El Asesino de Patricia Echegoyen


1996, la época en que Carlos Bossio, “Chiquito”, el Quesón, jugaba en Estúdiantes de La Plata, y según se decía, asesinaba a una mujer por semana, los crímenes eran brutales, decenas de puñaladas, a veces superaba la centena, y siempre un Queso sobre sus víctimas.
La actriz Patricia Echegoyen  en esa época trabajaba en “Hola Papi” junto a Carlos Calvo, que siempre hacía el mismo personaje, el de “Carlín”, aunque los glorisosos días de “Amigos son los Amigos” (o “Quesos son los Quesos”), ya habían quedado atrás.
Entre una grabación y otra de dicho programa, se rumoreaba que Echegoyen y Carlín habían iniciado una relación amorosa. Carlín se encontraba en su camerino, extrañado porque “Pata” (como todos conocían a aquella actriz), no concurría al camerino a tener una nueva relación sexual, hacerlo ahí era más barato y también más privado, que concurrir a un hotel alojamiento.
- Que raro que no viene, siempre viene a esta hora – pensó Carlos, que extrañado, decidió ir al camerino de Echegoyen.
Antes de hacerlo, Carlos agarró un par de guantes negros, se los puso, y en un bolso, metió un enorme cuchillo y un Queso. Fue entonces al otro camerino.
- ¡Carlos! – exclamó extrañada Echegoyen.
- Te estaba esperando – dijo Carlos – ¿Qué paso?



- Estoy tan angustiada – dijo Echegoyen – ese asesino serial, al que llaman “el Quesón”, no para de asesinar, esta chica, su última víctima, era una conocida mía, le dio 87 puñaladas, y le tiró un Queso, un horror.
- ¿Era eso? – dijo Carlos Calvo, restándole importancia al asunto.
- ¿Te parece poca cosa?
- A ese asesino le enseñé yo, debo admitir que el maestro superó al alumno, y por una gran distancia.
- ¿Maestro? ¿Alumno? ¿De que hablas Carlos?
- Ja, ja, ja  - dijo Carlos Calvo – es una lucha, che, mejor hagámoslo, como siempre.
- No tengo ganas hoy, Carlos.
Entonces, Carlos se sacó los zapatos, las medias, quedó descalzo, y puso sus enormes pies sobre el rostro de Echegoyen, que empezó a olerlos, lamerlos, besarlos, y chuparlos.
- Que tramposo que sos, Carlos, ahora que me atrapastes con tus pies, puedo decir que soy tuya.
Echegoyen entonces permaneció sentada, y ahí, cogió con Carlos Calvo, en aquel entonces Carlín se encontraba pleno de salud y era un amante excepcional, aquella sacudida fue muy intensa, aunque no tan larga en el tiempo. 
- Explicame eso del maestro y alumno, ahora, que ya lo hemos hecho – le dijo Echegoyen al finalizar la relación sexual.



- Menos mal que cumplimos – dijo Carlos Calvo – lo que decía es que yo también soy un asesino de mujeres, Pata, y tiro Quesos a mis víctimas, soy un Quesón, como Carlos Bossio.
- ¿Me estás jodiendo Carlos? – dijo Echegoyen – la verdad no tengo ganas de escuchar idioteces ni pavadas de ese tipo, dejalas para tu personaje de Carlín.
- Yo cuando asesinó a una mujer – dijo Carlos, mientras sacaba el cuchillo del bolso – no estoy jodiendo, estoy asesinando, y debo informarte, estimada Echegoyen, que llegó tu turno.
- ¡Nooooooooooooooo! – gritó horrorizada Echegoyen, mientras Carlos Calvo, cuchillo en mano, se tiró sobre ella.
Echegoyen no resulto fácil de doblegar, opuso una resistencia considerable, tanto que llego a hacerle algunos rasguños a Carlos, pero este, cuchillo en mano, pudo más, y la terminó asesinando de 92 puñaladas. La sangre fluía en todos lados.
- Queso – dijo Carlos Calvo, mientras tiraba el cadáver sobre su víctima.
Con total impunidad, el asesino se fue de la escena del crimen. Dicen que una anciana, empleada de la limpieza, se encargó de limpiar todo y no dejar rastro alguno, cadáver incluído, tanto que Dady Brieva, que en aquel entonces trabajaba en el 13 en el programa “Tres Tristes del Trece”, entró al mismo, y lo usó sin sospechar ni imaginar, que un par de horas antes, en ese lugar había ocurrido un asesinato brutal y sanguinario.

Comentarios

  1. ¿Las clonaron a todas las minas ochentosas y noventosas que fue asesinando Carlos Calvo?

    ResponderBorrar
  2. un gran asesino Carlos Calvo, el maestro de todos, a la altura de Bossio y Delfino

    ResponderBorrar
  3. aterrorizada por un asesino, termino siendo víctima de otro asesino

    ResponderBorrar
  4. Lo que se dice una profecía autocumplida y una variante de La curiosidad mató al gato. De no haberse sentido angustiada, la actriz habria seguido como amante de Carlos Calvo. Y de hqber sido menos curiosa o mas cauta, se habria abstenido de seguir preguntando.
    Pero ya no seria un relato queson, con logrado morbo.

    Alguien se acuerda de la actriz, que hizo de pareja de Carĺin, que estuvo entre Cris Morena y Katja Aleman. Wikipedia parece ignorarlA. Una morocha de ojos claros.
    Una victima del actor o de otras circunstancias?

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Yanina Zilly