Carlos Luciano Raúl Giacobone y la Quesona Asesina




Valeria conoció a un joven actor que alternaba su exitosa carrera en el mundo del Cine, la TV y el Teatro, entre dos nombres, Luxiano Bone y Raúl Giaco. En realidad, su nombre original era Carlos Luciano Raúl Giacobone, y lo llamaremos por su apellido original “Giacobone”. Quizás a Carlitos no le gustaba demasiado llamarse Carlos…



Giacobone era alto, patón, robusto, muy atractivo para las mujeres y todas las chicas que lo conocían soñaban con tener sexo con él. Aunque estaba dotado de un bello rostro y de un físico impecable, Giacobone estaba convencido que su principal arma seductora era su “olor a hombre”. Tenía un “olor a hombre” en todo el cuerpo, principalmente en los pies, que estaban siempre sudados.



No fue difícil para Valeria lograr que la llevara a su cama. Giacobone, totalmente desnudo, la esperaba para tener sexo, la chica le dijo:
-         Quiero tener sexo con vos, Luciano, pero primero quiero olerte tus pies.
Giacobone entonces puso entonces sus pies sobre la cara de la chica, que comenzó a besarlos, chuparlos y olerlos. Tras un rato de hacer esto, la chica le dijo al actor:
-                   ¿Te llamas Carlos, no es cierto?
-                   Sí – dijo sorprendido el muchacho – pero ¿Cómo lo sabes? Nunca usó mi primer nombre.

-         Por el olor que tenes a Queso. Solo un Carlos puede tener un olor así, a Queso. Ahora sí, yo olí tus pies, quiero ser tuya.



Así fue como tuvieron sexo en forma intensa y apasionada esa noche. Cuando terminaron, Valeria fue al baño…
Al salir Valeria notó que una soga comenzaba a rodearle el cuello… y entonces se escuchó la voz de Giacobone:

- Has descubierto mi secreto, me llamó Carlos, lo siento, te asesinaré, morirás estrangulada…




Entonces en ese momento Giacobone comenzó a estrangularla con la cuerda. La chica opuso una gran resistencia, mucha más de la que imaginaba el agresor..
Fue entonces en ese momento, que Valeria tomó un cuchillo que se hallaba sobre la mesa, y se lo clavó a su agresor,. El hombre cayó profundamente herido, y entonces en ese momento, Valeria no pudo frenar y lo apuñaló salvajemente, fueron como treinta o quizás cuchilladas.


Valeria permaneció en estado de shock durante varios minutos hasta que finalmente recobró la conciencia… se dio cuenta que había cometido un crimen con un cuchillo... que había apuñalado a un hombre… en defensa propia… pero quizás nadie le creería.
Notó que Giacobone tenía pensado estrangularla y a continuación tirarle un Queso… entonces tomó el Queso, y lo tiro sobre el cadáver.
- Queso – dijo en voz alta.
La chica huyó tan rápido como pudo de la escena del crimen… había un hombre muerto y ella era la asesina.
Y no era una asesina cualquiera, era una Quesona Asesina, pues un Queso sobre su víctima había tirado. El mismo Queso que le iban a tirar a ella.

Comentarios

  1. De donde salieron estos post de asesinatos que son malísimos?

    ResponderBorrar
  2. Jajajaja un sorpresivo cambio,de victima paso a ser victimaria 😁😁

    ResponderBorrar
  3. Qué mierda tan bizarra xDDD jajajaja La persona que escribió ésto tiene un extraño fetiche con los pies olorosos x'DDD

    ResponderBorrar
  4. Jaja, que sorpresa se llevó el asesino

    ResponderBorrar
  5. Muy cómico y bien narrado. A mí me gustó. Supongo, por lo acidez de la narración, que va dirigido a álguien de la página...no sé, igual no

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Deborah De Corral

El Asesino de Yanina Zilly

El asesino de Viviana Canosa