El Asesino de Giselle Bundchen


La actriz brasilera Giselle Bundchen, imponente por su figura, su belleza y su altura (1,80 metros) se encontraba en la ciudad italiana de Milán, considerada por muchos la capital de la moda, disfrutando de la Galería Vittorio Emanuelle y entrando a muchas de las grandes marcas europeas, donde todo vale cientos y hasta miles de euros.
En una de esas tiendas ocurrió lo que voy a contaros a continuación. Primero dijeron que fue en el local de Prada, pero otros dicen que fue en el de Yves Saint Laurent, las leyendas son así.


Bundchen vio en la vidriera una cartera que en Brasil no se conseguía, y valía dos mil euros, no dudo y entró al local… vio que en una de las fotos estaba el modelo español Carlos San Juan y justo ahí, ante ella, y en persona, como vendedor de la tienda, estaba ¡el modelo Carlos San Juan!
- Você é o da foto (Tu eres el de la foto).
- Soy el de la foto. Soy el modelo Carlos San Juan.
- Você é español (Eres español).
- Muy español, soy modelo, pero hoy, vendedor de tiendas por un día, ja, ja, y tu eres portuguesa.
- Não sou portuguesa sou brasileira (No soy portuguesa, soy brasilera).
- Podríamos jugar un Brasil vs España, ja, ja, aquí en esta tienda, en esta hermosa tienda de la ciudad de Milán, tener sexo, con champagne y Queso, mucho Queso, Queso, Queso.


Carlos San Juan cerró la tienda, y Giselle Bundchen quedó ahí adentro del negocio, el modelo se sacó los zapatos, y la actriz brasilera se tiró al piso, para olerle, besarle, chuparle y lamerle los pies, una y otra vez, con fuerza, con satisfacción, con pasión, así, arrastrada, en medio de aquello, Carlos abrió una botella de champagne, se la tiró encima a la brasileña, ella abrió otra botella y se la tiró encima a Carlos, con tanto champagne por todos lados, cogieron de una manera espectacular, una demostración de sexo de alto nivel, algo sublime, algo nunca visto en aquella ciudad de Milán, sexo de alto vuelo, muy intenso, fogoso, las campanas del Duomo replicaron como nunca.
- Quero mais gelo, mais champanhe (Quiero más hielo, más champagne) – dijo la brasileña en medio de aquella orgía de sexo y champagne.
Carlos San Juan, entonces, se puso los guantes negros, fue a agarrar el hielo, pero al abrir la heladera, se encontró con un cubo muy grande.
- Tengo que agarrar el picahielos – dijo Carlos, y tomó el picahielos, al hacerlo, se quedó pensativo – vaya, vaya, arma ideal para cometer un asesinato, así asesinaba Sharon Stone a los tipos en “Bajos Instintos”, un arma femenina, no importa, hoy la uso yo, que soy un Quesón.


Con el picahielos en mano, Carlos San Juan se acercó a la brasileña y se tiró encima de ella, le hizo una profunda herida en el cuello, otra en el pecho, y así más cortes en todos lados, la picó como si fuera hielo.
- Queso – dijo Carlos San Juan al terminar ese asesinato, cuando se cansó de apuñalar a la brasileña con el picahielos y le tiró un Queso.
Cometido el asesinato, el asesino llevó el cadáver de la actriz brasileña a la heladera, con el Queso incluído, y lo dejo ahí.
- Lady Dumitrescu lo encontrará en perfectas condiciones – dijo Carlos San Juan – tal como me lo pidió.
Y así termina nuestro cuento, con un altro formaggio gettato sotto il cielo di Milano.

Comentarios

  1. Carlitos, el asesino del picahielos

    ResponderBorrar
  2. Este es uno de los Carlos que le prestan atención a sus víctimas. Si Giselle Bundhchen, una de las modelos más bellas del planeta, tenía que ser asesinada, tenía que serlo por un Carlos que le prestara atención. Como este, El asesino de Cindy Crawford.
    Bien lo del sexo, darle placer. Y el picahielos es un arma mortal
    Muy bien el preservarlo para Lady Dumitrescu.

    ResponderBorrar
  3. para mí este tipo es gay aunque igual va y coge a la mina antes de asesinarla pero lo hace con un pica hielos homenajeando a la asesina de Bajos Instintod

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa