sábado, 5 de abril de 2014

Nacho Lobbe, el Queso y Andrea Frigerio



Luego de que el partido de rugby finalizó, y también el tercer tiempo, los jugadores ya se estaban retirando cuando Pepe, el portero, le dio una nota a Carlos Ignacio Fernández Lobbe, una de las figuras del equipo:
-         Nacho, una mujer dejo esta nota para usted.
-         Bien, gracias – contestó Fernández Lobbe.
“Nacho” abrió la nota y la leyó, se sorprendió con el contenido. Decía: “Soy Andrea Frigerio, me encantaría tener sexo con vos, siempre soñe con tener sexo con vos, pago lo que sea, llamame al 1532323232”. Nacho no le dio ninguna importancia al mensaje y creyó que todo era broma, “Esto es una joda del Chalo Longo o del Nani Corleto”.


Pero lo que Nacho creyó una simple broma, al día siguiente se volvió algo más serio. Le mandaron un Queso por correo. Sí, en una caja, una enorme horma de Queso Gruyere, con agujeros bien grandes y voluminosos. Y dentro de la caja, un mensaje que decía: “Llamame Nacho, te estoy esperando, el 1532323232, Andrea Frigerio”.
Fernández Lobbe entonces llamó por telefono a Andrea Frigerio:
-         Hola Nacho, era hora que me llamarás, vení quiero tener sexo con vos. Tiene que ser esta noche, hoy mi marido está en Chile.
-         Voy para alla – fue la respuesta de Nacho - ¿Dónde es?
-         La Calle de Pearl Harbor n° 701 departamento 21.


Rato después, Nacho estaba en el departamento con Andrea Frigerio. Ingresó con el enorme paquete que la chica le había mandado.
-         Es el Queso que me mandaste por correo – le dijo Nacho Lobbe a Andrea Frigerio – lo vamos a comer juntos, pero primero vamos a tener sexo.
-         Te deseo, Nacho.
-         Nacho para los amigos, vos decime Carlos.
-         ¿Te llamas Carlos? ¡No lo puedo creer! ¿En serio?
-         Claro, mi nombre completo es Carlos Ignacio Fernández Lobbe.
-         Todos te dicen Nacho que creí que solo te llamabas Ignacio... Me calienta más que tu primer nombre sea Carlos.
-         No perdamos más tiempo, entonces.



Los dos se desnudaron y fueron a la cama, Nacho puso su enorme pie derecho sobre la cara de Andrea y le dijo:
-         Es una vieja tradición del rugby maorí, cuando un hombre hace el amor con una mujer por primera vez, esta debe olerle los pies.
-         Me encanta esa tradición, Carlos, dale, acerca tu pie.
Primero el pie derecho, luego el izquierdo. Después, sexo desenfrenado. Cuando terminaron, Nacho le dijo a Frigerio:
-         Fue una noche de sexo inolvidable. Pero debo irme, mañana bien temprano el mundo del rugby me necesita.
-         No hay problemas, Carlos, jamás olvidaré esta noche.




Andrea se levantó y se acercó hacia la ventana, mirando para afuera. De repente, se dio cuenta que Fernández Lobbe, ya vestido, se fue acercando hacia ella, entonces se dio vuelta, y para su sorpresa, el rugbier estaba con un enorme cuchillo en sus manos:
-         ¿Qué significa esto, Carlos? ¿Es una broma? ¿Vas a matarme acaso?
-         Soy un Queson, Andrea, un asesino serial de mujeres que a cada de sus víctimas les tira un Queso.
-         No lo puedo creer... vos sos ese psicopata que esta por ahí matando a diestra y siniestra, y tirando Quesos.
-         Somos varios, yo soy uno, hay otros. Lo siento Andrea, pero me mandaste ese Queso por correo, eso significa que sabes cosas que no debes de saber.
-         Te aseguro que no se nada, Carlos, por favor, no me mates.
La respuesta de Carlos fue una profunda cuchillada en el estomago, con un corte profundo de izquierda a derecha, y otro más, aún más profundo, de derecha a izquierda. Luego vinieron varias puñaladas más, cuando terminó, Fernández Lobbe tomó el Queso y lo tiró sobre el cadáver de la víctima, en voz alta dijo:
-         Queso.
Se retiró del lugar con la misma impunidad con la que había llegado.



1 comentario:

  1. La verdad que Andrea Frigerio merece que la partan como un Queso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...