El Asesino de Valentina Ferrer


Esto que voy a contaros ocurrió hace muy poco tiempo, cuando se disputaba la Copa América en Brasil y el plantel de Boca Juniors estaba en los Estados Unidos realizando la pretemporada. Tras algunos rumores que indicaban que Carlos Izquierdoz podría volver al fútbol mexicano, el Cali, quedó confirmado en el plantel xeneixe.
Durante aquel periplo por tierras yanquis el plantel bostero pasó por un hotel donde había un importante desfile de modelos. Izquierdoz se paró a ver los carteles que anunciaban aquel desfile, vio que una de las modelos, rubia y bella, era “Valentina Ferrer”. Carlos se interesó por aquella chica que era presentada como “la modelo que conquistó a J Balvin”. El Cali buscó datos de aquella modelo por Wikipedia, donde la presentaban (en inglés) “una modelo argentina, presentadora de televisión y titulada en el concurso de belleza que fue coronada Miss Argentina 2014 y representó a su país en el concurso Miss Universe 2014”.
- Vaya, vaya – pensó Carlos Izquierdoz – la voy a quesonear. No voy a dudar ni un instante, si no lo hago, otro Quesón me va a ganar de mano y despues me voy a arrepentir. Voy a escuchar que la asesinaron, que le tiraron un Queso, y voy a pensar “Y pensar que yo le pude haber tirado un Queso, y no lo hice”. Aca mismo, conmigo en el plante, esta Carlos Tevez, no es un Quesón tan depredador como Machado, Sandes, Bossio, Delfino, Eisler, Reich, Fernández Lobbe o los demás, pero es un Quesón, y me puede ganar de mano. La asesinaré, le tiraré un Queso.


Carlos Izquierdoz se dirigió a su habitación, que compartía con Carlos Tevez, al menos en ese hotel, Izquierdoz trató de que el Apache no lo viera. Se pusó los guantes negros, agarró un cuchillo, un gran cuchillo, un Queso, un gran Queso, y se dirigió al cuarto donde se alojaba Valentina Ferrer. Su instinto Quesón lo guió.
El desfile se estaba desarrollando en el Salón Principal del Hotel. Valentina Ferrer aguardaba en aquel cuarto. Carlos Izquierdoz entró al cuarto, Valentina no lo vio, por la sencilla razón que estaba en el baño, al salir se encontró con el Cali, cuchillo y Queso en mano, ante ella.
- ¿Quién sos? ¿Qué haces acá? – dijo asustada Valentina Ferrer.
- Soy Carlos Izquierdoz, el Cali, futbolista de Boca Juniors.
- Sos argentino, pero estas acá, en los Estados Unidos.
- Sí, soy argentino, de Bariloche, por eso me pusieron Carlos, porque nací en San Carlos de Bariloche, ja, ja. Me dicen el Cali, pero soy el Cali Quesón, porque soy un Quesón, un Quesón.
El Cali Izquierdoz levantó el cuchillo y parecía dispuesto a asesinar a Ferrer, que aterrorizada empezó a gritar:
- ¡Socorro! ¡Auxilio! ¡Un loco vino a matarme!
- No soy un loco, soy Carlos Izquierdoz, tomá.


El Cali Izquierdoz le tiró el Queso, el Queso, de gran tamaño, impactó sobre el rostro de Ferrer, que cayó al piso, y quedó desvanecida. Rapidamente, Izquierdoz la ató de pies y manos, y le puso una mordaza en la boca. Ferrer volvió en sí, pero no se pudo mover, Carlos le dijo:
- Queria disfrutar con vos antes de tirarte el Queso, pero la pucha que esta difícil. No importa, lo haré igual.
Como si de una patada de fútbol se tratara, Carlos le puso sus pies, llenos de olor a Queso a la modelo en el rostro, esta empezó a olerlos, del terror empezó a pasar a un cierto extasis, a un estado de trance, a una suerte de hipnotismo, empezó a oler, lamer, besar y chupar los pies de Izquierdoz, con cierta pasión, con cierto gozo.
El futbolista entonces la penetró con la concha, lo hizo rápido, gozo mucho de aquella experiencia, ella también, le gustó tener sexo con el futbolista, pero todo fue muy rápido, con pasión y gozo, satisfacción y placer, pero muy rápido. Carlos le sacó la mordaza a la modelo, que había disfrutado de aquella experiencia, aunque fue breve y rápida.
- ¿Te gusto coger conmigo, Valentina? – preguntó Izquierdoz.
- Me encantó, pero fue muy rápido, muy acelerado. Ahora sé quien sos. Vos fuístes el que corriste al Pity Martínez, en el tercer gol de la final, el de “Y va el tercero, y gol de River, gol de River”, fuístes vos, ojala ese día hubieras sido tan rápido como hoy, no lo pudiste alcanzar, a mí me cogiste muy rápido, como jugador sos un Queso, esta bien que digas que sos un Quesón.


A Carlos Izquierdoz no le hizo ninguna gracia aquel comentario, solo levantó el cuchillo y le asestó una brutal puñalada en el pecho a la modelo, hundiendo el cuchillo hasta el mango, sacó el cuchillo, y empezó a apuñalarla en forma salvaje, brutal, sin parar, cuchillazo tras cuchillazo, le dio como ciento treinta o ciento cuarenta puñaladadas, la sangre se esparció por todos lados.
- Queso – dijo Carlos Izquierdoz mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima.
Mientras tanto, el desfile de Modas continuaba, el presentador, un yanqui parecido a Richard Gere anunció la próxima modelo:
- Valentina Ferrer.
Pero no apareció nadie. Todos miraron a la puerta del escenario. Nadie apareció. De repente se escuchó un grito que decía:
- Queeeeeeeeeeeeeessssssssssssssssssoooooooooooooooooooooo.
Y sobre el escenario cayó el cadáver de Valentina Ferrer, totalmente ensangrentado y con el cuchillo clavado en el pecho, mientras un Queso, un Queso gigante caía sobre el cadáver.
- Queeeeeeeeeeeeeessssssssssssssssssoooooooooooooooooooooo.
Se escuchó una vez más. El público gritó con horror y espanto, todos intentaron atrapar al asesino, pero nadie pudo ver nada y por lo tanto, Izquierdoz, mezclado rápidamente con los jugadores de Boca, salía del Hotel para continuar con la pretemporada. 
Dicen que Carlos Tevez se acercó a Carlos Izquierdoz y le dijo al oído:
- ¿Fuiste vos?
Y la respuesta de Carlos Izquierdoz fue:
- Queso.


Comentarios

  1. Los Carlos quesones tienen ese rasgo tan molesto para los desfiles, matar a las modelos antes de su turno para la pasarela. Suele explicarle por esa ansía de anticiparse a otros quesones.
    A Tevez le falta astucia, por eso le han quitado víctimas.
    No la conocía tanto pero sí que estaba para el queso.

    El uso del queso como arma adormecedora, me hace pensar que es diferente a los que suelen comprarse. Tal vez tenga otra fórtula. Tal vez los quesos contengan restos de otras famosas, asesinadas anteriormente.

    Veo que se vino una racha de quesos.

    ResponderBorrar
  2. JA JA JA SIEMPRE SOLRAC MUESTRA SU COSTADO GALLINA EN LOS RELATOS

    ResponderBorrar
  3. me gusto eso de tirar el cadaver de la quesoneada llenando de terror a la gente encima en estados unidos donde les encantan esas cosas

    ResponderBorrar
  4. Izquierdoz otro sanguinario implacable

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa