El Asesino de Julieta Nair Calvo


Como ya sabemos, la vida de Carlos Elder, Charlie, el rugbier de San Albano, alterna entre su dedicación al rugby y al paisajismo. Ahora, por un tema de edad, el paisajismo va cobrando cada vez más lugar, mientras su tiempo dedicado al rugby va disminuyendo.
Precisamente, a Carlos lo convocaron a un country cercano a Nordelta, para poder diseñar un paisaje que combinará las casas, los caminos y la vegetación, todo dedicado a Walt Disney.
Carlos iba anotando en una carpeta para dibujar todo, y con un lápiz, pensaba: “ahí puede ir una estatua del Pato Donald, en línea parelela otra de Peter Pan, esa casa podría ser como el castillo de la Cenicienta, quizás un muro separador con dibujos de Dumbo o Bambi…”.
Mientras iba caminando una chica lo paró a Carlos, que se sobresaltó un poco…


- Hola, ¿Sos el paisajista? – le preguntó la chica.
- Hola, Carlos Elder, Charlie, paisajista – dijo Carlos.
- Yo soy Julieta Nair Calvo.
- ¿Calvo? ¿Algún parentesco con Carlos Calvo?
- Ninguno. Soy actriz, conductora, cantante y modelo (1)
- Cuantas cosas – dijo Carlos – que vida tan intensa (al mismo tiempo Carlos pensó “entonces es una idiota, que es ni actriz, ni conductora, ni cantante, ni modelo, ni nada”.
- Mira Carlos, Charlie, o como te llamen, yo la verdad no quiero nada dedicado a Walt Disney, alrededor de mi propiedad, prefiero cosas más autóctonas, por ejemplo dibujos de Mafalda, El Eternauta o Patoruzito.
- ¿Me llevas a ver tu propiedad? – le dijo Carlos, entonces fueron.
Carlos miró la propiedad de Julieta Nair Calvo y le comento donde podrían ir las estatuas de los personajes de Mafalda, El Eternauta y Patoruzito, con un gran busto dedicado al Coronel Urbano Cañones. Julieta Nair Calvo fruncía todo el tiempo la nariz dando la sensación de respirar algo irrespirable.


- ¿Pasa algo? – le pregunto Carlos Elder.
- El olor a Queso que hay, es insoportable.
- Son mis pies – dijo Carlos – Soy un Quesón.
- ¿Tus pies?
- Sí, mira, olelos y vas a ver.
Carlos se sacó las medias y los zapatos, Julieta Nair Calvo se desmayó al no poder aguantar aquel olor. Al volver en si, se encontró atada, sin poder moverse, y con los pies de Carlos Elder sobre su rostro.
- ¡Socorro! ¡Ayudenme! ¡Auxilio! ¡Me raptaron dentro de mi propia propiedad!
- Lo siento, pero tengo que asesinarte, soy un Quesón y tengo que hacerlo – dijo Carlos – pero antes disfrutaremos un poco.
- ¡Noooooooooooooooooooo! – gritó desesperada Julieta Nair Calvo.
El “disfrutar un poco” significó que Carlos sometió a Julieta Nair Calvo a sus pies, obligándola a chuparlos, besarlos, lamerlos y olerlos, una y otra vez, con furia, salvajismo y mucha violencia, así la cogió también, sin ningún tipo de contemplación. Aunque fue duro, a Julieta Nair Calvo le gustó tener sexo con Carlos.
- Ahora viene lo mejor Julieta Nair Calvo, probaras lo que ya probaran Rocío Marengo, Florencia Raggi, Flor Vigna, Valeria Bertolucci, Ximena Capristo, Florencia Etcheves, Araceli González, Florencia Torrente y otras, no te llamas Florencia, el nombre preferido para mis víctimas, pero no importa, igual te toca el Queso.


Finalizado el sexo, Carlos le rodeó el cuello con una soga y la estranguló en forma lenta pero eficaz, fue un trabajo fino, prolijo y limpio, propio de alguien acostumbrado a estrangular, de un estrangulador profesional de mujeres, con cientos de crímenes cometidos, donde el de Julieta Nair Calvo era solo uno más, como un agujero más dentro de un Queso Gruyere.
- Queso – dijo Carlos Elder mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de Julieta Nair Calvo, que soga mediante, quedó colgando de la araña – así lo descubrirán las Santillanas, ja, ja.
Con total impunidad, Carlos Elder salió de la escena del crimen y presentó las conclusiones del trabajo de paisajismo, allí se recomendó no colocar ninguna decoración alusiva a Walt Disney, y limitarse a cuatro estatuas en la entrada, que homenajeen a María Laura Santillán, sí, cuatro estatuas de las Santillanas, y los vecinos del country, con aplausos y aclamaciones, aceptaron la propuesta.



Comentarios

  1. a veces Carlos Elder trabaja de paisajista

    ResponderBorrar
  2. quedo colgado de la araña el cadaver, buen detalle, despues que habrán hecho las santillanas? que frío estrangulador es Elder

    ResponderBorrar
  3. Tenía un buen gusto para la historieta, que ha tenido, tiene Carlos, como autrores, Carlos Meglia, Carlos Trillo, Carlos Nine, Carlos Vogt.
    Buen relato, morboso proceder. Tiene rasgos para el Queso de Oro 2020.

    Que buena pregunta. ¿Que hacen las Santillanas con los cadáveres?

    ResponderBorrar
  4. en la zona del Tigre suele haber muchos Quesos... seguro que la policía local debe estar manejada por un secuaz del Comisario Miguel

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral