Suspiros Quesos de España, ¡Olé! ¡Viva España!

LA FIESTA ANDALUZA DE LA MARQUESA DE AVILA

En algún lugar de Andalucía, muy cerca de Malaga, en la Costa del Sol, bajo el siempre radiante sol de Andalucía, se estaba llevando a cabo una singular fiesta de baile y canto, todo de acuerdo al mejor estilo andaluz, con pasodobles, coplas y sevillanas, una auténtica romería, donde las gentes se estaban divirtiendo de lo lindo.  

Y por supuesto, no podía faltar como invitada estelar, interpretando sus mejores éxitos, la Marquesa de Avila, aunque para el público presente aquí fue presentada como “la única, la inigualable, la inimitable Carmen de España”, demás esta decir que la entrada al escenario cantando “Ay Maricruz” causó sensación en el público presente.

Quiso el destino que en ese espectáculo tan bonito y tan popular se encontraran presentes cinco bellas mujeres, sus nombres eran Sofía Rudieva, una modelo rusa, Martine Andraos, modelo libanesa proclamada Miss Universo 2009, Giulia Arena, modelo italiana proclamada Miss Italia 2013, Kristen Dalton, miss USA 2009 y Melissa Satta, presentadora estrella de la TV italiana aunque nacida en los Estados Unidos. Cinco mujeres de diversos orígenes aunque unidas por la belleza. Ninguna era española, pero todas habían ido a disfrutar de la Costa del Sol.


- ¡Qué linda esas niñas! ¡Arriba esas cinco niñas! – gritó don Juan Miguel de Alba, uno de los guitarristas de la Marquesa de Avila, perdón de Carmen de España, reconocido gay.

- Soy gay, pero marica, lo que se dice maricas, éramos los de antes – dijo don Juan Miguel de Alba y volvió a gritar bien fuerte - ¡Arriba esas cinco niñas! ¡Que suban al escenario a bailar flamenco, y el arte andaluz! .

Así fue que la cinco bellas mujeres se subieron al escenario, y comenzaron a bailar, o hacer lo que pudieron, dado que ninguna sabía bailar, sin embargo, con gracia y salero lo hicieron muy bien, para deleite del público.

- ¡Así se baila! – gritó don Luis Candelas, jefe de los fans de Carmen de España - ¡Qué gracia y que salero tienen estas cinco niñas!

Y nuevamente don Juan Miguel tomó la palabra y gritó:

- ¡Ahora necesitamos cinco muchachos, por tu mare, y tu pare, por mi salero y mi sangre calé, que vengan cinco bailaores y cantaores, que muestren el arte andaluz!

- ¡Pero que no sean cinco muchachos cualquiera, que sean cinco Carlos, seguro que en un público tan numeroso, porque nuestro éxito es sensacional, debe haber cinco Carlos y más tambien! – dijo la Marquesa de Avila.


CINCO CARLOS PARA LA MARQUESA

La Marquesa no se equivocó: había varios Carlos, pero ella misma se encargó de elegir a los cinco, y la forma de elegirlos, fue de acuerdo al tamaño de los pies, así quedaron cinco Carlos, todos altos y patones.

- ¡He aquí a los cinco Carlos! – gritó lleno de júbilo don Juan Miguel de Alba.

- ¡No son cinco Carlos cualquiera, son los cinco Carlos de la Marquesa! – dijo exultante don Luis Candelas.

- ¡A uno creo conocerlo de manera intima, a otro lo conozco pues es un futbolista, a los otros tres nunca los he visto! – dijo la Marquesa.

- Sí, querida Marquesa, nosotros ya nos conocemos, yo soy Carlos Lazo, más conocido como Carlitos 777, Plus 01, en las redes sociales, o simplemente “el Quesón de Barcelona”.

Efectivamente era Carlos Lazo, con todo su porte, su gran altura, su cuerpo descomunal y sus gigantescos pies, los otros tres Carlos se presentaron a continuación.

- Carlos Molina Cosano, jugador de balonmano, 2, 02 metros de altura, calzo cincuenta.

- Carlos Jimenez Gallego, jugador de voleibol, 1,95 metros, calzo cuarenta y nueve.

- Carlos Baos, jugador de voleibol, 1,90 metros, calzo cuarenta y siete.

- Carlos Soler, futbolista del Valencia, de la Liga española, mido 1,80 metros y calzo cuarenta y cinco. Yo soy el futbolista que decís conocer, Marquesa.

- Eras una gran estrella del balompié – exclamó la Marquesa.

- ¡Pero que bellos deportistas, altos y patones, tenéis unas patas gigantescas, buenos Carlos, seguro debéis oler a Queso! – exclamó don Juan Miguel de Alba, que por su condición de gay, estaba exultante viendo a los cinco Carlos.

- Ja, ja, mira que sois un tío divertido, Juan Miguel, pero estos bellos chavales que nos demuestren su arte andaluz! ¡Que bailen el pasodoble!

- ¡Y también el arte aragonés! ¡Que bailen la jota! ¡Y el arte catalán! ¡Que bailen la sardana! ¡Y el arte gallego! ¡Que bailen una muñeira! – exclamó don Juan Miguel.

Y los cinco Carlos, y las cinco bellas mujeres comenzaron a bailar, a bailar como pudieron, la verdad que las bellas mujeres lo hicieron muy bien, y también Carlos Lazo, y Carlos Soler hizo lo que pudo, pero los otros tres resultaron de lo más torpe, patoso y rudimentario, estaban hechos para el balonmano o el voleibol, más no para los bailes típicos de las diferentes regiones del Reino de España.


ELLAS QUERÍAN SEXO…

Finalmente los bailes terminaron y alguno de los cuatro Carlos amagó con bajarse del escenario, pero Melissa Satto exclamó en inglés:

- Stop, party must go on (Alto, la fiesta debe continuar).

Es que Satta estuvo casada con el futbolista Kevin Prince Boateng, nacido en Alemania, pero que ha jugado Mundiales para Ghana, el país de sus padres. Quizás porque extrañaba a Boateng, Melissa deseaba tener sexo, y la verdad que el alemán africano era espectacular en la cama, tanto que se dice que se lesionó por tener tanto sexo, pero a pesar de esas alegrías y satisfacciones, se terminaron separando. Y ahora Satta quería tener sexo con cualquiera de los cinco Carlos.

- Sex, sex, i want sex, sex, sex – comenzó a gritar desesperada Melissa Satta.

Las otras cuatro bellas mujeres también comenzaron a gritar de manera similar, como desesperadas, agarrando a los Carlos para que no se fueran del lugar, mientras el espectáculo continuaba con otros artistas, todo esto era detrás de escena.

- Tranquila niñas – dijo la Marquesa de Avila – tendréis sexo, si los Carlos no se oponen claro.

- Por supuesto que no, bueno, yo habló por mí – dijo el futbolista Carlos Soler – no se que dirán los demás.

- ¡Estamos de acuerdo! ¡Más fiesta, más sexo, más diversión! – dijo alborozado Carlos Lazo.

Los otros tres Carlos no podían estar en desacuerdo, y así todos se sumaron al reclamo de las mujeres.

- Pues que haya un sorteo y así quedareis cada doncella con un Carlos! ¡Vosotras doncellas ved cada una a una habitación andaluza a esperar al Carlos que os toque en suerte.


Las doncellas obedecieron, antes de irse cada una a la habitación, escribió en un pergamino su nombre y lo echó a un jarrón, una vez que se fueron, cada Carlos sacó el nombre de la mujer que le tocaba en suerte, y así quedaron distribuidas las doncellas y los Carlos.

- Perfecto estimados Carlos – dijo la Marquesa – ahora agarrad un Queso y algún arma de esas que están ahí en la mesa, la vais a necesitar.

Sobre la mesa había cinco Quesos, armas de fuego o armas blancas, cuchillos, espadas y puñales, cuatro de los cinco Carlos agarró alguna de esas armas, salvo Carlos Lazo, que exclamó:

- Me basta con las manos y con mi propio cuerpo.

