.
- ¡Y no sufrirás más! – exclamó el Basquetbolista, Quesón y Asesino. Con el machete, entonces, le cortó la cabeza.




El asesinato quedó así finalizado, el Basquetbolista agarró el Queso y lo tiró sobre el cadáver de su mutilada víctima.
- Queso – dijo en voz alta.
Carlos Matías Sandes, Basquetbolista, Quesón y Asesino, se fue del lugar, repleto de satisfacción por el crimen que había cometido, y pensando quien sería su próxima víctima.
Dicen que el nombre de Mora Godoy se cruzó en su pensamiento, pero Lady Dumitrescu, rejuvenecida y muy bella, le interceptó el paso al asesino y le dijo:
- Tendrás que elegir otra víctima. Mora Godoy de ninguna manera. Amainaron guapos junto a tus ochavas y un cajetilla te cruzó de cross. Y metieron las patotas bravas allá por el año novecientos dos.


Comentarios

  1. muy bueno... los Relatos Quesones siempre se superan! que salvaje y violento queson que es Sandes! y en este relato aparece la cancha de Velez! Bien!

    ResponderBorrar
  2. Mora Godoy se ha ganado el perdón de los Quesones ja ja ja

    ResponderBorrar
  3. mencionan a Gladys Fiorimonti... dada su fealdad no creo que figure como victima de los quesones, ellos matan la belleza, pero podría ser una buena proveedora de víctimas

    ResponderBorrar
  4. en estos ultimos relatos, uno mejor que el otro, aparecen minas que parecen proteger a los quesones, mora godoy, lucha aymar, podría poner tambien a susana gimenez en ese rol, por algo estuvo con Carlos Monzón y no la quesoneo en su momento

    ResponderBorrar
  5. una alianza entre Sandes y Lampe para quesonear a Mora Godoy

    ResponderBorrar
  6. a mi que me den de comer el Queso gigante que Sandes le tiró a Adabel

    ResponderBorrar
  7. Yo se que quien escribe tiene debilidad por Carlos Delfino pero para mí el mejor Quesón es Carlos Sandes x su grado de violencia crueldad y búsqueda permanente de sangre

    ResponderBorrar
  8. ¿Habrá sido un quesón Charles Darwin? Parece que fue un espía. Otra pregunta, ¿la dama vampira es una fan de los Stones? Explicaría la longevidad del grupo, a pesar de los excesos, la leyenda de que Keith Richards se cambió la sangre. Y tienen un Charlie, Watts, como baterista.

    El raptar a una famosa, con un Carlos como chofer es un clásico. Como dormirla, para llevarla a un lugar preparado. Estuvo bien la demora del crimen, que haya pasado por esa versión de Celebrity Deathmatch, un memorable programa. Y Mora Godoy como toda una villana, colaboradora. Y Lady Dumitrescu, como la reina presentadora de una ceremonia masiva, cuanto morbo. Y al lado de Tineli. ¿La dama será su nueva pareja, remplazando a Guillermina Valdez?

    Estuvo muy bien el que Adabel haya tenido el alivio de despertar en su habitación. Para descubrir que no fue un sueño, que lo peor venía. Curioso que no haya funcionado el efecto adormecedor. ¿Algun punto débil o no funciona cuando las famosas han sido muy expuestas a ese efecto. Eso permitió que se desarrollara la crueldad que pidieron.

    Estuvo muy bien lo de herir las piernas, para que luego se curen durante la sesión sexual, tan intensa. Para luego a lo de cortarle las piernas, con las súplicas de Adabel Guerrero. Y la decapitación.

    Y el cierre con Lady Dumitrescu, tan rejuvenecida, tan bella. Y tan malvada. Y a la vez una celebridad, ya que se presentó ante una multitud. Una de las pocas que podría quedar.

    ResponderBorrar
  9. Lo de Celebrity Deathmatch, quedó tan bien que se podría usar en otros relatos. Incluso en una pelea directa, en los casos en que no haya desigualdad notoria entre el Carlos y la potencial víctima. Ya que se sugirió lo de Sandra Borghi, podría tener como rival a Carlos Pagni, quien podría estar a prueba. No habría un resultado prefijado, aunque está claro terminará. Y hastan es posible que no sea necesario raptar a la movilera, que se presente por su propia voluntad, que odia a ese Pagni. Que ella no es una tonta, como esas famosas que se merecieron ser quesoneadas, etc. Y podría ser que tuviera una oportunidad, antes de ser eliminada. No sé si es necesario el sexo, Borghi no es una mujer deseable, como Daniela Cardone, Pampita, etc. O podría ser que en algún momento caiga entre el morboso público, que se aproveche de que la ropa se romoió durante la pelea. Podría ser una variante.

    Es interesante Mora Godoy, muy sensual la foto incluida, tanto que podría ser una cómplice. Podría darse lo de Mora Godoy, como protagonista o villana, o protagonista y villana, en una película en que mujeres son raptadas por un prostíbulo tanguero. No necesariamente de época podría ser en época actual. Por lo que podrían raptar especialmente, bailarinas, vedettes. Habría sexo explicito y muertes violentas y reales, que se filmarían, pasando por ficción.
    Si no está escrito el relato, podría ser para Silvina y Vanina Escudero, en donde podría explotarse el morbo de una relación incestuosa lésbica, que parecen haber usado en Bailando por un sueño. Y luego podría inventarse de que que se fueron al exterior a publicitar la película.

    El asesino de Briteney Spears, sobre quien se han escritos fanfictions en que es raptada y violada, podría ser en un crucero en aguas internacionales, donde es confuso que ley corresponde. En una etapa de crisis, por excesos o depresión, podría contra ser contratada para un recital. Y podría ser remplazada por un clon, que parezca más joven, más saludable.
    Y Britney Spears tendrá el fin, luego del sexo, obviamente. Y la Lady aparecería, no se perdería una víctima tan famosa.

    ResponderBorrar
  10. que Delfino y Sandes quesoneen juntos a Esmeralda Mitre como ya hicieron con Stoessel

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Lobbe es el Quesón ideal para Mitre

      Borrar
    2. Creo que podría ser para Sandes, como un lanzador de cuchillos, cuyo desafío es la cantidad de cuchillos que le ensarta a Esmeralda, sin matarla.

      Borrar
    3. Cuando escribí Sandes, quise decir Schattmann, El asesino de Natalia Fassi.

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

La asesina de Fabricio Oberto