El Asesino de Flor Jazmín Peña


Se encontraba Carlos Melia, el Quesón Gay, en Buenos Aires, cuando recibió un whatsapp de un cliente que le pagaba muy bien por asesinar a alguien, bah, en realidad, de una mujer, pues Carlos era un sicario que solo asesinaba a mujeres, un asesino a sueldo que cobraba muy bien cada asesinato que cometía.
- Flor Jazmín Peña – decía el mensaje - #Queso.
El Quesón Gay vió el mensaje, y recibió otras informaciones de su próxima víctima. Carlos, que se encontraba en un salón de belleza, acorde con su estética gay, cuando recibió estos mensajes, y se puso a pensar… ¿Quién era Flor Jazmín Peña, la chica a la que tenía que asesinar?
Mientras la Dolores, una masajista de origen español, le estaba haciendo masajes, Carlos le preguntó:
- ¿Usted sabe quien es Flor Jazmín Peña?
- La compañera de baile de Nico Ochiatto.
- ¿Nico Ochiatto? ¿Ese no era el novio de Flor Vigna, que fue estrangulada por Carlos Elder? ¿Y Nico Ochiatto no fue acaso asesinado por Carla Conte?
- Sí, y a Carla Conte la asesinó a su vez Carlos Roa.
- Claro, muchos asesinatos, mucho Queso, bueno, yo debo tirar el próximo.


Carlos Melia saludó a la Dolores y como lo que era, un sicario frío, profesional, cruel y sanguinario, fue a cumplir su trabajo. Llegó al lugar donde estaba la citada Flor Jazmín Peña, se encontró con que la misma estaba en una cama, acostada con un chabón… un futbolista llamado Daniel Osvaldo.
- ¡Uy! ¡Daniel Osvaldo! – exclamó Carlos Melia – el viudo de Jimena Barón, asesinada por Carlos Schattmann – Que raro que nunca lo asesinó una Quesona, algo inexplicable.
Escondido detrás de una cortina, Carlos Melia observaba como Flor Jazmín Peña se revolcaba en la cama con Daniel Osvaldo, un espectáculo sexual de alto voltaje. En medio de aquella cogida fenomenal, Carlos Melia sacó un Queso, un Queso Azul, de sus pertenencias y lo tiró a la cama, el Queso impactó por igual en Osvaldo y Peña.


- ¿Qué paso? – dijo Daniel Osvaldo.
- ¿De donde salió este Queso? – preguntó espantada Flor Jazmín Peña.
- Yo tiré el Queso. Soy Carlos Melia, el Quesón Gay, he venido a asesinarte, Flor Jazmín Peña.
Carlos Melia disparó su primer tiro apuntando el revolver a Flor Jazmín Peña
- ¡Nooooooooooo! ¡Tendrás que asesinarme primero a mí! – exclamó Daniel Osvaldo, y se interpuso ante Peña, el balazo sin embargo, apenas le rozó, pero impacto en el borde de la cama, reboto y de ahí pegó en la araña, que cayó y golpeó a Osvaldo.
- Lo asesinastes a Daniel – dijo Flor - ¡Noooo! ¡Nooooo!
Muy confundido, Carlos Melia disparó ante Flor Jazmín Peña, ahora sí los balazos fueron certeros, ocho en total, ¡bang! ¡bang! ¡bang! ¡bang! ¡bang! ¡bang! ¡bang! ¡bang! que en realidad nadie escuchó pues el asesino usó silenciador.


- Queso – dijo Carlos Melia tirando el Queso sobre el cadáver de Flor Jazmín Peña.
- Maldita sea – dijo Carlos Melia, visiblemente molesto y preocupado – esto no me puede pasar a mí, no puedo ser el primer Quesón que asesine a un hombre.
Carlos Melia lo tocó a Daniel Osvaldo, con un enorme temor de que estuviera muerto, pero para su tranquilidad, el viudo de Jimena Barón vivía…
- ¡Esta vivo! Llamaré al SAME para que lo vengan a atender. El crimen perfecto, ahora todos pensaran que este imbécil es el asesino.
Y eso fue lo que le dijo el Comisario Miguel a la Prensa, Osvaldo gritaba su inocencia manifestando “No me llamo Carlos, soy inocente”, pero nadie le creía, “Quizás no sea un Quesón, no lo es porque no se llama Carlos, pero que mató a esta mina, lo ha hecho”, se preparaba un juicio popular, mientras a miles de kilómetros, en Londres, Carlos Melia recibía la Orden del Imperio Británico en manos de su majestad, la Reina Isabel.
- No es mi Quesón favorito, prefiero a Carlos el Bebe Contepomi – le susurró Lady Dumitrescu a su majestad.
- My old friend, don't be homophobic, you were always very open (mi vieja amiga, no sea homófobica, usted siempre fue muy abierta), I just want the formula of immortality, or a long longevity, of two hundred years, that's why it's here, my old friend, don't forget it (yo solo quiero la formula de la inmortalidad, o de una larga longevidad, de doscientos años, por eso esta aquí, mi vieja amiga, no lo olvide).


Comentarios

  1. el peor relato de los Quesones Asesinos

    ResponderBorrar
  2. Concuerdo que no fue un relato muy efectivo. Influye que Carlos Melia no es el mejor de los quesones, estaría muy abajo en el ranking. Incluso podría superarlo el Bebe Contepomi, de no ser porque fue El asesino de Kate Moss.

    Era uno de relatos que podría haber perdido.
    Y reemplazado con un relato en que Flor Jazmín sea asesinada por otro quesón, cuando estaba teniendo sexo con Magalí Tejes, convirtiéndose en un doble queso.

    https://www.ratingcero.com/instagram/magali-tajes-y-flor-jazmin-revelaron-detalles-su-romance-n5094845

    https://www.lanacion.com.ar/espectaculos/personajes/la-dura-frase-magali-tajes-verdaderos-motivos-nid2402261/

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Deborah De Corral

El Asesino de Yanina Zilly

El asesino de Viviana Canosa