La Asesina de Miguel Del Sel



Una idea original de EL FAUNO, versión de CARLOS QUESÓN

Antes de los acontecimientos que involucran hoy a todo el Mundo, Miguel Del Sel, el actor que era el “MI” de “Midachi”, un grupo cómico de gran hace treinta años, resolvió regresar al teatro con una obra titulada “La amante rumana del basquetbolista asesino”.
Era el regreso de Del Sel al teatro después de su incursión por la política, tras un olvidable paso por el Congreso, luego de haber sido embajador en Panamá, y además, habiendo sido dos veces candidato a gobernador de Santa Fe, en elecciones muy reñidas, donde estaba convencido de que le habían hecho fraude.
Lo curioso es que Del Sel se reservó el papel de la rumana para sí mismo
Quizás por este paso por la política, Del Sel sintió que una parte del público lo rechazaba y le costó conseguir un teatro para la obra, y también le costó promocionarla en los medios. Finalmente consiguió financiamiento de un estanciero llamado Emilio Hardoy y pudo conseguir una pequeña sala teatral.
- Es una comedia que por momentos es una comedia dramática y por momentos una comedia negra – decía Del Sel cuando hablaba de la obra – me la vendió una rusa, dijo llamarse Lady Katiushka, trata de un basquetbolista que se vuelve loco y empieza a asesinar mujeres con un machete, las decapita y les tira un Queso, no puede dejar de asesinar, a cada mujer que asesina, además de tirarle un Queso, le saca una muestra de sangre y con eso alimenta a su amante, una rumana, que va rejuveneciendo a medida que aspira la sangre. Cuando empieza la obra es una anciana decrepita pero después se trasforma en una mujer muy bella de unos treinta años. Estoy convencido que va a ser un éxito. Yo haré de la rumana.


Pero no fue un éxito, ya dijimos que le costó promocionar la obra, y a pesar de que el día del estreno regalaron la mitad de las entradas, la sala estaba totalmente vacía. No vendieron una entrada y ni siquiera fueron a los que se las habían regalado.
- Nosotros nos vamos, metete esta obra en el culo, te vamos a hacer juicio y nos vas a tener que paga hasta el último centavo – le dijo el actor que hacía del basquetbolista, y todo el elenco se retiró del lugar.
- ¿Porqué me pasa esto? – dijo Miguel Del Sel, llorando - ¡Me preparé para hacer de la rumana como nunca!
- Quizás porque no debiste meterte en política, quizás porque no debiste meterte con Lady Dumitrescu, ¿Cómo vas a ser una obra así? ¿Quién te vendió ese argumento? –le contestó una voz de mujer.
Del Sel se dio vuelta y ante el, estaba Carla Conte, el actor la reconoció y exclamó:
- ¡Carla Conte!
- ¿Cómo andas Miguelito? Te vuelvo a preguntar, ¿Quién te vendió ese argumento? ¿Y vos haciendo ese papel, que se burlaba de Dumitrescu?
- Una rusa, Lady Katiushka. La obra pintaba a la rumana de una manera graciosa y ridicula, por eso me reserve el papel para mí.
- ¿Una rusa? Quizás fue una rival de Dumitrescu – pensó Carla en voz alta y miró a Del Sel – no te preocupes Miguelito, ahora es el momento de tener sexo, ¿Querés hacerlo?
- Con mucho gusto – respondió Del Sel.



Tuvieron sexo, aunque a Carla le resulto algo asqueroso y repugnante tener sexo con Del Sel, sintió asco cuando Miguel le chupó las tetas, y cuando la penetró, trató de pensar en otras cosas, para pasar mejor el mal momento, Del Sel, por el contrario, estaba satisfecho.
- Que asco – dijo Carla al terminar, ya vestida – pero era mejor que estuviera contento.
- ¿Asco? – dijo Del Sel - ¿Decís que te dio asco tener sexo conmigo?
- Asco, asco es este Queso Azul que me dieron, no se donde guardarlo, ¿Queres probarlo? – y Carla le mostró un Queso Roquefort, ahora llamado Queso Azul.
- Dámelo – le dijo Del Sel – tengo hambre, el sexo me abrió el apetito.
Del Sel probó un pequeño trozo del Queso Azul, y tras masticarlo, empezó a sentir mareos, a ver todo borroso, y a perder el equilibrio…
- ¿Qué me diste Carla?
- Un Queso envenenado, así mueren las ratas, y vos sos una rata.
Tras retorcerse en el piso, Del Sel murió envenenado, asesinado por Carla Conte.
- Queso – dijo la asesina, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de quien fuera integrante de Midachi.
La asesina se fue del lugar del crimen, satisfecha por el nuevo asesinato que había cometido, pero asqueada de haber tenido sexo con un ser tan deleznable.

Comentarios

  1. Carla Conte siempre te garantiza sexo y crueldad

    ResponderBorrar
  2. en algún relato se decía que el queso azul era símbolo de denigración muy astuta carla conte en usarlo con este tipo

    ResponderBorrar
  3. Del Sel iba a hacer de Dumitrescu? con esa burla se clavo la fosa

    ResponderBorrar
  4. y quien era la rusa? una enemiga de Dumitrescu?

    ResponderBorrar
  5. Carla Conte ha demostrado tener respeto por Lady Dumitrescu. Hasta diría que la aprecia. Hasta fue capaz de tener sexo con alguien que le provocaba asco, para castigarlo. Miguel de Sel es muy de hacer eso.
    Buena revancha la de Carla Conte, con esa imagen desnuda. Como la disfrutó el engendro. Todavía me debe un encuentro esta Carla, que no sea letal para mí. Estoy a su favor. Pero no puedo quejarme.

    ¿Lady Dumitrescu tiene una enemiga más? Leia resultó ser su media hermana. Hubo una rivalidad y una reconciliación que tal vez el cronista cuente alguna vez.
    Pero esa rusa tal vez sea peor. Y parece conocer sus secretos.

    Muy buenos estos tres recientes relatos. La única objeción es que Carla Conte y Carla Romanini, quienes podrían tener otra misión conjunta, se acapararon los quesos. No olvidar a Carla Rebecchi, Carla Quevedo, Carla Gugino.

    ResponderBorrar
  6. Carlos Quesón teness que hablar más sobre esta obra en otro relato

    ResponderBorrar
  7. Y ahora Sandes le deberá el haber vengado semejante parodia a Lady Dumitrescu.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Deborah De Corral

El Asesino de Yanina Zilly

El asesino de Viviana Canosa