El Asesino de Dolores Fonzi




Fue todo obra de la casualidad, como muchas de las andanzas criminales de Carlos Delfino, el basquetbolista asesino. El eximio basquetbolista se encontraba de paso por Buenos Aires, y tras ponerse los guantes negros, y agarrar un enorme, largo y filoso cuchillo, dijo en voz alta:
- Qué ganas de quesonear a una mina. Pero debe ser alguna actriz, como las que me gusta asesinar, pero ¿Quién?
Por lo pronto, fue a la heladera, y sacó una gigantesca horma de Queso Emmental, la empezó a cortar y a comerse el Queso.



En ese momento empezó a ver una película. La protagonista era la actriz de Dolores Fonzi, que interpretaba a una mina muy histérica, en un permanente ataque de nervios.
- A esta mina tengo que asesinar. La quesonearé. Saldré a las calles y la encontraré. Mi instinto Quesón me guiará.
Y efectivamente, vestido de negro, salió con un Queso y un cuchillo. El instinto Quesón lo guió. Algo le dijo que debía ir a una calle del barrio de Las Cañitas. Carlos estaciono su camioneta allí y bajo del vehículo. Entró a un edificio y llego a un departamento. Le dio un golpe a la puerta y entró al mismo. Espero. Y no se equivocó. Unos veinte minutos después, Dolores Fonzi estaba allí.


El basquetbolista, cuchillo en mano, salió al encuentro de la actriz. Se puso adelante y le dijo:
- ¡Soy Carlos Delfino el basquetbolista asesino! ¡Soy el Quesón! ¡Te asesinare!
La actriz comenzó a gritar, llorar y sollozar, le agarró un auténtico ataque de nervios. Carlos no sabía como pararla, entonces le dijo:
- Te podría haber cogido y después asesinado. Pero sos muy histérica, te cortaré el cuello, te rabanaré el pescuezo y te tiraré el Queso. Chau Fonzi.
Fonzi escuchó aterrorizada lo que dijo el basquetbolista e intentó decir algo, pero cuando abrió la boca, ya tenía el cuchillo en el cuello. Carlos le cortó el cuello con un grueso corte, primero de izquierda a derecha, luego de derecha a izquierda, le hizo un par de cortes más, con el degollamiento era suficiente.
- No la decapitaré. No vale la pena – murmuró el asesino.
Acto seguido, Carlos Delfino agarró el Queso y lo tiró sobre el cadáver de Dolores Fonzi diciendo en voz alta:
- Queso.
Y salió del lugar. Había asesinado a otra actriz. Otra mina se sumaba a su larga lista. Pero el basquetbolista no se sentía del todo satisfecho. No pudo imponerle a Fonzi el juego del Quesón. Entonces estaba dispuesto a buscar a una nueva víctima. Pero esa es otra historia.

Comentarios

  1. una asquerosa Dolores Fonzi... merecía ser asesinada por algún Quesón menor... no por el gran Carlos Delfino

    ResponderBorrar
  2. un asesino de la experiencia de Carlos Delfino tan nervioso se puso por la histeria de Dolores Fonzi que la asesinó sin someterla previamente a los pies? O es que decidió asesinarla porque ya no la aguantaba más?

    ResponderBorrar
  3. En otra parte del mundo, Natalie Portaman brindará con un queso.

    Y Carla Rebecchi puede quesonear a su Tomás Fonzi

    ResponderBorrar
  4. ¿Y que tal sumar a esta científica como estudiosa de la tradición de quesonear?

    https://es.wikipedia.org/wiki/Alice_Roberts

    Claro que una mujer atractiva que no se llame Carla ni sea una de las Leonas, corre riesgo. Pero Carla Conte podría tener admiración por esta rubia científica. Y podría ponerse amenazante, ya que Alice sería la idea de que las Carlas tienen derecho a quesonear, tanto como los Carlos. Y podría hacer mediciones de las ondas cerebrales de Carlos y Carlas, mientras quesonean.


    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Esta rubia científica podría ser la desencadenante de una continuación de El asesino de Victoria Vanucci.
      Lo de los elefantes podría haber sido una pesadilla de Matías Garfunkel, de la que se recuperaría. Incluso podría estar buscando otra modelo, alguna famosa, como nueva pareja.

      Y entonces podría intervenir Alice Roberts, que suele hacer documentales en Africa, con chimpacés, leones, siendo bien recibida por tribus, que hasta le cuentan sus costumbres. La rubia científica llega a enterarse del león cazado por la pareja, llega a saber quienes son. Y se enfurece en una forma que no muestran los documentales, queriendo vengarse. Llega a saber que Matías Garfunken sigue vivo. Y entonces, con una feroz sed de venganza, se contacta con una quesona, para que lo seduzca y lo quesonee. Puede ser Carla Conte o Ravelia Zamas.

      Borrar
  5. Volví a encontrar en youtube, esta publicidad con Bar Refaeli. Parece un relato quesón, sobre todo por el final.

    https://www.youtube.com/watch?v=x4lyuJwDUHo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. sí... muy buen video... debería inspirar un buen relato Quesón

      Borrar
    2. tengo un canal de YouTube con algunos videos https://www.youtube.com/channel/UCFSq00LiPqHni1zXPzRF28A

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa