lunes, 9 de julio de 2018

El Asesino de Florencia Raggi


Además de ser un destacado rugbier del club San Albano, Carlos “Charlie” Elder es también un destacado paisajista. Y como tal fue contratado para diseñar un jardín. Se dirigió al domicilio especificado, ubicado en un barrio de las afueras.
Lo atendió una mucama paraguaya, joven, bastante bella para ser sirvienta…
- Buenos días señor, rojaiju, usted es?
- Carlos Alejandro Elder, de profesión paisajista.
- Así, la señora Florencia Raggi lo esta esperando.
- ¿Florencia Raggi? – pensó Charlie Elder - ¿Es que acaso me ha contratado la señora de Nicolás Repetto?
Efectivamente, unos minutos después, ante el estaba Florencia Raggi. Muy bella, por cierto, aunque a Charlie no le causó efecto alguno, el había quedado prendado por la sirvienta.
- Bueno señor Elder, Carlos no es su nombre?
- Así es Carlos Elder…




- Ahora iremos al jardín, hay mucho por hacer, la idea es diseñar un jardín tipo Versalles, a lo sumo, algo parecido a la Alhambra de Granada, en España.
- Se trata de dos concepciones muy diferentes. Son dos proyectos totalmente distintos.
- Nico Repetto me dijo que los quiere a ambos. Necesita que usted haga un boceto de ambas cosas. Luego elegiremos cual.
- Yo no tengo problemas. Soy paisajista y puedo hacer los dos diseños. Eso sí, llevará su tiempo y el costo será muy elevado.
- No hay inconveniente alguno señor Carlos, me dijo que se llamaba Carlos verdad, aca lo dejo, comience su trabajo.



A Charlie no le gusto el trato autoritario de Raggi, pero bueno, el que paga ordena. Se puso los guantes negros, comenzó a caminar por el jardín y a hacer anotaciones en una carpeta, observando detalle a detalle.
En un costado del jardín, donde había una suerte de invernadero, Charlie se sentó a repasar las anotaciones que había hecho. De repente, la mucama paraguaya, apareció frente a el…
- ¿Desea tomar algo señor Carlos?
- Bueno, señorita…
- Raimunda Paredes, nativa de la muy paraguaya ciudad de Luque…
- Raimunda, tráigame un café con leche, puede ser?
- Con mucho gusto señor Carlos.
La mucama regresó con el café con leche y se quedó contemplando a Elder, a Charlie, mientras tomaba el café, que se dio cuenta que la mucama le estaba mirando los guantes negros y los zapatos…



- ¿Ocurre algo señorita Raimunda?
- Dos cosas. Me encantan esos guantes negros y esos pies señor Elder – dijo la mucama – me encantan esos zapatos.
- ¿En serio?
- ¿Cuánto calza?
- 47 – contestó el rugbier – calzó 47.
- Saquese los zapatos señor Elder. Me encantaría chupar y oler esas medias.
- ¿Qué estamos esperando entonces?
Así fue como la mucama empezó a chuparle, olerle, besarle y lamerle los calcetines a Carlos Elder, rato después hizo le sacó las medias e hizo lo mismo con los pies descalzos. La mucama disfrutó mucho.
Lo que la mucama no sabía era que Charlie, además de rugbier y paisajista, era también asesino serial de mujeres. Un Quesón, como ellos mismos se autodenominan, un asesino que arroja un Queso a sus víctimas. Y al jugar con los pies a Charlie se le despertó el instinto criminal que poseía…

Y al jugar con los pies, a Charlie se le despertó el instinto criminal que poseía...
Siempre con los guantes negros, el rugbier sacó de su mochila una cuerda y un Queso. Y rápidamente, rodeo a la mucama paraguaya sin que esta lo advirtiera, con el objetivo de estrangular a la mucama. Así de simple.
Repentinamente, Florencia llamó a la mucama. Con un tono tan autoritario, que Elder sintió un poco de lástima por su víctima, que fue rápido al pedido de la actriz-modelo. Charlie sintió curiosidad, se subió a un árbol para espiar, siempre con la soga en la mano. Vio a Florencia desnuda, saliendo del baño. Y la mucama mirarla embelesada, al alcanzarle la toalla. Lo que provocó la reacción furiosa de la famosa.
- ¿Cómo te dejás tratar así? – le replicó Charlie, que en ningún momento dejó de tener la soga en sus manos, aunque se encargó de que la mucama no la viera.
- Es que es la patrona me acusó de espiarla. Y es ella que siempre se olvida la toalla. Parece que me lo hace a propósito.
- ¿Te gusta Florencia?
- Desde que la vi en La señorita de Tacna - suspiró Romualda.
- Lástima que no va a vivir mucho.
La mucama se horrorizó. ¿Es que acaso su patrona estaba enferma o algo, mucho peor, alguien estaba planificando su asesinato?
- Es que están matando a las famosas y les tiran quesos. Ya le pasó a Nicole Neumann, Pampita, Laura Fidalgo. Con suerte, le van a estrangular, que es menos sufrimiento – aclaro Charlie.
- Yo quiero morir con ella - dijo llorando, la mucama – Usted tiene olor a Queso. ¿Porqué?.
- Podría ayudarte. En cuanto al olor a Queso, lo tengo, porque soy un Quesón.


Nuevamente, Florencia apareció para retar a la mucama, que le hacía perder tiempo al paisajista. 
- ¡Paraguaya! ¿Por qué no te volves a Asunción?
- Ay señora, es que usted es una dama tan respetable, tan dulce, tan sincera.
- Vaya, vaya, Nico Repetto jamás me dijo cosas así.
En ese momento, Charlie se puso detrás de Raggi, mientras la mucama observaba con asombro e interés.
- ¿Ocurre algo, Romualda? – dijo Raggi.
En un rápido movimiento, esas reacciones que solo los grandes asesinos tienen, Charlie Elder le puso un pañuelo a Raggi, para dormirla. 
- ¡Señor! – dijo Romualda.
- No soy señor – dijo Charlie – decime Carlos. Me llamo Carlos. Y tuteame.
- ¡Carlos! ¡Rojaijú? ¿Qué vas a hacer con la señora Florencia, Aña Membuy!
- Ya vas a ver – le dijo Charlie a Romualda.


Y Charlie la cargó en brazos, llevándola a una habitación, seguida de la ansiosa mucama.
Habilmente, le quitó la bata, revelando una indiscutible bellaza. 
- Mirala Romualda, mirala, disfruta.
La mucama se quedó viendola, extasiada. Hasta que Florencia desperto. 
- ¿Qué significa esto? ¡Me trajiste hasta aca, Romaulda, y me desnudaste! ¡Paraguaya trola!
- Señora, señora, yo, lo voy a explicar…
- Te despediré.
- No vas a despedir a nadie – dijo Carlos, apareciendo de improviso en la escena, estaba descalzo, y como Raggi permanecía acostada, le puso los pies encima.
Raggi quedó impresionada al sentir un fuerte olor, de los pies del paisajista. Este tenía unas medias negras muy gruesas. Fue cuando se entregó toda, sin pensar en nada. Chupó, lamió, besó y olió una y otra vez los negros calcetines de Carlos.
- Soy Quesón, ninguna mujer resiste a los pies, que digo, los pies, los Quesos de un Quesón. Sumate vos también, Romualda – dijo Charlie.
Entonces, Florencia le sacó las medias, y comenzó a repetir lo mismo, pero con los pies descalzos del rugbier y paisajista. Sin resistirse, Florencia se entregó a los masajes con los pies de Elder, y Romualda se sumó a su patrona. 


Ambos compitieron por quien se metía más en el esbelto cuerpo de Florencia Raggi. Los dedos fueron más audaces. Elder rasgó el uniforme de la mucama.
Elder usó sus pies para penetrarla a las dos. Las cambió de posiciones. La mucama se entregó nuevamente a Elder, a cambio de que le dejara a la patrona en su poder. Elder se tomó una pausa, para ver la escena, digna de una película para adultos. 
Y las dejó reposar, era un deseo que la mucama se merecía. Y era un buen método para bajarle los humos a Florencia Raggi.
Raggi, que parecía poseída, volvió en sí:
- ¡Pero que significa esto! ¿No será para un videíto de Internet? ¡Qué horror! 
Raggi se escandalizó a descubrir que había sido poseída por la mucama. Tanto que no notó la presencia del paisajista. Error mortal.



Mientras Raggi hablaba, un Queso tirado por Elder golpeó su cabeza, y eso la desvaneció en el piso por breves minutos.
Carlos tomó la cuerda. Y la ató a Romualda. La paraguaya se entregó sin resistencia, sabiendo que no volvería a tener en su vida tanto placer y extasis.
- ¿Qué vas a hacer Carlos?
Raggi volvía en sí, cuando Carlos la rodeó con la soga al cuello, y empezó a estrangularla.
- ¡Aaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjj! – se escuchó la agonía de Raggi mientras era estrangulada.
Florencia Raggi se resistió, pero fue inútil. Sobrevivió unos minutos, porque a su asesino le gustó ver su agonía. 
Carlos disfrutó mientras asesinaba a Raggi. 
Florencia estaba muerta.
El asesino tomó el Queso y lo tiró sobre el cadáver de Raggi.
- Queso – dijo en voz alta Charlie.
Romualda vio asombrada como Florencia era asesinada por el paisajista. Sintió como si hubiera tenido un orgasmo.
- Mi sueño es ser asesinada así, por un asesino importante como usted, rugbier y paisajista. Yo quería morir con ella.
- Soy un asesino – dijo Carlos como quien emite una sentencia – un Quesón jamás deja testigas vivas, moriras y un Queso recibirás.



Carlos Elder puso la cuerda alrededor de su víctima inicial. Que se entregó a su suerte. Romualda se entregó como un cordero al matadero. No regresaría al Paraguay, tierra en la que nació pero por la que sentía un profundo desprecio
El asesino disfrutó del segundo asesinato, tanto como del primero, al finalizar cumplió el ritual.
- Queso - dijo Elder arrojando un segundo queso.
Quedaba algo de tiempo. Así que puso la famosa y a su admiradora, sobre la cama, entrelazadas, en una actitud claramente sexual.
Nadie lo había visto, salvo sus víctimas, así que tendría impunidad, algo común en los Quesones.
Sonrió, imaginando la repercusión de los medios. 
El rugbier de San Albano se fue del lugar, muy contento por el doble asesinato que había cometido, sabía que iba a provocar un escándalo mediático muy grande, pero no le importa, sabía que su impunidad estaba garantizada, y se fue mientras en su auto sonaba la siguiente melodía de Frank Sinatra…
Strangers in the night exchanging glances
Wondering in the night
What were the chances we'd be sharing love
Before the night was through…

9 comentarios:

  1. El Futbolero Velez23 de julio de 2018, 02:24

    esta mortal,como todos los relatos quesones

    ResponderEliminar
  2. Posible historia alternativa. También mortal.

    Y al jugar con los pies, a Charlie se le despertó el instinto criminal que poseía...
    Y repentinamente, Florencia llamó a la mucama. Con un tono tan autoritario, que Elder sintió un poco de lástima por su víctima, que fue rápido al pedido de la actriz-modelo. Elder sintió curiosidad, se subió a un arbol para espiar. Vio a Florencia desnuda, saliendo del baño. Y la mucama mirarla embelesada, al alcanzarle la toalla. Lo que provocó la reacción furiosa de la famosa.
    -¿Cómo te dejás tratar así?
    -Es que es la patrona me acusó de espiarla. Y es ella que siempre se olvida la toalla. Parece que me lo hace a propósito.
    -¿Te gusta Florencia?
    -Desde que la vi en La señorita de Tacna-suspiró Romualda.
    -Lástima que no va a vivir mucho.
    La mucama se horrorizó.
    -Es que están matando a las famosas y les tiran quesos. Ya le pasó a Nicole Neumann, Pampita, Laura Fidalgo. Con suerte, le van a estrangular, que es menos sufrimiento.
    -Yo quiero morir con ella-dijo llorando, la mucama.
    -Podría ayudarte.

    Nuevamente, Florencia apareció para retar a la mucama, que le hacía perder tiempo al paisajista. Elder le puso un pañuelo, para dormirla. Y la cargó en brazos, seguida de una ansiosa mucama.
    Habilmente, le quitó la bata, revelando una indiscutible bellaza.
    La mucama se quedó viendola, extasiada. Hasta que Florencia despertó y amenazó con despedirla. Lo que se interrumpió al sentir un fuerte olor, de los pies del paisajista. Fue cuando se entregó toda, sin pensar en nada.
    Sin resistirse, Florencia se entregó a los masajes con los pies de Elder, quien invitó a la mucama, a seguir con los masajes. Ambos compitieron por quien se metía más en en el esbelto cuerpo de Florencia Raggi. Los dedos fueron más audaces. T Elder rasgó el uniforme de la mucama.

    Eldder usó sus pies para penetrarla a las dos. Las cambió de posiciones. La mucama se entregó nuevamente a Elder, a cambio de que le dejara a la patrona en su poder. Elder se tomó una pausa, para ver la escena, digna de una película para adultos.
    Y las dejó reposar, era un deseo que la mucama se merecía. Y era un buen método para bajarle los humos a Florencia Raggi.
    Quien se escandalizó a descubrir que había sido poseída por la mucama. Tanto que no notó la presencia del paisajista. Error mortal.

    Elder tomó la cuerda. Y la ató en las manos de Romualda. A quien usó como una marioneta, la usó para poner la cuerda alrededor del cuello de la famosa.
    Florencia Raggi se resistió, pero fue inútil. Sobrevivió unos minutos, porque a su asesino le gustó ver su agonía.
    Florencia estaba muerta.
    -Queso.

    Romualda despertó de su extasis.
    -Que hermoso sueño.
    -No fue un sueño.
    .¡Noooo! Que hice- se desesperó la mucama, descubriendo la cuerda en sus manos- Yo quería morir con ella.

    Carlos Elder no pudo negarse ante ese pedido desesperado. Y puso su cuerda alrededor de su víctima inicial. Que se entregó a su suerte.
    -Queso-dijo Elder arrojando un segundo queso.

    Quedaba algo de tiempo. Así que puso la famosa y a su admiradora, sobre la cama, entrelazadas, en una actitud claramente sexual.

    Nadie lo había visto, salvo sus víctimas, así que tendría impunidad, algo común en los quesones.
    Sonrió, imaginando la repercusión de los medios.

    ResponderEliminar
  3. Quedó muy bien completado lo que escribí, le dio intensidad.
    Reforzó la idea de Elder, más interesado en la mucama paraguaya que en la empleada. Que quedó encantada de ser asesinada como una famosa. Y de haber cumplido su sueño.
    Espero que este relato siga teniendo comentarios.

    Y que no fastidie mucho la verificación de comentarios.

    ResponderEliminar
  4. no lo recordaba haber leído antes pero es un buen relato... gran Quesón este Charlie Elder... Raguí aparece como un ser despreciable

    ResponderEliminar
  5. el cuento es un bombazo pero le cambian el nombre a la paraguaya... primero es Raymunda después Romualda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Error mio, había entendido que era Romualda. Por eso quedó así, en lo que escribí.

      Eliminar
    2. no importa... quizás se llamaba Romualda Raymunda... lo bueno es que el cuento quedo mucho mejor (excelente gracias a tu contribución Fauno) y que Carlos Elder la asesinó y le tiró un Queso je je abrazos

      Eliminar
  6. La Niña de Embajadores21 de abril de 2019, 05:12

    estuve leyendo otros cuentos de Charlie Elder al principio parece que asesinaba a balazos después empezó a estrangular...
    este relato es muy bueno me gustó mucho... muy buena la constribución de El Fauno

    ResponderEliminar
  7. me gustan y leo estos cuentos porque son tan bizarros y siempre tienen su "Queso" muchos son fantasiosos y delirantes
    pero este es creíble un chabón puede ir y matar a florencia raggi y a la sirvienta
    yo lo tomaría en serio

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ETIQUETAS CON OLOR A QUESO

Adabel Guerrero (1) Agustín Rossi (1) Agustina Kampfer (1) Alejandra Maglietti (1) Alejandra Pradón (1) Alejandro Biscardi (1) Alejandro Fantino (7) Alejandro Gravier (1) Alejandro Radetic (1) Amalia Granata (1) Andrea Frigerio (1) Andrea Ghidone (1) Andrea Politti (1) Andrés Nocioni (1) Andy Kusnetzoff (1) Any Ventura (1) Asesinas (127) Asesinos (344) Ashley Olsen (1) Audri Nix (1) Barbie Velez (1) Barby Franco (1) Bebe Contepomi (4) Bela Condomi (1) Belen Francese (1) Brenda Asnicar (1) Brenda Gandini (1) Britney Spears (1) Calu Rivero (1) Cameron Díaz (1) Candela Vetrano (1) Cardi B (1) Carla Conte (10) Carla Gugino (2) Carla Peterson (1) Carla Rebecchi (3) Carlos (1) Carlos Alfaro Moreno (1) Carlos Arguindegui (1) Carlos Arroyo (1) Carlos Baute (3) Carlos Beneitez (9) Carlos Berlocq (6) Carlos Bernal (3) Carlos Boozer (1) Carlos Bossio (36) Carlos Cabezas (1) Carlos Calvo (7) Carlos Capeletti (2) Carlos Ciochetto (1) Carlos Compagnucci (1) Carlos Contepomi (6) Carlos Costa (1) Carlos Delfino (40) Carlos Di Masi (1) Carlos Eisler (10) Carlos Elder (10) Carlos Enrique (1) Carlos Fernandez Lobbe (22) Carlos Ferreira (1) Carlos Ficicchia (5) Carlos Fronte (1) Carlos Gabriel (3) Carlos Gabuni (1) Carlos García (3) Carlos Giacobone (3) Carlos Gonella (9) Carlos Grosso (2) Carlos Habiague (2) Carlos Izquierdoz (16) Carlos Jimenez Sanchez (1) Carlos Karpan (1) Carlos Kramer (7) Carlos Lampe (4) Carlos Lazcano (7) Carlos Luna (14) Carlos Lupión (1) Carlos Machado (8) Carlos Maturana (1) Carlos Mazzoni (1) Carlos Melia (9) Carlos Missirian (1) Carlos Monti (1) Carlos Monzón (1) Carlos Navarro Montoya (1) Carlos Netto (1) Carlos Okulovich (1) Carlos Olaran (1) Carlos Paglieri (4) Carlos Pagni (1) Carlos Queson (18) Carlos Quintana (11) Carlos Regazzoni (3) Carlos Reich (13) Carlos Retegui (3) Carlos Rivera (1) Carlos Roa (7) Carlos Russo (1) Carlos Sainz Jr (2) Carlos Sandes (25) Carlos Schattmann (10) Carlos Simoni (1) Carlos Sosa (2) Carlos Stroker (2) Carlos Suarez (2) Carlos Tevez (12) Carlos Vazquez (1) Carlos Villagran (2) Carlos Vives (1) Carlos Zabala (1) Carlos Zalazar (2) Caro Uriondo (1) Carolina Ardohain (1) Catherine Fulop (1) Cecilia Bonelli (1) Celeste Muriega (1) Charles Barkley (1) Charles Jennings (1) Charles Leclerc (1) Charles Walrant (2) Charlie Villanueva (2) Charlotte Caniggia (1) Charly Alberti (5) Charly G (1) Chino Darín (1) Chloe Moretz (1) Cinthia Fernandez (1) Claudia Albertario (1) Claudia Ciardone (1) Claudia Fernández. (1) Claudia Schiffer (1) Claudio Caniggia (1) Coki Ramírez (1) Connie Ansaldi (1) Couer Rouge (1) Cristián Fabbiani (1) Cynthia Nixon (1) Daniel Malnatti (1) Daniel Tognetti (1) Daniela Cardone (2) Darío Benedetto (1) Darío Gannio (1) David Kavlin (1) Debora Plager (1) Diego Bossio (1) Diego Reinhold (1) Dolores Barreiro (1) Dolores Fonzi (1) Dolph Lundgren (1) Edith Hermida (1) el karma de Ravelia (18) el Pelado López (1) Eleonora Wexler (1) Eliana Guercio (1) Emanuel Ginóbili (2) Emilio Basavilbaso (1) Esmeralda Mitre (1) Esteban Andrada (1) Eva De Dominici (1) Fabián Assman (1) Fabricio Oberto (4) Federico Grabich (1) Fernanda Herrera (1) Fernanda Iglesias (1) Fernando Burlando (1) Fernando Coco Silly (1) Fernando Redondo (1) Floppy Tesouro (1) Flor Peña (1) Flor Vigna (1) Florencia Gómez Córdoba (1) Florencia Raggi (1) Gabriel Batistuta (1) Gabriel Deck (1) Gastón Elola (1) Gerardo Rozín (2) Gimena Accardi (1) Gisela Barreto (1) Gisela Marziotta (1) Gisela Van Lacke (1) Gonzalo Longo (1) Gonzalo Quesada (1) Gonzalo Tiesi (1) Graciela Borges (1) Griselda Siciliani (1) Guido Zaffora (1) Guillermina Valdes (1) Hebe de Bonafini (1) Hernán Drago (1) Horacio Cabak (1) Ignacio Corleto (1) Iliana Calabro (1) Imigrante Rap (1) Ingrid Grudke (1) Isla Nublar (1) Iván De Pineda (1) Ivana Nadal (1) Jazmín Stuart (1) Jennifer Aniston (1) Jennifer Lopez (1) Jessica Cirio (1) Jimena Barón (1) Jimena Cyrulnik (1) Jimena La Torre (1) Joaquín Moretti (1) Jonatan Conejeros (1) Jorge Rial (1) Juan Carlos Olave (1) Juan el Pipa Gutierrez (1) Juan Ignacio Chela (1) Juan Martín Del Potro (1) Julia Mengolini (1) Julieta Prandi (1) Karina Jelinek (1) Karina Mazzoco (1) Karl Drogo (1) Karl Geiger (1) Karl Malone (1) Kate Moss (1) Kim Catrall (1) Kristin Davis (1) la Matacarlos (21) Lady Dumitrescu (3) Lali Espósito (1) Laura Fernández (1) Laura Fidalgo (1) Leandro Penna (1) Leo Montero (2) Leticia Bredice (1) Liz Solari (1) Lola Bezerra (1) Lucas Borges (1) Lucas Ostiglia (1) Luciana Salazar (1) Luis Scola (2) Madame Tigana (1) Majo Martino (1) Maluma (1) Marcela Feudales (1) Marcela Kloosterboer (1) Marcela Pagano (1) Marcelo Tinelli (5) Marcos Kremer (1) Marcos Milinkovic (1) María Laura Santillán (1) María Vazquez (1) Mariana Arias (1) Mariana Fabbiani (1) Marina Calabro (1) Mario Guerci (1) Marisa Andino (1) Marixa Balli (1) Martín Ciccioli (1) Martín Lousteau (1) Martín Olguín (1) Martín Palermo (1) Martina Soto Pose (1) Mary Kate Olsen (1) Matías Ferrario (1) Matías Ferreira (1) Matías Garfunkel (1) Matías Vazquez (1) Mauricio Caranta (1) Mauro Icardi (2) Mauro Zarate (1) Maxi Lopez (2) Maximo Fjellerup (1) Melina Lezcano (1) Melina Petriella (2) Melina Pitra (1) Mery Del Cerro (1) Mica Viciconte (1) Miguel Avramovic (1) Monica Ayos (1) Mora Godoy (1) Nancy Dupláa (1) Nancy Guerrero (1) Natacha Jaitt (1) Natalia Fassi (1) Natalia Forchino (1) Natalie Perez (1) Nazarena Velez (1) Nicolas Brussino (1) Nicolás Magaldi (1) Nicolás Ochiatto (1) Nicolás Ripoll (1) Nicole Neumann (1) Ogro Fabbiani (1) Oriana Sabattini (1) Oscar Córdoba (1) Osvaldo Sabatini (1) Pablo Echarri (1) Pablo Migliore (1) Pablo Pérez (1) Pablo Rago (1) Pamela Anderson (1) Pamela David (2) Pamela Sosa (1) Pampita (1) Patricio Albacete (1) Patricio Garino (1) Paula Chaves (1) Paula Medici (1) Paula Trapani (1) Paula Volpe (1) Paulina Rubio (1) Paz Cornú (1) Ravelia Zamas (56) Ricardo Centurión (1) Roberto Abbondanzieri (1) Rocío Guirao Díaz (1) Rocío Igarzabal (1) Rocío Marengo (1) Rodrigo Orihuela (1) Rolando Martín (1) Rolando Schiavi (1) Romina Gaetani (1) Romina Malaspina (1) Romina Manguel (2) Sabrina Pettinato (1) Sarah Jessica Parker (1) Sebastián Solé (1) Sergio Celli (1) Sergio Goycochea (1) Silvia Martínez Cassina (1) Silvina Escudero (1) Silvina Luna (1) Silvio Soldan (3) Sofía Jujuy Jiménez (1) Sofía Macaggi (1) Sofía Zamolo (1) Sol Perez (1) Soledad Fandiño (1) Soledad Solaro (1) Susana Gimenez (1) Susana Roccasalvo (1) Thalia (1) Thomas Griesa (1) Tini Stoessel (1) Tomás Fricher (1) Tommy Dunster (1) Ulises Jaitt (1) Ursula Vargues (1) Valeria Archimo (1) Valeria Bertuccelli (1) Valeria Mazza (2) Vanina Escudero (1) Verónica Lozano (1) Vicky Xipolitakis (1) Victoria Vanucci (1) Viviana Canosa (1) Wanda Nara (12) Ximena Capristo (1) Yanina Latorre (1) Yanina Zilly (1) Zaira Nara (1)