El Crimen Quesón de Madame Lafinour, la diseñadora de modas

Madame Lafinour (seudónimo de Valeria Zaira Pereyra) era una afamada diseñadora de modas, con una prestigiosa boutique a la cual concurrían las figuras más destacadas del mundo del espectáculo, los medios y la política.
Una noche, Lafinour se aprestaba a ir al mega desfile que ofrecía Nelly Raymond, la famosa conductora que promocionaba los concursos de “Miss Argentina” y que ahora había inventado el título de “Miss Fashion Primavera”.


Pero aquella tarde Lafinour había recibido un extraño mensaje en el celular que decía “Esta noche iremos juntos a lo de Nelly Raymond, chuparas mis pies, tendrás SEXO y QUESO, esperame, Carlos”.
¿Cuál de todos los pretendientes llamados Carlos sería? ¿Carlos Bossio, el arquero del fútbol, que medía 1,95 m y calzaba 50? ¿Carlos Delfino, el Basquetbolista de la Generación Dorada, que medía 2,00 m y calzaba 52? ¿Carlos Ignacio Fernández Lobbe, el rugbier de Los Pumas de Bronce, que medía 1,94 metros y calzaba 49? ¿Carlos Matías Sandes, el basquetbolista de la Liga Nacional, que medía 2,02 metros y calzaba 52? ¿Carlos Lampe, el arquero de la selección boliviana, que medía 1,92 m y calza 50? ¿Carlos Arroyo, el puertorriqueño, que jugaba al basquet, y como Lampe, medía 1,92 y calza 52? ¿Y porque no Carlos Alcaraz, el español que triunfaba en el tenis, y medía 1,85 metros y calzaba 49? Madame Lafinour se relamía en pensar en aquellos Carlos, todos con pies grandes y olorosos.
Eran las nueve de la noche exactas, cuando Lafinour escuchó el timbre y preguntó:
-    ¿Quién es?
-    Carlos – fue la respuesta.


Lafinour abrió la puerta y ante ella, un hombre gigantesco, con pies grandes y olorosos, vestido totalmente de negro, incluyendo el pasamontañas que le tapaba el rostro, y llevando un enorme Queso.
-    Queso – dijo Carlos.
Carlos tiró el Queso encima de la modista, y esta se tiró en un sofá, minutos después, estaba chupando, lamiendo, besando y oliendo los pies de Carlos, de colosal tamaño y olor apestante y sofocante a Queso.
-    ¿Qué Carlos sos? ¿El arquero, el basquetbolista, el rugbier, el otro basquetbolista, el boliviano, el puertorriqueño, el tenista español? ¿Cuál de ellos eres?
-    Soy Carlos y con eso basta. Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos.
-    Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos – repitió Lafinour.

El juego de pies se prolongó mucho tiempo, y luego de que la modista le chupó la pija, Carlos le dio tal penetración, furiosa y salvaje, que la podría haber matado, fue de una intensidad enorme. Lafinour estaba hecha una piltrafa, pero eufórica y muy contenta.
-    No podré ir a lo de Nelly Raymond, no importa – dijo la modista y repetía sin cesar - Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos.
Se quedó dormida, y cuando despertó ya eran como las doce de la noche.
-    Oh, no, como dormí! – exclamó – que cansada estoy pero que feliz y contenta al mismo tiempo, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos.
Sonó el timbre y Lafinour fue a abrir.
-    ¿Quién es? – pregunto.
-    Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos – fue la respuesta.
-    Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos – repitió Lafinour.
Abrió la puerta y otra vez ante ella el gigantón con pies grandes y olorosos, vestido totalmente de negro.
-    Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos – volvió a decir Lafinour.
-    Son las doce de la noche, pero no te convertirás en calabaza, sino en Queso.

Carlos entonces sacó un enorme cuchillo y se lo clavó a Lafinour, apuñalándola salvajemente. Mientras lo hacía, Lafinour seguía diciendo “Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos” cada vez con menos fuerza, como consecuencia de las heridas de cuchillo que estaba recibiendo, hasta que cayó muerta.
-    Queso – dijo Carlos y tiró un enorme Queso sobre el cadáver de la modista.
El asesino huyó con total impunidad.
Al día siguiente la conmoción era total por el asesinato de Madame Lafinour.

-    ¿Qué clase de monstruo asesina a una mujer inocente y luego le tira un Queso? -se preguntó la Inspectora Leia, al ver la escena del crimen, con el cuchillo clavado en el cadáver de la modista y el Queso encima, y un charco enorme de sangre.
-    Un monstruo que da Sexo y Queso – respondió Ferdinand, el ayudante de Leia – Por eso la asesinó con facilidad, porque le dio el mejor sexo que una mortal pueda conocer, después de que ella disfrutara, la apuñaló y le tiró un Queso.
-    ¿Y usted como sabe? – preguntó Leia.
-    Porque leí los Relatos Quesones.
-    Ja, ja, ja – río Leia – muy gracioso. Entonces sabrá quien es el asesino.


-    Se llama Carlos y es fácil de saber, hay huellas en la escena del crimen, hay que olerlas, y ver a que olor a Queso corresponde. Pudo ser Carlos Bossio, el arquero, pudo ser Carlos Delfino, el basquetbolista de la Generación Dorada, pudo ser Carlos Ignacio Fernández Lobbe, el rugbier de Los Pumas de Bronce, pudo ser Carlos Matías Sandes, el baloncestista de la Liga Nacional, pudo ser Carlos Lampe, el arquero boliviano, pudo ser Carlos Arroyo, el puertorriqueño, pudo ser Carlos Alcaraz, el tenista español, o pudo ser…
-    Carlos Sainz Vazquez de Castro, el que corre la Fórmula 1 – dijo Leia – cualquier Carlos pudo ser.
-    O pudieron ser todos – dijo Ferdinand – en una especie de magia, todos pudieron haberla asesinado…
-    Pero eso es imposible – dijo Leia.
-    Ya sé quien es el asesino. Fueron todos esos, porque fue Carlos Quesón, el autor de los Relatos Quesones.

-    ¿Qué? – dijo Leia, sorprendida.
-    Fue el, no tengo dudas, Carlos Quesón, el más Carlos de todos los Carlos y el más Quesón de todos los Quesones.
Interpol pidió la captura de Carlos Quesón pero este defendido por un buen abogadito quedó impune, y nada paso, y siguió escribiendo cuentos y tirando Quesos, porque los Quesos son así, #QUESO



Comentarios

  1. VAYA VAYA VAYA VALERIA MAZZA HACE DE LAFINOUR Y CARLITOS QUESÓN ES EL ASESINO JA JA JA JA JA

    ResponderBorrar
  2. es como el de Cathy Candem, esta bueno, podría ser la saga de los Casos de la Inspectora Leia, eso sí, en vez de ese forro de Ferdinand, podría haber habido una intervención mía, quedara para la próxima

    ResponderBorrar
  3. lo de un asesino enmascarado o misterioso que despliega todo su queso esta bueno, hay que hacer mas historias asi, ya habia habido una con la tatuada y los quesos gallegos me parece, en el fondo, todos son los asesinos, y la victima es en realidad asesinada múltiples veces, es mi interpretación

    ResponderBorrar
  4. muy buena Madame Lafinour, ahora sale una serie de la Mazza, puede interpretar varios personakes varios

    ResponderBorrar
  5. lo más bizarro de todo es que la nombran a Nelly Raymond

    ResponderBorrar
  6. la leyenda de los quesos nunca se acaba

    ResponderBorrar
  7. otro queso sublime, esa es la verdad del queso

    ResponderBorrar
  8. La Niña de Embajadores22 de octubre de 2023, 1:56 a.m.

    celebro el regreso de los quesos, sabrosos y divertidos como siempre, joder

    ResponderBorrar
  9. Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos, Carlos. fenomenal esa repetición

    ResponderBorrar
  10. Podría haber sido defendido por una abogada que, obviamente, se llama Carla. Por eso de que para un Carlos no hay nada mejor que una Carla y para una Carla no hay nada mejor que un Carlos.

    Me gusta lo de meta relato.
    En cuanto a que la modista fura como Valeria Mazza puede deberse al mismo fenómeno astral que creó a la rubia Ravelia Zamas. Por lo que podría haber otras.

    De paso, Astrid Breitner podría haber clonado a Ingrid Grudke, que sería la que compite en fisicoculturismo. Y que estaría a su servicio.

    ResponderBorrar
  11. qué personaje forro el de Ferdinand

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Carla Romanini, Queso de Oro 2023

Los Asesinatos de Carlos Bossio, el Quesón

El asesino de Sabrina Pettinato

La Asesina de Matías Almeyda, Matías Cóccaro y Matías Recalt

El Asesino de Paula Medici

El Asesino de Juliana Awada

La Asesina de Carlos Tevez

La Asesina de Joaquín Moretti

La asesina de Fabricio Oberto

El Asesino de Morena Beltran