lunes, 21 de marzo de 2016

La asesina de Jonatan Conejeros


Muchos decían que el modelo Jonatan Conejeros era gay, sin embargo, acepto tener sexo con una chica alta y rubia a la que algunos llamaban Carla y otros Valeria.
Aquella noche, estaba Conejeros en su cama, totalmente desnudo, esperando por la chica, a la que le preguntó, mientras ella estaba en el baño:
-         ¿Cómo te llamas realmente, Carla o Valeria?
-         Carla Valeria, usó los dos nombre, muchos me conocen por el primero, otros por el segundo.
-         ¿Y porqué?
-         Vivimos en un país donde una cuarta parte de los hombres de llaman Carlos, entonces a ellos le digo que me llamen Valeria. Vos que te llamas Jonatan, decime Carla.
-         Ok, Valeria.
-         Sabes que muchos dicen que sos gay, pero sí tenemos buen sexo esta noche juro que difundiré que sos muy macho.
-         Me da igual – contestó Jonatan – quizás a muchos le gusta que sea gay y a otros que sea muy macho.
-         Entonces, sí te da igual, morirás Jonatan.


El modelo se sorprendió y se asustó a la vez al escuchar esas palabras de la chica, que de repente, sostenía un enorme cuchillo con sus manos, cubiertas en guantes negros, y se tiró sobre el muchacho.
Lo apuñaló salvajemente. Cuando terminó, después de asestarle treinta o cuarente cuchillazos, la asesina tiró un Queso sobre el cadáver de su víctima.
-         Queso – dijo en voz alta.
La asesina solía llevarse como trofeo el calzado de sus víctimas. De Jonatan agarró lo que tenía más cercano, un par de ojotas.



1 comentario:

  1. una historia simple, repetida, la asesina implacable con los hombres que se cruzan en su camino...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...