Carla Romanini la Quesona Asesina 09/16 (Un par de cinematográficos asesinatos)

LA SAGA DE CARLA ROMANINI, LA QUESONA ASESINA (09/16)
LA ASESINA DE MATÍAS SZULANSKY Y MATÍAS ORTA


Carla Romanini, la Quesona Rubia, la sanguinaria, implacable y temible asesina de hombres, se encontraba en su lujoso y amplio departamento de Puerto Madero. Hacía gimnasia con los aparatos que tenía para mantener la forma mientras contemplaba la pared donde estaban los retratos de cada una de sus víctimas, con una inscripción muy sencilla y precisa encima de cada uno, #Queso.
- Qué ganas de asesinar – dijo Carla Romanini mientras veía esas fotos - ¿Quién será el próximo? Queso, Queso, Queso.
La asesina tenía aún el celular de Emilio Di Marco, su novio, al que había asesinado durante un viaje a Granada. Oficialmente, para la gente, Emilio seguía vivo, en un retiro espiritual por tiempo indeterminado, viajando por el mundo, no se sabía que lo habían asesinado, y menos que fue apuñalado en forma cruel por su novia, por Carla Romanini.


Carla prendió el celular de Emilio, después de más de un par de meses de no hacerlo, a pesar que se creía eso del “retiro espiritual” le seguían llegando mensajes. Carla ignoró casi todos, y los iba borrando, mientras recordaba cada puñalada que le había dado a Emilio Di Marco, pero se detuvo en un mensaje actual, casi por casualidad.
A Emilio lo invitaban al avant premiere de una película, “El Gran Combo”, aparentemente con dos asesinas como protagonistas, a Carla le gustó eso, aunque pensó que la película era una basura, sin embargo, le llamó la atención que su director fuera Matías Szulanski, y googleo su nombre.
- Un gordo asqueroso – dijo Carla Romanini al ver la foto de Matías Szulanski.
Busco comentarios de la película y observó que uno de ellos estaba hecho por un tal Matías Orta, en una web llamada “A Sala llena” y lo googleó.
- ¿Y este morocho? ¿De que villa salió? – dijo Carla Romanini al ver la foto de Matías Orta.
- Ya encontré mis víctimas. Un gordo repugnante, que sin duda merece un Queso, y el otro, quizás no lo merezca, pero ya está, donde Carla pone el ojo, tira el Queso, no tiene escapatoria. Los asesinaré igual, pero que no digan que soy una asesina racista o clasista, y solo asesina deportistas facheros, o tipos como Matías Camisani o Matías Alé – dijo la asesina, mientras preparaba su “equipo” de armas para asesinar, Quesos incluídos.
Con la impunidad que suele rodear a esta cruel asesina, Carla se dirigió al Avant Premiere en el Cine Lumiere, de la Piruli Filmes, a pesar de que la película no era de este prestigioso estudio, cada tanto lo alquilaban para proyectar producciones independientes.


Carla usó la invitación que le habían dado a su asesinado novio, su víctima número doce, y no faltó quien preguntará por el.
- Esta en un viaje espiritual, atravesando caminando o en botes, todo el continente asiático, desde Estambul a Tokyo, en la última comunicación que tuve con el estaba en un pueblo de Irán.
La asesina se sentó a ver la función cinematográfica, pero no tenía ganas de ver aquella película ella quería asesinar, antes del film empezó la proyección de un homenaje a Alfred Hitchcock, y vio que Matías Szulanski, el director de “El Gran Combo” salió de la sala. Carla lo siguió. “El gordo asqueroso” según ella, Carla vio que llevaba una kipá.
- Espero que no me acusen de antisemita – pensó Carla – lo asesinó igual, yo no le preguntó la religión a mis víctimas, los asesinó y después “Queso”.
Szulanski se metió en el baño y Carla fue tras el, al salir de hacer sus necesidades, el gordo judío vio a Carla frente a el.
- Hola Matías – le dijo Carla – soy Carla, quisiera actuar en una de tus películas.
- Hola piba, que linda que sos – le contestó el director de cine.


- Te efectuó la propuesta para una película, un viejo estanciero, don Carlos, decide repartir su herencia en vida y cita a todos sus herederos, unos sobrinos y sobrinas ambiciosas. En medio de la cena, con un gran Queso en el centro de la mesa, Don Carlos hace el anuncio del reparto de su herencia, y justo ahí se corta la luz unos segundos, mientras no hay luz se escucha un grito de dolor, y cuando vuelve, el estanciero aparece con un cuchillo clavado en la espalda. Obviamente, el papel de la asesina es mío, Carla, la más sanguinaria de sus sobrinas, pero en apariencia la más pelotuda e idiota, y además embarazada. Después la asesina comete tres o cuatro asesinatos más, todos hombres sus víctimas, por supuesto, va matando de a uno a todos sus primos, tres boludos, Pablo, Matías y Marcos, para quedarse con la herencia, a todos le clava un cuchillo en la espalda y les tira un Queso, ja, ja.
- Buena idea, podemos llamarlo “El caso del estanciero asesinado” ja ja – dijo el director de cine – muy gracioso eso del Queso, me gusta, aunque creo haberlo visto ya en comics y en algunos films, pero sí la asesina esta sobre la mesa, ¿Quién corta la luz? ¿Un cómplice tal vez?
- Sí, un empleado de la estancia, que también se puede llamar Matías, obviamente termina también asesinado de un cuchillazo en la espalda, por Carla, la asesina.
- Veo que te gusta mucho el papel de la asesina, es ideal para vos, sí queres el papel, mostrame tu culo.
Carla nada dijo, pero sí le mostró el culo, Matías Szulanski admiró aquel culo y le dijo:
- Te voy a coger por el culo, el que avisa no traiciona, no será violación, si no queres, te podes ir.
- Cógeme por el culo, Matías – dijo la asesina.


Y eso hizo el director de cine, la cogió por el culo, para satisfacción y goce de ambos, ahí a un costado del baño, mientras los demás seguían en la proyección cinematográfica. Al terminar, el director de cine, le dio una tarjeta, con su número de celular y mail.
- Mándame todo lo que me dijistes sobre esa película, me encantó.
El director de cine entonces siguió caminando y Carla quedó atrás suyo…
- ¡Aaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjj! – se escuchó el grito de dolor de Matías Szulanski.
Carla, la asesina, como la asesina de la película, le clavó el cuchillo en la espalda, el cuchillazo fue profundo, Carla se lo hundió, y le hizo un tajo por todo el cuerpo. El director de cine cayó muerto, no hicieron falta más heridas.
- Queso – dijo la asesina mientras tiraba el Queso sobre su víctima.
La asesina metió el cadáver boca abajo dentro de un cuarto de baño (otra vez un baño, como en otros asesinatos de Carla, el de Matías Fioretti y el de los rugbies), con el cuchillo clavado en la espalda y el Queso sobre el mismo. Carla salió del baño y se dirigió entonces otra vez al cine, justo cuando iba a entrar a la sala de proyección, se cruzó con el crítico de cine, con Matías Orta.
- Matías Orta – le dijo Carla al verlo – orta suena a orto.
- ¿Quién sos?


Carla se presentó así mismo y le expuso a Matías Orta el proyecto de su guión de cine, el asesinato de Don Carlos, el de sus primos, Juan, Matías y Marcos, y el de su cómplice, el gaucho Matías.
- Gran idea – le dijo Matías Orta – pero cambiemos el nombre del cómplice, que sea Juan Carlos.
- Dale – dijo Carla.
- ¿Se lo comentaste a Matías Szulanski?
- Le encantó, como te encantó a vos.
Carla no terminaba de decir eso, cuando se desnudó ante Matías Orta, y le tocó los genitales.
- ¿Qué haces? – le dijo Matías Orta – después ustedes hablan de los acosos.
- Aca la acosadora soy yo – dijo Carla – dale, tengamos sexo, ¿O acaso no te gusto?
Y entonces ahí, en la puerta del cine, ante la oscuridad de aquella proyección, cogieron, fue una gran cogida, excelente, con gozo y satisfacción para los dos.
- Gracias Carla, por haberme regalado esto, ahora mándame un mail a esta dirección, con el boceto de esa historia, el de la asesina que mata a los chabones clavándole el cuchillo a sus víctimas por la espalda.


Matias Orta cometió el error de darle la espalda a Carla Romanini, que sacó otro cuchillo, idéntico al que uso para asesinar a Matías Szulanski.
- Sí – dijo Carla – como también hago yo a veces, cuando no los puedo apuñalar ni cortarles la cabeza.
- ¡Aaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjj! – se escuchó el grito de dolor de Matías Orta.
Carla le clavó el cuchillo en la espalda, el cuchillazo fue profundo, Carla se lo hundió, y le hizo un tajo por todo el cuerpo. El crítico de cine cayó muerto, no hicieron falta más heridas.
- Queso – dijo la asesina mientras tiraba el Queso sobre su víctima.
Esta vez la asesina dejó el cadáver de Matías Orta a la salida del cine, y los espectadores de la función reaccionaron con espanto y terror al ver el cadáver de Orta tirado en el piso con un cuchillo clavado en la espalda y un Queso encima.
Pero cuando eso ocurrió Carla estaba volviendo en su auto, manejado por el chofer, el mudo Nicolae Dumitrescu, su sirviente fiel, que la obedecía ciegamente.
- Hoy me comporte como una Quesona cinematográfica, debí haber asesinado a alguno más, ja, ja, pero bueno dos Quesos son dos Quesos, creo que debo seguir buscando rugbiers y basquetbolistas – le dijo Carla a Nicolae, que la miró, pero como era mudo, no le contestó nada, sí le dio una sonrisa de satisfacción, como dando a entender que aprobaba todo aquello.


