El Asesino de Candelaria Molfese

Carlos Fernando Martinic, el ganador de Bake Off 2021, regresó de un viaje por Europa de seis semanas, donde conoció varios países, incluyendo Croacia, la tierra de sus antepasados, aunque cometiendo el error de no haber estado en Inglaterra, la tierra de la Reina Reptiliana, o en Alemania, la tierra natal de Astrid Breitner, ni tampoco Rumanía, el país de nuestra querida y siempre bien ponderada Lady Dumitrescu, y mucho menos Bulgaria, la patria de Leia Stoichkov.

Acababa de llegar a Ezeiza, y solo iba a estar unas pocas horas en Buenos Aires, dado que debía trasladarse al Aeroparque Jorge Newbery, para tomar otro vuelo, a Río Grande, Tierra del Fuego, su tierra natal y destino final.

- Un viaje espectacular e inolvidable – posteo Carlos en su Instagram (@carlosbakeoff), donde con muchas fotos fue compartiendo el viaje con sus miles de seguidores.

- No tan buen viaje querido Carlitos, dejaste afuera lugares muy importantes – le contestó Leia Stoichkov en una videollamada – quizás Bulgaria, mi tierra, o Rumania, la tierra de Dumitrescu, no sean lugares turísticamente atractivos, pero haber dejado afuera Alemania, Astrid Breitner esta muy enojada, Carlitos, y además tantas semanas en Europa, para boludear en Croacia, tantos días en España o Italia, haber pasado por los Países Bajos, y no haber incluído Londres, ¡Londres! La mejor ciudad del mundo, ¡Un desperdicio, Carlitos!

- A Londres no voy a ir, nos robaron las Malvinas, que son parte de mi provincia – contestó Carlos, haciéndose el patriota.

- Una boludez Carlitos, una boludez, las Malvinas son argentinas, es cierto, pero no ir a la mejor ciudad del mundo por eso, es una boludez, no disfrutar de Londres, the best city on the world, un grave error, hubieras visitado a Lady Dumitrescu, ella esta alla con la Reptiliana, un error Carlitos, un error Carlitos.

- La verdad, ya les dije que no me molestaran, me da cierta culpa ser un Quesón, no se, además me porte como un buen Quesón, estuve en los Países Bajos, que es un lugar de Quesos, además gane el Bake Off haciendo tortas, no Quesos.

- Pero sos un Quesón, Carlitos – dijo en forma enérgica - ¿O acaso renegas de ser un Quesón? Mira que en el pasado hubo una Quesona, la Matacarlos, una asesina serial de hombres que asesinaba a tipos que se llamaban Carlos, no termino de la mejor manera, es cierto, pero ¿Acaso queres que resurja alguna asesina de esas características, Carlitos?

- ¿Qué esta insinuando, Leia?

- Seis semanas en Europa, y no tirastes ningún Queso, sos un boludazo, Carlitos, un boludazo, pero el viaje aún no terminó, porque tu destino final es Río Grande y ahora estas en Buenos Aires, o sea que aún podes enmendar el error. Despues hablamos, Carlitos, en el próximo amanecer espero que hayas tirado un Queso, si no, no se que puede ocurrir.

Carlos Bake Off se quedo pensativo, y asustado, tan asustado como cuando había asesinado a Pamela Villar, ¿Qué hacía? ¿Tiraba un Queso? ¿Se exponía a que surgiera una nueva Matacarlos? ¿Desafiaba a una dama de alta alcurnia como Stoichkov y Dumitrescu? ¿Valía la pena poner en riesgo todo el orden Quesón por ese sentimiento de culpa que tenía? Carlos agarró una de las valijas que tenía y vio que aún tenía guardado el Queso que había comprado en Amsterdam, un gran Queso, que quien se lo dio en tierras nederlandesas, quizás Carlos Machado, quizás algún Quesón español como Carlos Prieto, Carlos San Juan, Carlos Arrieta o Carlos Medina, le dijo: “Este Queso es para que lo tires en tu próximo asesinato, la Villar no debe ser tu única víctima, un Queson quesonea, y vos sos un Quesón, Carlos, como yo, como todos nosotros, para que lo tires en el viaje, disfruta Carlos de ser un Quesón”.

Carlos Bake Off se sentía como entre la espada y la pared, o el Queso y la pared en este caso, mientras esperaba pensativo, absorto, concentrado, ensimismado y encerrado en sus pensamientos.

- ¡Vos sos Carlos de Bake Off! – le dijo una voz femenina, que lo despertó de aquel extasis en que parecía haber caído - ¡Yo soy la actriz Candelaria Molfese! ¡Te llamas Carlos igual que mi viejo! ¡No sabes como me calentabas cuando te veía en Bake Off, Carlos! ¡Caaaarrloooosssssss! 

Sí, ante Carlos Martinic estaba Candelaria Molfese. María Candelaria Molfese Martínez conocida como Cande Molfese  es una actriz, cantante, bailarina y presentadora argentina conocida por su papel de Camila Torres en la serie Violetta y por el papel doble de Ada y Eva en la serie Soy Luna, ambas de Disney Channel Latinoamérica.

- ¡Decime la verdad, Carlos! ¿Sos gay? Si sos gay, me calentas todavía más – le dijo Molfese mientras agarró a Carlos y lo empezó a zamarrear, con gran violencia, se podría decir que lo violo, si lo violó, porque lo agarró, lo desnudó, solo le dejó un par de guantes negros en sus manos, y empezó a chuparle la pija, con gran salvajismo y fiereza, le sacó los zapatos, las medias, y al quedar descalzo, y empezó a chuparle, olerle, besarle y lamerle los pies, pies de Carlos Bake Off, que parecía haber aumentado de tamaño, al principio calzaba 45, despues 47, y terminó con un pie talle 48, y mientras aumentaba el tamaño de sus pies, también aumentaba el olor de los mismos, pies que olían a Queso.

Y Molfese agarró a Carlos Bake Off, y mientras disfrutaba del cuerpo del cocinero, le pegaba, mientras alternaba entre chuparle la pija y jugar con sus pies, mientras el cocinero permanecía como inerte, sin reacción, aunque se le paró el miembro viril, y ahí la penetró, con mucha suavidad y elegancia por cierto, como quien no quiere la cosa, pero lo hizo, y para Molfese fue una buena cogida, aunque disfrutó mucho más del juego sexual que tuvo con la fellatio y los pies del cocinero.

- ¿Así que estuviste en Europa, Carlos? – le dijo Molfese - ¡Espero te haya gustado Londres, es el mejor lugar!

- No estuve en Londres, no fui a Inglaterra – contestó Carlos.

- Al fin dijiste algo, Carlos, estuviste mudo y callado todo el tiempo, y mira que disfrute de todo, de tus pies, te chupe la pija y que linda cogida que tuvimos, me cogiste con mucha ternura.

- Estoy harto que todos me recriminen no haber ido a Londres – dijo Carlos – pero ya esta, esto te va a costar un Queso, Candelaria Molfese.

Y Carlos agarró un pequeño cuchillo, un cuchillito, que podía esconderse en una mano, mano enfundada en un guante negro, y se lo clavo a Molfese en el estomago, a continuación le dio una segunda puñalada en el pecho, una tercera en el cuello, y luego otras, en distintos puntos del cuerpo, todo con ese cuchillito, que le habían regalado en su paso por Barcelona, porque en Barcelona si había estado, y la Tieta de Carles Puyol, una amable anciana, se lo regaló en las Ramblas catalanas.

Molfese agonizó de las heridas exclamando el nombre de su asesino…

- Caaaaaarloooosssssssssssssss – balbuceo Molfese antes de morir asesinada, mientras el cocinero, o sea, el asesino, sin alegría ni satisfacción, pero con el deber cumplido y su honor como Quesón a salvo, contemplaba aquel último suspiro.

- Queso – dijo Carlos Martinic mientras tiró el Queso, aquel Queso que le dieron en Amsterdam, sobre el cadáver de Candelaria Molfese.

Lo que pasó a continuación Carlos Martinic no lo pudo creer: cuatro mujeres, exactamente iguales a María Laura Santillan, aparecieron como de la nada y se llevaron el cadáver quesoneado de Candelaria Molfese, dejando totalmente limpia la escena del crimen.

- Muy bien Carlitos, muy bien – le dijo Leia, en una nueva videollamada – ahora sí podes volver feliz y tranquilo a Río Grande, porque el viaje aún no terminó, o sea que cumpliste el deber, por algo la Tieta te dio aquel cuchillito en Barcelona y por algo un Carlos te dio aquel Queso en Amsterdam.

Y Carlos Fernando Martinic, Carlos Bake Off, regresó entonces a Río Grande, ya no se sentía tan culpable como cuando había asesinado a Pamela Villar, y hasta se sentía arrepentido de no haber asesinado a ninguna mina en aquel paso por Europa, pero bueno, su destino como Quesón estuvo a prueba, y a pesar de las dudas, los errores y las demoras, había superado la prueba, y no es poco eso, aunque siempre sea mejor tirar un Queso, je, je, y así finaliza nuestro relato, con mucho Queso, por cierto.

Comentarios

  1. Jua jua jua un relato muy divertido, esta bueno, el asesino no quiere asesinar, pero asesina igual…

    ResponderBorrar
  2. Podría ser interesante que además del verbo “quesonear”, los Carlos Asesinos usarán también el verbo “carlosear”, o sea que las minas además de ser quesoneadas, pueden ser también carloseadas

    ResponderBorrar
  3. PIERDE RIVER, AHORA SEGURO DE LA BRONCA ESCRIBIS “LA ASESINA DE LUCAS JANSON”

    ResponderBorrar
  4. Y trabajaba con Tini Stoessel, era inevitable que le tocará el Queso

    ResponderBorrar
  5. Se comprueba mi teoría, cada Carlos tendrá su Queso, y ahora le tocó al de Bake Off, y a esta mina, que esta bien que merecía el Queso

    ResponderBorrar
  6. Otro buen relato, que sale de lo original, la víctima lo viola al asesino, y esta parece no reaccionar aunque le da satisfacción sexual a la fuerza y obligado, lo que hace pensar que quizás sea gay (dígamos que ya completo todos los formularios para ser considerado como tal), pero igual Carlos sabe hacer lo que tiene que hacer, o sea asesinar, y se acuerda de las cosas que le dieron, bien ahí

    ResponderBorrar
  7. En realidad es un asesino más siniestro que los otros, porque este se la da de buenazo, de buen pibe, de inocente, y termina asesinando igual que los otros, que siempre se jactan de ser buenos asesinos, en el otro relato Repetto asesina sin piedad a su víctima, y va con la intención de asesinarla, este en cambio parece no tener intención y se ve obligado por las circunstancia pero el resultado es el mismo, el queso, quizás en otros relatos, Carlos Bake Off despliega todo su instinto quesón

    ResponderBorrar
  8. Me gusta el descontente con quesonear. Que lo haga a pesar de eso.
    Que incluso la víctima lo haya presionado para que él la posea.


    Y estuvo efectivo el método de asesinato con ese cuchillito regalado por la Tieta.
    Por lo menos, a ella no la cocinaron como a Pamela Villar.
    Creo que algo de culpa la tuvo el padre de esta famosa, por llamarse Carlos y no convertirse en un queso. De haberlo hecho, podría haber usado el derecho de protección con su hija.

    Para un relato futuro este quesón podría ser buscado por una famosa suicida, que quiera vivir y lo use como arma.

    ResponderBorrar
  9. ¡Bien! Entré con la cuenta.

    ¿Vieron esta noticia?

    https://www.infobae.com/america/mundo/2022/06/23/despues-de-dos-anos-de-noviazgo-dos-mujeres-se-dieron-cuenta-de-que-podrian-ser-hermanas/

    Un dato importante. Carley es una variante de Carla, así que podría ser una quesona.
    Claro que es lesbiana, pero hay algún quesón gay. Así que podría ser.
    Y podría convertirse en quesona, para reclamar el derecho de protección para que no la quesoneen a Mercedes, su novia.

    ResponderBorrar
  10. Como víctima interncional, Amber Heard tiene potencial

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. seguro que esa víctima se la guarda el autor del blog, que es uno más de los asesinos

      Borrar
  11. La Niña de Embajadores30 de junio de 2022, 05:44

    se enojo por no haber ido a Londres y la asesinó!

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ana Laura Goycochea

El Asesino de Belen Francese

La asesina de Iván de Pineda

La asesina de Fernando Redondo

El Asesino de Pampita

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Edith Hermida

Los asesinos de Wanda Nara

La asesina de Luis Scola

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS