Los Quesos de los Quesones (Megapost)

Mujer oliendo los pies de un Quesón

No cabe duda que los pies constituyen un elemento central en los Relatos Quesones. Los Quesones son fetichistas de los pies, y tienen pies muy grandes, y olorosos. Este post esta dedicado a los pies (también llamados “Quesos”) de los Quesones, los Carlos Asesinos. 

Demás esta decir que antes de asesinar a sus víctimas, y de tirarles un Queso, los Carlos Asesinos someten a sus víctimas a sus pies, obligándolas a olerlos, lamerlos, besarlos y chuparlos, una y otra vez. 

Los pies o los Quesos son como una suerte de feromonas, una suerte de fragancia, aroma u olor que sirve para aumentar el líbido sexual de las mujeres. Esto es muy común en el mundo animal. Las mujeres se entregan así a los Quesones, y terminan teniendo sexo de alto nivel, aunque luego son asesinadas en forma salvaje y feroz, y sus asesinos siempre tiran un Queso sobre su cádaver.

“Son quesoneadas, pero antes de serlo, les damos una felicidad que ninguna mortal recibe” nos dice el basquetbolista Carlos Delfino, uno de los más destacados Quesones, uno de los más grandes de los Carlos Asesinos. 



Las medias negras (black socks) de Carlos Eisler, talle 47/48, sus víctimas suelen chupar estos calcetines antes de recibir la marca "C" de Carlos


La pose del rugbier Carlos Ignacio Fernández Lobbe (el Cheto Quesón) con medias de color gris, se dice que antes de asesinar a Soledad Solaro


Otra pose de Carlos Ignacio Fernández Lobbe, ahora descalzo y más reciente, el cheto calza 49






Andrea Frigerio, Daniela Cardone, Julieta Díaz, Soledad Solaro y Viviana Canosa: algunas de las víctimas más famosas de Carlos Ignacio Fernández Lobbe, sometidas a los pies del rugbier asesino





Los grandes pies talle 50 de Carlos Bossio, que aunque es conocido como Chiquito en el mundo del fútbol, es un auténtico pie grande, un Quesón



Distintas poses de los pies talle 51 de Carlos Delfino, por algo al basquetbolista asesino le dicen "Lancha"







Seis víctimas de Carlos Delfino sometidas a sus pies: Brenda Gandini, Calu Rivero, Bonelli,  Lucia Celasco, Valeria Mazza y Zaira Nara



El estrangulador Carlos "Charlie" Elder mostrando sus medias negras, con las que seguramente cometió numerosos crímenes, calza 47/48, como Carlos Eisler y Carlos Reich


Carlos Machado Mattesich, el modelo paraguayo que triunfa en Europa, y que comenzó su proyección internacional hace una década en Buenos Aires, exhibiendo su pies talle 48, dentro de una bañera


Carlos "Charlie" Reich, el Quesón del Silenciador, con sus pies talle 47/48, los que olieron Nicole Neumann y Carolina Ardohain ("Pampita") entre otras víctimas, antes de ser asesinadas a balazos y quesoneadas





El gran Carlos Matías Sandes, con sus pies talle 52, los más grandes entre los Quesones argentinos, 16 en la medida americana, el mismo se refirió al respecto en un video de youtube publicado en su cuenta oficial



Una pose de Carlos Matías Sandes con sus enormes zapatillas talle 52, en unas vacaciones en Mendoza, su provincia natal


Las zapas de Carlos Matías Sandes cuando integró la selección argentina entre 2005 y 2010, en los que nunca tuvo un rol preponderante, y solo participó en convocatorias y competencias menores


Lo último que ven muchas mujeres antes de ser asesinadas, los pies de Carlos Matías Sandes, el machete con que las asesina y el Queso que les tira


Maru Sandes, la esposa de Carlos Matías Sandes, tiene la particularidad de ser la única mujer viva que olió los pies de un Quesón, aunque es probable que ella no lo considere tal, pues sufre amnesias despues de ser sometidas a esos pies, y solo lo consideran bromas o diversiones sexuales


Vicky Xipolitakis sometida a los pies de Carlos Matías Sandes


Wanda Nara sometida a los pies de Carlos Matías Sandes


Carlos Leonel Schattmann (un Quesón digno segun Futbolero Vélez), otro basquetbolista asesino, con sus pies talle 49, dicen que aprendió el arte de quesonear con Carlos Matías Sandes



Aunque practica poco y nada el fetichismo de los pies, Carlos Melia, el Quesón Gay, también tiene lo suyo


Carlos Izquierdoz, el Cali Quesón, otro destacado patón y asesino, aca mostrando sus enormes pies talle 48


El boliviano Carlos Lampe (el Quesón de las Cholas), asesino con record de víctimas en Bolivia, Perú y Chile, sometiendo a sus pies a Evangelina Anderson





Más Carlos, más Quesones, más asesinos, más Quesos: los pies de Carlos Gonella (el Fiscal Quesón), Carlos Federico Kramer (el Quesón de Popstars), Carlos Sebastián Beneitez (el Quesón de Pehuajó) y Carlos Alberto Costa (el Quesón Charly el 22)


Ilustración donde se ve como los basquetbolistas Carlos Matías Sandes y Carlos Delfino someten a sus víctimas a los pies y que se usó para el Relato "Los Asesinos de Candelaria y Micaela Tinelli"


Un Quesón con rostro enmascarado (¿Quien será? ¿El autor de estas líneas tal vez?) mostrandole sus pies a una de sus víctimas


En las Quesonas, el fetichismo de los pies también ocupa un papel importante, aunque menos preponderante que en los Carlos Asesinos, aca vemos una pose muy reciente de Carla Romanini (la publicó el viernes en su instagram) con sus enormes botas,
que patona que es para ser mujer!!!!! 


Ravelia Zamas, una gran obsesiva del fetichismo de los pies, sus pies huelen a perfume francés, pero siempre le gusta oler, chupar, lamer y besar los pies de sus víctimas, generalmente tipos grandotes y patones, la mayoría de ellos, deportistas


Los Pies, o los Quesos, elementos centrales de los Relatos Quesones


Comentarios

  1. QUE OLOR A QUESO!!!!!!!!

    ResponderBorrar
  2. me parece un absurdo total y un sin sentido esto de asociar los Quesos, los Carlos, los asesinos seriales y los pies, grandes y con olor, y precisamente por eso me encantan vuestros cuentos, ja, ja, ja, ja

    ResponderBorrar
  3. buena recopilación, siempre es bueno recordar relatos y hacer antologías, pero que haya nuevos cuentos, se ve que estas sin tiempo, sin ideas o quizás la censura, no se

    ResponderBorrar
  4. siempre tengo la duda existencial de si los asesinos son asesinos porque se llaman Carlos o porque tienen olor a pata o porque tienen pies grandes o porque comen mucho queso o quizás porque tienen todo junto

    ResponderBorrar
  5. los Quesones podrían subastar sus medias, zapatos y zapatillas para financiar a la Fundación Dumitrescu y sus propias actividades, yo daría lo que sea por tener las zapatillas que uso Carlos Delfino la noche que asesinó a Valeria Mazza

    ResponderBorrar
  6. el extraño placer de morir pero gozar oliendo pies, eso es el arte de quesonear

    ResponderBorrar
  7. y surge una pregunta ¿hay hombres que hayan olido los pies de algún Quesón? se supone que no, pero no se, tal vez sí, total los pueden oler, pero ellos no son asesinados, como las mujeres

    ResponderBorrar
  8. No está mal aunque prefiero algún nuevo relato. Espero que "La liga de la pureza" deje de molestar.
    Sandes y Delfino podrían ser más efectivos que el rugbier cheto, que algunas veces ha recurrido a raptar famosas, a poseerlas contra su voluntad, no al efecto de sus pies.

    Y las quesonas despiertan fantasías entres sus víctimas. Aunque pueden decidir no conceder el último deseo, como una forma de desprecio.

    Podría existir el Triple Poder de las Quesonas, que cuando tres quesonas estén juntas sean irresistibles ante un hombre, sin importan sus preferencias sexuales.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Deborah De Corral