El Asesino de Agustina Basaldua


La modelo Agustina Basaldua tuvo cierta fama cuando se conoció un affaire amoroso con el veterano, anciano y decrépito Mick Jagger, sí, el símbolo viviente de la música, el líder de los Stones. Dicen que le dio una verdadera noche de Satisfaction al mítico músico, un ícono de la cultura pop. Lo cierto es que pasado un tiempo, se dio otra fiesta privada, a la que asistieron algunos miembros de la selección argentina de básquet. Era el año 2016, mientras los basquetbolistas se preparaban para los Juegos Olímpicos de Río.
Agustina estaba observando la ventana, bebiendo un cognac, y no le prestaba ninguna atención a los invitados ni a la fiesta, con la vista perdida hacia el vacío. En ese momento sintió que alguien le tocaba el hombro, ella sintió un intenso, apestante, asfixiante y penetrante olor a Queso. Como si un pie con un olor fétido se hubiera puesto sobre su rostro.
- ¡Qué olor a Queso! – exclamó Basaldua.
- Bueno, quizás no te de la satisfaction que te dio Mick Jagger, pero quizás te conquiste con mi olor a Queso, porque soy un Quesón – le contestó una voz masculina a Basaldua.


La modelo se dio vuelta y vio ante ella a un hombre muy alto, patón, de cuerpo esbelto, muy patón, sus zapatillas parecían como dos lanchas que se destacaban en el piso.
- ¿Quién sos?
- Carlos Delfino, el “Cabeza” Delfino, el “Lancha” Delfino, juego al básquet, estuve en el programa de Susana Giménez, gané el oro en Atenas 2004 y el bronce en Beijing 2008.
- Ah, mira vos – Basaldua no se sintió muy atraída por Carlos – bueno, la verdad que tenes un olor muy fuerte.
- ¿No queres oler mis pies aún más profundamente?
- Ya que insistís – dijo Basaldua algo resignada – dale, a ver, vamos a un lugar propicio.
Se dirigieron a uno de los tantos “privados” que había en aquella fiesta, y ahí, Basaldua le sacó las zapatillas talle 50/51 al basquetbolista, luego las medias, y este quedó descalzo, como atraída por un impulso que ella misma no supo explicar ni evitar, comenzó a oler, besar, chupar, lamer aquellos olorosos pies, que realmente despedían un olor a Queso más que intenso y asfixiante, quedó como atrapada por los pies del basquetbolista, tras eso, llegó el sexo, una relación que Carlos disfrutó mucho, pero ella no tanto. No fue lo mismo que Mick Jagger.
- ¿Te gusto Agustina?
- Gustar, me gusto, Carlos, ¿Carlos es tu nombre? Pero más me gusto hacerlo con Mick Jagger.
- Bueno, lo mío es el básquet.
- Sí, y seguí dedicándote a eso, Carlitos, es lo tuyo. Fue lindo hacerlo con vos, aunque disfrute más de los pies que del sexo propiamente dicho, esos pies sí huelen de una manera tan asquerosa y repugnante que atrapan a una chica como yo.


Agustina se dio vuelta y le dio la espalda a Carlos Delfino, el basquetbolista no quedó muy satisfecho con la respuesta de la modelo, y ya vestido prolijamente, y con sus guantes negros, tomó el cuchillo y atacó a la modelo, como si estuviera defendiendo una pelota debajo del aro del básquet, y ahí…. ¡raaaaaajjjjjjjjjjj! Le cortó la garganta. Una herida muy profunda, de izquierda a derecha, y otra más, de derecha a izquierda. La sangre salió de todos lados, y la modelo cayó muerta, asesinada, degollada. El basquetbolista sacó un Queso de sus pertenencias.
- Queso – dijo Carlos Delfino mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima.
El basquetbolista contempló el cadáver de su víctima, y mientras lo veía dijo:
- No habrá sido Valeria Mazza ni Zaira Nara, pero bueno, había que tirar algún Queso antes de Río 2016, y apareció esta mina. Tuvo la fortuna de cruzarse con Mick Jagger pero tuvo el infortunio de cruzarse con Carlos Delfino. Queso.
Y el asesino se retiró de la escena del crimen con total impunidad, disfrutando de haber cometido un nuevo asesinato, o de haber tirado un Queso, como se dice en la jerga de los Quesones.

Comentarios

  1. CARLITOS DELFINO TU QUESÓN FAVORITO

    ResponderBorrar
  2. muy asesino en este cuento carlos delfino, un tipo muy frío, muy cruel

    ResponderBorrar
  3. el cortador de cuellos, así podría llamarse este quesón, bien que haya matado a esta mina, ¿amante de jagger?

    ResponderBorrar
  4. para tu satisfacción, Carlos Delfino ha firmado ahora para un club italiano, o sea que seguirá tirando Quesos no más, en Italia puede hacer un giallo al estilo de los de Dario Argento

    ResponderBorrar
  5. me gusta la imagen mucho la imagen, la víctima espera resignada que Carlos le corte el cuello, y el asesino observa para que nadie mire lo que esta haciendo

    ResponderBorrar
  6. si un asesino que tira quesos es un quesón, si tirara tomates sería un tomatón?

    ResponderBorrar
  7. este es el Quesón que mas minas quesoneo me parece

    ResponderBorrar
  8. Parece que no fue tan efectivo el influjo quesón, aunque Delfino tuvo su momento de sexo. Y esta modelo tampoco pudo escapar.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa