El Asesino de Soledad Fandiño




El megadesfile de modas organizaba Nelly Raymond constituía uno de los eventos más importantes del año. En esta ocasión, además de las modelos más importantes del momento, participarían también los integrantes del equipo de básquet y varias actrices de renombre.
Una de las invitadas era la actriz Soledad Fandiño. La actriz rubia estaba en su camerino cuando tocaron la puerta. Una voz masculina preguntó:
-     ¿Soledad Fandiño?
-         Sí, ¿Quién es?
-         Soy el basquetbolista Carlos Delfino, necesito hablar con vos brevemente. Vamos a desfilar juntos.
-         Adelante, Carlos.


   Sonriente, Fandiño se dio vuelta, mientras Carlos entró al camerino. Para sorpresa de Fandiño, Carlos estaba vestido totalmente de negro y llevaba un gigantesco Queso Gruyere en sus manos.
-         ¿Y ese Queso?
-         Desfilaremos con él. Venía a mostrártelo.
-         ¿En serio? Nelly Raymond no me habló nada de eso.
-         Te aseguro que será así.
    Fandiño observó a Carlos, el basquetbolista se dio cuenta que le estaba viendo los pies, los enormes y gigantescos pies talle cincuenta de Carlos Delfino.
-         ¿Cuánto calzas?
-         Cincuenta y dos – Carlos agregó un par de talles a sus pies, aunque en ese momento estaban tan grandes que seguramente calzaba como sesenta.
-         Siempre quise tener sexo con alguien con vos, debes de tenerla muy grande.
-         Muy grande.
Carlos quedó desnudo ante Fandiño, que se asombró al verlo. El basquetbolista puso sus pies sobre el rostro de Soledad, esta empezó a chuparlos, besarlos, lamerlos y olerlos. Olían a Queso en forma apestante, intensa y sofocante.
Fandiño quedó como extasiada y drogada, parecía haber alcanzado el máximo placer, después empezó a chuparle la pija, y después Carlos la cogió por la vagina.
-         Sos lo máximo Carlos.
-         Soy un Quesón, nena. 


      - ¿Quesón? Sí, lo sos, un Queso muy grande.
-   - Muy grande.
     Carlos le tiró un Queso a Fandiño, y esta recibió un golpe tan grande que quedo en el piso, ni cuenta se dio que Carlos sacó una espada samurai de sus pertenencias, cuando lo vió, ya era muy tarde, el asesino estaba encima de ella, con la katana.


y En un golpe tan magistral como rápido y eficaz, le cortó la cabeza. Tras decapitar a la chica, Carlos le tiró el Queso encima y se fue del camerino diciendo en voz alta:
-     Queso.


      Apenas unos minutos después de que esto hubo sucedido, Nelly Raymond le dijo a Guido Zaffora, un joven gay que hacía las veces de su secretario:
-         Soledad Fandiño ya debería estar aca. Anda a buscarla a los camerinos.
        Guido se dirigió entonces hacia los camerinos. Tocó la puerta. Nadie contestó.
-         ¡Qué raro! – pensó Guido.
Se acercó entonces a la puerta, y descubrió que estaba abierta la puerta. Entró entonces al camerino, Guido, vio a Soledad Fandiño sentada. El muchacho se acercó y le dijo:
-         Soledad, es tu turno en el desfile...
                            

    Guido apoyó la mano sobre el cuerpo de Soledad, y la cabeza de esta salió despedida. La habían decapitado con una espada samurai. Le habían tirado un Queso. Guido vio la cara decapitada de Fandiño y el enorme Queso Gruyere en un costado. Horrorizado, preso del pánico, salió corriendo gritando:
-         ¡Le cortaron la cabeza! ¡Le tiraron un Queso!
       Lo repetía una y otra vez. El Basquetbolista Asesino había atacado de nuevo.




Comentarios

  1. este relato ya lo había leído, pero quedo mucho mejor ahora, con más sangre y queso por parte de Carlitos, y que bueno que figure en forma independiente, diez puntos

    ResponderBorrar
  2. pagaría millones para que todo esto ocurriese en la realidad y que Carlos Delfino amasije a todas estas minas

    ResponderBorrar
  3. pobre Guido Zaffora el horror que habrá sentido al ver decapitada a esta mina

    ResponderBorrar
  4. anta maldad que la decapitó antes del desfile. Se ve que fue espontáneo, porque ese desfile habría sido memorable, habrían salido las fotos finales de Soledad Fandiño.
    Me gusta como relato independiente.
    Está bien lo de reversionar. Si seguís con eso, podría ser El asesino de Agustina Kambpfer

    ResponderBorrar
  5. Y ya que están estos de las versiones actualizadas, El asesino de Florencia Raggi podría tener algún toque extra perverso. Creo que no estaría mal estrangular a Florencia con alguna enredadera, mientras están teniendo sexo. Y plantar alguna planta en el cuerpo muerto de la modelo actriz. Y que la mucama quede ahorcada.

    Y que la policía, con el estilo corrupto, diga que la asesina fue la mucama. Que mató a la famosa por ser rechazada, para luego suicidarse.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Deborah De Corral