El Queso de Oro y la Convención de los Carlos


En algún lugar de la Provincia de Buenos Aires, a unos 150 kms al sur de la Ciudad de Buenos Aires, en una zona casi despoblada, de difícil acceso, cercana a la Bahía Samborombón, se encuentra una extraña mansión victoriana, casco de una antigua estancia, la estancia conocida como “Los Carlos”.
La leyenda dice que la mansión se encuentra despoblada desde la década de 1930; hace casi noventa años atrás; pero dicen que pudo haber sido refugio de muchos nazis antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial; pero una vez al año, generalmente hacia fines de cada año, generalmente en diciembre, aunque a veces puede ser en noviembre, en “Los Carlos” se realiza una extraña reunión o convención. 
La leyenda dice que todos los que van a esa reunión son hombres y se llaman Carlos… o sus equivalentes en otras lenguas, Charles, Karl, Karel, Carles, Karol, Karlo, Carlo, etc.
Sí, la “Convención Anual de los Carlos” tal su nombre oficial, el que debe ser conocido por todos para bien de todos, pero en realidad es la “Convención Anual de los Quesones”, sí, se reúnen todos los Quesones, todos los Carlos Asesinos… ¿Para qué? Para comer Queso, practicar el fetichismo de los pies, y comentar los crímenes y asesinatos que cometieron a lo largo del año… y también para elegir el “Queso de Oro”, el premio que se lleva el mejor Quesón de cada año.


Dicen que muchas mujeres jóvenes, denominadas “doncellas” más de un centenar tal vez, sacadas de ciertos prostíbulos, son llevadas a esa convención, y terminan siendo víctimas de estos Quesones, quienes las obligan a oler los pies, tienen sexo con ellas, y finalmente las asesinan a sangre fría, para después tirarles un Queso, y cuando el asesino, el Carlos, el Quesón, tira el Queso dice en voz alta la palabra “Queso”.
Una gran fiesta de los Quesones, sin duda, tan importante, que sirve para celebrar el año “Quesón” y elegir como ya dijimos más arriba el “Queso de Oro”.
La Mansión “Los Carlos” en su interior, es una especie de templo, de un lado, sobre la pared derecha, se encuentran los retratos de los Quesos de Oro de cada año; del otro, del izquierdo, cuadros de los asesinatos más celebres cometidos por los Quesones.



Esta Convención de Quesones versión 2019 es algo especial para todos los Carlos por la sencilla razón de que se trata de la entrega número treinta del Queso de Oro. Treinta Quesos de Oro. Una gran cantidad de Quesos de Oro, sin dudas, además, siempre hay una Mención Honorífica, el Queso de Honor, que se entrega a algún otro Quesón destacado del año, aunque el premio no es exclusivo para los Quesones. Mientras el ganador del Queso de Oro debe ser un Quesón, el Queso de Honor puede ser para una Quesona, una asesina de hombres similar a los Quesones, o algún No- Quesón o No-Quesona, hombre o mujer, que por algún motivo los Quesones quieren premiar.


La Convención suele durar generalmente dos días y dos noches, en el primero los Quesones se reúnen para comer Quesos, comparar sus olores a Queso en los pies y hablar sobre sus asesinatos y crímenes; la reunión siempre la abre el Quesón Supremo, o sea el que tiene más edad, a la sazón Carlos Calvo, que aunque muy enfermo y débil, siempre esta presente y junta sus pocas fuerzas para dar un discurso, siempre emotivo, y generalmente aplaudido y aclamado por los Quesones.
El segundo día, día solemne para todos, es cuando eligen al Queso de Oro. Esta votación es bastante particular… al principio, pero solo por pocos años, solo votaban los Quesones, los Carlos, con un sistema muy particular… cada Quesón tiene tres votos, debe dar dos votos a un Quesón, y uno a otro Quesón, y no puede votarse a sí mismo. Carlos Calvo, en su condición de Quesón Supremo, controla que cada Quesón no se vote a sí mismo. Los Quesones pasan uno por uno, generalmente por el tamaño de sus pies, de menor a mayor, los que calzan igual lo hacen por orden alfabético, por apellido, emiten el voto en un sobre que simula ser un triángulo de Queso, y lo depositan en una urna, similar a un Queso.
Pero para darle un sentido no tan exclusivo a la cosa, con el correr de los años, se incorporaron votos por fuera de los Quesones. Primero, las Quesonas, que no son muchas, y cuentan también con tres votos, similar a los Quesones. Luego, viene el voto de los “Muggles”, doscientos cincuenta personalidades, elegidas por los propios Quesones, que también votan; estos tienen un solo voto, un voto simple, pero como sus votos valen menos, compensan eligiendo al “Queso de Honor”.


Esta votación se realiza afuera del recinto, en una carpa, dado que solo los Quesones pueden entrar a la Mansión “Los Carlos”. Los “Doscientos Cincuenta Muggles” esperan afuera el resultado de la votación, un Carlos viene a buscar la urna y se la llevo adentro.
En esta edición 2019 no faltó ningún Quesón, todos los que conocemos, e incluso varios que quizás no mencionamos aún en algún relato (Carlos Belloso, por ejemplo) (2), asistencia perfecta, y además se hicieron presentes muchos Quesones internacionales, no argentinos, como por ejemplo el futbolista catalán Carles Puyol, el rugbier francés Charles Ollivon, el automovilista monegasco Charles Leclerc, el ex futbolista portugués Carlos Manuel, los modelos brasileros Carlos Parga y Caco Ricci, el colombiano Carlos Valderrama, los mexicanos Carlos Vela, Carlos Ferro y el siempre infaltable Carlos Villagran, los españoles Carlos Maturana, Carlos Medina y Carlos Lazo, los actores Charlie Hunnam, Charlie Sheen, Charlie Heaton, etc, los cantores Carlos Vives, Carlos Baute, Carlos Rivera, y decenas de estos Carlos famosos en América y el Mundo, hasta se mencionó un mensaje del Príncipe Carlos de Inglaterra, en adhesión al evento.


Se dice que a medida que cada Quesón va votando, al momento de emitir el voto, prueba un bocado grande de Queso, el Quesón Suprema le da un Queso, entra a una especie de cubículo, y allí lo espera una doncella. Hay hasta veinte cubículos simultáneos, para que cada Quesón se tome su tiempo con la doncella. Obviamente la doncella termina siendo asesinada, el Quesón practica con ella el juego de los pies, sexo (si así le apetece, no es obligatorio, aunque muchos lo hacen), y finalmente asesina a la doncella, y le tira un Queso.
Finalizada la votación, el Quesón Supremo, sale con la urna con los votos de los Quesones, y mete los sobres en otra urna para sumar a los votos de los “Muggles”, todo esto a la vista de todos, para evitar cualquier tipo de fraudes. El Quesón Supremo, o sea Carlos Calvo, dice la palabra “Queso” en voz alta y comienza el recuento de los votos. Junto al Quesón supremo hay otros dos Quesones, el más patón, y el más joven, y tres “Muggles”, elegidos por sorteo, que en esta ocasión fueron la Marquesa de Avila, Moria Casan (4) y el Comisario Miguel. Uno a uno cuentan los votos. No se dan resultados parciales. Solo se conoce el resultado final. En esta ocasión votaron exactamente 97 Quesones (291 votos), seis Quesonas (18 votos) y los doscientos cincuenta muggles, un voto cada uno, o sea 459 votos, se gana por mayoría simple, gana el que tiene más votos, sin ballotage.


- No tengo dudas que el ganador será Carlos Matías Sandes – dijo lady Dumitrescu, una de las cien “muggles” que votó.
- No creo. Perdió popularidad cuando asesinó a Mora Godoy, era una talentosa que debió haber tenido otra oportunidad, proveyendo víctimas a los Quesones, fue una pena – le dijo El Fauno, otro de los “muggles” que votó.
- Carlos Matías Sandes ya ganó varios Quesos de Oro. Es justo que lo gane otro Quesón. Carlos Matias Sandes fue Q ueso de Oro 2018. Ya lo voté el año pasado, pero ahora voté a un Quesón que nunca ganó el Queso de Oro, no lo digo, mi votos es secreto – dijo el Doctor Octopus.
- A mí Sandes es un Quesón que me cae mal. Y el amigo que tiene, Schattmann, que siempre se hace el boludo. Mi preferido es Carlos Gonella – dijo Futbolero Vélez.
- Yo soy conservador – aclaró Paul Toombes – en los años pares voto a Carlos Bossio, en los impares a Carlos Delfino, esta vez vote a Carlos Delfino, je, je.
- Ningún Quesón es especialmente hitchcoriano, igual voté a Carlos Eisler, me gustó que usará medias negras en su último asesinato – reflexionó Hitchcock.
- Mi voto fue para Carlos Pagni, seguramente soy el único que lo votó. Un corte, una quebrada y volvemos – dijo Silvio Soldán.
- Nadie representa a la raza aria, a la raza superior. Fue difícil votar. Voté a Carlos Schattmann, su apellido suena alemán – manifestó Astrid Breitner, la oficial nazi, carcelera de las SS.
- I want to hold your hand – dijo un doble de John Lennon. Yeah, yeah, yeah. All you need is love.
- Ya veremos. El pueblo decidirá – dijo Lady Dumitrescu, algo fastidiosa dado que quería ser una de las que contaban los votos, pero ese lugar se “lo robó” (por sorteo) su íntima amiga, la Marquesa de Avila.


Como la fumata blanca que anuncia la elección de los papas en el Vaticano, finalizado el recuento, el Quesón Supremo, sale a anunciar el Queso de Oro, al grito de “Habemus Queso”, primero entrega el Queso de Honor (puede ser Quesón, muggle o Quesona), que es una especie de plaqueta, obviamente sí es Quesón ya queda excluído de ser Queso de Oro, y luego el Quesón Supremo, anuncia el Queso de Oro. Puede haber más de un Queso de Honor, pero solo un Queso de Oro, en caso de empate, el Quesón Supremo es el que decide el ganador a viva voz.
- Habemus Queso – dijo Carlos Calvo. La expectativa fue total. Todos guardaron silencio.
El Quesón Supremo salió y dijo:
- Queso. Primero el Queso de Honor. O mejor dicho, los tres Quesos de Honor, ha habido empate esta vez, y hay tres Quesos de Honor por voluntad del pueblo. Los muggles (el Comisario Miguel, la Marquesa de Avila y Moria Casan) que me acompañan anunciaran a quienes tienen el honor de recibir el Queso de Honor.
- Queso de Honor para Carla Conte, por segundo año consecutivo, su labor como Quesona así lo exige – dijo el Comisario Miguel, con gran solemnidad.
(Ovación total para Carla Conte, mientras los muggles le gritaban nombres de probables víctimas, como Mariano Iudica, Fabián Assmann, Flavio Azzaro, etc)
-  ¡Germán Lux! - gritó alguien.
- No te gastes - le dijeron - el cronista de los Quesos es gallina, aunque lo asesinen a Germán Lux, no lo va a contar. Con las gallinas no te metas - le contestaron a ese "alguien".


- Queso de Honor para Carla Romanini, una asesina excepcional, una Quesona cruel, sanguinaria, implacable, alguien que ha tirado muchos Quesos este año y que seguirá tirando – dijo la Marquesa de Avila – al grito de “Viva España”.
(Otra ovación total, mas fuerte aún que la de Carla Conte, mientras los Quesones y los Muggles gritaban los nombres de Matías Alé y Matías Camisani como víctimas de Carla Romanini).
- Y por último – dijo Moria Casán muy solemne – tengo el honor de entregar este Queso de Honor a alguien que ha hecho muchos méritos para merecerlo, alguien que ha sido fundamental en este Mundo Quesón a lo largo de todo el 2019, por eso el pueblo en votación lo ha hecho merecedor a este premio tan laureado y merecido, el Queso de Honor para….
(Silencio total ante la enorme expectativa generada por Moria)
- El Queso de Honor es para….
(Moria siguió el silencio, el suspenso era enorme)
- Soy Rita Turderos, la pantera de Mataderos – dijo bromeando Moria.
(Risas y aplausos generalizados para Moria)
- Ahora sí – dijo Moria – el Queso de Honor para “El Fauno”.
(Todos gritaron, aplausos totales, ovación nunca vista, los muggles celebraron que uno de ellos fuera ganador, no era la primera vez que ocurría, pero no deja de ser un mérito que ocurriera una vez más).



El primer sorprendido fue el propio Fauno, que rápidamente grito de la alegría, los muggles lo llevaron en andas a recibir el premio, en medio de una desbordante felicidad para todos.
- Qué bronca – dijo Lady Dumitrescu – creí que me lo iban a dar a mí.
- Por un voto nena, por un voto, el Fauno te ganó por un voto, je, je – le dijo la Marquesa de Avila a su amiga.
- Parece que te da satisfacción que haya perdido. 
- No, mi niña, solo fue un comentario. ¡Viva España!
- Ojala gané Sandes.
- Ya ganó varios Quesos de Oro.
- Entonces River y Boca no deberían presentarse a ningún campeonato.
- Y mi Madrid tampoco, je, je. Hala Madrid – dijo la Marquesa – Abajo el Barsa.
Dumitrescu miró con desprecio a la Marquesa y volvió la vista al escenario principal, donde el Queso Supremo, o se Carlos Calvo, dijo:
- Ahora el Queso de Oro.
Cinco Carlos entraron con la bandeja con el Queso de Oro. La depositaron ahí, a la espera del ganador. Carlos Calvo dijo:
.- Queso de Oro 2019 para… - y puso suspenso – Caaaaaaaaarrrrlooooooooooooooosssssssss…… ¡Ja, ja! Todos se llaman Carlos, bueno, hay algunos Charles o Karl aquí presentes, ja, ja.
Charles Leclerc y los demás saludaron, en medio de risas y ovaciones.
- Ahora sí, estimados Quesones, Carlos, Carlas y Muggles. Hay un Queso de Oro 2019 y es…
Gran expectativa. El rumor era que el ganador sería un Quesón que nunca lo había ganado. Los multiganadores Carlos Bossio, Carlos Delfino y Carlos Fernandez Lobbe no esperaban hacerlo. Carlos Sandes, en cambio, sí tenía expectativas. Pero el rumor era tan fuerte que Carlos Gonella o Carlos Izquierdoz esperaban ser los ganadores.
- El Queso de Oro es…. Caaaaaaaaaaarrrrrloooooooooooooooossssssss, Caaaarrrrloooooooosssssss, Carlos Machado.



Carlos Machado salto de la alegría, todos lo ovacionaron, fue un momento de alegría total. Sandes, recibió la info que había perdido por apenas un voto, y que Schattmann había quedado muy cerca, pero lejos de exigir un recuento, fue el primero en felicitar al ganador, abrazando a Carlos Machado, además como Queso de Oro 2018, Sandes entregó el Queso de Oro a Carlos Machado.
- Gracias a todos – dijo Carlos Machado levantando el Queso de Oro – se lo dedicó a mi amigo Carlos San Juan, al que ya conocieron en mis asesinatos en Estambul, y les aseguró que será un gran Quesón. Es un orgullo recibir este Queso, este premio, tener un lugar entre los grandes Quesones. Lo único que puede decirles con profunda emoción es QUUUEEESSSSOOOOOO.
Charles Leclerc subió al escenario y le dio una lista a Carlos Machado.
- Merci, Charles – dijo Carlos Machado – mi amigo Charles Leclerc me dio una veintena de minas para quesonear en Europa. Quesonee a muchas minas en Europa, de Londres a Moscú, y de Lisboa a Estambul, pero me faltan algunos lugares. Rumania y Bulgaria, por ejemplo.
- România, patria mea – exclamó Lady Dumitrescu (“Rumania, mi patria”)
- и България, моята страна – dijo una voz (“Bulgaria mi país”).
Dumitrescu al escuchar esas palabras en búlgaro, se dio vuelta, pero no vio a nada ni a nadie…



En ese momento, una doncella, la última que quedaba, fue liberada al escenario, Carlos Machado, desnudo, se puso los guantes, tomó el cuchillo, y luego de someterla a los pies y cogerla, la asesinó a cuchilladas, delante de todos, en el escenario, y le tiró un Queso (un Queso común, el de Oro quedó como trofeo para el asesino).
Era tradición que el Quesón ganador asesinara a una doncella delante de todos y le tirara un Queso.
- Declaro solemnemente cerrada la 30° Convención de los Quesones. Nos volveremos a ver el año que viene. Queso – dijo Carlos Calvo, que dado su delicado estado de salud siempre pensó que esta podría ser su última convención.
La convención se cerró y todos se fueron contentos. ¿Todos? Todos, no. O mejor dicha, todas no. Lady Dumitrescu estaba molesta…
- Carlos Machado fue un justo ganador. Se lo merecía este año – le dijo Carlos Sandes.
- No cabe dudas que es un gran Quesón – dijo Lady Dumitrescu – quizás mereciera el Queso de Oro, no lo discuto, pero por lo menos me podrían haber dado la Mención de Honor.
- Te tocó perder nena – le dijeron a Dumitrescu – y no será la última vez. Te tendrás que acostumbrar a eso, je, je – era una voz de mujer – Ahora perderás siempre. He vuelto.
Dumitrescu se dio vuelta. Ante ella, una doble de la Princesa Leia de Star Wars, sí ya la hemos mencionado en algún relato (5)…



- ¡Leia! – exclamó horrorizada Lady Dumitrescu.
- Sí, Leia Stoichkov, búlgara, je, je, no Leia Organa, la de Star Wars, aunque me parezca a ella, ja, ja, no sere la Princesa de Alderaan pero sí la Dama de la Ciudad de Sofía, tu vieja rival, he vuelto Dumitrescu.
- Avada Kevadra – exclamó Lady Dumitrescu lanzando un hechizo sobre Leia. 
- Expelliarmus – dijo la búlgara contrarrestando el hechizo – conmigo no, Dumitrescu, je, je.
- Vamos Carlos mejor, estoy cansada – le dijo Dumitrescu a Carlos Sandes, que contemplaba todo sorprendido.
- Carlos Sandes ya estará conmigo, je, je, ahora vete con ella – dijo Stoichkov – que disfrute, porque pronto ya no podrá hacer nada, ja, ja, ja, ja – Wingardium Leviosa.
Una cortina de humo hizo que Stoichkov desapareciera de la nada.
- ¿Quién es ella? – preguntó Carlos Sandes.
- Nadie. Nadie. Vamos Carlos.
- Tengo que irme rápido Lady. Tengo partido de la Liga Nacional.
- Mă abandonezi și tu, brânza mea? (6)
- ¿Qué dice Lady?
- Nada, nada – dijo Dumitrescu – está bien. Ve a jugar básquet, Carlos. Sos un Basquetbolista.
- Basquetbolista, Quesón y Asesino.
Sandes se fue. Dumitrescu se fue cantando bajito. El Comisario Miguel la notó triste y preocupada, y le dijo:
- La llevo. Venga en mi auto.



La Marquesa de Avila ya estaba dentro del auto. Hitchcock también y Astrid Breitner también.
- Le agradezco Comisario, pero volveré sola, necesito estar sola.
El Comisario Miguel regresó al auto. Hitchcock le preguntó:
- ¿Qué pasa? ¿No viene Lady Dumitrescu?
- Dice que quiere estar sola.
- Debe estar borracha – manifestó la Marquesa de Avila – se lo dije: no te enamores nunca de un Quesón.
- No te enamores nunca de una marinero bengalí – dijo Hitchcock.
- Sieg Heil! – exclamó Breitner  y dirigiéndose al Comisario Miguel - ¿Nos vamos?
- Falta John Lennon y nos vamos.
- ¿John Lennon?
En eso apareció el doble de John Lennon, diciendo:
- I am the walrus.
- Canta “Yesterday” – le dijo la Marquesa.
- No. Esa es de Paul – dijo el doble de John Lennon. Y se fueron.
Y Dumitrescu regresó sola con un único pensamiento:
- Ha vuelto. ¿Qué haré ahora? La creía muerta pero ha vuelto. ¡Ha vuelto!
¿Quién es Leia Stoichkov? ¿Una antigua rival de Lady Dumitrescu?



(1) “Muggles” en el mundo de Harry Potter son las personas sin magia, los Quesones denominan también así a los hombres que no se llaman Carlos, en forma genérica, aunque en la jerga del lenguaje Quesón un “Jamón” es un hombre cuyo nombre empieza con “J” (Juan, José, Jorge, Joaquín, Javier, etc), un “Gato” con “G” (Gabriel, Gustavo, Germán, Guillermo, Gerardo”), un “Pollo” con “P” (Pedro, Pablo, Patricio, etc), una “Almendra” con “A” (Alejandro, Alberto, Ariel, Agustín, etc), y así otros ejemplos, si esto no se comentó hasta ahora en los Relatos Quesones es porque los propios Quesones no lo permitían, pero hoy dejaron que se filtrara algo de esta info, y se la comunicaron a quien escribe; obviamente, un “Quesón” o un “Queso” es siempre un Carlos, aunque la C y la Q sean letras diferentes, fonéticamente suenan igual, de allí la equivalencia. Esas palabras como “Almendra” para referirse a un Alejandro, los Quesones solo la usan entre ellos, cuando un Quesón habla con otro Quesón, y sin la presencia de alguien que no sea Quesón, con sus víctimas o personas ajenas al Mundo Quesón, este lenguaje no se usa jamás.
(2) En mi condición de cronista de los Quesos aclaro que aunque hasta ahora Carlos Belloso no protagonizó ningún crimen Quesón en nuestros relatos, es un Quesón, y ha cometido una gran cantidad de asesinatos, en nuestro canal de youtube les muestro uno https://www.youtube.com/watch?v=X0DK10GN1Oo donde Carlos Belloso asesina a Victoria Onetto, ante la vista de Pablo Echarri.
(3) Seis Quesonas, Ravelia Zamas, la doble de Valeria Mazza, más Carla Conte, Carla Romanini, Carla Cugino, Carla Quevedo y Carla Rebecchi; la otra Ravelia, la patona y tatuada, no participó por la sencilla razón que está oficialmente muerta, asesinada por Carlos Sebastián Beneitez.
(4) Sabemos la verdad, finalmente relevada a este cronista por los Quesones, Moria Casán es una muggle, una elegida por los Quesones para no ser nunca Quesoneada, a cambio de víctimas, eso explica su supervivencia a lo largo de los años, ¿Su hija Sofía Gala será muggle también? 
(6) tu tambien me abandonas, Queso mío? (en rumano)


EL QUESO DE ORO, TODOS LOS GANADORES



Comentarios

  1. Bien que regresó este relato, en que fue premiado. El premio debe de estar por algún lado, lo voy a buscar. O capaz que aparece, podría pasar que la Marquesa me entregue el premio, mientras me canta Ojos verdes.

    Fue una buena votación, aunque le haya producido frustración a nuestra Lady. Y se haya aparecido su rival, con la que luego se reconcilió. Podría haber relatos que cuenten sobre la rivalidad y la reconciliación.

    Tal vez haya que sumar oficialmente a la Ravelia tatuada, para reemplazar a Rebecchi. O sumar a Carla Nadiedone, la Ravelia Zamas de Daniela Cardone.

    ResponderBorrar
  2. Propongo la Convención con los premios 2020, aprovechando que los quesones son actividad esencial.
    Los premiados podrían ser
    Quesón de Oro Charly Alberti
    Mención de Honor: Lady Dumitrescu
    Maru Sandes
    Las Santillanas.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. porque Charly Alberti? el mejor Quesón de 2020 fue Carlos Matías Sandes, que tuvo unos relatos barbaros, como el de Carina Zampini o Rocío Robles, más los crímenes múltiples que cometió y su deseo oculto y reprimido de asesinar a Maru Sandes, sí creo que la Mención de Honor es para Dumitrescu y Maru Sandes, las Santillanas merecen un premio, puede ser uno nuevo, el Premio Carlos Sainz por ejemplo

      Borrar
    2. Charly Alberti merece más cuentos, es hora que Carlos Quesón nos regale algunas estrangulaciones nuevas del baterista, podría ser el asesino de Shakira por ejemplo o el asesino de la Princesita, pero el Queso de Oro debe ser en conjunto para el matrimonio Sandes, y al recibir el Queso, Carlos Matías simular asesinar a Maru delante de todos y le tira el Queso de Oro

      Borrar
    3. El asesino de la Princesita, que buena idea. Otras podría ser Ángela Leiva, Mónica Cruz, cantantes de cumbia,

      Borrar
  3. SOBERBIO CUENTO SOBRE LOS QUESONES

    ResponderBorrar
  4. yo también quiero mi queso de oro

    ResponderBorrar
  5. Charly Alberti también tuvo buenos relatos, quesoneando a una de las Siderama, a Deborah de Corral, a Chloe Bello.

    ResponderBorrar
  6. Yo creo que la solución es que este el Queso de Oro, la Mención de Honor, y en forma excepcional, dos premios nuevos, el Queso de Platino, y el Premio Especial Carlos Calvo

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

La asesina de Fabricio Oberto