Donde no hubo disidencias algunas fue en los Quesos, todos agarraron uno… 

- Vuelvo al escenario, el público me espera, divertios queridos Carlos, os lo merecéis – dijo la Marquesa, que otra vez aclamada por el público, entró al escenario cantando ahora “Sevillanas del Espartero”, luego de que don Juan Miguel la rompiera interpretando “Compuesto y sin novia” y “Ojos verdes”, dos de sus grandes éxitos.

Y cada Carlos se dirigó a la habitación de la doncella que en suerte le tocaba.


EL ASESINO DE KRISTEN DALTON 

Carlos Soler se sintió como si estuviera entrando al Campo de Mestaya a disputar algún partido de Valencia o de la selección española cuando ingresó a la habitación donde lo esperaba Kristen Dalton. La verdad que la modelo y Miss USA 2019 se sintió un poco decepcionada al ver que era Soler quien entraba, esperaba a alguno de los otros, Soler era el menos alto de todos y quizás también el menos atractivo.

Quizás como consecuencia de aquella decepción, aún acostada, Kristen empezó a darle patadas a Carlos, pero como este era futbolista reaccionó con otras patadas, y casi que pudo imponer su juego, sí porque con las patadas puso sus pies sobre el rostro de la doncella, y así la dominó con el olor a Queso que estos transmitían, pero aún así, Kristen se siguió mostrando rebelde, y apenas disfrutó de la breve pero efectiva y sútil penetración sexual que Soler le ofreció.


- Vaya, vaya, habrás sido la reina americana de la belleza pero eres muy rebelde, niña, apenas pude cogerte, y eso que dí lo mejor de mí – le dijo Carlos a Kristen.

Esta no entendía el castellano y se limitó a sonreir y exclamar: “Sorry”.

- ¿Sorry? – dijo Carlos Soler – Sorry digo yo ahora, estimada Kristen – dijo Carlos Soler, y el futbolista, con sus guantes negros, pasó a sostener el arma de fuego que había agarrado, un arma de fuego española del siglo XIX.

- Don’t kill me, boy, don’t kill me – rogó desesperada Kristen, pero ya era tarde, Carlos Soler disparó y le dio seis balazos a Kristen Dalton. Asesinada la americana, el futbolista agarró el Queso que había llevado.

- Queso – dijo el asesino en voz alta mientras tiraba el Queso sobre su víctima.

Con total frialdad, Carlos Soler, dejó la habitación, donde yacía su víctima, con el Queso sobre su cadaver.


EL ASESINO DE SOFÍA RUDIEVA 

Carlos Lazo ingresó a la habitación donde estaba Sofía Rudieva, Miss Rusia 2009. La bella modelo rusa se sintió exultante al ver que era nada más ni nada menos que el Quesón de Barcelona el amante que en suerte le había tocado. 

Mejor imposible y aquel júbilo se convirtió en un verdadero gozo y placer nunca visto cuando minutos despues su rostro estaba debajo de los grandes, olorosos y carnosos pies de Carlitos, no lo podía creer, el olor a Queso era algo apestante, y la rusa se sintió aún más que gozosa cuando Carlitos empezó a darle patadas en el culo y la espalda, le encantó eso, quizás por el espíritu algo masoquista que los rusos tienen, y Rudieva no era la excepción, por algo su abuelo había luchado en Stalingrado. 

Tras las patadas, Rudieva le chupó el pene a Carlos, y este luego la penetró por partida doble, por atrás y por adelante. La verdad es que la rusa disfrutó mucho más que le rompieran el culo, por eso recibió con beneplácito que al finalizar todo, el Quesón de Barcelona le tirara un Queso encima del cuerpo.

- Los otros agarraron algunas armas que estaban por ahí, pero a mí me bastan mis manos y mi cuerpo – dijo Carlos Lazo.

La rusa no entendió nada, pues nada sabía de español, y la verdad que estaba tan cansada y exhausta luego de semejante placer que ya nada le importaba, pero ahora Carlitos empezó a darle patadas cada vez más fuerte sobre el rostro, cada patada era como una puñalada, y golpes con las manos en todo el cuerpo, una feroz golpiza, la zamarreó, y otra vez patadas en el rostro, golpes, hasta ponerle los pies sobre el cuello, con eso la rusa ya no pudo más, y así la asesinó. Al darse cuenta que la rusa ya no tenía reacción alguna, probó con un espejo si respiraba y comprobó que ya la había asesinado.

- Queso – dijo el asesino en voz alta mientras tiraba el Queso sobre su víctima.

Con total frialdad, Carlos Lazo, dejó la habitación, donde yacía su víctima, con el Queso sobre su cadaver.


EL ASESINO DE MELISSA SATTA 

Carlos Molina Cosano ingresó a la habitación de Melissa Satta, la ex de Boateng. Aunque Carlos era alto, patón y muy atractivo, Melissa sintió alguna decepción al verlo, la verdad esperaba al futbolista Carlos Soler. El jugador de balonmano llevó una espada y la clavo sobre el Queso, que quedó sobre la mesa.

Pero aquella cierta desilusión inicial se transformó en un rápido goce cuando Carlos envolvió con sus pies a Melissa, enormes pies que olían a Queso en forma apestante, la doncella quedó realmente prendada y se sentía extasiada, más aún cuando Carlos la cogió en forma salvaje, con movimientos fuertes sobre la cama, que se movía una y otra vez, mientras la penetraba con una verdadera furia, Melissa creyó que estaba teniendo sexo con Boateng, pues el negro era un espectáculo en la cama, para graficar lo espectacular que se portó Molina Cosano, tanto que el mismo se sorprendió, nunca había sido tan espetacular.

Melissa Satta quedó repleta de gozo y placer, y no le importó que Carlos agarrara la espada y la sacara del Queso donde la había clavado, y ahora el español comenzó a gritar: “¡Viiiiiiiivaaaaaa Españaaaaaaa” y así, al grito de “Viva España”, Carlos le clavó la espada a Melissa. Se la clavó en el pecho, una herida que le atravesó el cuerpo, la sacó y le dio una segunda herida, más profunda que la anterior, y luego una tercera, la definitiva, las tres habían sido más que mortales.

- Queso – dijo el asesino en voz alta mientras tiraba el Queso sobre su víctima.

Con total frialdad, Carlos Molina Cosano, dejó la habitación, donde yacía su víctima, con el Queso sobre su cadaver.


EL ASESINO DE GIULIA ARENA 

Carlos Jiménez Gallego ingresó con el Queso en la habitación de Giulia Arena, Miss Italia 2013, nacida en Pisa en 1994, es mejor conocida por su papel en El paraíso de las damasdonde interpreta Ludovica Brancia de Montalto.

- Bello formaggio, bello ragazzo – exclamó en su idioma natal Carlos Jiménez Gallego.

Al escuchar el bello acento italiano de Giulia, Carlos sintió cierta compasión de la italiana, más que nada por las repetidas ausencias de Italia de los Mundiaels, pero no le duró mucho, y tiró el Queso sobre el cuerpo de la italiana, para zambullirse a continuación en la cama, mientras la italiana le olía, chupaba, besaba y lamía los pies, juego de pies, que siguió con la consumación del acto sexual, tras la violencia inicial, el acto sexual fue en cambio suave y delicado, muy despacio, como si Carlos Jiménez Gallego quisiera darle ternura a la italiana, mientras pensaba que España sí jugaba los Mundiales e Italia no, aunque los tanos hubieran ganado la Euro, no importa.

Giulia quedo muy contenta luego de aquella demostración de amor, y no percató que Carlos se puso los guantes negros y tomó una espada cuchillo bayoneta, cuando lo hizo ya era muy tarde… Carlos le estaba clavando la bayoneta en el cuello, y luego de atravesárselo,  le aplicó varias puñaladas más en todo el cuerpo.

- Queso – dijo el asesino en voz alta mientras tiraba el Queso sobre su víctima.

Con total frialdad, Carlos Jiménez Gallego, dejó la habitación, donde yacía su víctima, con el Queso sobre su cadaver.


EL ASESINO DE MARTINE ANDRAOS 

Carlos Baos ingresó a la habitación de Martine Andraos, la bella modelo libanesa, de gran éxito en Europa, la verdad que quedó sorprendido al ver que Martine le ofreció un baile árabe típico y mientras lo hacía fue desnudando a Carlos, prenda por prenda, hasta dejarlo desnudo, se arrodilló y empezó a chuparle el pene, gran fellatio por demás, tras lo cual empezó a hacerle cosquillas en los pies al español, y luego olió, chupó, lamió y besó los pies de este, ambos disfrutaron de lo lindo, con toque oriental y árabe, Carlos fue muy generoso al cogerla, ni violencia, ni delicadeza, en su punto medio, como corresponde darle sexo a alguien de Medio Oriente.

La libanesa quedó muy contenta, y empezó a mirar a la ventana, mientras suspiraba por el placer que sentía, por eso no vio que Carlos Baos se vistió totalmente, se puso guantes negros en sus manos y agarró un gran cuchillo.

- Martine – dijo Carlos, mientras sigilosamente se acercaba a la libanesa.

- Caaaarloooooooooooosssssssssssssss – exclamó con acento árabe la libanesa, se dio vuelta y ahí, en un rápido movimiento, Carlos le clavó el cuchillo en el estomago, hasta meterle el mango bien adentro.

Luego le dio otras puñaladas hasta dar por finalizado el asesinato.

- Queso – dijo el asesino en voz alta mientras tiraba el Queso sobre su víctima.

Con total frialdad, Carlos Baos, dejó la habitación, donde yacía su víctima, con el Queso sobre su cadaver.


… Y ELLOS LE DIERON QUESO

- Ellas querían sexo y ellos le dieron Queso, asi de simple, mi amigo Juan Miguel – le dijo la Marquesa a Don Juan Miguel de Alba.

- Ja, ja, es brillante, querida Marquesa – le dijo don Juan Miguel – y eso que había algunos debutantes hoy.

- No, ninguno es debutante, todos estos Carlos han asesinado ya a víctimas ignotas, aquí nada se deja librado al azar, todos los Quesones ya han tirado los Quesos.

- Espero que los cadáveres están bien conservados, son imprescindibles, estos Carlos cuando apuñalan, asesinan y quesonean a veces se les va la mano.

- ¿Lo dices por mí, Juan Miguel? – le dijo Carlos Lazo – Es que yo asesinó con mis manos y mis pies, no con la rapidez de un balazo, o con la sangre que da un cuchillazo, es mi estilo, y debéis respetarlo, por algo soy el Quesón de Barcelona.


- ¡No peleis! – dijo la Marquesa – Y tu Carlos hazle el favor que Juan Miguel tanto requiere y necesita.

- Obedezco ama – dijo Carlos, e hizo entrar a Juan Miguel a una habitación, y ya debéis imaginaros que clase de favor era el que requería Juan Miguel de parte de Carlos Lazo, porque «Si vas a Calatayud, pregunta por la Dolores, que es una chica muy guapa, y amiga de hacer favores» claro que «Si vas a Calatayud pregunta por el Marqués, que hace igual que la Dolores solamente que al revés».

Y fue ahí que Juan Miguel fue muy feliz con Carlos Lazo, mientras la Marquesa de Avila se aprestaba a salir nuevamente al escenario

Y colorín colorado, este cuento se ha acabao, ¡Viva España! ¡Viva la República! Como grita la Marquesa, y ya hablaremos de la Dolores y del Marqués…




Comentarios

  1. PERO VAYA COÑO QUE ESPAÑOLADA POR MI MARE Y TU MARE, SANGRE Y QUESO, COMO SANGRE Y ARENA, VIVA ESPAÑA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! FALTO UN TOREO, PERO IGUAL ESTA MUY BUENO

    ResponderBorrar
  2. un megacuento con mucho acento andaluz y toque flamenco, una nueva joyita del arte quesón, con nuevos asesinos que se suman y las minas que son víctimas, sensacionales, todas estan para tirarles un queso, brillante la Marquesa de Avila, merecía otro protagonico, siempre es como la adalid de Dumitrescu, y el gay ese don Juan Miguel de Alba, brillante, diez sobre diez, un placer leer esto

    ResponderBorrar
  3. Interesante lo de la Marquesa como una celebridad, muy famosa en ciertos círculos. Y una famosa que no tiene que temer a los quesones, aunque le dio miedo Delfino, sino que es una de las que les encarga misiones.
    Carmen de España, como es llamada, podría propiciar que suceda

    El Asesino de Rosalía

    Y que sea en el escenario, luego de tener sexo con el quesón y con la Marquesa, que ha mostrado ser bisexual.

    Las Miss son potenciales víctimas, sobre todo cuando tienen algo de notoriedad. Por que los concursos de belleza son una fuente inagotable de bellas víctimas,
    Miss Rusia se veía como la más deseable. Y le tocó el que asesina sin armas, a puro golpe. Podría ser
    El asesino de Sheila González

    Actriz española que ha tenido un papel secundario en Vecinos en guerra.

    Amber Heard tiene potencial de quesoneada. Aunque habría que esperar el resultado del juicio.

    El Fauno

    ResponderBorrar
  4. buenisimo el relato español, y con muy buena música, los Carlos estan muy bien, se nota que en España el nombre Carlos sigue siendo muy popular entre jovenes (no ocurre lo mismo aca en Argentina), todos perfectos asesinos, las doncellas (así las llama el autor del blog) recibieron todas un queso merecido

    ResponderBorrar
  5. la furia española de los Carlos y de los quesos estan con tutti!!!!!

    ResponderBorrar
  6. La Niña de Embajadores25 de mayo de 2022, 03:20

    Eres argentino pero conoces muy bien mi tierra por lo que parece y ademas he descubierto con vuestros cuentos, siempre atrapantes, que mi país esta liado de deportistas que se llaman Carlos y son todos asesinos de mujeres, incluyendo la nueva figura del tenis, Carlos Alcaraz, algo bastante peculiar por cierto, debo cuidarme al parecer, ja, ja, tus quesos siempre caen bien, nunca indigestan

    ResponderBorrar
  7. con este macabro plan y estos asesinatos tan quesosos, la marquesa de avila querrá abrirse camino sola y no depender tanto tanto de Dumitrescu?

    ResponderBorrar
  8. buena incorporación de don Juan Miguel de Alba, personaje sin duda inspirado en el gay de Las Cosas del Querer, un clásico del cine español, las víctimas todas bien, minas muy lindas, esas bellezas que los quesones siempre quieren terminar con un queso, sobre los asesinos, a Lazo ya lo conocemos, Soler, el jugador del Valencia, fue muy práctico, balazos limpios, un Charlie Reich español, los otros tres, jugadores de balonmano y voleibol, dos deportes que tienen muchos patones, todos con espada y cuchillo, estos relatos corales serán lo que nos depara ahora el blog?

    ResponderBorrar
  9. Francesc Miralles25 de mayo de 2022, 03:37

    me imagino esa fiesta andaluza y me entra un jaleo que no les cuento

    ResponderBorrar
  10. viva españa y viva el queso

    ResponderBorrar
  11. No está mal que se sumen quesones, pero también se podrían sumar quesonas.
    Tengo algunas sugerencias.

    Carla Pandolfi Actriz argentina
    Carla Mileo Relatora de fútbol
    Carla Castiglione Jugadora de voley, más alta que algunos quesones.

    Internacionales
    Carla Moyá Hija de Carlos Moyá
    Karlie KloossUna modelo de Victora Secret que no sería quesoneada, sería quesona.
    Charlotte Flair Luchadora de WWE
    Charlotte Sine La novia de Charles Leclerc
    Charlize Theron. Hasta hizo de asesina

    Y hasta Carla Nadione, la Ravelia de Daniela Cardone

    El Fauno

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. una gran idea del Fauno, debe haber algunas Carlas asesinas más, los cantantes raperos, cumbiancheros, actores , futbolistas y deportistas en alerta, van por ellos

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ana Laura Goycochea

El Asesino de Belen Francese

La asesina de Fernando Redondo

La asesina de Iván de Pineda

El Asesino de Pampita

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Edith Hermida

Los asesinos de Wanda Nara

La asesina de Luis Scola

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS