La asesina de Nicolás Ochiatto


Aunque Nicolás Ochiatto ya había anunciado su separación de Flor Vigna, cuando esta fue asesinada en Pinamar por un Quesón, el joven conductor y modelo no pudo evitar dos cosas: el asedio mediático y una lógica angustia y tristeza. 
Desesperado ante la situación, Nicolás optó por aislairse del mundo y refugiarse en una casa en Cariló, Pinamar, precisamente la zona donde fue asesinada Flor Vigna.
Intentó camuflarse con un buzo (sudadera en España) y se entregó a la bebida en una bar de Cariló. Nicolás estaba seguro que fuera de la temporada de verano, en aquel lugar no tendría problemas en pasar desapercibido pero…
- ¿Nicolás Ochiatto, el novio de la quesoneada Flor Vigna?
Nicolás escuchó una voz de mujer, le pareció conocida, levantó la vista…
- Hola – dijo Nicolás y no tardó en reconocer a su interlocutora - ¿Vos sos Carla Conte, no?
- Sí, y vos Ochiatto, el novio de Flor Vigna, pobrecita, la asesinó un Quesón, y junto a ella a Mica, la presidenta de su club de fans, que horrible.
- Sí, horrible. Ya no estábamos juntos, ya nos habíamos separado, pero igual, pobrecita Flor Vigna y esa chica, Mica, como las estrangularon. El tipo que hizo debería ser linchado en una plaza pública.
- Fue un Quesón. También hay minas que asesinan chabones a sangre fría, en forma cruel, sin piedad.
- Sí, por supuesto – reflexionó Ochiatto.
- ¡Pero arriba el ánimo Nicolás! – le dijo Carla – disfrutemos de la vida mientras estemos vivos, que te parece si nos divertimos un rato como corresponde.
- Tenes razón, Carla – le dijo Ochiatto.



Un rato después, Nicolás Ochiatto estaba en una habitación con Carla Conte. Totalmente desnudo, la esperó a Carla en la cama. Ella le pusó los pies encima.
- Dale Nicolás, dale, disfruta de mis pies. Si el asesino de Flor Vigna es un Quesón, entonces yo soy tu Quesona, ja, ja.
Ochiatto lamió, besó, chupó y olió los pies de Carla. No olían a Queso, sino a perfume francés, un olor fuerte, intenso pero muy agradable. Ochiatto disfrutó del juego de los pies que le propusó Carla.
- Haceme cosquillas, Nicolás, haceme cosquillas – le dijo Carla.
El joven le empezó a hacer cosquillas a Carla, en todo el cuerpo, de los pies a la cabeza.
- Ja, ja, que divertido – dijo Carla - ¿Te gusta?
- Me fascina.
- Ya te olvidaste de Flor Vigna.
- ¿Quién era Flor Vigna? Ja, ja, yo solo quiero coger con vos, Carla, sos la mujer soñada, nunca me imaginé esto.
- Disfruta Nicolás, disfruta, yo sé porque te lo digo.
A continuación Carla empezó a jugar con el pitulín de Ochiatto, lo chupó y se lo comió. Después cogieron en forma intensa y apasionada, la penetró primero parada, después acostada en la cama, después en el piso, la habitación se movía por todos lados, como si hubiera cientos de turbulencias aéreas al mismo tiempo.
- Sos la amante ideal, Carla – dijo Nicolás Ochiatto – estar con vos es como estar en el paraíso.


Cuando terminaron quedaron exhaustos, pero repletos de gozo y placer. Ochiatto quedó acostado, Carla se paró y sacó algunas cosas de un bolso, Ochiatto vio que una de esas cosas era un Queso.
- ¿Un Queso? ¡A Flor Vigna le tiraron un Queso! – dijo Ochiatto.
- No te asustes Nicolás, estoy haciendo una dieta muy particular – le aclaró Carla.
- Ahhhh – dijo tranquilo Nicolás, un poco más relajado, tan relajado que cerró los ojos y cuando los abrió la vio a Carla frente a él.
- ¿Qué haces loca? – preguntó desesperado Ochiatto al contemplar que Carla Conte lo estaba apuntando con un revolver con silenciador - ¡Vos sos una asesina!
- ¡Una Quesona Asesina! – dijo Carla.
- Vos asesinaste a Flor Vigna.
- Jamás asesinaría a una mujer, yo solo asesinó hombres. Además ya lo sabés, a Flor la asesinó un Quesón, ja, ja, ja. Te asesinaré Nicolás. Ahora estarás otra vez junto a Flor Vigna en el más alla, ja, ja - fue la fría respuesta de Carla.



Una lluvia de balas se desató en el lugar…
¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! 
Nadie escuchó los ocho balazos… Carla usó silenciador para disparar los ocho balazos sobre el cuerpo de Ochiatto. Tres de ellos sobre los ojos, uno preciso sobre el ojo derecho, el otro sobre el izquierdo, el otro en medio de las cejas, un cuarto en la frente, un quinto en el cuello, los otros tres en el torax. El cadáver ensangrentado de Nicolás quedó tendido en el piso.
- Queso. #NicolasOchiatto – dijo la asesina mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de Nicolás.
Carla Conte abandonó el lugar, satisfecha con el nuevo nombre que había agregado a su larga lista de víctimas.

Comentarios

  1. Encontraron a su novia con otra chica, una tal Mica. Que sospecho que no era otra que Viciconte.
    Y ahora se encontró con la letal e irresistible Carla Conte. ¿Quien podría evitarlo, aun sabiendo lo que espera?
    Me gusta el comparar el sexo intenso con turbulencias.

    ResponderBorrar
  2. excelente... ya extrañabamos los cuentos de Carla Conte... Nicolás Ochiatto merecía el Queso

    ResponderBorrar
  3. no fue un encuentro casual... Carla Conte parece haber ido decidida a asesinarlo... una conspiración tal vez para eliminar a los ex Combate... si es así apoyo fervientemente dicha conspiración

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me gusta esa idea de la conspiración. Incluso fue quesoneada Laurita Fernández, la conductora. Flor Vigna, en la reversión junto con Mica Viciconte.

      Borrar
  4. Carla le da pistas a Nicolás de que va a asesinarlo... dice "hay minas que asesinan chabones a sangre fría" (o sea ella misma), "mientras estemos vivos" (porque el no lo estará por mucho tiempo), "disfruta Nicolás yo se porque te lo digo" (porque lo va a matar) lamentablemente el chabón no se da cuenta de nada y así termina
    excelente relato dónde se ve la sangre fría de una cruel e implacable asesina

    ResponderBorrar
  5. dicen que en el acuerdo de precios no hay ningún Queso... que harán los Quesones y las Quesonas?

    ResponderBorrar
  6. está "el Asesino de Mica Viciconte" con Carlos Tevez como Quesón

    ResponderBorrar
  7. ya lo pedí en otro post hagan "La asesina de Emiliano Rella" con Carla Conte, una gran asesina

    ResponderBorrar
  8. no vendría mal una visita de Carla Conte a Flavio Azzaro para que haga lo que ella saber: asesinar

    ResponderBorrar
  9. lo mataron pero igual sigue ahí con unos programas idiotas en el cable

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Deborah De Corral