La Asesina de Luis Tucu López, Matías Hidalgo, Rodrigo Cascón y Matías Cuello

Tercera Parte del Mega Relato de "Los Trece Quesos de la Buena Suerte de Carla"

Viene de la Segunda Parte 

https://cuentossangrientos.blogspot.com/2021/07/los-trece-quesos-de-la-buena-suerte-de_24.html

Capítulo 12, Domingo, la novena víctima, LUIS EL TUCU LÓPEZ

Luis “el Tucu” Lopez es un presentador de radio y televisión, que se encontraba finalizando un programejo que se emite en una estación de broadcasting, al que llaman “Tucu” por el simple hecho de haber nacido en la provincia argentina de Tucumán. En otra dimensión pudo haber sido pareja de Jimena Barón, pero en el plano en el que se desarrollan estas acciones, Jimena Barón fue asesinada por Carlos Leonel Schattmann, que la degolló y le tiró un Queso.

Dicen que en aquel estudio de radio, de repente, se cortó la luz, y al regresar la energía, el Tucu se encontraba solo en el estudio, llamó a la gente que trabajaba con el, los buscó, pero no había nadie, absolutamente nadie, hasta que como surgida de la nada, ante el apareció una bella rubia. El Tucu López exclamó viendo a aquella rubia.

- ¡Hola! ¡Soy Carla! ¿Te gusto? Soy mucho más linda que Jimena Barón, verdad, pobre, hace unos años la asesinaron y le tiraron un Queso.

- Sí, pobre, era una mina fea, muy fea, pero a mí me gustaba, hubiera sido pareja de ella en esta dimensión. Dicen que la degolló un basquetbolista, pobre, pero bueno, ahora vos estas para tirarte un Queso.

- ¿Me tirarías un Queso? – dijo Carla – Te llamas Luis, no te llamas Carlos.

- Ja, ja, ja, te tiraría un Queso, un salamín, un pollo, o lo que sea, como los maderos de San Juan, piden pan, les dan un hueso y le cortan un pescuezo, ja, ja.

- No perdamos más tiempo, Luis, Tucu, o como quieras llamarte.

Carla se sentó sobre la mesa del estudio de radio, y se desnudó ante el Tucu, que no lo podía creer, minas regaladas ante el hubo montones, pero ninguna tan regalada y tan bella como esta, y encima capaz de darle un placer nunca visto, porque así fue la relación sexual que hubo a continuación, ni tan suave, ni tan violenta, ni tan rápida, ni tan lenta, sino en su punto justo, para desplegar un gozo y un placer de enormes proporciones.

- Sos la amante perfecta – dijo Luis el Tucu Lopez.

- Sí, esto fue sexo en su punto justo e ideal – dijo Carla. La rubia se puso delante del Tucu y agarró una mochila, sacó un Queso, un gran Queso, y lo tiró encima del Tucu - ¡Aca tenes el Queso!

- Ja, ja, ja – dijo el Tucu mientras recibía el Queso – me encanta esto, ¿Me vas a tirar otra cosa además del Queso!

- ¡Sí! – exclamó Carla – ahora te voy a tirar las shuriken o las estrellas ninjas.

- ¿Ehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh? – exclamó asombrado el Tucu López.

Y Carla, a continuación, tiró una decena de estrellas ninjas, shuriken, que se le clavaron al Tucu López en todos lados, así fue asesinado el locutor de radio y presentador de televisión.

- Queso, Luis el Tucu López – dijo con total frialdad y en voz alta Carla Romanini, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima, y luego de contemplarlo y con total impunidad, abandonó la escena del crimen.

Capítulo 13, Lunes, la undécima víctima, MATÍAS HIDALGO (diseñador)

El diseñador de modas Matías Hidalgo se encontraba en su atelier de moda, diseñando nueva indumentaria, cuando escuchó el timbre, fue a abrir la puerta, no había nadie, volvió para adentro, escucho ruidos en el baño, fue a revisar, pero no había nadie, sonó el teléfono, pero nadie contestó, se cortó la luz, y volvió al instante, y otra vez sonó el timbre, ya bastante aterrorizado, Matías otra vez abrió la puerta, y no había nadie.

Regresó al atelier de moda, y en una mesa había un Queso, ¡Un Queso! ¿De donde salió ese Queso? ¡Un Queso de tamaño colosal y gigantesco! y ante Matías estaba una rubia, se asustó de tal manera al verla, que se le cayeron todos los vestidos de la mesa.

- ¿Qué haces aca? ¿Quién sos? ¿De donde saliste?

- Soy Carla, Carla Lucía Romanini, la Quesona, asesina serial de hombres, vengo a asesinarte – y la asesina sacó una daga, una enorme, filosa y larga darga, acercándose al diseñador, que espantado empezó a retroceder.

- ¿Por qué me vas a asesinar? ¡Yo no hice nada! ¡Te doy lo que sea!

- Porque te llamas Matías, y me gusta asesinar chabones que se llaman como vos, a muchos les doy sexo antes de tirarles un Queso, pero con vos hoy no tengo ganas, me duele la cabeza, me divertiré solo asesinandote, además creo que te hago un favor, debes ser gay.

- ¡No me asesines, Carla! ¡No me asesines, Carla! ¡No me asesines, Carla! 

- Hace un par de días asesiné a un tipo que se llamaba igual que vos Matías Hidalgo, y tus ruegos me hacen recordar a otro diseñador al que apuñalé, Santiago Artemis.

Matías quedó contra la pared, Carla levantó la daga y ¡zas! le asestó la primera puñalada, y así, lo fue apuñalando de manera salvaje, hasta que se cansó de hacerlo, y cuando terminó agarro el Queso que había sobre la mesa.

- Queso, Matías Hidalgo - dijo con total frialdad y en voz alta Carla Romanini, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima, y luego de contemplarlo y con total impunidad, abandonó la escena del crimen.

- Que divertido esto de asesinar a dos quesoneados que se llaman igual, ja, ja, ja – se río la asesina mientras se alejaba de la escena del crimen – no tuvo sexo, pero recibió su Queso, ¡Queso!.

Capítulo 14, Martes, la duodécima víctima, RODRIGO CASCÓN

Rodrigo Cascón, el cocinero hot, se encontraba cocinando en la cocina de La Peña del Morfi, el exitoso programa del rosarino Gerardo Rozín, y que cuenta con la presencia estelar de la popular cantora folklórica Soledad. En otra dimensión, también cuenta con la presencia de Jessica Cirio, la Primera Dama de Lomas de Zamora, pero en el plano dimensional en el que se desarrollan nuestras historias, recordemos que Cirio fue asesinada y quesoneada por Carlos Bossio.

Sonaba fuerte la música de Soledad, y al ritmo de Don Ata, Entre a mi pago sin golpear y El Bahiano, y Rodrigo estaba totalmente absorto y concentrado en su trabajo, tanto que no veía a nadie, y no vio a la rubia, bella y despampanante que entró a la cocina.

- ¿Vos sos Rodrigo Cascón? ¿Qué haces aca? Leí que te había asesinado Carla Conte a balazos y que te tiraron un Queso.

- Yo soy Rodrigo Cascón, y lo otro son boludeces que hay en internet, ja, ja, a la que sí le tiraron un Queso es a Carla Conte, la estranguló Carlos “Lechuga” Roa.

- ¿Y vos que preferís, Rodrigo, un Queso o una Lechuga?

En ese momento, la rubia se desnudó totalmente ante Rodrigo, que quedó estupefacto al ver tanta belleza, el cocinero hot exclamó:

- ¿Quién sos?

- Carla, ¿No me conoces? Yo estuve en el programa “Con Amigos Así”.

- Creo que sí, ¿Ahí estaban Juan Pérsico y Pablo Sinema, no?

- Sí, dos víctimas a las cuales asesiné, pero no hablemos más de esas cosas, vos sos el cocinero hot y quiero tener sexo con vos.

Carla agarró a Rodrigo y prácticamente lo violó, porque fue ella la que lo sometió a un sexo intenso, violento y salvaje, haciéndolo de parados, sobre una columna, Rodrigo quedó hecho una piltrafa al terminar.

- No doy más – dijo Rodrigo Cascón – me dejaste hecho una piltrafa.

- ¿Carla Conte te dejo de igual manera?

- ¿De que hablas, Carla?

- De esto, Rodrigo, ella te asesinó a balazos, yo te clavó un cuchillo.

Y Carla agarró un enorme cuchillo de cocina y se lo clavó en el estómago a Rodrigo, la herida fue muy profunda y esparció sangre en todos lados, una segunda cuchillada en el pecho fue aún más profundo, y después lo apuñaló salvajemente. Cuando el cadáver de Rodrigo Cascón yacía en un costado de la cocina, Carla agarró un gran Queso.

- Queso, Rodrigo Cascón - dijo con total frialdad y en voz alta Carla Romanini, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima, y luego de contemplarlo y con total impunidad, abandonó la escena del crimen.

Capítulo 15, Miércoles, la decimotercera víctima, MATÍAS CUELLO

En medio de toda esta locura criminal que lleva a Carla Romanini a tener que asesinar y asesinar una y otra vez, sin parar, sumando una víctima cada día a lo largo de trece días, la asesina recordó que en alguna etapa de su sanguinaria carrera asesina, había asesinado a varios basquetbolistas que se llamaban Matías, fueron unos cuantos, como Matías Fioretti, Matías Bortolín, Matías Lescano, Matías Sesto y Matías Solanas. De todos esos asesinatos, Carla guardaba un especial recuerdo por el de Matías Fioretti, una víctima a la que recordaba como un pata sucia, y al que asesinó a machetazos, y luego el cadáver se fue flotando dentro de una institución de básquet.

Quizás en homenaje a esto, Carla decidió que la última víctima de este raid criminal y sanguinario, los trece Quesos, en homenaje fuera un basquetbolista y se llamara Matías. 

- El Trece es mi número de la suerte –dijo Carla – y en estas trece noches, en las que asesiné a trece chabones, uno por noche, la noche trece asesinaré a un Matías, alto, patón y basquetbolista. 

Aunque recordaba en forma especial el asesinato de Matías Fioretti, Carla recordó a Matías Sesto, y al googlear el nombre de este quesoneado, le apareció el de Matías Cuello.

- Matías Cuello. Debo quesonear a un Matías y le cortaré el cuello.

Así quedó decidida la suerte de Matias Cuello, elegido víctima gracias a los buscadores de google, como de hecho, Carla había elegido a muchas de sus víctimas. Y el tal Matías Cuello jugaba en Ferro. Carla entonces fue a la institución verdolaga. 

http://www.basquetplus.com/LNB-Liga-Nacional-Ferro-Matias-Cuello

Dicen que Matías Cuello entró a una camioneta, a su camioneta, y al prender la luz del vehículo, se encontró que una rubia, muy bella, estaba dentro del mismo.

- ¿Qué haces aca?

- ¿Tuviste sexo en la camioneta o preferís tenerlo en el campo de básquet?

- No te conozco y me planteas tener sexo. ¿Quién sos?

- Soy Carla, Matías Cuello, me llamó Carla, y solo quiero regalarte sexo.

- Un poco raro esto.

- Sexo o te corto el cuello, Matías Cuello – Carla sacó la ninjato y la puso sobre el cuello del basquetbolista.

- Hablas muy en serio, parece, rubia.

- No ando con chiquitas, ya asesiné a muchos hombres, a muchos Matías, no voy a dudar en cortarte el cuello, Matías Cuello.

- Bueno, dale, si insistís, tengamos sexo.

Carla en ningún momento dejo de tener la ninjato sobre el cuello de Matías Cuello, y así, desde esa postura, le regaló al basquetbolista una hermosa sesión de sexo, que el deportista disfrutó con mucho goce y placer, tanto que se olvidó de que la rubia era una asesina, y disfrutó aquello como un potro disfruta cogiendo a una potranca.

- Me regalaste sexo, que bueno estuvo esto, rubia.

- Gracias Matías Cuello, fue lindo regalarte esto, porque ahora, te cortaré el cuello y te tiraré un Queso.

- ¡Raaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj! -  y con la ninjato, Carla le cortó el cuello a Matías Cuello.

- Queso, Matías Cuello – dijo con total frialdad y en voz alta Carla Romanini, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de su víctima, y luego de contemplarlo y con total impunidad, abandonó la escena del crimen, pero antes dejó el cadáver de Matías Cuello sobre una manguera, y luego de prenderla, el cadáver se fue flotando, como había ocurrido con el de Matías Fioretti.

Capítulo 16 “¿Quién será el próximo quesoneado?”

Carla estaba más que satisfecha tras haber cometido aquellos trece asesinatos en trece días y haber sumado trece víctimas más a su larga lista, sumando así setenta y un hombres quesoneados, en su sanguinaria, intensa y no tan larga carrera de asesina, al fin y al cabo, llevaba poco más de dos años en el rubro, y encima la mayor parte del tiempo en pandemia, y con veintiséis años de edad, si se proyectaba al futuro, y con esta tendencia, llegaría a 2.500 víctimas, 2.500 chabones quesoneados, cuando llegará a los sesenta años, edad en la que según las reglas vigentes debía retirarse, aunque claro, hay que ver cual sería la realidad del mundo cuando cumpliera esa edad, o sea, en el año 2055, si es que el mundo o la humanidad existen en ese momento.

- Me falta muy poco para ser la asesina de hombres más poderosa de la historia, debo continuar por esta senda, no debe decaer, tengo que seguir quesoneando.

Carla comenzó a ser un repaso de sus setenta y un víctimas, una por una, sobre todo para ver a cuantos Matías había asesinado y sí era válido o no, el mote de que era la Asesina de los Matías, o la Quesona de los Matías…

Y sí, lo era, la estadística era contundente, de 71 víctimas, 36, o sea el 50% más uno, se llamaban Matías, muy atrás, muy atrás, el nombre Santiago con apenas cuatro víctimas, despues Pablo, Jonatan, Juan Carlos, Fabrizio y Bautista, con dos, y todos los demás nombres (veintiún) con una víctima cada uno…

- Soy Carla, la Quesona de los Matías, Igual ya saben quien es el setenta y dos, ya saben quien será mi próxima víctima…

A pesar de su euforia, Carla estaba muy cansada, tras los trece quesoneados en trece noches, pero seguía teniendo fuerzas como para pensar en quien sería su próxima víctima.

- Les dije que el 13 era mi número de la suerte – dijo Carla - ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso! ¡Queso!








MUY PRONTO, MÁS SANGRIENTAS AVENTURAS DE 
CARLA ROMANINI, LA QUESONA ASESINA

Comentarios

  1. Brillante el mega relato, te superas con cada relato, perfecto el detalle de cada uno de los asesinatos, las fotos, víctimas muy merecidas (Santoianni, García Moritan, Tucu Lopez, etc), algunos desconocidos para el gran público pero no para el radar de la asesina, algunos viudos que no llegaron a ser tales, personajes de los nefastos programas de Tinelli, sublime, pero ¿Nadie persigue a la asesina? ¿Nadie llora a las víctimas? ¿Irá realmente por Matías Almeyda? Si volviéramos al viejo Taringa, te daría cientos de puntos

    ResponderBorrar
  2. TE SUPERAS RELATO A RELATO CARLITOS!

    ResponderBorrar
  3. Uno a uno los fue matando y quesoneando, muchos se lo merecían, sobre todo Passmann, que asco ese tipo, y también el marido de Pampita, otros ni los conozco, pero seguro que si tuvieron su Queso, es porque se lo buscaron, gran relato, ¿en serio vas a matar a Matías Almeyda? Seguro que ese relato (si lo haces cosa que no creo) viene con algo más

    ResponderBorrar
  4. Ya me da miedo la asesina, en serio, a ver si entra a mi cuarto y me quesonea

    ResponderBorrar
  5. Es la mejor saga porque tiene concisión, aunque por supuesto, a Carla nadie la persigue, y no se cuida nada, yo creo que despues de esta seguidilla de crímenes no lo vendría mal un descanso, las víctimas están muy bien elegidas, ¿Cómo lo haces Carlos? Las googleas ja ja ja

    ResponderBorrar
  6. La Niña de Embajadores24 de julio de 2021, 18:33

    Brillante relato sobre esta fantástica asesina, que no para de asesinar y tirar quesos, imprimiéndole un toque personal a cada uno de los crímenes, un post de la puta madre

    ResponderBorrar
  7. ahora queremos una seguidilla de relatos similares pero con los Carlos, los Quesones, quesoneando bellas minas una a una, y porque no con la tatuada, a la que le gusta que la asesinen una y otra vez, tomate el trabajo de googlear y minas vas a encontrar

    ResponderBorrar
  8. me siento afortunado, entre las víctimas de Carla, ningún Gabriel, aunque ahora que lo escribo, seguro que en el próximo relato de esta asesina, quesonean a alguno

    ResponderBorrar
  9. Más que un relato quesón, es una opera sublime sobre una asesina, con obertura, intermezzo, allegro, todo, en su serialidad, no tiene fin, la asesina amenaza con continuar su saga criminal, extender sus crímenes como un reguero de sangre que no tiene fin, un relato bueno por lo bizarro, aunque la impunidad que goza la criminal ya es algo demasiado exagerado, creo que el autor debe encontrarle la vuelta a eso, dar alguna explicación, aunque sea delirante o irracional

    ResponderBorrar
  10. Rodrigo Cascón, el cocinero hot, que buen queso ese y el del Tucu Lopez también, ahora el espectro de Matías Cuello debería formar dupla con el espectro de Matías Fioretti, dos basquetbolistas quesoneados

    ResponderBorrar
  11. Noto que parece haber algunas lectoras, lo que está bien para este blog.

    Una única objeción. Y creo que es seria. Jesica Cirio fue quesoneada. Pero también fue clonada, para que el conductor no se quedara sin amante. Así que el programa cuenta con una Jesica Cirio.

    Tucu López. Un idiota que tuvo algo que no merecía. Sexo con una de la más bellas.

    A Carla Romanini le duele la cabeza. No tan digno de ella. En este caso, debió recurrir al Triple Poder de las Carlas, que tres quesonas combinadas tengan la capacidad de despertar el deseo por ellas.

    Sebastián Yatra no fue quesoneada, con la alteración de la continuidad.
    Es el caso de Guillermo Andino, a quien podría culparselo con evidencias plantadas por el comisario Miguel, de haber eliminado a las conductoras de El Garage. Incluyendo a Carolina Prat.

    Alguna podría encargarse de Fabio "la Mole" Moli, boxeador sin la menor ética deportiva, llegando a golpear a un rival caído.
    Podría ser para la quesona rubia. Tratándose de un boxeador, que ha golpeado a mujeres, la rubia podría necesitar un refuerzo. Tal vez otras Carlas. O una ayuda de algunas de las clones, que no se hayan descontrolado para terminar quesoneadas.

    Que bueno leer estos tres relatos.

    ResponderBorrar
  12. que le guste el queso significa que le gusta el sexo?

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El Asesino de Nicole Neumann

El asesino de Sabrina Pettinato

El asesino de Zaira Nara

La asesina de Fernando Redondo

El Asesino de Ana Laura Goycochea

El Asesino de Laura Miller

El Misterio de los Fantasmas Quesones u Odisea Sangrienta en Mar de las Pompas

El Asesino de Nadia Theoduloz

El Asesino de Natalia Forchino

El Asesino de Lorena Giaquinto

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS