lunes, 21 de marzo de 2016

La asesina de Gastón Elola


El modelo Gastón Elola permanecía acostado desnudo, con solo un calzón beige como única prenda de vestir, esperando a la chica con la que iba a tener sexo aquella noche.
La chica, se acercó a Gastón, y parada al pie de la cama, le dijo:
-         Vamos a tener sexo, pero antes vamos a jugar un rato. Te haré cosquillas en los pies.
Gastón quedó sorprendido por la propuesta, pues no la esperaba, pero aceptó de buena gana. La chica, entonces, con una pluma, empezó a hacerle cosquillas en los pies.
-         ¿Te gusta, Gastón?
El modelo no podía parar de reírse ante las cosquillas que le hacía la chica, pero le gustaba mucho lo que estaba pasando, tanto que no advirtió que la chica, de repente, tenía un cuchillo en sus manos, cubiertas con guantes negros.
-         Te asesinaré Gastón – le dijo en ese momento la asesina.
El joven no pudo siquiera oponer resistencia alguna al escuchar esas palabras, pues con una gran rapidez, la asesina le clavó el cuchillo en el pecho, y lo apuñaló en forma salvaje. Cuando terminó con el cadáver totalmente ensangrentado de Gastón Elola, la asesina tiró un Queso sobre el mismo.
-         Queso – dijo en voz alta la asesina.
Tras tirar el Queso, la asesina agarró el par de zapatillas blancas que tenía Gastón Elola, las guardó y se alejó del lugar.
Rato después en la vitrina donde guardaba el calzado de cada una de sus víctimas, estaban las relucientes zapatillas blancas con la inscripción “Gastón Elola”.



1 comentario:

  1. una historia simple, repetida, la asesina implacable con los hombres que se cruzan en su camino...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...