El Asesino de Ivana Palliotti


Ivana Palliotti se despertó aquella mañana, prendió su Smart y escuchó las últimas noticias:
- El cadáver de Dominique Pestaña fue encontrado en un descampado, la asesinaron a hachazos y le tiraron un Queso. Ya quedó solo una Electrostar: Ivana Palliotti.
- Aaaayyyyyyyyyyyyy – gritó espantada Ivana.
Justo en ese momento, sonó el timbre de su puerta. Ivana se acercó aterrorizada, tomó un cuchillo de la cocina, y fue caminando como en una película de terror.
- ¿Quién es? – dijo Ivana cuchillo en mano, dispuesta a atacar.
- Prudencio, el portero – dijo una voz masculina con acento paraguayo.
- Ahhhhhhhhhh – respiró aliviada Ivana, dejó el cuchillo y abrió la puerta.
- Hola señorita Ivana – dijo el portero.
- Buen día, señor Prudencio.
- Le dejaron este paquete en la puerta, es para usted.
La ex electrostar agarró el paquete, muy pesado, pero pudo ponerlo sobre la mesa, no sin cierta dificultad, lo abrió y para su horror… era….
- ¡Un Queso! – exclamó aterrorizada la ex Electrostar, al ver que el contenido del paquete era una gigantesca horma de Queso Emmenthal, con voluminosos agujeros.


El paquete además contenía una nota, decía:
#AlejandraMaglietti #CarlosDelfino #Queso
#VictoriaVanucci #CarlosBossio #Queso
#LolaBezerra #CarlosBerlocq #Queso
#DominiquePestaña #CarlosBernal #Queso
La próxima será vos, Ivana Palliotti, #Carlos ¿Qué Carlos? #Queso.
- ¡Socorro! ¡Quieren asesinarme! ¡Quieren tírame un Queso! ¡Un Quesón viene por mí! – dijo aterrorizada Ivana Palliotti.
Presa del terror, Palliotti tomó su celular y tocó la aplicación #PeligroQueso #DangerCheese que servía, según se decía, para prevenir asesinatos Quesones y proteger a víctimas potenciales.
- Quédese tranquila, señora Palliotti, en unos minutos estaremos allá.
La patrulla llegó al lugar, encabezada por el oficial Carlos Gabriel Cáceres.
- Quieren asesinarme, un Carlos, quieren tirarme un Queso, recibí este Queso por correo, hasta nota.
- Tranquila – dijo el Oficial – yo también me llamó Carlos. Carlos Gabriel Cáceres, aunque mis amigos me dicen “Carly” y en el mundo del teatro, uso mi segundo nombre, soy @gabrielcaceresok.
- ¡Usted puede ser el asesino! – exclamó aterrorizada Palliotti.
- ¡Yo soy oficial de policía! – dijo el Oficial Cáceres - ¡Téngale respeto a una institución tan seria, impoluta e incorruptible como es la Policía Federal Argentina! ¡Venimos a darle protección! ¡No soy un Quesón! ¡Si fuera Quesón ahora mismo sacó mi arma, la asesinó a quemarropa y le tiró un Queso! ¡Bueno, nos vamos! ¡Usted es una irrespetuosa!


La brigada se fue, Palliotti quedó sola, totalmente paranoica, se puso como en guardia delante de la puerta del departamento, con un cuchillo y un hacha.
- No me asesinarán. No lo harán – dijo la ex Electrostar.
No pudo dormir durante horas, hasta que finalmente el sueño la venció. Al despertar notó un fuerte olor a Queso en su departamento: claro era el Queso que le mandaron por correo, pero no, era un olor diferente, Palliotti intento moverse, pero estaba atada, atada de pies y manos…
- Hola Ivana, tu Carlos, tu Quesón ha llegado, soy yo, un Carlos, un Caarrrrloooosssss – dijo una voz masculina.
- ¡Nooooooooooooooooooooo! – dijo Palliotti aterrorizada, de repente ante ella vio una enorme figura, un tipo pelado, alto, patón, con olor a Queso.
- Soy Carlos Gustavo David Quintana, El Hacha Quintana, jugador de Argentinos Juniors, ex Talleres, ex Huracán, ex Lanús, ex Douglas Haig, ex Patronato, jugué en muchos equipos. Espero te guste el Queso. Mi Queso.
Carlos tenía un hacha en sus manos, una enorme hacha.
- Soy el Hacha – dijo Carlos.


El futbolista puso sus enormes pies talle 49 sobre el rostro de la ex Electrostar, esta, atada de pies y manos, empezó a olerlos, besarlos, lamerlos, chuparlos, el olor a Queso era muy fuerte, muy fuerte, apestante, intenso, asfixiante.
- Queso, Queso, Queso, Queso – repetía todo el tiempo Ivana Palliotti, que como en trance dijo - Vos sos el Hacha Quintana, ¿Así te dicen, no? Espero que seas una buena hacha para partir mi cuerpo, partime como un Queso, Carlos.
- Lo haré – fue la respuesta de Carlos Quintana.
El futbolista agarró el hacha y le pasó el filo frío del arma por todo el cuerpo, despues con sus manos, enfundadas en guantes, empezó a tocarle con suavidad todo el cuerpo, le hizo caricias, en todos lados, le metió el dedo en la concha, le acarició los pezones, le chupó las tetas, como buen futbolista le dio unas cuantas patadas en el culo, una tras otra, como si pateara penales en la final de la Copa del Mundo, uno tras otro, pese al sufrimiento físico, a Palliotti le gustó.
- Cogeme Carlos, cógeme.


Carlos la cogió por el culo, con los pies, después la penetró con el pene, y despues de pasarle otra vez el hacha por todo el cuerpo, la cogió por la concha.
- Ahora vas a reunirte con Alejandra Maglietti, Victoria Vanucci, Lola Bezzerra y Dominique Pestaña – dijo Carlos Quintana, con el hacha en la mano.
- ¡Nooooooooooooooo! – gritó Ivana Palliotti.
El asesino levantó el hacha y le dio un fuerte hachazo en el cuerpo, que prácticamente la podría haber partido en dos, siguieron otros hachazos, varios hachazos, uno tras otro, con furia, con salvajismo, pudo haberle cortado la cabeza, pero no lo hizo, la asesinó así a hachazos, como corresponde a Carlos “el Hacha” Quintana.
- Queso – dijo Carlos Quintana mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima.
El asesino dio por terminado su asesinato y se fue del lugar. Las Electrostars ya habían sido asesinadas en su totalidad, cada una había recibido la visita de un Carlos, cada una había recibido su Queso.

Comentarios

  1. buen relato, con ritmo, saña, queso, sangre y sexo

    ResponderBorrar
  2. un auténtico verdugo el Hacha Quintana

    ResponderBorrar
  3. ese oficial de policia esta apareciendo en los últimos relatos, un policía quesón? gabriel de segundo nombre en fin

    ResponderBorrar
  4. Muy bien quedó morboso, con eso de las Electrostars, todas reunidas en la muerte. Y lo del anuncio, para matarla de miedo, antes de matarla a hachazos, cumpliendo el ritual quesón.
    Completo este relato, miedo, sexo y muerte.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Deborah De Corral