De regreso a su departamento, Carla incorporó sus dos nuevas víctimas al mural de fotos, y otra vez preguntó:
- ¿Quién será el próximo?
Mientras lo hacía, sostenía una foto de Carlos Matías Sandes, y otra de Gabriel Deck, y dijo en voz alta:
- Gabriel Deck, Queso. Matías Sandes, Queso.



Comentarios

  1. otra muy buena historia de esta asesina, no conocía a las dos víctimas, pero un buen relato, esta Quesona debe seguir asesinando

    ResponderBorrar
  2. esa historia podría servir para un nuevo relato, solo que Don Carlos y los primos deberían ser todos rugbiers, y que Carla los vaya matando uno a uno

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. y sí... creo que puede andar... habrá que googlear algunos rugbiers ja ja

      Borrar
    2. podría asesinar a un "don Carlos" algun boludo, algun viejo que se llame Carlos y no le da el cuero para ser Quesón, no debe ser díficil encontrarlo, a ver que reacción provoca en los Quesones, y sí, que las demás víctimas sean rugbiers

      Borrar
    3. Pero eso rompería con el pacto, salvo que se trate de un Carlos que haya tratado de romper con el pacto Carlos-Carlas y le sea retirada la protección, como castigo.

      Carla Rebello, de C5N. Ni no es activa, podría ser una cómplice, una encubridora, que desmiente las noticias como leyendas urbanas. Y elogia al comisario Miguel.

      Borrar
  3. Bien rápido salió este relato, con la misma rapidez que Carla Romanini se decide a matar.
    Con esta aparición del cadáver, la película tendrá una leyenda urbana.

    https://www.filmaffinity.com/es/film152533.html

    Hay varias actrices que hacen de asesinas, tanto que se matan entre sí. Pero más que víctimas, no son muy conocidas, podían ser fans de las Carlas. Así que ya estarían los relatos posibles con esta película. Aunque podría haber asesinatos, con las presentaciones de esta película, aprovechando la repercusión de los asesinatos.

    ¿Carla Romanini quiere ser letal con Sandes y Deck? Más vale no intentarlo.. Parece que no le fue bien a Nicolae, desplazado a ser un chofer mundo. Si la Lady fue drástica con su hermano, que no hará con las Carlas desobedientes.
    Futbolero Velez ya pidió su relato con esta Carla, sin tener que morir. Podría ser.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. te agradezco Fauno, con ese link de YouTube que mandaste googlee y aparecieron estos Matías, un abrazo grande!

      Borrar
  4. sería bueno que Carlos Quesón explique porque este ensañamiento con los Matías
    ¿O acaso es simplemente una alusión indirecta a Sandes? Ja ja ja

    ResponderBorrar
  5. No moriré sola.
    https://www.youtube.com/watch?v=z-gVLQk1d64

    Película de violación y venganza. Podría inspirar algunos asesinatos quesones.
    Como la muerte de las actrices.
    O tal vez una película con un actor que sea Carlos, un par de Carlas, más actores y actrices que no sepan que habrá muertes reales. Primero, muertes de un para de actrices, por algún quesón.
    Y Carla Quevedo y alguna otra Carla, como las sobrevivientes que liquidan a los actores que no sean Carlos.

    La filmación podría terminar con el festejo de las Carlas y del actor Carlos.

    ResponderBorrar
  6. se viene el fin del mundo y seguís escribiendo estas cosas, veo que no tenes cura pibe

    ResponderBorrar
  7. veo que varios quieren ver como esta mina asesina rugbiers, acompaño la moción

    ResponderBorrar
  8. ¿Y que tal si lo del virus hubiese sido evitado por Lady Dumitrescu, tal vez con la ayuda de su media hermana Leia? La Lady pudo haber tenido una visión de un futuro posible. Evitarlo podría haber sido una de las razones para viajar a Europa, dejando a Sandes. Podría haber recurrido a rituales de las escuelas de magia. Obviamente que requieren asesinatos de famosas. Esa podría haber sido la motivación de Los asesinos las Kardashian. Y podría ser la motivación de Los asesinos de las Jenner, como de otras famosas.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Yanina Zilly