La asesina de Rolando Schiavi



Ya eran muchas las víctimas de Ravelia la Quesona, la temible e implacable asesina serial de hombres que ejecutaba hombres Quesudos y les tiraba un #Queso, además de llevarse como trofeo las zapatillas (o zapatos) de sus víctimas.
Su nuevo objetivo pasó a ser otro futbolista, con una exitosa carrera, defensor para más datos, que se llamaba Rolando Carlos Schiavi. Y de Boca Juniors, Ravelia sentía una especial animadversión por los jugadores de ese equipo.
No fue difícil seducirlo y lograr que el futbolista, que era muy apuesto y sexy, además de ser alto y patón, la llevara a su departamento. Schiavi no resistió estar ante una mujer que parecía ser un clon perfecto de Valeria Mazza. Si Schiavi había tenido sexo con Sandra Bullock, ¿Como no iba a tener con Ravelia la Quesona?


El Flaco (como le decían) la estaba esperando en la cama, desnudo, la chica se acercó, y le dijo:
-         Qué lindo que sos, Flaco, me gustas mucho.
-         Vení, vamos a divertirnos con el sexo – contestó el arquero.
-         ¿Te llamas Carlos, verdad?
-         ¿Cómo sabes? – preguntó  Rolando sorprendido – es mi segundo nombre, casi nadie me conoce por él.
-         Me dí cuenta por el olor a Queso que tenés – dijo la asesina.
-         ¿Olor a Queso? Ja, ja, ja – dijo Schiavi – dale ole mis pies.


La asesina olió entonces los pies de Schiavi y la verdad es que apestaban. Cuando lo de los pies llegó a su fin, el futbolista se tiró a la cama para coger a la chica y le dijo:
-         Dale, basta de jugar, tengamos sexo.
-         Espero que no me decepciones, te llamas Carlos, es tu segundo nombre, supongo que vas a ser un macho alfa en la cama.
Y la verdad que Ravelia no tuvo decepción alguna, todo lo contrario, Rolando Carlos le dio una satisfacción plena y total, superior a lo que ella se imaginaba, fue una relación repleta de jugos sexuales, con goce y satisfacción, mucho goce y satisfacción, sobre todo cuando la penetró.
- Sigamos, Ravelia, sigamos - le dijo Rolando Carlos, repleto de potencia sexual.
Pero la asesina no contestó, sacó entonces un enorme cuchillo que tenía escondido detrás y se tiró encima del futbolista, al que apuñaló salvajemente. Fueron más de sesenta puñaladas.
Al terminar, la asesina tomó el Queso, y lo tiró sobre el cadáver de su víctima. Mientras hacía esto, dijo en voz alta:
-         Rolando Carlos Schiavi. #Queso - remarcó el segundo nombre del futbolista, "Carlos" con un tono mayor de voz.
Y se llevó las zapatillas talle 46 del futbolista para su colección.


Comentarios

  1. Podrian haber escrito que a este chabon lo mataba sandra bullock

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral