El Asesino de Denise Milani

La hermosa modelo checa Denise Milani se encontraba en Egipto para hacer una publicidad que se iba a difundir por toda Europa, en el país de los faraones y las pirámides.

-          Aunque me llamó Carlos, quiero ser el Marco Antonio para esta bella Cleopatra – le dijo el bello modelo español Carlos Gómez (@7carlosgomez), canario oriundo de Tenerife, alto y patón.

La modelo miró a Carlos sorprendida pero quedo prendada de la belleza del modelo tinerfeño, que desplegaba su desnudez y olor a Queso, sí, un fuerte olor a Queso se desprendía de sus grandes pies, y lo que hubiera sido motivo de asco para cualquier mortal, fue como un motivo de atracción para Denise, que fue quedando atrapada por el modelo, ahí, en medio de una de las pirámides, rodeados de momias y jeroglíficos, a escasos metros del Nilo, el río que vivió en carne propia la Historia de la Humanidad.

-          Cleopatra fue atrapada por la Aspid, yo te atrapo con mi Queso – le dijo Carlos.

El canario no se equivocó, la checa estaba atrapada por aquel Queso, oliendo, besando, lamiendo y chupando los pies, y tras eso, como la serpiente aspid atacó a Cleopatra, el pene de Carlos fue metiéndose en la vagina de Denise, para darle una penetración digna de Marco Antonio.

-          Ta nádhera – dijo Denise que en su idioma significa “Que belleza”.

-          La belleza son tus pechos naturales – le dijo Carlos – son esplendorosos.

Y aunque la cogida fue sensacional, también fue sensacional, la chupada de tetas que le dio Carlos casi como un bebe se amamanta, sí, y todo en medio de la exuberancia propia de Egipto. Y lo volvieron a hacer, revolcándose en el piso, como si fueran Ramsés y Nefertitis, esperando la crecida del Nilo.

Y tras eso, Carlos Gómez, dos puñales egipcios, de esos que llaman los “puñales de Tutankamón” y le lanzó uno a Denise Milani, clavándoselo en la teta izquierda, y le lanzó otro, clavándoselo en la teta derecha, los pechos explotaron, llenando de sangre aquel viejo recinto repleto de momias y sarcófagos, y aunque la modelo hubiera muerto desangrada, pues las heridas eran irreversibles, Carlos le lanzó un tercer puñal de Tutankamón, que le quedó clavado en el pecho, y como Cleopatra cuando fue mordida por la áspid, Denise Milani exhaló su último suspiro.

-          Queso – dijo Carlos Gómez mientras tiraba un enorme Queso Emmenthal sobre el cadáver de su víctima, al mismo tiempo que lo contemplaba como un cazador contempla a su presa.

Y ya no hubo más acciones ni palabras, porque ya estaba todo hecho y dicho, el asesino desapareció sin dejar rastro, porque un Carlos tiró un Queso en la noche de la luna roja, en Egipto, a la que llaman la luna de Isis, mientras el rojo también se esparcía por el Nilo, con la sangre de las tetas de Denise Milani, como en las famosas plagas bíblicas. #Queso.

Comentarios

  1. le reventó las tetas como dos globos

    ResponderBorrar
  2. que buena mina, me gustaría ser Carlos Gomez y asesinarla asi, en Egipto

    ResponderBorrar
  3. que buenas minas que asesinaron los Carlos, una mejor que otro, salvo Rocío Quiroz y la Cazzu

    ResponderBorrar
  4. ¿Así que así Clepatra, tan naturalmente exuberante? Vaya la degustación de senos. No le faltó estimulo sensorial. Explosión de tetas, algo morboso que no pasaba desde El asesino de Luciana Salazar.

    Debieron estar las famosas vampirizadas del prostíbulo de la Marquesa de Ávila. Se habrían alimentado mucho,

    ResponderBorrar
  5. ¿Un Queso wgipcio?

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ana Laura Goycochea

El Asesino de Belen Francese

La asesina de Iván de Pineda

La asesina de Fernando Redondo

El Asesino de Pampita

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Edith Hermida

Los asesinos de Wanda Nara

La asesina de Luis Scola

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS