El Asesino de Magalí Moro


Quizás algunos, treintañeros ya como mínimo, recuerden a la actriz Magalí Moro, integrante de la novela “Por siempre Mujercitas” que se emitió en Canal 9 a mediados de los años 90. 
“Hice la telenovela, por supuesto, pero fue un shock. Cuando terminé, el canal me quería poner en otra que también ya había empezado. Y a mí siempre me importó mucho qué se comunicaba. Me encantaba actuar pero necesitaba sentir que lo que estaba comunicando también me gustaba. Me sentí a contrapelo, que me estaban exigiendo algo que no deseaba. Como en ese momento no era factible hacer lo que yo quería, me senté con Alejandro Romay y rescindí el contrato” dijo en una entrevista Magalí comentando su alejamiento de la escena.
Lo cierto es que Magalí decidió dedicarse a su verdadera pasión, la astrología, y quería ser una gran vidente famosa como Blanca Curi. Esta era una gorda chanta que solía estar en todos los canales y que nunca acertaba una, pero igual robaba y curraba en nombre de la astrología. Si las predicciones de Blanca Curi se hubieran cumplido, Italia era campeón en Italia 90, Menem regresaba al poder en 2003 y cosas por el estilo.


Cuenta la leyenda que, hace ya muchos años atrás, cuando no había pasado mucho tiempo de “Soda Stereo el último concierto”, el baterista Charly Alberti (o Carlos Alberto Ficicchia, tal su verdadero nombre), estaba buscando una entrevista con Blanca Curi, pero le era imposible conseguirla. Fue así que terminó con Magalí Moro.
- La verdad yo no creo en estas cosas – le confesó Charly a Magalí – pero alguien me recomendó que antes de comenzar un nuevo proyecto, sobre todo tras la etapa de Soda, cuando ya pasó el temblor, y se cerró la persiana americana, consulte sobre que me dicen los astros, para que no me falten vitaminas, y pueda ser del jet set en la ciudad de la furia, debajo de la cúpula, estoy azulado, y podría darte unos juegos de seducción mientras cantamos una canción animal, de música ligera.
- La verdad no entendí nada Charly – le dijo Magali mientras intentaba hacer una carta astral. Pero sí no crees en estas cosas, no tiene sentido sentido que la haga. ¿En que crees?
- Creo en Soda Stereo, en el Queso y en el sexo.


- ¿El Queso y el sexo? ¿Y como se explica eso? Queso y Sexo. Explicamelo, Charly, tener sexo con vos debe ser mejor que hacerte una carta astral, o ver si estas bien aspectado por Venus en la cuadratura de Virgo, o de Tauro. ¿De que signo sos?
- 27 de marzo de 1963. Es el signo de Aries.
- Aries, como la productora de cine que hacía las obras maestras de Olmedo y Porcel.
- Así, es Aries, el signo del carnero. Y puedo ser un carnero en un rebaño de ovejas.
- Quiero ser tu oveja, Charly.
Y ahí Magalí se desnudó ante el baterista, haciendo una suerte de streap tease, y se tiró encima de Charly, sacándole los zapatos, las medias, desnudándolo de a poco, hasta que este quedo en pelotas, ella intentó ahí chuparle la pija, pero el le señaló los pies, y ella entonces chupó, lamió, besó y olió los pies de Charly.
- Ahora entiendo porque crees en el Queso. Como huelen tus pies, Charly.
Tras el juego de los pies, entonces ella sí le chupó la pija, y el las tetas, tras eso, cogieron de una manera muy intensa. Magalí sintió una euforia nunca vista. 
- Esto sí es euforia.
- Euforia es de Fito, no de Soda – le dijo Charly, en referencia al nombre de un disco del rock nacional.
- Ja, ja, ja – río Magalí – que bueno todo esto, fue un juego de seducción, que feliz me hiciste, Charly.


El baterista ya estaba vestido nuevamente mientras Magalí descansaba, estaba repleta de goce pero exhausta, hecha una piltrafa. Charly, con guantes negros, rodeó el cuello de la actriz y astrologa, con una cinta, y le dijo:
- Nada personal. Comunicación sin emoción, una estrangulación para el Quesón.
Y ahí, comenzó a apretarle el cuello con la soga, hasta dejarla sin aire, sin apenas resistencia de Magalí, o mejor dicho, una resistencia apenas tenue, de tan feliz que estaba, sintió hasta cierto goce mientras Charly le apretaba el cuello, y creyó que todo era un juego, pero cuando se dio cuenta que estaba siendo asesinada, ya era tarde, y el asesino, un experto estrangulador, pudo terminar su tarea sin problemas.
- Queso – dijo Charly Alberti mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima y agregó – otro crimen quedará sin resolver.
Así fue asesinada Magalí Moro, por Charly Alberti, por Carlos Alberto Ficicchia, mejor hubiera seguido en la TV. Y bueno, los Quesos son así.


Comentarios

  1. no es nada personal, pero la asesinó lo mismo

    ResponderBorrar
  2. resucitas a las muertas y olvidadas aunque para matarlas rápidamente

    ResponderBorrar
  3. fue a una consulta astrológica o directamente fue a asesinarla? tal vez Charly quedó molesto por algo con esa novelita

    me pasa lo mismo que al Fauno escribo los comentarios y me los borra el chrome, que mierda

    ResponderBorrar
  4. es un gran asesino Charly Alberti, más silencioso y de bajo perfil si lo comparamos con Bossio o Delfino, o Sandes, o Lobbe, pero que gran estrangulador

    ResponderBorrar
  5. A QUIEN MAS FALTA AMASIJAR AHORA?

    ResponderBorrar
  6. Comentar ha tenido su desafío.

    Los quesones tienen sus patrones, bien puede decirlo las conductoras de El Garage, las de El Rayo (Deborah de Corral, Dolores Barreiro, María Vázquez y Pampita)

    Y ahora fue el turno de las actrices de Por siempre mujercitas, incluso Carina Zampini, la antagonista.
    La astrología no sirve para prevenir un asesinato, a Magali no le salvó la vida.
    Charly Alberti es un serio candidato al Queso de Oro, este año.

    Queda por amasijar Daniela Mori, Daniela, la de Amor Sincero (Endulzame que soy café)
    https://www.youtube.com/watch?v=vKOJspsGCGo

    Fue integrante de Las Primas.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Deborah De Corral