La asesina de Pablo Migliore


La imagen clásica de "La Asesina de Pablo Migliore"

Ravelia, la Quesona Asesina, buscaba ahora al hombre que debía ser su nueva víctima. No supo porque pero se le ocurrió que podía llegar a encontrarlo en la zona del Puerto.
Reconoció entonces a Pablo Migliore, un tipo muy alto y patón, que calzaba 47, muy Quesudo, de quien se decía había sido arquero del fútbol profesional, pero las drogas, la bebida y las malas compañías lo alejaron de las grandes ligas. Arquero de Boca y San Lorenzo, para más datos.
Era un objetivo fácil. Para lograr estar con Pablo Migliore, bastaba que la asesina se hiciera pasar por una prostituta de la zona del puerto. Así ocurrió que la asesina logró llevar a Pablo a una cama para tener sexo.




Aquella noche estaba desnudo esperando a Roxana, su prostituta favorita. Para su sorpresa, la que apareció ante él, era Ravelia, a quien no conocía.
-         ¡Hola Pablo! – dijo la chica – espero satisfacer tus necesidades sexuales.
-         ¿Y Roxana? ¡La estaba esperando a ella!
-         Ella no podrá venir, hoy tiene un cliente que paga mejor que vos, espero poder gustarte y divertirte. Es mi objetivo.
-         Perfecto, sos muy linda. Vení, quiero tener sexo con vos.
La chica se tiró sobre la cama, y le puso los pies encima a Migliore. El arquero empezó a olerle los pies, a chuparselos, besarlos y lamerlos, una y otra vez. 


Una imagen de Roxana, la prostituta favorita del Señor Pablo Migliore

Tenía olor a perfume francés. Luego ella hizo lo propio con los pies de Migliore, y a continuación, tuvieron sexo, de manera intensa y apasionada. Pablo no la decepcionó para nada: todo lo contrario el sexo fue muy salvaje, casi una violación, lo que la Quesona quería.
Cuando terminó, la chica rapidamente sacó un cuchillo como de la nada, y en forma salvaje y desenfrenada, comenzó a apuñalar a Pablo. El hombre nada pudo hacer ante la furia criminal de la asesina, que lo asesinó con más de cuarenta puñaladas, según los forenses, sesenta puñaladas, según la asesina.
Al terminar la asesina limpió el cuchillo con las sabanas, abrió una cartera, guardó el cuchillo en ella y tras sacar de la misma un Queso, lo tiró sobre el cadáver de su víctima. Mientras hacía esto, dijo en voz alta:
-         Pablo Alejandro Migliore. #Queso.
Tomó los zapatos talle 47 de su víctima y se los llevó como trofeo.



Comentarios

  1. Che, que manera de amasijar futbolistas

    ResponderBorrar
  2. alli puedes hacerte famoso con tus historias...muy buenas por vierto...por favor visitala....o puedes ver mis historias de MACHOSVISION..only erotic stories...

    ResponderBorrar
  3. me encantan los relatos de esta asesina, se nota el instinto criminal que tiene y como va seduciendo a sus víctimas hasta que finalmente las mata... lo que no se explica es porque con algunas es muy cruel y le da decenas de cuchilladas y con otros es simple, les da un balazo, y chau, a otros también les clava un cuchillo y listo, que sigan las revisiones

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Interesante planteo, a algunos los mata sin que se den cuenta, con otros se ensañan.
      ¿Será que a veces se le despierta la furia?

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Yanina Zilly