El Asesino de Nicky Nicole

El joven basquetbolista Carlos “Charly” Buemo (con “M”, no con “N”) (1) se encontraba compartiendo habitación con Santiago “Santi” Vaulet, durante una temporada en la Liga Nacional, cuando se sorprendió al escuchar una música, llamémosla música, algo ruidosa y molesta a juicio de quien admira a bandas notables de rock, como quien escribe estas líneas.

- ¿Qué es esa música? – preguntó Carlos “Charly” Buemo.

- ¿No la conoces? – le contestó Santi Vaulet – la famosa y popular trapera Nicky Nicole, rosarina, furor en la redes sociales, tiene 3,5 millones de suscriptores, es una de las músicas más populares de la red.

- ¿A esa bazofia le llaman música? Por más que sea popular, eso es una basura.

CARLOS BUEMO @charlybuemo

- Dejate de hinchar Charly, y escucha a Nicky, mide 1,40 metros de altura, cualquiera de nosotros que somos altos y patones, la podemos aplastar con nuestros pies, ja, ja, especialmente vos, con ese olor a Queso tan fuerte que tenes, es impresionante, decí que ya me acostumbre a olerlo, ja, ja, y que sí no fuera por ese desodorante ambiental tan fuerte que usamos, no lo podría resistir.

- Sí, todos dicen lo mismo – contestó Charly Buemo – pero bueno soy Quesón, tengo el síndrome del Queso, dicen que es porque me llamo Carlos, y me gusta mucho comer Queso, siempre tengo ese olor a Queso en los pies, por más que me los lave varias veces al día, al contrario, es peor, me los lavo y tengo más olor, como si se expandiera todavía más.

SANTIAGO NICOLAS VAULET @santivaulet

- Bueno, dejemos de hablar del olor de tus pies, y disfrutemos de este concierto en vivo que da Nicky Nicole a sus millones de seguidores en youtube (2).

- ¿Me vas a obligar a escucharla? Usa audífonos.

- Podría hacer eso si tanto te molesta, pero no, quiero que la escuches, ¿Sabes porque? Porque va a hacer un recital en vivo en estos días, clandestino, por la pandemia y todo eso, y pienso ir, van a filmar un video, quiero estar presente, y te invito a que la escuches, así me acompañas, para no ir solo.

Aunque Santi Vaulet parecía fanatizado por la tal Nicky Nicole y su obra musical, una suerte de Mozart del Trap, a Carlos Buemo le parecía muy molesto, y no le gustó para nada, en principio aceptó la invitación de su compañero de habitación (había que ser amable y gentil con el, no era fácil encontrar alguien que aguantara el olor a Queso que los pies de Carlos Buemo irradiaban todo el tiempo) y se metió al baño, y ahí se miró al espejo, mientras contemplaba sus enormes y olorosos pies.

- ¿Tengo que ir a ese recital? – pensó Charly Buemo - ¡Que tortura! – de repente quedó como paralizado, pensativo y reflexivo – aunque pensándolo bien, yo soy un Quesón, quizás tenga que ir a ese recital para quesonear a Nicky Nicole, es mi destino como Quesón, sí, es así, tengo que hacerlo yo, antes que lo hagan otros Basquetbolistas Quesones como mis maestros Carlos “Cabeza” Delfino, Carlos Matías Sandes o Carlos Leonel Schattmann. Es mi Queso.

Y ocurrió entonces que Charly Buemo acompaño a Santi Vaulet al recital clandestino, que a pesar de ser clandestino, fue muy concurrido, el recital transcurrió sin mayores novedades, en medio del furor de los fans de Nicky Nicole, y al terminar, Vaulet se acerco a saludar a Nicky Nicole, y los dos basquetbolistas casi que triplicaban en altura a la trapera, esto río ante la situación y dijo:

- Ja, ja, parecemos Gulliver en el país de los liliputienses, ja, ja – dijo la rapera - ¿Gulliver se cogía a las liliputienses? Ja, ja, ja, la verdad, me gustaría tener sexo con alguno de los dos, son dos gigantes para mí.

- Con gusto lo haría – dijo Vaulet, entregándose al sexo con la trapera.

- No – dijo la trapera – vos no, mejor vos – dijo la trapera, señalando a Charly Buemo.

- Mejor con mi amigo – dijo Charly Buemo – el es fan tuyo, yo solo lo acompañe a el, ni sabía que vos existías.

- Ya le va a tocar otro día, hoy con vos, ¿Cómo te llamas?

- Carlos – fue la respuesta de Carlos “Charly” Buemo.

- Que nombre tan fuerte, varonil y masculino – dijo la trapera – ya casi no se consiguen en estos tiempos tan aciagos y de gente débil, donde la gente se llama Braian, Axel, Lautaro, Thiago y cosas así, y ese olor a Queso que tenes, es irresistible, como oles.

- Bueno, sí, insistis – dijo Carlos Buemo, mientras su amigo, Santi Vaulet, quedó a un costado, sentado, esperando, viendo como Buemo entraba a una especie de tienda de campaña junto a Nicky Nicole.

- Pobre tu amigo, pero vos sos un auténtico Hombre Queso, a Cheeseman, así se llamará un trap, quiero oler esos pies.

- Ja, ja, ja – río Carlos Buemo – no soy un Hombre Queso, soy un Quesón.

A continuación, la trapera se tiró al piso, sobre una alfombra, y Buemo pusos sus enormes pies sobre su rostro, casi que el tamaño de los pies era equivalente a todo el cuerpo de Nicky Nicole, esta le chupó, olió, besó y lamió los pies, y se fue metiendo como en un éxtasis, para pasar al sexo explícito con el basquetbolista, una relación intensa, fuerte, llena de fuego y pasión, ya dijimos que era una suerte de tienda de campaña donde estaban, y esta tembló varias veces.

- Que bien la están pasando – dijo Santi Vaulet mientras miraba como temblaba la tienda de campaña, con bronca y fastidio – yo tendría que estar ahí.

Adentro de la tienda de campaña, Nicky Nicole quedó exhausta, hecha una piltrafa, pero repleta de gozo y felicidad, tanto que no se dio cuenta que Charly Buemo se ponía unos guantes negros y agarraba una gran espada, digna de un gladiador romano o de un guerrero medieval.

- ¿Y esa espada? – dijo Nicky viendo a Carlos delante de ella portando la espada medieval.

- Te voy a partir como un Queso – le dijo Carlos Buemo a Nicky Nicole – te dije que era un Quesón, y un Quesón, además de tener olor a Queso y de ser fetichista de los pies, es también un asesino serial, un matamujeres y un tiraquesos…

- ¿Matamujeres y tiraquesos? Seguramente vas a asesinar a tu novia, Charly Buemo.

- Puede ser, sí, es muy probable, pero debo cumplir con mi destino Quesón, aquí y ahora, te asesinaré, te voy a tirar un Queso, ya no harás más daño a la humanidad con esa música horrible.

- ¡Noooooooooooooooooo! – gritó Nicky Nicole, mientras Carlos blandía la espada, y se la clavaba en el cuello, atravesándoselo…

- Aaaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj – fue el grito de dolor de Nicky Nicole mientras le clavaban la espada, y Carlos luego le aplicó una brutal herida en el pecho, la pudo haber partido en dos, si quería, pero mejor que el cuerpo se conservase, esas heridas fueron suficientes para provocar la muerte de la trapera.

- Queso – dijo Carlos “Charly” Buemo mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de la trapera. Un enorme y gigantesco Queso, repleto de agujeros, que había llevado en la misma mochila, donde había llevado la espada.

Despues de limpiar la sangre de la espada con las cortinas de la tienda de campaña, muy contento, Charly Buemo salió, y lo estaba esperando su amigo, Santi Vaulet.

- ¿Qué paso? Se escucharon gritos y tu voz diciendo “Queso”.

- Ja, ja, ja – río Carlos Buemo – sí, fue muy divertido, dígamos que la quesonee.

- ¿La quesoneaste?

- Le tiré un Queso, y por un tiempo la maldita trapera ya no molestará, ja, ja, Queso.

Santi Vaulet se quedó pensando sin entender del todo lo que decía su compañero de habitación, cuando de repente vio que cuatro mujeres iguales a María Laura Santillan (las Santillanas) se metían en la tienda de campaña y se llevaron, envuelto en una sabana, lo que parecía el cadáver de una mujer asesinada.

El asombro de Santi Vaulet al ver a las Santillanas

- Que raro todo esto – dijo Santi Vaulet – esas minas eran iguales a la tipa que estaba en el Trece hasta hace un tiempo atrás.

- Las Santillanas, ja, ja – río Carlos “Charly” Buemo – no te preocupes Santi, mañana al despertar pensaras que todo esto es un sueño.

Y así ocurrió, Santi creyó haber soñado eso y rápidamente lo olvido, pero el Queso que Carlos Buemo le tiró a Nicky Nicole, nada tenía de sueño, era un Queso, propio de un Quesón. Quizás se pregunten como el basquetbolista pudo asesinar con tanta impunidad a la trapera, sí había tanta gente en el recital clandestino, pues bien, dígamos que Charly los ahuyentó con su olor a Queso. Y así termina nuestro Queso. QUESO.

(1) No debe ser confundido con Carlos Bueno, futbolista uruguayo que estuvo en San Lorenzo, entre otras instituciones, para más datos de este basquetbolista Quesón tenemos estos enlaces https://santafebasket.com.ar/es-el-momento-de-charly-buemo/ y https://laopinionaustral.com.ar/basquet/hasta-la-proxima-charly-buemo-se-despidio-de-hispano-y-jugara-en-penarol-367857.html y por supuesto, su cuenta de Instagram @charlybuemo

(2) https://es.wikipedia.org/wiki/Nicki_Nicole

Comentarios

  1. El Gran Timonense5 de julio de 2021, 00:40

    crónica de un asesinato anunciado y esperado aunque con un nuevo asesino, inédito hasta ahora, bien por eso, aunque siempre abunde el queso

    ResponderBorrar
  2. se suma otro basquetbolista asesino, para formar un cuarteto con Delfino, Sandes y Schattmann, que asesinen a más cantantes mediocres y tilingas, el mundo lo reclama

    ResponderBorrar
  3. EL OLOR A PATA ES COMO UNOS SUPERPODERES PARA ESTOS ASESINOS, Y QUE BIEN QUE LO USAN, JA, JA

    ResponderBorrar
  4. una buena composición, tiene dinamismo, va directo al asesinato, sin tantos rodeos que a veces hace que se pierdan los relatos, aunque es cierto que es siempre lo mismo (sexo, pies, una mina asesinada, un asesino que se llama Carlos y tiene olor en los pies), etc, esta bueno, la siempre oportuna intervención de las Santillanas le da como un broche de oro, bienvenido Carlos Buemo al mundo de los asesinos Quesones

    ResponderBorrar
  5. el asesino tiene cara de pibe, demasiado jovencitos, el asesino y la víctima, y el cómplice que pierde la memoria, conviviendo a su lado con un asesino, dentro de lo habitual, esta bastante bien, expresa, algo diferente, que se yo

    ResponderBorrar
  6. quizas no estaba mal que Vaulet tambien se cogiera a Nicole y presenciara el crimen, total despues las santillanas le borraban la memoria

    ResponderBorrar
  7. aplauso para el asesino de Nicky Nicole, ahora que quesoneen a María Becerra, otra figurita que merece un queso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. y el rapero Trueno para una Quesona, onda Carla Conte, que sea cruel, como lo fue con DJ Dero

      Borrar
    2. Me sumó a ambos pedidos.

      Y que haya una protección para las rockeras, que no son muchas, ni tienen tanta difusión, como que la merecen tener.

      Borrar
  8. Algo para destacar. El amigo de este nuevo Carlos mencionó que las Santillanas eran idéntica a la tipa que estaba en el 13, hasta hace algún tiempo. ¿Significa que la Santillana Alfa no está más en Telenoche? ¿Quién la remplazó, si Luciana Geuna fue quesoneada junto con Maru Duffard y Sandra Borgui?

    Una objeción seria: con esta acción, Carlos Buemo demostró tener algo de gusto musical, pero no tan buen amigo. Le mató a su ídola, haciendo imposible el sueño de intimar con ella. Mal hecho. Debió usar su influjo quesón para la trapera se entregara a su amigo. Y luego del acto consumado, intervenir.

    Cierto que tiene morbo, le clavó la espada en el cuello. Y luego en el pecho. Como un símbolo.

    Alguna otra para quesonear
    Ángela Leiva

    Daniela Mori alguna vez conocida como Daniela.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Daniela_Mori
    Ex integrante de Las Primas. Tuvo un inexplicable éxito con Amor sincero.

    ResponderBorrar
  9. da la impresión que no es el primer asesinato de Carlos Buemo, aunque seguro sus víctimas eran minas desconocidas, plebeya
    al mismo tiempo antes de ser asesinada, la trapera le dice al asesino que va a matar a la novia,
    ¿mensaje para Sandes que se niega a asesinar a Maru?
    buen cuento, la intervención de un muggle estuvo buena
    las fiestas clandestinas, inagotables fuentes de asesinatos para los Carlos

    ResponderBorrar
  10. yo veo las fotos de los Quesos en los asesinatos y ne dan unas ganas de comer una picada

    ResponderBorrar
  11. a este ritmo, con tantos quesos nos vamos a quedar sin cantantes

    ResponderBorrar
  12. Dos noticias para mencionar.

    Frente a un edificio, alguien prendió fuego, que una mujer quiso apagar, con poco éxito.
    Junto con una amenaza escrita a una mujer llamada... Carla.

    Y un hombre de 60 años trató de hacer una estafa en un negocio de venta de hamburguesas. Con el cuento de que un nieto comió una hamburguesa, que tenía un pedazo de virulana, que se trabó en un diente. Pedía dinero por las molestias.
    No salió porque la empleada desconfió. Una empleada que también se llamaba Carla.

    Dos noticias de hoy, con dos feminas con ese nombre.
    Es para que surjan más relatos con Carlas quesonas.

    ResponderBorrar
  13. Esto sí que es un verdadero relato de suspense en un constexto muy actual. El hecho de que el queso sea motivo de tus relatos tiene una singular originalidad. Supongo que tú mientras leías novela de suspense estarías comiento un bocadillo de queso y asociarías una cosa con ora.

    ResponderBorrar
  14. el asesino sigue brillando
    https://www.0223.com.ar/nota/2022-1-18-23-1-0-penarol-no-se-detiene-atenas-su-decima-victima-consecutiva

    ResponderBorrar
  15. Insisto en que este Carlos no fue un buen amigo. Lo dejó sin la posibilidad de tener sexo con su deseada ídola musical. Cuando pudo haberla hipnotizado, con su influjo quesón, para que se entregara.
    Y ni siquiera la facilitó un encuentro con las Santillanas.

    De paso, una pregunta. ¿Las Santillanas, en el mundo quesón, siguen en Telenoche o pasaron a conducir un noticiero en LN+.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ana Laura Goycochea

El Asesino de Belen Francese

La asesina de Iván de Pineda

La asesina de Fernando Redondo

El Asesino de Pampita

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Edith Hermida

Los asesinos de Wanda Nara

La asesina de Luis Scola

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS