El Asesino de Sandra Smith


Os voy a contaros una historia que ocurrió en 1991 o 1992, durante el boom de "Amigos son los amigos", el exitoso programa de Carlos Calvo y Pablo Rago, cuando todavía el éxito ochentoso de "Los Angeles de Smith" estaba fresco y era reciente.
Carlín Cantoni, el personaje de Carlos Calvo, como representante de la banda Duro Metal, que integra Pablo Pintos (Pablo Rago), se le ocurre contratar a una chicas que bailen al ritmo del grupo, para que tengan más éxito, que resultan ser Los Ángeles de Smith.
(Un detalle interesante, las iniciales de los dos personajes principales de Amigos son los Amigos, CC, como el verdadero Carlos Calvo, y PP, ¿Algún mensaje subliminal tal vez?).
- Buena idea – dijo el productor Yankillevich, al leer la propuesta de Carlos Calvo para el próximo capítulo - ¿Qué tal si también agregamos algo más?
- ¿Algo más? – preguntó Carlos.
- Sí, Sandra Smith es una asesina a sueldo, que tiene que asesinar a Carlín, pero al no poder hacerlo, asesina a Pablo, todo puede ser un sueño, del cual Carlín se despierta y…
- No – dijo Carlos Calvo en forma contundente – Esas pelotudeces no.
- Esta bien, Carlos, no te enojes, no te enojes.


Lo cierto es que el programa se grabó tal como estaba previsto, Sandra Smith concurrió con las otras angeles, las hermanas Alicia y Mariel Scola (Ningún parentesco con el basquetbolista Luis Scola, pura casualidad). Solían tocar canciones picarescas, pero esta vez como “Amigos son los Amigos” estaba dirigido a un público familiar, cantaron los éxitos de Francis Smith, de fines de los 60 y principios de los 70, “Zapatos rotos”, “Estoy hecho un demonio”, “Te quiero ver bailar”, “Quiero gritar que te quiero” y esas canciones.
Al terminar la grabación, Sandra Smith le comentó a  Carlos Calvo:
- Quizás esta haya sido una de mis últimas actuaciones con el grupo, quiero dedicarme a algo más actoral, no digo representar “Hamlet” o “Macbeth”, pero sí algo más actoral, esta faceta ya es una faceta terminada para mí.
- ¿En serio? – le dijo Carlos Calvo - ¿Qué te parece si ahora nos divertimos un rato?
- ¿Qué decís?
- Con Pablo claro, y los Angeles, todos juntos, en una especie de fiestacha a todo trapo.
- ¿Me estas hablando en serio, Carlos?
- Por supuesto.
- Bueno, vamos, si Pablo y Los Angeles quieren, por supuesto.


Rato despues, Carlos Calvo, Pablo Rago, Sandra Smith y las hermanas Scola estaban en un departamento disfrutando de unas buenas bebidas para comenzar la velada. Mariel Scola le dijo a Pablo Rago:
- Dale Pablito danos un streap tease, mi personaje favorito de Clave de Sol era Lucho, dale Pablito, dale.
Las otras chicas también empezaron a gritar: “¡Pablito! ¡Pablito! ¡Pablito!”, Rago, sin saber que hacer lo miró a Carlos, que le dijo:
- Hacelo Pablito, hacelo.
A Rago no le quedó otra que hacer el streap tease, y la verdad que se pasó, fue una auténtica demostración, una exhibición perfecta, Sandra Smith gritó:
- ¡Ahora vos Carlos!
Carlos se levantó y comenzó a hacer el streap tease, otra maravilla. 
- ¡Increíble! – dijo Sandra al ver el miembro de Carlos - ¡No pensé que fuese así!
- Acercate Sandra.


Sandra se acercó y realizó un streap tease junto a Carlos, el actor le puso sus pies sobre la cara, ella empezó a olerlos, besarlos, chuparlos, lamerlos, mientras decía: “Queso, Queso, los Quesos de Carlos Calvo son extraordinarios, Queso, Queso”. Carlos Calvo fue hasta la heladera y volvió con un enorme Queso, se lo tiró encima a Sandra Smith, del streap tease pasaron a las caricias, chupadas, lamidas, besos, cosquillas en todo el cuerpo mutuamente, tetas, culo, pezones, concha, pija, pies, espaldas, torax, todo.
- Dale Pablo no te quedes ahí, coge a Los Angeles de Smith mientras yo estoy con Sandra – le dijo Carlos, vale aclarar que mientras Carlos hacía todo esto con Sandra, las dos Angeles estaban en una intensa relación lésbica, mientras Rago veía todo quieto como un boludo.
Rago entonces se quedo con las dos Angeles, se tiró encima de ellas, e intentó cogerlas, pero no pudo.
- No se que me pasa, no puedo, no puedo – dijo Pablo Rago.
- No importa Pablito – le dijeron las dos Angeles, mientras lo rodearon, comenzaron a acariciarlo, besarlo, todo con suavidad, pero Pablo se quedó dormido.
- ¡Pablito se quedó dormido! – dijo Carlos - ¡Qué pelotudo!



- Y bueno Carlos, dale cogenos a las tres mientras Pablo Adrián Ragonese (el verdadero nombre de Pablito) sigue durmiendo – dijo Sandra Smith.
Carlos entonces la cogió con la pija por la concha a Sandra Smith con pasión y fogocidad, mientras las dos Angeles continuaron su relación lésbica; despues le tocó a las dos Angeles simultaneamente, las sometió a los pies a las dos juntas, las sometió a patadas, incluso Sandra Smith apareció con un látigo y les dio latigazos a las dos Angeles, Carlos las cogió por el culo y la concha, con furia, con salvajismo.
- Pobre Pablo – dijo Sandra – sigue durmiendo.
- Le vamos a chupar la pija dormido a ver si se despierta – dijeron las dos Angeles.
Lo hicieron, pero Pablo siguió durmiendo. No se despertó para nada. Carlos Calvo se puso unos guantes negros, tomó no uno, sino dos grandes cuchillos, dos grandes cuchillos, y dijo:
- Mejor que Pablo siga durmiendo, así no ve lo que va a pasar ahora.
- ¿Qué va a pasar ahora?
- Las voy a quesonear, perdón quizás todavía no se use este termino, estamos en 1991 o 1992, los asesinatos de Carlos Bossio, Carlos Delfino o Carlos Fernández Lobbe, aún están lejanos, bueno, no tan lejanos, Carlos Bossio empezará a asesinar en 1994, Carlitos Delfino tiene apenas nueve o diez añitos.
- ¿Estas loco Carlos? ¿Qué haces con esos dos cuchillos? – dijo Sandra mientras huía aterrorizada.
- Tomá Sandra – con furia, Carlos le clavó el cuchillo en el pecho, se lo hundió hasta el mango.



Las dos Angeles vieron la escena con terror, mientras ahora Carlos se acercaba a ellas, con el otro cuchillo, tomando un tercer cuchillo, levanto el cuchillo que llevaba en la mano derecha y lo clavó en el pecho de una de las Angeles, luego hizo lo mismo con la tercera de las Angeles. Carlos tomó otros cuchillos, y aunque Sandra y las demás ya tenían clavados los cuchillos, las siguió apuñalando una y otra vez, con furia, salvajismo y crueldad.
- Queso – dijo Carlos mientras tiraba un Queso sobre el cadáver de Sandra Smith.
- Queso, Queso – dijo Carlos mientras tiraba otro Queso sobre el cadáver de las dos Angeles restantes.
¿Y Pablo? Seguía durmiendo. Carlos Calvo ahora debía limpiar la escena del crimen. Aprovechando que Pablo seguía durmiendo, y nada ni nadie parecía estar en condiciones de despertarlo, Carlos tuvo tiempo de sobra para limpiar la escena del crimen. Metió a los cadáveres de Sandra y los Angeles en bolsas de dormir con los Quesos. Los metió en una camioneta y partió para una lejana estancia. Tras varias horas, llegó a una lujosa mansión, lo recibió don Emilio Hardoy, un prestigioso estanciero, fanático de los caballos.


- Esto es para usted, don Emilio, o mejor dicho, para Lady Dumitrescu.
- Muchas gracias Carlos, Lady Dumitrescu te lo agradecerá. Fraulein Breitner también lo agradecerá. María Laura Santillán ya trabaja en Fax. El destino empezó a cumplirse.
- Lo sé, don Emilio, lo sé.
- ¿Cómo anda Pablo Rago?
- Estaba durmiendo.
- Que pelotudo – dijo Hardoy.
Carlos regresó a la gran ciudad, y para su sorpresa, aunque habían pasado muchas horas, tal vez más de un día entero, Pablo Rago seguía durmiendo.
- ¿Estará muerto? No, si respira – dijo Carlos, que tocó a Pablo, que ahora sí, se despertó.
- ¿Qué paso? – dijo Pablo.
- Nada, nada.
- Soné que estaba en el espacio, viajando en una nave y unas extraterrestres malvadas me secuestraban y me llevaban a un asteroide, ahí tenía que ser un esclavo sexual para ellas, tanto que tenía sexo todo el tiempo, al principio me gustaba, pero despues, me empezaba a gastar, entonces el Capitan del Espacio venía a rescatarme, pero la Patrulla Espacial…
- Qué sueño tan fantasioso Pablito.
- Sí, lo podemos agregar en el próximo capítulo de “Amigos son los Amigos”.
- Es una lucha – dijo Carlos Calvo y esta historia ha finalizado.


Comentarios

  1. De los Relatos proyectados, solo falta el de Carlos Baute asesinando a Christina Aguilera, quizás como bonus track se podría agregar el de Cristina Alberó, con Carlos Fernando Navarro Montoya como Quesón, en un asesinato ubicado temporalmente en 1992/93, se aceptan sugerencias sobre como podrían ser esas historias, espero les guste esta de Carlos Calvo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ja ja ja me gusto lo de Calvo, siempre es el Quesón Supremo para mí, yo creo que tiene que tener más relatos de minas quesoneadas en los 80, en cuanto al de navarro montoya, que sea algo muy noventoso

      Borrar
  2. el rol de rago tiene algún mensaje especial?

    ResponderBorrar
  3. y pensar que carlos calvo les enseño a quesonear a todos los quesones

    ResponderBorrar
  4. yo siempre imagino que los Quesones en sus casas tienen bodegas o heladeras gigantes repletas de quesos

    ResponderBorrar
  5. lamentable lo de Rago

    ResponderBorrar
  6. Muy bueno, al estilo quesón. Muy morboso. Y además, de uno de los relatos más verosimiles, tanto que quizás pudo pasar.
    Me gustó la facilidad con que aceptaron la propuesta. Rago hizo un inexplicable papelón. Calvo se mostró como el maestro quesón, cumpliendo con todo el ritual. Y tuvo ingrediente extra el que Sandra Smith le dio latigazos a las otras dos.

    Y funcionó lo de deshacerse de los cuerpos, para Lady Dumitrescu, conocida entonces por Calvo.
    Me gusta el detalle de las profecías, que María Laura Santillán estaba destinada a ser quesoneada, ya al empezar su carrera televisiva. Esa mujer me despierta morbo, o sus clones me despiertan morbo, tal vez más que algunas modelos.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral