viernes, 22 de mayo de 2015

La asesina de Sergio Goycochea


Tras acuchillar a Roberto Carlos Abbondanzieri, lejos de apagar su instinto criminal, la “Mujer Queso” se puso rápidamente en movimiento con el objetivo de cometer un nuevo crimen. Sería la décima víctima de la temible asesina.


Se fijó en un ex deportista y modelo, alto y patón llamado Sergio Goycochea. La asesina alternaba entre usar revolver y cuchillo. Esta vez le tocaba usar el revolver con silenciador.
Una noche, Sergio entró a su auto, que permanecía estacionado en un amplio parking de un estudio televisivo. Para su sorpresa, desde el asiento de atrás, apareció una figura femenina totalmente vestida de negro, incluyendo los guantes con los que sostenía el revolver con silenciador.
La asesina entonces apuntó hacia donde estaba Goycochea y le dijo:
-         Te asesinaré, Sergio Goycochea.
 El ex deportista quedó aterrorizado del susto y no pudo siquiera reaccionar, cuando parecía que iba a hacer algo, la asesina disparó. El tiro fue seco y con el silenciador, nadie lo escuchó, impacto directamente en la cabeza del muchacho, que cayó muerto sobre el vidrio delantero. 
La asesina repitió el ritual de siempre, dejó el Queso en la escena del crimen y se llevó los zapatos de su víctima. Antes de abandonar la escena del crimen, la asesina dijo en voz alta el nombre de su víctima:

-         Sergio Goycochea.

La Mujer Queso (o la Quesona), una asesina serial de hombres

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...