El Asesino de Yamila Día Rahi, Romina Lanaro, Milagros Schmoll y Flo Gennaro


En algún invierno de años atrás, pudo haber sido en 2013, ocurrió esto que voy a contaros a continuación. El basquetbolista Carlos Delfino, figura de la NBA, en Houston Rockets aquella temporada, se encontraba en un parate de su actividad producto de una lesión. Aquella lesión lo tendría a mal traer durante varias temporadas, pero no es asunto nuestro hablar de eso en este relato. 
Debido a la lesión, el basquetbolista vino a pasar un tiempo a Santa Fe, su tierra natal, para recuperarse, en ese tiempo dio varias entrevistas a la televisión y lo invitaron a venir a Buenos Aires, a promocionar distintos eventos relacionados con el básquet. Carlos aceptó participar de estos eventos, y obviamente no lo hizo gratis.
En uno de ellos, organizado por Direct TV, Carlos se mezcló con cuatro modelos, Yamila Díaz Rahi (37), Romina Lanaro (26), Milagros Schmoll (23) y Flo Gennaro (22), las cuatro se sacaron fotos con el basquetbolista, que sobresalía por su altura (2,00 metros) y su enorme calzado (50). Las cuatro sintieron sin embargo mareos y casi se desvanecieron al rodearse con Carlos Delfino (30): no pudieron aguantar el penetrante y asfixiante olor a Queso que el basquetbolista despedía de sus pies.


- Casi me desmayó –dijo Yamila a las otras tres, en un costado, al finalizar la foto – impresionante las patas y el olor de este chabón.
- Me pasó lo mismo, que olor a pata, y que pies gigantescos – dijo Romina.
- Qué olor a pata, olor a Queso, un Quesón – dijo Milagros.
- Me paso algo extraño, el olor que tiene es realmente asqueroso, sin embargo me siento como atraída con el, es un macho latino, un latin lover – dijo Flo.
- A mí me paso algo parecido – dijo Yamila – a pesar de esas patas sucias y mal olientas, que sudan Queso, sentí la fantasía de tener un encuentro sexual con este chabón.
- La verdad, yo sentí lo mismo – manifestó Romina.
- Bueno, chicas, nos íbamos a juntar esta noche, a ver una película, comer algo e íbamos a llamar a un stripper – dijo Milagros - ¿Qué tal, si invitamos a este basquetbolista? ¿Cómo es que se llama?
- Carlos – dijo Flo – se llama Carlos.
- Carlos, nombre recio, de tipo grande, bien masculino – dijo Yamila – con razón tiene esas patas quesudas.
- ¿Entonces, que hacemos? – preguntó Romina - ¿Lo invitamos?


- Por supuesto – contestó Milagros – no tenemos nada que perder.
- Ja, ja, ja – río Flo – creo que las cuatro quedamos prendadas de Carlos. Bueno, sí estamos de acuerdo, invitemoslo.
Carlos aceptó sin chistar aquella invitación y no solo se comprometió en ir, sino que hasta dijo que iba llevar algo para comer y también la película, un DVD, un film de Alfredo Jichcock, aclamado en Cannes. No era “la Marca C de Carlos” aún no lo había filmado, sino “El Basquetbolista Asesino”.
Así llego la noche, y Carlos fue a la cita planeada, para sorpresa de las cuatro chicas, el basquetbolista entró con cuatro grandes Quesos, voluminosos por sus agujeros, y lo depositó sobre una mesa.
- Como te gusta el Queso – le dijo Flo.
- Me encanta – dijo Carlos – estos Quesos no solo son para comer, sino también para que juguemos con ellos.
- ¿Jugar con los Quesos? – dijo Romina – ¿Cómo?
- Así, chicas – dijo Carlos.


Como si estuviera tirando triples y dobles en una cancha de basquet, el basquetbolista empezó a tirar los Quesos encima de las chicas, y estas también entraron en el juego, el basquetbolista, a pesar de estar lesionado, empezó a bailar con las modelos, y entre todos, les fue sacando la ropa una por una, y se sentó en un sillón, poniendo sus pies, olorosos y gigantescos, sobre una mesa. Las modelos, como esclavas sexuales, una por una, se arrodillaron, y olieron, lamieron, besaron y chuparon los pies de Carlos Delfino. Todas lo disfrutaron mucho.
Tras eso, el basquetbolista tuvo sexo con las cuatro, como en una bacanal, las fue penetrando una a una, mientras cogía a Flo, Romina y Milagros le seguían chupando los pies, mientras Yamila le hacía cosquillas en el resto del cuerpo. Y así siguió, una por una, cambiando los roles, despues cogió a Romina, Milagros y Yamila, en ese orden, todo en forma armoniosa, con ternura y dedicación, cogía con una, las otras le chupaban y olían los pies, la cuarta, le hacía cosquillas.
- Maravilloso – dijo Flo, al terminar, cansada pero contenta.
- Fabuloso – dijo Romina, también muy cansada, pero llena de gozo.
- Nunca conocí un placer semejante – dijo Yamila, también exhausta.
- Un milagro, como mi nombre – manifestó Milagros – una máquina sexual este Carlos.
El basquetbolista, en su rol de macho alfa, les dijo:
- Bueno chicas, me voy a vestir, la hemos pasado muy bien, me voy a tomar un baño.
- Por favor, no te laves los pies – le suplicó Milagros – los quiero así, quesudos.
- Quesones, son Quesones, no quesudos, ja, ja – dijo Carlos – nunca me los lavo, ja, ja, siempre huelen a Queso, ja, ja.
- Nosotras ahora para descansar un poco vamos a ver la película – señaló Flo.
Las cuatro se pusieron frente a la pantalla e ingresaron el DVD de “El Basquetbolista Asesino”, un film muy bizarro, donde un basquetbolista que se llama Carlos, se dedica a degollar mujeres, entre cada partido, un homenaje a la mejor tradición del “giallo” italiano.
- Me hace acordar a Carlos este personaje – dijo Milagros.
- Sí, mira como les corta el cuello a las chicas – dijo Flo.
- Impresionante, y les tira un Queso – dijo Romina.
- Hay rumores que a Valeria Mazza la asesinaron de esa forma – dijo Yamila.


Las cuatro estaban tan entusiasmadas con la película que no se dieron cuenta que atrás de ella, Carlos Delfino, se puso guantes negros en sus manos, agarró dos cuchillos gigantescos, muy largos y filosos, iguales, uno lo llevaba en sus manos, el otro en su cinto y se fue acercando sigilosamente hacia ellas. Ninguna lo veía, tampoco escuchaba, estaban demasiado concentradas en la escena de la película: en la misma, Carlos degollaba a las chicas con una frialdad ezpelunante.
Quizás por eso, Flo, no se dio cuenta que Carlos Delfino puso el cuchillo sobre su cuello y ¡raaaaaaajjjjjjjjjjj! le cortó la garganta…
- ¡No fastidies Flo! – dijo Romina, dado que mientras era asesinada, Flo, estiró sus manos, tocándola, lo cierto es que terminaba de decir esto cuando ¡raaaaaaajjjjjjjjjjj! Carlos Delfino ahora le cortó la garganta a Romina.
Yamila estaba viendo la película y en el mismo momento en que el asesino le cortaba la garganta a la chica, Carlos puso el cuchillo sobre su gargante y ¡raaaaaajjjjj! le cortó la garganta. Obviamente el asesino cambió el cuchillo.
Solo quedaba Milagros, y no se produjo ningún Milagro, aunque advirtió que algo raro estaba pasando.
- ¿Pasa algo chicas? – dijo en voz alta y ¡raaaaaajjjjjjjjjjjj! Carlos Delfino le cortó la garganta
Las cuatro habían sido asesinadas, el Basquetbolista había cumplido su cometido.
- Queso – dijo Carlos, tirándole el Queso al cadáver de Flo.
- Queso – dijo Carlos, tirándole el Queso al cadáver de Romina.
- Queso – dijo Carlos, tirándole el Queso al cadáver de Yamila.
- Queso – dijo Carlos, tirándole el Queso al cadáver de Milagros.
Con total impunidad, y tras dejar una escena del crimen bastante ordenada, Carlos Delfino se fue con total impunidad, sumando más Quesos a su larga, cada vez más larga, lista de víctimas.





Comentarios

  1. Carlos Delfino, que pedazo de Basquetbolista y de asesino

    ResponderBorrar
  2. hace mucho que el señor Carlos Quesón decidio que este asesino degolle o decapite a sus victimas, yo creo que dada su condición de basquetbolista, podría asesinarlas a triplazos con las pelotas, pero bueno, son gustos

    ResponderBorrar
  3. siempre es grato leer como Carlos Delfino amasija minas y tira quesos

    ResponderBorrar
  4. bellas modelos, dignas víctimas de Carlos Delfino

    ResponderBorrar
  5. quizás la de la foto última merecía un cuento propio, era más una víctima para Lobbe

    ResponderBorrar
  6. Y por eso no llegaron a la fmama de Araceli, Pampita, Nicole, etc. Plrque Delfino las liqudó antes. Esta claro que el olor de los pies se debe a un muy alto nivel de feromonas, que despierta el deseomen las mujeres, las adormece.
    Buen recurso de asesinarlas, mientras cen una pelicula. Ago digno de Scream.

    ResponderBorrar
  7. Entre las que todavía siguen vivas, no fueron tenidas en cuenta por los quesones...
    Victoria Onetto, no confundir con Vanina, que es una leona.
    Esta actriz podría ser para el rugbier cheto, para que se tome su tiempo con ella.

    ResponderBorrar
  8. ¿Podría algún quesón con estas dos hermanas?

    https://es-us.vida-estilo.yahoo.com/bellas-niegan-ser-noqueadas-cuarentena-211518300.html

    Sería un desafío quesonear a famosas, que tal vez puedan defenderse.
    Los mellizos del rugbier podrían reclamar el derecho a hacerlo, pero quien sabe si podrían hacerlo.
    Tal vez haya un relato en que un quesón fracase.

    ResponderBorrar
  9. Podría ser La asesina de Ivo Cutzarida.
    Siendo un actor, la Carla asesina podría ser Carla Quevedo.
    Pero por sus lamentables opiniones políticas, su lamentable pensamiento, resumible como Corta la bocha, podría ser un trabajo para una nueva Carla asesina. Carla Rebello, periodista de C5N.

    ResponderBorrar
  10. El asesino de Belén Blanco, no creo que la ficción extrañe a esa actriz.
    Podría ser para un Carlos asesino no tan destacado. Alguien como Carlos Retegui, sin ser amable.

    ResponderBorrar
  11. Ya alguien, no recuerdo quien, pidió El asesino de Nati Jota.
    Tiene una hermana, Luli, que parece que juega al voley, así que podría ser Los asesinos de Naty y Luli Jota, siendo los asesinos los mellizos del rugby.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. https://www.ratingcero.com/notas/3055064-las-vacaciones-luli-y-nati-jota-divertidos-videos-y-poses-la-playa

      Borrar
  12. Para que no se agoten las famosas, tal vez se pueda recurrir a estas mujeres, para quesonearlas.
    https://www.deviantart.com/ryko88/gallery

    Tendría el desafío extra de que se supone que pueden defenderse. Podrían ser para alimentar a las modelos de los videos de Robert Palmer, revelándose que son vampiras.

    https://www.youtube.com/watch?v=XcATvu5f9vE

    ResponderBorrar
  13. Podría ser una víctima de quesones, que ha sobrevivido, tal vez por no ser tan conocida.
    https://bonitasargentasydelmundo.blogspot.com/2020/08/marianita-diarco.html

    Podría ser incluida en una ficción que se llame Los resentidos se toman revancha, historias autoconclusivas de venganzas extremas. En este caso, ella no tendría que actuar, sólo mostrar físico y tener sexo con su asesino.
    Si la esposa de Kramer revive como vampiro, podría ser una de sus fuentes de sangre.

    Los resentidos se toman revancha podría incluir a las Carlas quesoneando a famosos, en historias de venganza. Y por supuesto las Ravelia Zamas como madre e hija quesonas.

    ResponderBorrar
  14. https://www.ambito.com/politica/c5n/quien-es-lilia-lemoine-la-mujer-que-ataco-huevazos-al-movil-n5125749

    Lilia Lemoine se ha hecho conocida como cosplayer, personificando a personajes como Wonder Woman, Supergirl, Power Girl, etc. Lo de promover la manifestación, rompiendo la cuarentena, podría ser considerado una ofensa por Lady Dumitrescu. Y a distancia, ordenar una represalia.
    Así que podría haber un relato titulado El asesino de Wonder Woman. O Los asesinos de Wonder Woman, porque varios quesones podrían compartir la misión.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. si tira huevos, merece que le tiren un Queso, ja, ja, los españoles podrían actuar en una misión colectiva

      Borrar
    2. Y podría ser filmado y con ironía, ser musicalizado con la música de la serie de Wonder Woman, con Lynda Carter.

      Borrar
  15. POdría suceder esto. Lilia Lemoine elude la cuarentena, para viajar a España, donde la espera un contrato como cosplayer. Lo que no sabe es que es una trampa de la Marquesa de Avila, por pedido de Lady Dumitrescu, en represalia por haber atentando contra la cuarentena.
    Lilia Lemoine personificará a una heroína, que puede ser Wonder Woman, enfrentando a villanos. Pero los villanos la vencerán, la dominarán usando el efecto hinóptico quesón, tendrán sexo con ella, y la asesinarán. Lo que será como una fanfiction de comics,

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral