El Romance de Carla Conte y Andrea Rincón


“La conductora se ha manifestado en varias notas, en los últimos tiempos, a favor de la posibilidad de probar una relación íntima con otra mujer. Y esta vez fue por un nombre y apellido: "Un permitido con una chica famosa argentina sería con Andrea Rincón. Es una bomba. Es guarra, es picante, tiene todo", afirmó”
Así se refirió en los medios Carla Conte, a la posibilidad de tener sexo con una mujer. Una relación lésbica, oculta, prohibida, para que tuviera más placer.
Mientras la opinión pública continuaba conmocionada por varios asesinatos ocurridos en las últimas semanas, donde las víctimas eran hombres, los cadáveres habían aparecido con un Queso encima, y para peor, una de las víctimas era paralítico y una mujer era señalada como la única sospechosa, una mujer que, según un identikit que circulaba en las redes, era muy parecida a Carla Conte.


La conductora, aunque trataba de disimular, le molestaba mucho aquello y a un medio le señaló…
- Me molesta que digan que soy una asesina, tengo la mala suerte de que ese identikit se parece mucho a mí. Creo que me voy a tomar una pausa de unos días. Necesito descansar.
Así ocurrió que apenas unos días despues, Carla se encontraba disfrutando de la buena vida en un spa, ubicado cerca de la ciudad de San Carlos de Bariloche, en un lugar cercano, la estancia Don Adolfo, a donde según decían los lugareños, había estado habitado por… ya sabemos quien, no daremos su nombre, solo diremos que aún se escuchan algunos gritos “Sieg Heil”.
- No debo asesinar a nadie. Tengo que ser muy cuidadosa – pensó Carla.



- ¡Carla! – Carla escuchó su nombre, se dio vuelta, era Andrea Rincón, la actriz, sí, aquella con la que había soñado tener una fantasía sexual - ¡Qué casualidad, parece que elegimos el mismo Spa, para venir! 
- ¡Andrea Rincón! – exclamó Carla - ¡N0 lo puedo creer!
- Esta noche cumpliré tus deseos, Carla. No hay que desaprovecharlo.
Así ocurrió que mientras esperaba a Andrea Rincón, la conductora decidió cenar en su habitación, algo sencillo, un sándwich de Queso Fresco, nada más, que eso, acompañado tal vez de unas tostadas con Queso Crema. Un empleado le trajó aquel pedido.
- Qué lindo que sos, pibe.
- Gracias – le dijo el empleado del hotel.
- ¿Cómo te llamas?
- Me dicen el Fauno.
- ¿Fauno? – exclamó Carla – Que apodo tan curioso.
- Eran seres mitológicos, según se dice sedientos de sexo.
- ¿Y con quien te gustaría tener sexo?
- No sé. Se me ocurre nadie.
- No seas tímido Fauno, dale, decí un nombre.
- Bueno, que tal, Lara Pedrosa, ex bajista de No lo soporto.
- No la conozco.
- Buscala en Google. A veces no quiero decir su nombre en voz fuerte, algún Quesón puede aparecer y apuñalarla, ya lo hicieron con Erica García y Mora Godoy.
- ¿Un Quesón? Ja, ja. Los Quesones son leyendas urbanas. Hasta dicen que a mí me asesinaron. Pero mataron a una igual a mí, ja, ja. Dale Fauno, vení, no tengas miedo, ya hicieron un identikit de mí, me voy a cuidar…



El Fauno no lo podía creer, iba a zambullirse en la cama pero justo en ese momento, sonó la puerta… era ¡Andrea Rincón!
- Hola Carla – dijo Andrea – aca estoy.
- Bueno Fauno, lo dejamos para otra ocasión. Ya tendrás tu regalo, te lo juro.
Al Fauno le dio bronca, creyó por un momento que iba a coger con Carla Conte, aún a riesgo de ser asesinado, pero quedó a un costado, mientras vio que quien se zambulló en la cama de Carla Conte fue Andrea Rincón, se tiró en la cama. El Fauno quedó a un costado, disfrutando de aquella escena, vio la relación lésbica entre Carla y Andrea, intensa, fuerte, parecía que Carla realmente quería darse aquel gusto y Andrea lo estaba esperando sin disimulo. Se chuparon las tetas, el culo, la concha, todo, todo, todo muy lésbico, el Fauno vio todo, y finalmente se fue cuando Andrea se quedo dormida al lado de Carla.
Al día siguiente, el Fauno siguió con su habitual jornada en el Spa, mientras observaba, de soslayo, como Carla y Andrea estaban todo el día juntas, se besaban, se acariciaban, se bañaban juntas, se hacían cosquillas, se chupaban, se lamían, una le metía la comida a la otra, etc, etc, y todo lo que podemos añadir.
- Que envidia – pensaba el Fauno mientras veía todo eso – y por segundos me perdí de todo eso. Esa Rincón se quedó con Lara Pedrosa, ahora me robó a Carla Conte, que bien valía un riesgo.
- ¡Fauno! -  le gritó don Nicolae Dumitrescu, el jefe del Spa - ¡Por favor! ¡Deje de ver a esas dos tortilleras y venga para aca! ¡Lo voy a despedir!
- ¡La pucha que lo tiró este viejo de mierda! - pensó el Fauno - nada que ver con la hermana melliza.
El Fauno obedeció a su jefe y concurrió muy obediente, don Nicolae le dijo:
- Lleve las valijas de esa pasajera que acaba de llegar. Y quiero que lo sepas, mi hermana es mi hermana, pero yo soy yo, soy como Luke Skywalker para Leia.
- Andate a la puta que te parió - murmuró algo.
- ¿Dijo algo Fauno? - preguntó Dumitrescu.
- Nada, nada, Milord.
- Dejese de hacerse el gracioso y llevale las valijas a la señorita.



El Fauno se acercó a la pasajera recién llegada y para su sorpresa ¡Deux ex Machina! Era ¡Lara Pedrosa! Sí, la bajista de “No lo soporto” (1).
- ¡No lo puedo creer! ¡Sos vos! ¡Sos vos!
- Sí, soy yo, vengo al Bariloche Rock, que se va a hacer en la Estancia Don Adolfo.
- ¿La Estancia Don Adolfo? Si hace años esta deshabitada, dicen que ahí vivió…
- ¡Shhhhhhhhhhhhhhh! – chistó Nicolae Dumitrescu.
El Fauno quedó callado y poco le importó lo que dijo Nicolae, ahora estaba realmente impresionado por todo aquello, ante el estaba Lara Pedrosa, tan entusiasmado estaba, que no se dio cuenta que en ese mismo momento entraba al Spa, otra figura vinculada al rock, Carlos “el Bebe” Contepomi.
Llegaron a la habitación, Lara Pedroso entró a la misma, y el Fauno le llevo las valijas.
- ¡Qué calor que hace aca! – dijo la rockera y tras decir esto, empezó a desnudarse ante el Fauno, una especie de Streap Tease. 
- Ay, pibe, no me dí cuenta – dijo en forma inocente la rockera.
- No, no importa – señaló el Fauno, algo intimidado.
- No tengas miedo, pibe – le dijo la rockera – sí el destino quiso que nos encontremos aca, hagamoslo.
Y cuando Lara se ofrece, yo podría preguntar.
-¿No te gustaban las chicas?

-Sí pero siento que "pierdo el control y me muevo". No puedo controlar.


El Fauno no lo podía creer. La rockera, desnuda como estaba, se tiró a la cama, y el Fauno se zambulló en ella. Lo que vino después es difícil de describir con palabras, hubo sexo de alto vuelo, con juegos sexuales de todo tipo, obviamente el le chupó los pies, las tetas, el culo, la acarició, le hizo cosquillas, la penetró una vez, una segunda vez, todo fue goce, satisfacción, parecía que un temblor se registraba sobre Bariloche. Lejos de cansarse, Lara pedía más, y el Fauno, le daba más, y más, y más, goce y felicidad total.
- Una noche perfecta, pibe – le dijo Lara - ¡Ni siquiera se tu nombre! ¡Me diste un sexo espectacular y no se tu nombre!
- El Fauno. Así me dicen – dijo el Fauno – bueno Lara, la vamos a seguir, ahora me voy a vestir, así don Nicolae no me va a retar. 
-Y yo soy Lara. Como una ninfa. Una ninfa para El Fauno.
- Lara, como la madre de Superman, la esposa de Jor-El, la madre de Kal El.
- ¿Kal El?
- Sí, en kryptoniano significa Carlos, Superman es Quesón.


El Fauno entró al baño de la habitación de Lara y empezó a darse una ducha, cuando terminaba, y se estaba cambiando, escuchó que alguien entraba a la habitación de Lara. Era un hombre. Y debía llamarse Carlos, por el olor a Queso que afectó a la habitación. El Fauno espió…
- ¡Oh, no! ¡Carlos el Bebe Contepomi! ¡El Quesón más pelotudo que existe!
Para terror del Fauno, el Quesón Contepomi, o el Bebe Contepomi, como quieran llamarlo, estaba apuntando a Lara Pedrosa con un arma de alto calibre, como la de Terminator.
- Morirás asesinada y te voy a tirar un Queso – dijo Carlos el Bebe Contepomi mientras apuntaba a la rockera.
- ¡Noooooooooooooooooooooooooooooo! – gritó Lara.
- ¡Noooooooooooooooooooooooooooooo! – gritó el Fauno, que salió disparado del baño, interponiéndose entre Carlos “el Bebe” Contepomi y Lara Pedroso.
¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! una lluvia de seis balazos…
- ¿Y este de donde salió? – dijo Carlos “el Bebe” Contepomi.



El Fauno cayó en el piso, herido, ¿herido de muerte tal vez? Estaba inconsciente, sobre el piso, Lara grito…
- ¡Lo mataste! ¡Pobre Fauno!
- Ojala que no – dijo Carlos “el Bebe “ Contepomi – las balas que iban dirigidas a vos las recibió el, pero no tiene ni una gota de sangre. Espero no ser el primer Quesón en asesinar a un hombre, así sí, dejó de ser un Quesón, y me va a cortar la cabeza una Quesona, ¡Glup!.
- ¡Fauno! ¡Fauno! ¡Fauno! ¡Fauno! – empezó a decir Lara Pedrosa.
De repente, el Fauno, abrió los ojos, para asombro y alivio de Contepomi.
- Estoy bien, estoy bien – dijo el Fauno – rechacé las balas con este traje de Mihtril, lo usaba Frodo Bolsón en “El Señor de los Anillos”. Gandalf me lo dio cuando pasó por el Spa. Yo sabía que un día iba a tener que usarlo, que un Quesón iba a asesinar a alguna mina, y que yo la tendría que salvar. ¡Deux ex Machina!
- ¡Gracias a Gandalf! – exclamó aliviada Lara Pedroso.


- Todo bien con Gandalf – dijo Carlos “el Bebe” Contepomi – pero yo vine a asesinar a Lara Pedroso y no me voy a ir sin tirar el Queso – el Bebe otra vez agarró el arma y se disponía a disparar sobre Lara.
- ¡Nooooooooooooooooooooo! – dijo el Fauno.
- Soy un Quesón – dijo el Bebe – debo tirar un Queso. Ya todos me consideran que soy un boludo, Ladyt Dumitrescu dice que soy el peor Quesón, no puedo irme de aca sin tirar un Queso. Lo siento Lara, pero debo asesinarte.
- ¡Asesina a Andrea Rincón! – dijo el Fauno – esta acá en el Hotel, en el Spa, hubiera estado mejor para Carlos Matías Sandes o Carlos Gustavo Bossio, o quizás Carlos Ignacio Fernández Lobbe, pero ella me negó la intimidad cuando estaba a punto de tener sexo con Carla Conte. Se lo merece. Merece ser asesinada por un Quesón de mala fama como vos.
- ¡No! Andrea no, fue mi pareja - dijo Lara.
- Es ella o vos - dijo el Bebe Contepomi.
- Si no queda otra - dijo Lara - -Dejame terminar. Ella me usó para tener fama. Y luego me dijo que no le servía, que a mi nadie conoce. Mejor que le tiren un Queso a ella, antes que a mí.
- Muy bien, Fauno, muchas gracias. Y sobre eso de “mala fama” ya hablaremos.
Carlos, el “Bebe” Contepomi, en modo Terminator, fue entonces a la habitación de Andrea Rincón y Carla Conte, golpeó la puerta con furia, y entró a la pieza…
Carla y Andrea estaban juntas comiendo una ensalada de frutas…
- ¡Carlos el Bebe Contepomi! – exclamaron al unísono Andrea Rincón y Carla Conte.
- Lo siento mucho chicas – dijo Contepomi.



El Bebe levantó el arma, y en modo Terminator…
¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!
Una lluvia de balas que cayeron sobre Andrea Rincón.
- Queso – dijo Carlos el Bebe Contepomi, y tiró el Queso sobre el cadáver de Andrea Rincón.
Carla Conte miró asombrada todo aquello, ella, que había sido asesinado a decenas de hombres, ahora tenía miedo de ser asesinada por Carlos Contepomi, y encima por este Quesón, ¿Hay algo más denigrante que ser asesinada por Carlos Contepomi? Por lo menos esa impostora que se hizo pasar por ella había sido asesinada por Carlos Roa. Sí merecía ser asesinada el Quesón debía ser Carlos Matías Sandes o Carlos Ignacio Fernández Lobbe.
- Ya había asesinado a Andrea Del Boca – dijo el Bebe Contepomi – ahora asesiné a Andrea Rincón. Asesiné a Carla Peterson, ahora llegó el turno de otra Carla – el Bebe apuntó el arma tipo Terminator hacia Carla Conte.
- ¡Nooooooooooooooo! ¡No! Alto en nombre de Lady Dumitrescu – se escucharon voces de mujer - ¡Carla vivirá! ¡Debe seguir quesoneando a chabones y tipos que merecen un Queso!, y quizás algún inocente, pero bueno…
¡Deux ex Machina! Las Santillanas entraron a la habitación, y se interpusieron entre Contepomi y Conte.



- Ja, ja – río Carla Conte – quizás algún día te arrepientas de no haberme quesoneado.
- No sé – dijo Carlos el Bebe Contepomi – espero que las Santillanas me ofrezcan alguna víctima a cambio. Dos rockeras de poca monta. Como Naila y Lucía. Fue una broma, ja, ja. Dos no, cuatro, una por John, otra por Paul, otra por George y otra por Ringo. 
- Las tendras – dijeron las Santillanas – las elegirá el Fauno. Pero Carla debe seguir su senda como asesina. 
- Puedo negociar – aclaró el Bebe Contepomi – si no son rockeras las cuatro, alguna puede ser una bailantera.
- Tendrán sexo con el, después las asesinarás.
Y así termina nuestra historia, con Andrea Rincón asesinada, Carlos el Bebe Contepomi con la promesa de quesonear a cuatro rockeras o bailanteras, con Carla Conte continuando su senda como asesina, y con el Fauno teniendo sexo en una noche interminable con Lara Pedrosa… mientras sobre Bariloche sonaba una vieja banda sonora del cine, “el Tema de Lara”, la música de la película “Doctor Zhivago” (1965).

(1) https://www.pagina12.com.ar/187675-lara-como-encendida


Cuando la noche se hizo día, dicen que el Fauno le dijo a las Santillanas.
- Hay que hacer algo con este viejo. Esta insoportable.
- Tranquilo, ya va a venir la hermana y lo va a poner en vereda. Igual así como lo ves, es un gran protector de las Quesonas. El fue el que alentó el asesinato del nadador Martín Naidich. 
- ¿Como anda la Lady?
- Mejor que bien, despues que arregló las cosas con Leia, volvió a Monaco a disfrutar con Orlok. Lastima que dejó al viejo para que le administre los bienes. Pero tranquilo, con un llamado lo va a llamar al orden.
- Así espero.
- Así será, ja, ja, ja - rieron las Santillanas y se fueron.
También en ese momento se iba el Bebe Contepomi. 
- No toques a Nayla y Lucía, esas rockeras, vos las conoces porque sos del ambiente, los demás quesones no la deben conocer.


- Muy bien Fauno, como Quesón puedo proteger a una mina que no debe ser quesoneada. Nayla y Lucía pero son dos... solo puedo proteger a una. Espero que Carlos Ficicchia, "Charly Alberti" sea el otro Quesón. Se lo diré.
- Espero - dijo el Fauno - a Milita Bora, a Solange Abraham, deben ser quesoneadas, esas sí, que les tiren un Queso.
- Palabra de Quesón, Fauno - le dijo Contepomi - Solange Abraham? ya la asesinaron, lo hizo Carlos Delfino, es un relato perdido que algún día se publicará, hace rato que la asesinaron, le cortó el cuello despues de someterla a los pies, como le gusta al basquetbolista. En esa epoca también asesinó a Agustina Basaldua, otra mina de la epoca. Carlitos es tremendo, donde pone el ojo, raaaaaajjjj, les corta el cuello y tira el Queso. Y otra mina a la que asesinó en ese tiempo es Giselle Marchi, otra del Gran Hermano creo. Magalí Montoro, también asesinada por Carlos Delfino.


- ¿En serio?
- Sí. Hace rato que las asesinó... lo que pasa es que son asesinatos parecidos, ciertas crónicas pueden ser muy aburridas.
- Qué cosas che.
- Me voy a Londres Fauno, voy a entrevistar a Roger Waters.
- ¡Buen viaje Bebe! ¡Y protejan a Nayla y Lucía!
- Así será.
Mientras Contepomi se iba, apareció otra vez el señor Nicolae Dumitrescu,
- ¡Siempre boludeando, Fauno! ¡Serás despedido!
- ¡Basta de maltratar al Fauno! - dijo una voz. Era Lady Dumitrescu, que apareció de repente. Deux ex machina. 
- ¡Hermana querida! - dijo Nicolae.
- Ya hablaremos despues. El Fauno queda ahora como dueño del hotel mientras yo este en Europa, donde pienso quedarme un largo tiempo con Orlok. Me gustaría que vengas conmigo, Fauno, pero debo dejar gente confiable.
El Fauno estaba exhultante de la alegría. Nicolae bajo la vista, fastidiado.
- ¿Y yo? - dijo el hermano.


- Anda una temporada al campo de don Emilio Hardoy, que ahora que Adolfo Cambiaso fue quesoneado, se va a dedicar un tiempo al polo. Bueno gente, me voy, espero haber dejado ordenado. La Marquesa esta en España, donde hay unos Quesones que son espectaculares, con Leia ya hicimos las pases, solo fue un malentendido que ya contaremos en algún momento, corrió mucha sangre y hubo muchos Quesos en el medio, y yo me voy con Orlok.
- Se va a poner envidioso Carlos Matias Sandes - dijo el Fauno.
- De ninguna manera, somos amantes, me visitará cuando sea conveniente. Ja, ja, que reinen los Quesos entre Quesones y Quesonas. ¿Algún último deseo Fauno?
- Que no quesoneen a Nayla y Lucía.
- Tranquilo Fauno, están protegidas, solo te pido que no las nombres delante de Carlos Delfino o Carlos Sandes, solo eso, estan protegidas, pero hazme caso.
- Perfecto.
Y radiante como un sol, pareciendo una mujer de treinta años aunque haya nacido en 1892, Lady Dumitrescu, regresó a Europa, donde juraba se quedaria una larga temporada, entre su amado Mónaco, su queridas Budapest, Atenas y Estambul, y por supuesto, Bucarest, su ciudad natal. En cuantoa  a España, es tierra de la Marquesa de Avila, su fiel amiga.

Comentarios

  1. esta es una historia abierta, que puede estar sujeta a cambios y modificaciones, si alguno le plazca, claro, si os gusta de esta manera, pues así la dejamos vale

    ResponderBorrar
  2. despues de esta entrega de hoy, habrá una vacaciones de verano para los Relatos Quesones, es momento de releer bien muchas historias, ordenar material, para venir con mucho Queso en el 2020

    ResponderBorrar
  3. No estaría mal mandar algún Quesón a la Greta, la loca esa que habla todo el tiempo del cambio climático, y que la quieren poner como la dueña del mundo, y le da ordenes a los gobiernos, y bla, bla, bla, bla, que manden a Contepomi

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El problema es que es menor de edad. Por lo que los quesones no pueden matarle. Además el cambio climático es un tema que puede afectar a los vampiros, como nuestra Lady Dumitrescu. Por ser más vulnerables al sol.

      Borrar
  4. Me encanto este relato, lleno de delirios, eso sí, me parece perfecto que te tomes unas vacaciones, porque nos vamos a quedar sin personajes para quesonear, ya los mataron a todos y a todas, y también a todes

    ResponderBorrar
  5. Bien. El cronista se merece un descanso. Me gusta la promesa para el 2020.
    Agregué algún párrafo a El asesino de Ivana Nadal. Tal vez el cronista quiera incorporarlos.
    http://cuentossangrientos.blogspot.com/2018/07/el-asesino-de-ivana-nadal.html

    Me gusta Carla Conte como testigo, no como asesina. Podría repetirse.
    Podría haber algún relato en que un quesón falle una misión. O haya alguna víctima que no sea tan fácil.
    Podría ser Michelle Jenneke, la atleta famosa por sus calentamientos, antes de correr. Y además salta obstáculos, así que podría escaparse a más de uno. Tal vez hasta podría ser una sobreviviente. Hubo una para los gemelos del rugbie, una secundaria. Obvio, habría sexo.
    Un candidato para perseguirla es Charlie Hunnam, de la serie Son of Anarchy. Por lo que podría perseguir a la atleta con su moto. Aunque no sería necesariamente quien le tire un queso.
    El relato, que podría tener varias partes, podría llamarse La cacería de Michelle Jenneke.

    Las Spices Girls siguen vivas. Podrían ser sacrificadas en un ritual, para revivir al nieto de Lady Dumitrescu. Leia podría colaborar, para reconciliarse con su hermana.
    Los mismo siguen vivas las Jenner-Kardassian. Tan tilingas como algunas locales, aunque más famosas. Podría ejercerse mucha crueldad sobre ellas. Kim Kardassian podría ser todo un desafío, que su culo prominente sea resistente a las patadas de los quesones.

    Algún relato en que las mucasmas de Lady Dumitrescu devoren el cuerpo de una famosa. O por lo menos, la desangren con más brutalidad que la rumana, destrozando el cuerpo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ahí ví lo de Ivana Nadal, le hice algunos agregados, gracias siempre por los aportes Fauno, son muy valiosos! espero te haya gustado esta historia de Andrea Rincón y Lara Pedrosa, un abrazo!!!!

      Borrar
  6. ¿Quien es ese Nicolae, que amenaza con despedirme? Si fuera la Lady lo entendería, ella tiene la autoridad. Pero no me gusta este personaje, no como la rumana. Por suerte, hubo una compensación.

    Caramba, Carla Conte está a mi favor. Y prometió algo intenso. Y me quiere conseguir intimidad con futuras víctimas. Bien, Carlita. Sos mi quesona preferida.
    Cuando yo digo que tengo envidia, podría agregar-Esa Rincón se quedó con Lara Pedrosa, ahora me robó a Carla Conte, que bien valía un riesgo.

    Las Santillanas podrían decir algo como ¡No! Alto en nombre de Lady Dumitrescu.

    En lugar de
    -Sino queda otra.

    Lara podría decir.

    -Dejame terminar. Ella me usó para tener fama. Y luego me dijo que no le servía, que a mi nadie conoce.

    Cuando el Bebe dice rockeras de poca monta, podría agregar...Como Naila y Lucía. Fue funa broma.

    Y cuando Lara se ofrece, yo podría preguntar.
    -¿No te gustaban las chicas?
    -Sí mero siento que "pierdo el control y me muevo". No puedo controlar.

    Cuando le digo que soy El Fauno, Lara Pedrosa podría contestar.
    -Y yo soy Lara. Como una ninfa. Una ninfa para El Fauno.

    Milita Bora. Ella mejor que Lara, que Naila y Lucía.
    Solange Abraham. Podría ser castigado porque No soporto nunca tocó en el programa En Estereo. Pudo haber sido responsabilidad de esta famosa, por lo que sería castigado.

    Sexo con una rockera a la que le gustan las chicas. Podría haber un plan para capturar, para persuadir a Naila y Lucía. Con alguna venganza por despreciar a Lara. Obviamente sin quesos, no para ellas.
    Ellas podrían ser cómplices, actuar en películas. de Piruli Films. Hacer de azafatas, como en video Nunca iré, que recomiendo buscar. Y volver a esa formación de trío femenino.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. se actualizó la historia, con algunos agregados aclaratorios, abrazo!

      Borrar
    2. Gua, quedó muy redondo con esas aclaraciones. Y no sabía que significaba tanto para la Lady. Hay mucho potencial.
      Los demás comentaristas podrían pedir algo, también se lo merecen.

      Noto que Lara es una potencial sospechosa. El asesinato fue hecho con un arma de fuegos, podría ser una mujer. Lara tenía motivos y estaba en el lugar. Yo podría omitir que estuvo ahí, pero está registrada para el festival de rock.
      Así que habría que cometer un par de quesos, para desviar la sospecha.
      Como matar a una homónima de Andrea Rincón, una vedette colombiana.
      https://www.youtube.com/watch?v=36Mjf_YAzoo
      Sandes lo haría con todo placer.

      Rockeras de poca monta.
      Milita Bora puede ser. El asesino de Milita Bora se puede combinar con La asesina de Chano Charpentier.

      Para completar las otros tres rockeras de poca monta pueden ser las guitarrista y la bajista de Siderama. Grupo que tuvo una nula trascendecia. Menos que No lo soporto.
      https://www.youtube.com/watch?v=DaIhDPGgCU8
      https://www.youtube.com/watch?v=3_6axfznzp8
      https://es-la.facebook.com/siderama

      Podrían ser vampirizadas, luego de ser quesoneadas. Y quedar bajo el control del baterista. Puede ser para varios quesones, como Charly Alberti Contempomi y el quesón del rock.

      Y en cuanto a Naila, Lucía, Lara. Que se vuelvan a reunir, con esa formación. Lara podría vengarse un rato, de haber quedado fuera. Y luego reconciliarse, para convertirse en colaboradoras. Podrían tocar en el hotel, ponerle alguna cosa en alguna bebida de alguien que aparezca en el hotel.
      En cuanto a Gimena Alvarez Cela, integrante de la formación de quinteto de No lo soporto. No tengo nada contra ella. Pero podría ser sacrificada, si faltan víctimas, para cumplir con mi parte del trato.

      Bien redondo el relato.
      ,

      Borrar
    3. Naila (se escribe así), Lucía y Lara pueden ser colaboradoras. Con el uniforme de azafatas, que usaron en el videoclip Nunca iré, podrían aparecer en alguna película que tenga como víctimas a algún famoso, alguna famosa. En alguna isla que una avión tiene un aterrizaje forzoso en una isla de caníbales. Entre Caníbales, diría Charly Alberti. Y las famosas podrían ser devoradas, luego de recibir un queso, como signo de desprecio. Al estilo de Eaten alive, Holocausto caníbal.

      Y cambio, No lo soporto, formación de trío podría tener la difisión de TN-Telenoche, con recomendación de Las Santillanas o una de ellas. Y por el Bebe, en alguno de sus programas.
      Una vez más, gracias por el relato.

      Borrar
  7. habría que hacer una guía de personajes de Relatos Quesones son tantos que uno ya se pierde... el Comisario Miguel no apareció más?

    ResponderBorrar
  8. la historia no tiene ni pies ni cabeza... con más agujeros que los Quesos que tiras, yo creo que mientras escribís estas boludeces debes estar comiendo Queso todo el tiempo... en fin...

    ResponderBorrar
  9. YO TAMBIÉN QUIERO MI HISTORIA... QUIERO COGER CON CARLA ROMANINI Y CUANDO ME ESTA POR QUESONEAR QUE ME SALVEN LAS SANTILLANAS

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muy bien gusto. Las Santillanas podrían dispararle dardos para dormirla. O irrumpir al grito de ?Alto en nombre de Lady Dumitrescu!
      Y habría que darle un sustituto para que tu Carla lo mate.

      Borrar
  10. si hay que pedir pido aparecer en un relato como alguien que al llamarse Carlos y no poder ser Quesón convoca a un par de Quesones (Carlos Bossio y Carlos Fernández Lobbe) para que asesinen a Juana Viale, una deuda pendiente de los Relatos

    ResponderBorrar
  11. en los Relatos Quesones 2020 que no falte el asesinato de Ailen Bechara con Carlos Delfino y Carlos Sandes asesinando juntos como ya hicieron con Tini Stoessel y como pide el Fauno, la asesina del Chano Carpentier con Carla Romanini como Quesona

    Ale Sergi de Miranda! también podría recibir un Queso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Buenas propuestas de queso.
      Lo de Ailen Bechara podría ser el hotel en Bariloche. Podría estar vestida de azafata de uno de esos programas de Guido Kaczka, que también merece su queso. Hasta que deje de estar vestida. Que se tomen su tiempo, que la dejen agotada, como hicieron con Tini.

      Juliana Gattas podría ser tanto la sobreviviente de Miranda! o recibir un queso, en el mismo relato que Ale Sergi.

      Juana Viale puede ser. Cpn lo mala actriz que es, que pida socorro y nadie le crea.
      En la serie Estocolmo Identidad perdida. en que también actuaba Liz Solari, estuvieron a punto de matar a su personaje. Podrían hacerlo para la segunda temporada, en que intervenga Piruli Films en la producción.

      Borrar
  12. y el odioso de Martin Souto el forro que comenta futbol también podría recibir la visita de una Quesona

    ResponderBorrar
  13. El relato está completo, un buen logrado relato quesón, con todos los detalles necesarios.
    Sólo me queda una pregunta. ¿Cuantas son Las Santillanas? Hay por lo menos cuatro, una de las cuales canta, al gusto de Lady Dumitrescu. Que trabajan de azafatas, en algún vuelo que viajó Delfino. Mientras que está la de Telenoche. Y las dos empleadas de limpieza de la fiscalía.

    Cuando vuelvan los relatos, se podría contar el regreso de Lara Pedrosa a No lo soporto., con todas las intrigas y los quesos que sean necesarios. Como Lara queriendo poseer a sus compañeras Naila y Lucía, que son hermanas. Que las tres chicas se conviertan en cómplices. Y amantes de El Fauno.
    Y que se decida la suerte de Gimena Alvarez Cela, tecladista que entro cuando se fue Lara. ¿Dejarla vivir o que Charly Alberti le tire un queso?

    ResponderBorrar
  14. Una observación final, Carla andaba algo desmemoriada, un poco distraída al no reconocerme. Y tratar de convencer que era una leyenda urbana. Eso luego de la convención de quesones, compartir la mención de honor. Seguramente estaba metida en la situación, el encuentro con Amdrea Rincón, el tener que andar oculta, etc. Lo mismo para mí, que no se lo mencioné.
    Pero no me quejo, me gusta este relato.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa