El Asesino de Mariana Arias


Carlos Ignacio Fernández Lobbe, el célebre jugador de Los Pumas, el rugbier asesino para todos, concurrió a una reunión a la que lo habían invitado. No tenía muchas ganas de ir, pero fue el, con una evidente mala gana. Lo bueno es que había una mesa de Quesos, con toda clase de Quesos, el rugbier, obviamente, dada su condición de Quesón, se quedo allí, comiendo Quesos sin parar. De repente, se acerco a la mesa, la modelo Mariana Arias.
- Vaya, vaya, veo que te gusta mucho el Queso.
- Así es. No veo donde esta el inconveniente – fue la respuesta del rugbier.
- Es un gran veneno. Los Quesos son alimentos procesados. 
- Anda a cagar. Los Quesos son los mejores alimentos del mundo.
- Qué grosero. Un violento como todos los rugbiers.
- Yo además soy Quesón, ja, ja.
Fernández Lobbe decidió salir al patio. Pensó en quesonear a Mariana Arias. El deseo era irrefrenable. Pero debía obrar con cuidado. Había demasiada gente en la fiesta. 
De repente, Mariana estaba ante él. El rugbier, a pesar de ser un Quesón, se sobresalto al ver a la mujer frente a él. El rugbier, tomó con su mano derecho el cuchillo de cazador que llevaba en el cinto. Estaba dispuesto a asesinar a la mujer, pero esta le dijo:
- Siempre quise tener sexo con un rugbier.
- Te quesonearé entonces. Lo haremos en la hierba, al costado de algún auto, en el estacionamiento, donde no nos ve nadie.



Y allí fueron. Lo hicieron en la hierba. Primero Carlos le puso los pies sobre el rostro a Mariana, a esta le encantó el olor a Queso que tenían. Los olió, lamió, besó y chupó. Despues le chupó la pija al rugbier, y finalmente esta la penetró por atrás y por adelante. Mariana estaba muy feliz, no se dio cuenta que el rugbier fue al auto y volvió con un Queso. Un enorme Queso.
- Te asesinaré Mariana Arias – dijo Carlos Ignacio Fernández Lobbe.
Y aunque la mujer intentó resistirse, el rugbier la apuñaló ferozmente y le dio como cincuenta cuchillazos, uno tras otro. Al terminar, le tiró el Queso.
- #Queso – dijo en voz alta.
Carlos Ignacio Fernández Lobbe estaba muy feliz. Siempre es bueno Quesonear para un Quesón. Había valido la pena ir a aquella fiesta.



Comentarios

  1. un asesinato salvaje como corresponde a un rugbier

    ResponderBorrar
  2. Que lástima, porque me gusta Mariana Arias. Espero que sea clonada.
    Y rugbier debería haber dedicado más tiempo a tener sexo con ella, ya que tuvo semejante oportunidad.

    Ya que todavía es temprano, preferiría que no quesonearan rockeras. Melina Lezcano es para ser quesoneada, pero no es rockera.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa