El Asesino de Eva Herzigova

Se escuchaba fuerte la música de Soda Stereo en aquel hotel de Praga, la modelo y actriz Eva Herzigova nunca la había escuchado en su Republica Checa natal, y para ella era toda una novedad, como novedad era acostarse con un baterista argentino llamado Carlos Alberto Ficicchia (AKA Charly Alberti), de paso por tierras checas, para filmar un clip musical en el Puente Carlos (Karel su nombre original en checo).

-          Ve městě Karlův most se pomilujte s Carlosem v noci na rudém měsíci (En la ciudad del Puente Carlos, haz el amor con un Carlos en la noche de la luna roja) – le recomendó el Doctor Karel Skuhravy, psicólogo de Herzigova, por eso estaba allí.

-          Aca no me conoce nadie – le dijo Charly Alberti – pero en mi país (Argentina) y en toda América Latina soy un rock star, un baterista y esta es mi música.

-          Oh que interesante – le contestó Eva Herzigova, yo también soy muy conocida aquí, en Chequia, aunque en Europa me conocen bastante.

-          Tenes apellido de país, Herzigova, me suena a Bosnia Herzegovina.

-          Hagamos el amor para eso hemos venido aquí – le dijo la modelo en checo a Charly, y asi lo hicieron.

La modelo comenzó sacándole las medias, chupándole los pies, lamiéndolos, oliéndolos, besándolos al baterista, con mucha fuerza, le chupó todo el cuerpo, incluyendo debajo de las axilas, y el entonces le hizo el amor, fue una buena relación, Eva la disfrutó mucho, a pesar que no duró gran cosa, era como si Charly quisiera ser expedito, rápido y sacarse de encima todo aquello. De todas formas, Herzigova estaba conforme y contenta, bueno, le tocó Charly Alberti, en un mal dia, que prefería recordar las estrangulaciones de Deborah de Corral.

-          Las europeas del este son frías, no es lo mismo que una italiana, una española o una portuguesa – pensó Charly Alberti.

-          Los sudamericanos son calientes, que bien que la pasé, como disfruté, los checos, eslovacos, bosnios, serbios, croatas, eslovenos, rumanos, búlgaros, húngaros, polacos, lituanos, letonios, estonios, ucranianos, bielorrusos y rusos son fríos, tan fríos como un oficial del Ejército Rojo – pensó Eva Herzigova.

Ante un mismo hecho, las reacciones son, sin duda, diferentes. Un momento de reflexión, al fin y al cabo este relato se trata en Praga, la tierra del Golem y de Kafka, el de la Metamorfosis, y de Milan Kundera, no es la tierra de los pasodobles ni las tarantelas, aunque los checos son simpáticos y agradables.

Charly se pusó los guantes, era un estrangulador y le iba hacer honor a su fama bien ganada, al fin y al cabo por fin le dieron el Queso de Oro, pero en la Praga de la Metamorfosis de Kafka, también se podía metamorfosear el como asesino, agarró entonces los platillos de sus baterías y se acercó a la modelo, y ¡zas! la golpeó con los platillos, golpazo en la cabeza, uno y otro, escuchando el corazón delator de su víctima, esta vez fue un asesinato violento, no del estilo de Charly Alberti, pero bueno, los juegos de seducción son así, no es que sea nada personal, pero la persiana americana y se abatía sobre Praga cuando pase el temblor.

-          Queso – dijo Carlos Ficicchia mientras tiraba un enorme Queso Emmenthal sobre el cadáver de su víctima, al mismo tiempo que lo contemplaba como un cazador contempla a su presa.

Charly salió a pasear por el Puente Carlos mientras miraba la Luna Roja sobre el este de Europa, las Santillanas se encargaron del resto, aunque en su versión checa son “las Kunderas”, #Queso.

Comentarios

  1. Charly Alberti en su mejor momento como asesino

    ResponderBorrar
  2. despues que le dieron el queso de oro ya es un asesino a la altura de Bossio o Delfino

    ResponderBorrar
  3. la googlee, ahora esta vieja pero fue una gran modelo hace años

    ResponderBorrar
  4. y Charly Alberti, rock star quesón, fue a Praga a asesinar a esta mina? la única razón de tan largo viaje

    ResponderBorrar
  5. Bellísima modelo, que fue la novia de un baterista.
    Charly Alberti tenía que serrr el quesón designado.
    Le tendría que haber dedicado más tiempo, dejar agotada a esa belleza.
    No parece un método efectivo para quesonear, aunque fue algo pedido. La luna roja, seguramente, fue lo que lo hizo posible.

    Eva bien valía un viaje internacional.

    ResponderBorrar
  6. Luna Roja es un disco de Soda, debió mencionarse en el relato

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ana Laura Goycochea

El Asesino de Belen Francese

La asesina de Iván de Pineda

La asesina de Fernando Redondo

El Asesino de Pampita

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Edith Hermida

Los asesinos de Wanda Nara

La asesina de Luis Scola

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS