El Asesino de Paula Chaves



Paula Chaves estaba en Miami (Florida) y había ido para filmar unos bailes con Pedro Alfonso, una promoción para los programejos de Marcelo Tinelli. Uno de esos días salió de un lugar y comenzó a caminar por una calle amplia, luminosa, llena de negocios y repleta de gente. Sin embargo, ella comenzó a notar algo raro. De repente, la gente parecía aumentar, la cantidad se elevaba al triple o al cuádruple. “¿De donde salió toda esta gente?” pensó Paula. 
De repente, Paula vio en una esquina a un hombre alto, muy patón, vestido totalmente de negro, con zapatos de un enorme tamaño y guantes negros que le cubrían las manos. El hombre miró a Paula. La chica no lo reconoció, aunque le llamó al atención la altura y el enorme tamaño de los pies del chabón. Calzaba como 50 o incluso más. Alejada del fútbol, Chaves no se dio cuenta 
que era Carlos Bossio, “Chiquito” Bossio, futbolista, el legendario arquero de Belgrano, Estudiantes y Lanús. 
Paula lo miró y siguió caminando. Paula se dio cuenta que Carlos Bossio la estaba siguiendo, una, dos, tres cuadras. Mientras tanto, cada vez había más gente a su alrededor. Volvió a preguntarse: “¿De donde salió toda esta gente?”


Despues de cuatro cuadras, Estaba por cruzar la calle cuando alguien le tocó el hombro con un guante negro. Era Carlos Bossio. Paula se asusto, dio vuelta, y miró al futbolista, que emanaba un intenso y apestante olor a Queso. 
- ¿Vos sos Paula Chaves no? – le preguntó Carlos a Paula.
- Sí soy yo. 
- Soy Carlos Bossio, el Quesón. ¿No queres que te tiré un Queso? ¿No deseas que te asesine?
- Yo… - comenzó a balbucear Paula– este…. Vos… yo… ¡Socorro! ¡Un Quesón quiere asesinarme! – gritó aterrorizada Paula, que comenzó a huir apresuradamente, mientras la gente cada vez era más y más en la calle… Paula no quiso mirar para atrás, convencida que Carlos Bossio la estaba siguiendo y estaba decidido a asesinarla.
Paula entró a una casa que a su vez funcionaba como un negocio y le dijo al vendedor, un señor de bigotes muy parecido a Freddie Mercury, pero canoso y viejo, que hablaba español a la perfección.
- ¡Un asesino me persigue! ¡Es un Quesón! ¡Quiere asesinarme! ¡Va a apuñalarme y a tirarme un Queso!
- Quedese tranquila señorita – le dijo el señor parecido a Freddie Mercury – iré a buscar a la policía, espéreme aca.
Paula se sentó y comenzó a relajarse. El señor parecido a Freddie Mercury se fue. Pasaron unos minutos, la puerta se abrió. Paula creyó que era la policía que llegaba con el señor parecido a Freddie, dio vuelta la cara, sonriente, con los ojos cerrados dijo…
- ¡Gracias señor parecido a Freddie Mercury!
- Ja, ja, soy yo, Valeria, soy Carlos, Carlos Bossio…
- ¡Noooooo! – gritó desesperada Valeria.


Carlos Bossio puso un pañuelo sobre la cara de Paula, que contenía un éter, la tuitera quedo desvanecida. Al despertar estaba atada de pies y manos, sobre un diván, como los que usan los psicoanalistas. Aterrorizada, Paula intentó desatarse, pero nada pudo hacer.
- ¡Ja, ja! – se escuchó la voz de Carlos Bossio – Te tiraré un Queso ¡Ja, ja! Aca lo tenes.
Un enorme Queso Gruyere, con voluminosos agujeros, cayó sobre el diván donde estaba la tuitera. El Queso quedo encima de su rostro, ella no lo pudo sacar pues atada estaba, cuando el Queso se cayó al piso, Paula vio sobre su rostro un pie enorme y gigantesco, con un olor a Queso intenso y apestante. Era el pie derecho del asesino.
- Aca tenes mis pies nena ja ja ja – dijo Carlos Bossio – siempre dijiste que soñabas que yo entraba a tu habitación y ponía tu pie sobre tu cara, aca lo tenes piba. Soy un Quesón ja ja.
Paula comenzó a oler, chupar, lamer y besar los pies de Carlos Bossio. Le encantó la experiencia. Lo disfrutó con goce y satisfacción, pero seguía atada.
- Si queres tener sexo conmigo te desato, solo tendremos sexo, si vos lo queres, si no me voy, ja, ja...
Paula asintió con la cabeza, entonces el Quesón la desató y ella le chupó la pija. El le chupó la concha, y despues le dio patadas en el culo, que ella disfrutó mucho.
Carlos se tiró encima de Paula Chaves y tuvo sexo con ella, la verdad es que Chaves disfrutó mucho de la experiencia, aunque seguía atada de pies y manos. Cuando el sexo terminó, el futbolista, ex arquero de Belgrano, Estúdiantes y Lanús, sacó un cuchillo enorme y gigantesco de sus pertenencias, y la atacó con el cuchillo a la pobre Paula. 


Con una primera puñalada en el pecho le asestó una profunda herida de izquierda a derecha, y de arriba a abajo; una segunda puñalada fue exactamente al revés, de derecha a izquierda, y de abajo a arriba; luego una tercera puñalada fue clavarle el cuchillo hasta el mango; la cuarta, una profunda herida en el cuello; la quinta, consistió en clavarle el cuchillo en el estomago, hundiéndolo hasta el mango.  La siguió apuñalándola en forma salvaje y cuando terminó sobre el cadáver tiro el Queso diciendo en voz alta:
- Queso.
El cadáver de Paula Chaves quedó allí, el asesino se fue del lugar. Carlos Bossio estaba muy satisfecho, había cumplido con su cometido, asesinar a una famosa en Miami, la tierra de Dexter Morgan.


Comentarios

  1. uhhh... no sé... podría haber tenido algo más... igual esta bien que quesoneen a esta mina

    ResponderBorrar
  2. Carlos Bossio y Carlos Delfino son dos grandes Quesones pero ahora por favor otro cuento con Carlos Bernal como Quesón

    ResponderBorrar
  3. Carlos Villagran (Quico) es Quesón?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. hay un breve cuento https://cuentossangrientos.blogspot.com/2016/03/carlos-villagran-el-asesino-del-queso.html merece más desarrollo... dicen que hasta pudo ser el pionero de los Quesones en los años 70 en toda América cuando se hacía llamar "Carlos Queso"

      Borrar
    2. el que sí fue quesón en serio fue Carlos Monzón

      Borrar
    3. parece que Carlos Villagran fue el que le enseñó a Carlos Calvo ser Quesón

      Borrar
    4. y no nos olvidemos de Carlos Raffaelli, basquetbolista de Obras en los 70, gran Quesón

      Borrar
    5. le decían "Chocolate" pero era "Quesón" posta posta

      Borrar
    6. sí... le gustaba el Queso

      Borrar
  4. interesante la ultima línea con la mención a Dexter Morgan

    ResponderBorrar
  5. En algún momento, escribiste Valeria en lugar de Paula.
    Pero lo demás, está bien.
    Ahora será cuestión de buscarle otra pareja a Peter Alfonso.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. se nota que estaba pensando en Valeria Mazza

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Yanina Zilly