El Asesino de María Aura


El baloncestista Carlos Cabezas, aunque no es tan alto como otros de su deporte (mide 1,86 metros, pesa 98 kilos y calza 48), eso no le impidió ser una de las grandes figuras de la selección española que ganó el Mundial de 2006. En 2010, después de un par de temporadas en Rusia, regresó a su patria, para jugar en Zaragoza, capital de la Región de Aragón, sobre el río Ebro.
- ¿Y que tal te ha ido en las Rusias? – le dijo un aragonés a Carlos Cabezas.
- Y pues hombre, hace frío, es aburrido, no es un país para ir a vivir, pero bueno, en todos lados se pueden tirar buenos Quesos, y eso es lo que hacía para recobrar fuerzas, a nuestra España siempre se la extraña.
El aragonés se preguntó que significaba aquello de “tirar buenos Quesos”. Pero nada dijo, siguió su camino como si nada, también Carlos Cabezas siguió su camino. Pasó por una quesería de Zaragoza y se apropió de unos buenos Quesos.


- Debo tirar un Queso en Zaragoza, pero un Queso que sea recordado, no uno cualquiera, como esos que tire en Rusia, que fueron tantos.
Viendo el noticiario de la Comunidad de Aragón, se entero que una actriz mexicana, María Aura, estaba en Zaragoza, promocionando telenovelas de Televisa.
- Qué bueno, ostias, que bueno – dijo Carlos Cabezas – seguro se aloja en el Reina Petronila – se refería al hotel más caro y lujoso de la capital aragonesa.
Y entonces, con guantes negros, y un Queso, Carlos Cabezas fue al Hotel Reina Petronila. Efectivamente la mexicana se alojaba ahí. Con esa extraña impunidad que suele rodear a los Quesones, en forma lenta y sigilosa, el baloncestista llegó a la Suite Alfonso XIII donde se hospedaba la mexicana. Se acercó a la puerta, y sin inconveniente, entró a la misma, se tiró en la cama, esperando a la mexicana.


La actriz regresó a la suite después de una larga velada y notó como que la cama tenía un gran bulto, levantó la sabana y ¡ahí estaba Carlos Cabezas!
- ¡Sorpresa! – dijo el baloncestista.
- ¿Quién eres, manito? ¿Qué haces aquí? – preguntó la mexicana.
- Olé mis Quesos y después te diré para que vine.
- Llamaré a la seguridad del hotel, usted es un ladrón.
La mexicana agarró el teléfono e iba a llamar, pero Carlos la redujo de un Quesazo en la cabeza, como si tirara un triple en pleno partido de baloncesto, entonces tomó a la mexicana y la acostó sobre la cama. La mexicana permaneció inconsciente un rato, pero Carlos la despertó con el olor a Queso de sus pies, un olor a Queso muy fuerte, muy fuerte, despues de ese olor, tuvieron sexo, la mexicana no sabía bien donde estaba, y había perdido todo sentido de la realidad, pero disfrutó de aquella relación como nunca lo había hecho en sus tierras aztecas.


- Los baloncestistas tenemos fama de ser buenos degolladores o decapitadores, y yo teniendo de apellido Cabezas, debería ser un gran cortador de cabezas, pero las paradojas del destino, yo soy estrangulador – dijo Carlos Cabezas al terminar el sexo.
Y sin mediar ninguna palabra más, el baloncestista tomó a la actriz mexicana del cuello, con sus guantes negros, y la estrangulo. La chica intentó resistirse, pero nada pudo hacer ante la furia y la fuerza de Carlos Cabezas.
- Queso – dijo Carlos Cabezas tirando el Queso sobre la mexicana.
Al día siguiente, satisfecho por el crimen cometido, Carlos Cabezas se paseaba por Zaragoza y el mismo aragonés del día anterior, le preguntó:
- ¿Y ya has tirado algún Queso?
- Ya lo he hecho, ya lo hecho, je, je.

Comentarios

  1. Entiendo porque hay tantos basquetbolistas quesones. Se necesitan una habilidad especial para lanzar armas de queso, de semejante tamaño. Esa habilidad y ese tamaño, los hace un arma aturdidora. Especial para que las famosas no pidan ayuda.
    La aturdió, tuvo sexo con ella y la liquidó.

    ResponderBorrar
  2. es muy interesante, al final aquella selección española que gano el Mundial de Baloncesto de 2006 eran todos asesinos, os falta otro jugador que integraba aquel equipo: Juan Carlos Navarro

    di que Pau Gasol no se llama Carlos, sino integraría esta lista de asesinos

    ResponderBorrar
  3. os recomiendo otro Carlos para agregar a vuetros cuentos de asesinos
    https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Cazorla

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Deborah De Corral

El Asesino de Yanina Zilly

El asesino de Viviana Canosa