El Zoom de los Quesones





Hola amigos de los Relatos Quesones, les cuento que hoy hemos hecho un zoom con los Quesones, que resultó ser todo un éxito. No fue fácil hacerlo, pero finalmente, tras muchas postergaciones, se pudo lograr. Se dividieron en dos grupos, los argentinos y los españoles, yo, como cronista, fui el organizador y participé en los dos chats. Por la diferencia horaria, primero se realizó el de los españoles.
Les comente que ahora Blogger tiene una nueva interfaz y que hasta que no me acostumbre, cuesta publicar nuevos relatos, creo que la nueva interfaz es mucho mejor que la anterior, sobre todo, porque permite ver mejor las estadísticas de las entradas.
En el Zoom participaron la mayoría de los Quesones, pero no todos, el Bebe Contepomi, por ejemplo, fue una ausencia anunciada, dado que a la misma hora realizó otro zoom con Charlie Watts, Carlos Vives y Carlos Baute, todo queda entre Carlos como vemos.
Una de las cosas más emotivas del zoom fue la inesperada presencia de Carlos Calvo, viejo y enfermo, pero siempre reverenciado por los Quesones, que lo consideran un maestro, y lo llaman “el Quesón Supremo”.
“Yo sé que muchos me consideran un gran Quesón” dijo Carlos Bossio “pero yo siempre le digo a la gente, que antes que nosotros, estuvo Carlos Calvo”.
Los Quesones recordaron por supuesto muchas anécdotas, y una de las preguntas más picantes fue hacia Carlos Sandes, sobre su relación con Lady Dumitrescu. El basquetbolista admitió que cuando en una entrevista dijo que le gustaría tener el poder de tele transportarse, es para poder visitar a la rumana, que como ya sabemos, es huésped de honor de la Reptiliana en Londres.
Carlos Melia, el favorito de la Reptiliana, dijo “que la vieja sabía que se venía esta pandemia, no tengo dudas, por eso se llevó a la rumana para allá”.
Salvo Carlos Melia, dada su condición de gay, que aclaró que nunca tuvo intimidad con la rumana, muchos Quesones insinuaron que sí la tuvieron, y que tener sexo con ella no era un privilegio exclusivo de Sandes.
En el caso del Zoom Español, fue muy aplaudida por los Quesones la presencia de Charles Leclerc, que aunque no sabe nada de español, traductor mediante, supo participar en forma entusiasmada del chat.
Una vez más, a Carlos Sainz, le insistieron que relate el asesinato de María Laura Santillán, y el automovilista lo relató con lujo de detalles. Sobre las Santillanas admitió que le gustaría tener un encuentro con ellas, aunque quizás prefiera evitarlo “temo que se despierta el instinto criminal que tenemos los Quesones, y las termine asesinando, y que eso provoque la ira de Dumitrescu o de la Marquesa de Avila”.
Los Quesones españoles se hicieron bromas sobre la sana competencia que tienen para ver quien es el preferido de la Marquesa, principalmente Sainz, Barbero, Alocen, Medina y Fernández.
Hubo muchas bromas entre los Quesones, en ambos chats, deseosos de volver a encontrarse cara a cara y disfrutar de una buena picada de Quesos.
Los argentinos admitieron las dificultades para asesinar minas de calidad, dado que ya asesinaron a todas, pero de todas formas surgieron nombres de minas para asesinar, y quedaron en hacer una lista, y sortearlas, algo muy democrático, para evitar competencias innecesarias, y rivalidades evitables.
Lo mismo han hecho los españoles, aunque allá la cantidad de víctimas potenciales sigue siendo muy grande, aunque los Carlos le recriminaron a este cronista el no haber escrito muchos asesinatos que ya han ocurrido, y que por falta de tiempo, o exceso de trabajo, aún no han podido ser publicados.
Un dato curioso: tanto los argentinos como los españoles, admitieron que la clave para ser un buen Quesón, es sencilla, comer mucho Queso y no lavarse nunca los pies (se imaginan el olor que debe haber en estas reuniones cuando son face to face).
“Si resucitará Valeria Mazza, la volvería a asesinar. No le tengo miedo a que los hijos de esa quesoneada hayan jurado venganza. Las Quesonas me van a proteger. Por ahora, son unos pendejos, a los que no hay que darle mayor importancia”, la obsesión de Carlos Delfino por Valeria Mazza, continua…
 “A mí me pasa algo parecido con Nicole Neumann y Pampita, las asesiné, pero volvería a hacerlo, se que Carlitos (en referencia a mí) publicó un relato donde las vuelvo a asesinar, en una dimensión paralela. Me gustaría vivir en una dimensión parelela, donde todos los días sea el día en que vuelvo a cometer esos crímenes”, muy sincero lo de Charlie Reich, sin duda.
“El estado civil ideal de un Quesón es ser viudo” dijo Carlos Kramer “la satisfacción que sentí asesinando a mi esposa es muy grande, durante mucho tiempo me resistí a hacerlo, pero llegó un momento que su traición ya no podía admitirse, y ustedes, saben bien lo que pasó”.
En suma, ya contaremos más cosas de estos Zoom, en la medida en que cada Quesón lo autorice. Por ahora, un Queso para todos.


Comentarios

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Deborah De Corral