El Asesino de Agustina Córdova

Agustina Córdova es una actriz y modelo argentina con una interesante trayectoria que incluye tiras como “Casi Angeles” y “Botineras” entre otras. Quizás por ese currículum tan interesante fue que la Piruli Filmes la eligió para una nueva versión de “Los Pájaros”, una remake del clásico film de Alfred Hitchcock, “The Birds”, de 1963, aunque no era rubia como Tippi Hedren.

-          Esta es la versión criolla de “Los Pájaros” con chingolos, horneros, chimangos, caranchos, y teros, y aves de nuestras pampas. Vos haces el papel de Tippi Hedren, yo el de Rod Taylor – le dijo Carlos Eisler, el actor con el que compartía la película, mientras se encontraban en las afueras de los sets de la productora cinematográfica.

-          Es que como si me hablaras en chino, voy a tener que ver esa película – le dijo Agustina a Carlos – ni idea quien es ese Taylor, lo que sí creo que a vos te sentaría bien el papel de Bob Patiño, que patas largas que tenes, es impresionante.

No era la primera vez que a Carlos Eisler le decían algo, todo lo contrario, era lo normal y habitual, el actor, le dijo entonces:

-          Bob Patiño era un asesino de mujeres, quizás me siente bien ese papel , que se yo.

-          Ja, ja, me parece que no te hizo gracia ese comentario.

-          No, al contrario, me gusta ser patón, lo importante es el cielo, mira la luna roja que hay, dicen que la luna es de Queso, ja, ja, muy gracioso, y te aseguro que mis patas huelen a eso, a Queso.

A continuación, Carlos se sacó las botas que llevaba y se quedó con sus medias negras, las colocó sobre una mesa, y le dijo a Agustina, “Dale, olelas, olelas, te van a gustar”. La actriz sintió repugnancia y rechazo primero al escuchar aquella invitación, pero fue como que no pudo evitarlo, y tras frenarse un momento, acerco su rostro a los pies de Carlos, y empezó a olerlos, besarlos, chuparlos y lamerlos, una y otra vez, y fue quedando como atrapada en aquello, primero lo hizo con las medias, después se las sacó ella misma y repitió lo mismo con los pies descalzos, estaba tan extasiada que Carlos le hizo cosquillas usando las medias como guantes, y tras chuparle las tetas, la penetró, de una manera como podría haberlo hecho James Stewart con Grace Kelly en “La Ventana Indiscreta”, sí, no con furia como un oso salvaje, pero tampoco con delicadeza como un profesor de francés, algo bien intenso y sexual, que dejó a Agustina repleta de satisfacción.

-          ¿Y ahora? – dijo Agustina, repleta de felicidad y cansancio al mismo tiempo.

-          Y ahora viene lo mejor, y aunque no recuerdo ningún crimen así en una película de Hitchcock te asesinaré con un arma bien bizarrona, ¡Un taladro! ¡Y no soy de Banfield, te aclaro, yo soy de River!

-          ¡Noooooooooooooo! – exclamó de terror Agustina, mientras iba retrocediendo, con Carlos avanzando hacia ella con un taladro, sí, con un taladro, y la asesinó de esa manera tan brutal como salvaje.

-          Queso – dijo Carlos Eisler mientras tiraba un enorme Queso Emmenthal sobre el cadáver de su víctima, al mismo tiempo que lo contemplaba como un cazador contempla a su presa.

Y ya no hubo más acciones ni palabras, porque ya estaba todo hecho y dicho, el asesino desapareció sin dejar rastro, porque un Carlos tiró un Queso en la noche de la luna roja, #Queso.

Comentarios

  1. un asesino tan creativo como siniestro Carlitos Eisler

    ResponderBorrar
  2. buena mina, estaba para Carlos Delfino, que le hubiera cortado la garganta, Eisler con el taladro, bueno, será cinematográfico pero....

    ResponderBorrar
  3. Que película magistral película. Agustina Casanova podría haber hecho el personaje de la maestra, que un poco histeriquea con la protagonista.
    Pero no se podrá hacer, por el apuro de los quesones, son tan apresurados.
    Podría en la película, cuando una mujer en estado de pánico, la acusa de haber llevado con ella, el peligro. Y entonces el protagonista dice: -Tiene razón. Y voy a terminar con el peligro.

    Estoy pensando que es un misterio como murió Edna Krabappel. Y que hace tiempo no está apareciendo Lindsay Naegle. Tal vez las dos tuvieron encuentros mortales, con Bob Patiño, que tal vez no se llame Bob, sino Charles, Car.

    ¿Sigue viva la actriz de este corto?
    https://vimeo.com/293352526

    ResponderBorrar
  4. Lo del taladro se da en Doble de cuerpo. Una película de Brian de Palma.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. sí, ya que Carlos Eisler usa varias armas, y no se especializa en ninguna (como los demás quesones) podría ser un gran imitador de asesinos del cine, que cometa un crimen tipo psicosis, otro emulando doble de cuerpo, otro como el de vestida para matar, etc

      Borrar
  5. un Quesón muy seductor

    ResponderBorrar
  6. los sanguinarios crímenes de Carlitos Eisler (soyChachas) el malévolo taladro asesino

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El Asesino de Nicole Neumann

El asesino de Sabrina Pettinato

El asesino de Zaira Nara

La asesina de Fernando Redondo

El Asesino de Ana Laura Goycochea

El Asesino de Laura Miller

El Misterio de los Fantasmas Quesones u Odisea Sangrienta en Mar de las Pompas

El Asesino de Nadia Theoduloz

El Asesino de Natalia Forchino

El Asesino de Lorena Giaquinto

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS